neurosis, sistema nervioso, mujer agobiada, Adolescente deprimido sentado sosteniendo la cabeza en las manos, mujer joven triste estresada que tiene problemas mentales, sintiéndose mal, necesita ayuda psicológica, niña adicta con el corazón roto que experimenta la crisis de la adolescencia

Cómo reconocer los síntomas de una crisis nerviosa

Cómo reconocer los síntomas de una crisis nerviosa

Última actualización: 22-03-2019. Equipo Nutricioni

Crisis nerviosa es el término popular para describir los síntomas  de un estado de depresión y / o ansiedad por los cuales atraviesan algunas personas que pasan por una situación estresante.

Los especialistas médicos se han dedicado a distinguir la depresión y la ansiedad. Las personas que atraviesan por cuadros de agotamiento nervioso pueden llegar a manifestar ambos trastornos

La crisis nerviosa se caracteriza porque los nervios se encuentran en un estado de mayor sensibilidad y fatiga, y representa la acumulación de una serie de tensiones en el sistema nervioso. Esto genera una falta de control para que las personas puedan mantener la calma ante cualquier situación.

Conjunto de personas que sufren de trastorno mental, enfermedad, dolor, crisis nerviosa

Afortunadamente, luego de una crisis pueden llegar a recuperarse de las lesiones provocadas en su sistema nervioso.

Al inicio de una crisis nerviosa las personas manifiestan emociones como el miedo generado por un nivel exagerado de estrés. Este proceso se conoce como la relación miedo, adrenalina y miedo.

Luego de presentar las alteraciones de los nervios, las personas resultan con  agotamiento físico al descargar las emociones negativas.

La crisis nerviosa se encuentra muy vinculada a un cuadro prolongado e imprevisto de estrés. Este cuadro de estrés podría estimular los nervios que tienen por función liberar la adrenalina. Esta situación lleva los síntomas  a un nivel más severo.  

Afortunadamente, luego de una crisis pueden llegar a recuperarse de las lesiones provocadas en su sistema nervioso.

SupraEnergía es un suplemento  con excelentes propiedades que aportan descanso y relajación a los músculos del sistema nervioso.

¿Sabías que existen dos tipos de crisis nerviosas?

Las crisis nerviosas se encuentran clasificadas en dos grupos principales.

El primer grupo se caracteriza porque las personas que la padecen generalmente se encuentran preocupadas por las sensaciones alarmantes que genera la agitación de sus nervios.

En estas situaciones los nervios pueden ser muy sensibles ante una situación que les genere estrés. Entre las situaciones más frecuentes a las que una persona puede estar expuesta dentro de este grupo de crisis nerviosa se encuentran:

  • Sensibilidad progresiva en el organismo como consecuencia de alguna patología que le ocasione debilidad como por ejemplo los cuadros de anemia o el cumplimiento de un estricto plan de dieta.
  • Exposición a encierros por un lapso prolongado de tiempo, el sufrimiento de un accidente o de alguna hemorragia severa y la realización de una cirugía que ocasione agotamiento.

Generalmente, las personas que padecen este tipo de crisis nerviosa pueden llevar un estilo de vida a un ritmo normal. Las incapacidades resultantes del ataque de nervios no les impiden desempeñar sus actividades laborales.

El grupo número dos surge en base a emociones negativas manifestadas a través de los sentimientos de culpa. Pueden originarse si la persona ha sufrido alguna desgracia, un conflicto o problema que genere angustia. De esta manera, el estrés actúa como un estimulante progresivo de los nervios a fin de que puedan reaccionar con un mayor.

Por lo tanto, el principal problema de la crisis de nervios se encuentra centrado en las sensaciones de miedo y de pensamientos negativos o extraños que se originan ante las situaciones traumáticas a las que se exponga un individuo         

¿Cómo reconocer los síntomas de la crisis de nervios?

Las enfermedades nerviosas desencadenan síntomas que dependen del tipo de crisis que se presente.

En el caso de las crisis de nervios que corresponden al primer grupo los síntomas que pueden manifestar los individuos son:

  • Aumento del deseo de orinar.
  • Problemas estomacales, con frecuencia ocasionales, entre ellos diarrea, náuseas, indigestión y cólicos.
  • Sensación de observar objetos en movimiento cuando realmente son objetos inertes.
  • Vértigos y presencia de dolor de cabeza.Mujer se sostiene de pared, debido a que se siente mareada
  • Sensación de hormigueo en la piel.
  • Dificultad para respirar acompañada de la sensación de agobio a nivel del pecho, dolor sobre el corazón y de asfixia en la garganta.
  • Sudoración en las manos, acompañada de dolor por tener la sensación de pinchazos con alfileres o agujas.
  • Taquicardias y latidos cardíacos irregulares.
  • Fatiga, depresión, insomnio.
  • Alteraciones en el estado de ánimo como irritabilidad.

Las personas que presentan este tipo de crisis de nervios, se quejan constantemente por problemas de salud insignificantes. Por otra parte, piensan que pueden tener una enfermedad grave como un tumor en el cerebro o que están a punto de perder la cordura.

Los síntomas que caracterizan al segundo grupo de la crisis de nervios se producen por tensión generada por el miedo. En estos casos los médicos sugieren que el paciente debe guardar reposo y no trabajar en exceso. A medida que la tensión nerviosa aumente las crisis de pánico se seguirán presentando.      

Otros síntomas que manifiestan los pacientes son el miedo o temor constante de quedarse solos, disminución de peso y del apetito y de la autoestima. Se incrementan los niveles de fobia social puesto que temen a sufrir un ataque de nervios en público.  Algunos pacientes manifiestan estas crisis en horas nocturnas y al amanecer logran tranquilizarse.

Depresión como signo de enfermedad en una crisis de nervios

La depresión es considerada como una enfermedad con grado de severidad. Constituye un problema serio en materia de salud sobre todo si su intensidad es de moderada a grave y su duración es prolongada.

Es un trastorno del sistema nervioso y sus causas son variadas, sobre todo se debe a factores psicológicos, ambientales, biológicos y genéticos.

Se puede iniciar en cualquier etapa de la vida, por lo general las personas jóvenes son las más vulnerables a padecer este tipo de trastorno. Dentro de este grupo las mujeres presentan altos índices de depresión en comparación al de los hombres.

Los principales síntomas que caracterizan la depresión son:

  • Deseo constante de suicidarse.
  • Alteraciones en el sistema digestivo.
  • Calambres y dolores de cabeza.
  • Sentimientos de desesperanza, irritabilidad, ansiedad y de culpa.
  • Agotamiento constante.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Alteraciones en los hábitos alimenticios
  • Disminución del interés en realizar las actividades que usualmente se practican.

Adicional a estos síntomas la depresión genera una serie de efectos en el organismo tales como:

  • Disminución de noradrenalina: la capacidad de atención se disminuye debido a que el locus coeruleus produce menos noradrenalina. Este proceso es producto de la reducción de la estimulación, que proviene del núcleo de rafe, luego que las personas atraviesan cuadros de estrés crónico.    
  • Disminución de la serotonina: el núcleo de rafe reduce su capacidad de producir serotonina.
  • Reducción del hipocampo: en las personas que sufren de depresión el hipocampo puede reducir su tamaño en un rango comprendido entre 10% y 20%. En este sentido, las personas podrían tener trastornos en la memoria puesto que las células del hipocampo van perdiendo vida.
  • Disminución de la dopamina: el riesgo de depresión se incrementa cuando se reduce la producción de la dopamina.  

Ansiedad y crisis de nervios

Los investigadores han estudiado a la ansiedad desde el punto de vista social y han llegado a la conclusión de que el ser humano se desenvuelve en una cultura de ansiedad. Esto se debe al avance en la tecnología que ha dado lugar a una nueva sociedad ansiosa.

Cuando se habla de ansiedad se habla del nivel de preocupación ante situaciones desconocidas y es una de las reacciones que pueden tener las personas ante la cotidianidad.

Cuando las personas muestran preocupación, en el organismo se genera un conjunto de cambios químicos que permiten reaccionar a las tensiones e incrementan la energía. Las crisis de nervios se desencadenan ante la dificultad de controlar el exceso en los niveles de energía.

De esta forma, la ansiedad tiene un cierto nivel en que las personas se pueden adaptar durante un tiempo de corta duración en algunos niveles y estímulos.

La ansiedad es considerada como una patología cuando el tiempo de exposición es prolongado. Desde el punto de vista de la ansiedad como patología, es importante tener en cuenta que genera daños en las personas a tal punto que desencadena un aislamiento social.

La ansiedad forma parte de un conjunto de emociones y elementos físicos.

Dependiendo de la personalidad de los individuos varían las reacciones frente a los estímulos generadores de estrés. A pesar que la mayoría puede tener reacciones similares a determinados estímulos, no todas las personas tienen el mismo concepto sobre lo que representa un agente estresante.      

Ante esta situación las personas pueden consumir SupraEnergía, un producto eficaz que ayuda a controlar los niveles de estrés. Sus nutrientes permiten mantener la regulación en la secreción de las glándulas suprarrenales.

¿Qué son las catecolaminas y cómo influyen en los nervios?

Las catecolaminas son hormonas que segregan las glándula suprarrenales y están formadas por tres sustancias, noradrenalina, adrenalina y dopamina.

Estas tres sustancias son muy importantes para el funcionamiento del sistema nervioso y son segregadas por la médula suprarrenal. Pertenecen a la categoría de las monoaminas, dentro de este grupo se encuentran la melatonina y la serotonina.   

Las catecolaminas se obtienen a través del consumo del aminoácido conocido como tirosina. En la médula adrenal y en las fibras que conforman el sistema nervioso simpático es donde se sintetizan este grupo de catecolaminas.

La función principal de estas sustancias es regular los procesos de aprendizaje y de la memoria, así como de las emociones y de los procesos cognitivos. De igual forma garantizan el funcionamiento adecuado del sistema endocrino.

  • Dopamina: es el resultado de la transformación de la tirosina en un aminoácido que se conoce como levodopa. Constituye la catecolamina más importante puesto que es la que se encarga de la producción de la noradrenalina y adrenalina.

Intercambia información entre las neuronas y desde el punto de vista emocional es la que tiene la función de regular los comportamientos que son motivados por el esfuerzo.

Cuando las personas obtienen un premio por los logros alcanzados, los niveles de dopamina se incrementan. También  desempeña un papel importante en los procesos de aprendizaje.

  • Adrenalina: el locus coeruleus es el lugar del cerebro donde se fabrica esta importante catecolamina. Esta hormona se conoce con el nombre de la hormona del estrés debido a que se encuentra vinculada con los procesos respiratorios y cardíacos para  reaccionar a situaciones de estrés.
  • Noradrenalina: tiene por función regular el estado de vigilia y mantener en alerta el cerebro.

Remedios naturales para combatir la crisis de nervios

Los remedios naturales más universales para tratar las crisis de nervios consisten en:

  • Hierba melisa: conocida como toronjil es un excelente remedio para los casos de insomnio, ansiedad y estrés. Tiene importantes propiedades antiespasmódicas y es adecuada para las personas que realizan actividad física.
  • Valeriana: esta hierba ayuda a disminuir el estrés, los espasmos, el insomnio y las palpitaciones. Las personas que padecen enfermedades nerviosas podrían minimizar los síntomas con infusiones de valeriana.

Foto de primer plano de hierba de San Juan sobre madera

  • Hierba de San Juan: es otro excelente remedio que ayuda a garantizar el buen funcionamiento del sistema nervioso y sirve para controlar los niveles de nerviosismo y depresión.
  • Albahaca: sus propiedades ayudan a combatir las enfermedades del sistema nervioso, principalmente minimizan los efectos que genera el estrés.

Esta hierba se puede encontrar en SupraEnergía, complemento que ayuda a la correcta segregación de las hormonas del estrés.

  • Lavanda: debido a sus propiedades actúa como calmante ante los problemas de depresión, ansiedad e insomnio.  
  • Flor de azahar: sus propiedades ayudan a mantenerse relajados y a conciliar el sueño.
  • Raíz de regaliz: a través del té de de regaliz las personas pueden sentirse mejor anímicamente y con más niveles de energía. Ayuda a controlar los síntomas de la ansiedad y del estrés.

Es otro de los ingredientes que forma parte de SupraEnergía, suplemento ideal para disminuir los niveles de depresión y sentirse renovados.

  • Pasiflora: usada para minimizar la crisis de nervios gracias a sus propiedades ansiolíticas.  
  • Manzanilla:  de acuerdo a algunas investigaciones el consumo constante de infusiones de manzanilla ayuda a controlar los efectos de  la ansiedad.

Alimentación correcta para evitar la crisis de nervios

Para mantener equilibrado el sistema nervioso y evitar ataques o crisis de nervios es importante incluir en la dieta estos alimentos:

  • Leche : contiene tirosina, se puede usar para la preparación de jugos combinados con avena hierbabuena  y un trozo de fruta. Es ideal consumirla antes de dormir.
  • Cereales: son alimentos con un bajo nivel de carbohidratos y son ideales para las personas que sufren de ansiedad, crisis de nervios e insomnio, ayudan al buen funcionamiento del cerebro y actúan como relajantes. El grupo de cereales lo conforman el arroz, trigo, avena y pasta. Contienen vitamina del complejo B.
  • Pescado y algas marinas: son ricas fuentes de triptófano, sobre todo el pescado, mientras que las algas contienen vitamina B12 y magnesio. El triptófano es un compuesto que ayuda a producir las hormonas que controlan el descanso y los estados de ánimo. El magnesio es considerado como el mineral que actúa contra el estrés.
  • Plátanos: son otro grupo de alimentos abundantes en triptófano y además contienen nutrientes importantes como la vitamina B6 y minerales como el magnesio y potasio.
  • Chocolate: es uno de los alimentos que proporciona estabilidad emocional al cerebro. Su principal nutriente es el magnesio y contiene alcaloides.   
  • Frutos secos: constituyen una excelente fuente de magnesio, entre ellos se encuentran las almendras, los piñones y las nueces.  
  • Alimentos con vitamina C: los alimentos que contienen vitamina C están conformados por las frutas cítricas como la naranja, el limón, la piña y las verduras como el pimentón, la lechuga y el tomate.

Esta vitamina forma parte de los nutrientes de SupraEnergía, ayuda a combatir los problemas generados por la depresión y a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *