Sistema inmunitario humano, campo de las células, los virus atacan las células

Cómo reconocer enfermedades ocasionadas por virus

Cómo reconocer enfermedades ocasionadas por virus

Última actualización: 11-01-2019. Equipo Nutricioni

Cuando el médico diagnostica una enfermedad e indica que es provocada por algún microorganismo patógeno, por lo general decimos que hemos “agarrado” un virus o una bacteria, sin diferenciar ambos términos.

Debemos saber que los virus y las bacterias no son lo mismo, se contraen de diferentes maneras y llegan a ocasionar afecciones distintas.

Los virus son microorganismos que habitan dentro de las células. Pueden tener diferentes formas y tamaños, son tan pequeños que en un milímetro pueden caber hasta 50.000 virus.

Se multiplican velozmente, invadiendo los órganos originando una infección.

Por ejemplo, los virus son los principales agentes causantes de gripes, y por lo general se propagan a través del aire, al estornudar, toser o sencillamente al hablar.

Al momento de que los virus llegan a la nariz, boca o faringe, se reproducen rápidamente, producen inflamación y los síntomas propios de la gripe.

Los virus constituyen los microbios más simples, pues no están conformados por células y tienen atributos tanto vivos como no vivos.

Para que un virus sobreviva, requiere de una célula dónde hospedarse.

Dentro de dichas células los virus tienen las características propias de los organismos vivos.

Los virus llegan a ser tan pequeños que se estudian por medio de microscopios electrónicos.

Por otra parte, están las bacterias que también son microorganismos, pero son seres vivos autónomos, tienen su propio metabolismo y fisiología, y como seres vivos que son, necesitan alimentos y energía para sobrevivir.

Se reproducen solamente en condiciones ambientales adecuadas. Es necesario señalar que la inmensa mayoría de bacterias no se consideran parásitos, pues viven en el ambiente y no ocupan a otros seres vivos.

No suelen causar daños en las personas, e inclusive hay bacterias que producen beneficios, por ejemplo, las que están en las paredes de los intestinos (flora intestinal).

Principales diferencias entre virus y bacterias

Ilustración de la anatomía en el sistema inmunologico de las personas cuando son contagiados por algún virus

  • Las bacterias son más grandes que los virus
  • Las afecciones por bacterias son menos frecuentes
  • Las bacterias generalmente se localizan en una zona específica, mientras que los virus llegan a extenderse
  • Cuando las bacterias atacan son más agresivas que los virus
  • Cuando se manifiestan las bacterias como enfermedades, no suelen ser identificadas rápidamente. Mientras que en las virosis no es necesario identificar el virus para realizar el diagnóstico.
  • Las bacterias son tratadas con antibióticos, mientras que los virus no responden a ellos. Existen vacunas que permiten prevenirlos.

Es realmente necesario tener el diagnóstico exacto si es un virus o una bacteria el origen de cualquier dolencia o patología, sobre todo en el caso de los niños.

Cuando se trata de un cuadro viral, la mayoría de las veces no se trata de buscar el tipo de microorganismo.

Generalmente no es vital saber qué virus produce una gripe o una gastroenteritis, dado que no existe un tratamiento específico para esos casos.

Cuando se presenta una virosis, casi siempre se emite un “tratamiento sintomático”, es decir, de acuerdo con los síntomas que se presenten: antipiréticos si hay fiebre, analgésicos para el dolor, sueros orales para contrarrestar la deshidratación, etc.

Cuando se sospeche que existe una infección bacteriana, se intenta en muchos casos extraer un cultivo (de sangre, de orina...) para tratar de identificar el causante exacto.

Muchas veces, al niño ya se le ha pautado un antibiótico que por experiencia se sabe que puede ser eficaz.

No se puede olvidar que el uso indiscriminado de antibióticos trae como consecuencia que las bacterias presentes de manera habitual en el organismo presenten resistencia y cuando de verdad sea necesario suministrar algún antibiótico, este será ineficaz, complicando de esta forma el tratamiento.

Tips para combatir enfermedades virales

Permanecer de reposo. Lo mejor es quedarse en casa para no comprometer el estado de salud ni contaminar a otras personas.

Renovar el aire: Es necesario abrir las ventanas, especialmente en las habitaciones para así eliminar el virus.

Lavarse las manos varias veces al día: de esta manera se remueve el virus y no se contaminan otras personas.

Beber suficientes líquidos: Para evitar la deshidratación originada por diarreas, vómito y fiebre se debe tomar diariamente al menos 2 litros de agua o suero casero.

Se aconseja además beber té o infusiones de hierbas, por ejemplo: manzanilla, jengibre o durazno sin azúcar, para ayudar a combatir mareos e hidratar el organismo. Se deben evitar bebidas como gaseosas, café, leche y ciertos jugos que aumenten la indisposición.

Hacer comidas ligeras: Las comidas deben ser de fácil digestión para así evitar náuseas, vómitos y diarreas.

Lo aconsejable es elegir alimentos cocidos, al vapor y a la plancha, preferiblemente caldos, frutas como manzana, cambur o lechosa, vegetales cocidos como zanahoria, auyama o calabacín y carnes blancas.

Durante la virosis no se deben consumir alimentos muy condimentados, dulces o grasas, ya que aumentan los molestos síntomas.

Suministrar medicamentos: Cuando se tiene una virosis generalmente es necesario utilizar medicamentos para combatir los síntomas, siempre y cuando sea por indicación médica, se puede utilizar:

  • Para contrarrestar el dolor y la fiebre: tomar analgésicos y antipiréticos cada 8 horas, especialmente para aminorar el dolor de cabeza, de cuerpo y la fiebre.
  • Para combatir mareos, náuseas y vómitos: se debe tomar antieméticos unos 15 o 30 minutos antes de las comidas.
  • Para combatir la diarrea: se debe tomar algún antidiarreico posterior al episodio de la diarrea.

Se debe recordar que en casos de virosis, no es recomendado el uso de antibióticos pues no se trata de enfermedades causadas por bacterias.

Lo mejor es consultar un médico para que emita el tratamiento necesario con el medicamento adecuado y de ser necesario aconseje el uso de algún suplemento Extralib Hombre que ayude a fortalecer el sistema inmunológico.

Remedios caseros para combatir los virus

Para reforzar un tratamiento médico contra las enfermedades ocasionadas por virus, e puede recurrir a remedios caseros, que ayudan a aliviar los síntomas de la virosis y además contribuyen a reforzar las defensas del organismo.

Todas las personas están expuestas a infinidad de virus y bacterias que pueden evadir las defensas del organismo, por ello, pueden provocar infecciones virales.

El problema se origina cuando el cuerpo no produce suficientes anticuerpos y el sistema inmune no reacciona con la suficiente fuerza.

Entre los remedios caseros que se pueden utilizar tenemos:

Ajo: Es un antibiótico y antiviral natural muy poderoso.

Tiene compuestos sulfurosos capaces de inhibir la reproducción de los virus causantes de gripe y resfriados y ayudan en el control de la gastroenteritis.

Además tiene un elevado valor nutricional y es capaz de eliminar toxinas presente en la sangre. Se recomienda consumir dos o tres dientes crudos triturados.

Cuando se cocina pierde una parte considerable de enzimas y nutrientes.

Vinagre de manzana: Es una sustancia de naturaleza alcalina. Sus ácidos naturales pueden regular el pH sanguíneo y equilibrar la acidez del cuerpo.

Esto favorece el funcionamiento sistema inmune y por lo tanto, mejora su respuesta frente a virus, bacterias y hongos.

Se puede añadir una cucharada de vinagre de manzana a un vaso de agua tibia y tomarlo en ayunas.

Imagen en primer plano de diferentes tipo de cebolla

Cebollas: La propiedad expectorante de la cebolla hacen que sea un excelente aliado a la hora de combatir bronquitis, gripe y catarros.

Contiene compuestos de azufre capaces de crear una pared protectora contra los virus y además ayuda en la desinflamación de las vías respiratorias.

Se puede cortar en rodajas y se come cruda. También se puede preparar un jarabe al combinarla con miel de abeja.

Limón: Es una fruta cítrica conocida por ayudar a controlar los síntomas de resfriados y afecciones respiratorias.

Su contenido de vitamina C refuerza el sistema inmune y propicia la producción de anticuerpos para combatir infecciones virales.

Por actuar como diurético natural, ayuda a combatir las infecciones urinarias. La cáscara es la parte de la fruta con mayor contenido de vitamina C.

Principales enfermedades causadas por virus

Ébola: Enfermedad causada por el virus llamado ébola. Es una de las enfermedades virales más contagiosas a nivel mundial.

Su principal síntoma es la fiebre hemorrágica, además de dolores musculares, agotamiento físico, dolor de cabeza, dolor abdominal y erupciones cutáneas.

Se transmite por contacto directo con cualquier fluido (saliva, sudor, orina o vómito) derivado de un portador del virus.

Gastroenteritis: Es conocida como “gripe estomacal”. Es la inflamación severa del aparato digestivo.

También recibe el nombre de rotavirus. Se contagia cuando un individuo o un grupo ingieren un mismo alimento o bebida contaminada.

Los primeros síntomas de esta enfermedad son náuseas, vómito y diarrea. Puede tratarse evitando la deshidratación por medio de bebidas ricas en sales y minerales.

Dengue: Es una enfermedad viral muy común. Al igual que la fiebre amarilla, es transmitida por la picadura del zancudo Aedes Aegypti.

Este se alimenta de la sangre de alguien contagiado y luego transmite el virus a una persona sana por medio de la picadura.

Entre los síntomas del dengue están el crecimiento de los ganglios linfáticos, dolor muscular, fiebre, dolor articular y aparición de erupciones cutáneas.

Fiebre amarilla: Esta enfermedad se contagia por medio de la picadura de un mosquito conocido como Aedes Aegypti, Aedes Sabethes o Aedes Haemagogus. Este se alimenta de la sangre de una persona infectada y posteriormente pica a una persona sana transmitiendo el virus.

Sus síntomas son sangrado por nariz y boca, coloración amarilla de la piel, vómito de color oscuro, arritmia cardiaca, deshidratación y fiebre muy alta. Puede prevenirse por medio de vacuna.

Gripe: Es una de las enfermedades virales más frecuentes en los seres humanos. Por lo general afecta las vías respiratorias.

Los principales síntomas son el dolor de cabeza, fiebre, malestar general, debilidad, tos, vómito, diarrea y dolor de garganta.

Este virus se transmite por el aire, a través del líquido que se desprenden al toser, hablar o estornudar.

También son causadas por virus

Varicela: Es una enfermedad que por lo general se transmite fácilmente de una persona a otra. Los pacientes con varicela se reconocen por presentar erupciones en la piel que generan piquiña y se van transformando en ampollas de color rojizo.

Cada ampolla luego se transforma en una costra. Entre los síntomas de la varicela están dolor de cabeza, agotamiento físico, pérdida del apetito y fiebre.

VIH/SIDA: Afecta el sistema inmune, lo cual hace que las personas sean susceptibles de sufrir infecciones que ponen en riesgo su vida.

El SIDA o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, es la etapa de la infección por el VIH, donde los niveles de las defensas están más bajos y pueden atacar las infecciones llamadas oportunistas.

Un organismo sano podría combatirlas, pero al estar infectado no es capaz de defenderse.

Este virus se contagia por medio de relaciones sexuales sin protección, por compartir cualquier objeto que haya estado en contacto con sangre infectada.

También puede ser transmitida por una madre a su bebé por lactancia o en el parto.

Hepatitis viral: Es la inflamación del hígado causada por alguno de los cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D y E).

Los virus de la hepatitis A y E se contagian por agua o alimentos contaminados, el de hepatitis B por la sangre y otros fluidos corporales y el de la hepatitis C, únicamente por sangre contaminada.

Las infecciones por hepatitis D solo ocurren en personas con hepatitis B. Todos los virus ocasionan hepatitis aguda, que origina fatiga, fiebre, ictericia y pérdida del apetito.

Las infecciones por hepatitis B y C pueden volverse crónicas y llegar a producir cáncer de hígado o cirrosis.

Papiloma humano (VPH): Los virus del papiloma humano conforman un grupo de más de 200 tipos de virus.

Estos virus originan verrugas en diversas partes del cuerpo. Se contagian por contacto sexual con alguien infectado.

Algunos de estos virus pueden hacer que las personas desarrollen cáncer. Por medio de las citologías, las mujeres pueden obtener un diagnóstico oportuno.

El uso de preservativos disminuye el riesgo de contraer y transmitir el VPH.

¿Cómo aumentar las defensas para combatir los virus?

Para reforzar el sistema inmunológico y aumentar las defensas del cuerpo para evitar algunas enfermedades y ayudar al cuerpo a reaccionar ante los virus y bacterias, es necesario aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitaminas y minerales.

Además disminuir el consumo de grasas, azúcar y de alimentos procesados contentivos de colorantes y conservantes. Puede optarse por el uso del suplemento Extralib Hombre que incrementa las defensas.

Adoptar un estilo de vida sano es una de las mejores opciones para lograr que el sistema propio de defensa de nuestro cuerpo se mantenga fuerte y eficiente.

Lo mejor es no fumar, comer sanamente, realizar ejercicio de forma regular, vigilar el el peso, dormir entre 7 a 8 horas continuas, combatir el estrés y moderar el consumo de alcohol.

En la actualidad está disponible una gran variedad de suplementos naturales que se adaptan a cada necesidad particular que alguien pueda tener.

Por ejemplo, Extralib Hombre es un suplemento cuya combinación de ingredientes está orientada a mejorar la energía sexual masculina.

Extralib Hombre contiene una variedad de ingredientes importantes en un solo suplemento natural que favorece la vida sexual, por ejemplo:

  • Para aumentar la libido contiene Macuna Pruriens, Muira Puama y Maca Root.
  • Para una mejor circulación y flujo sanguíneo para lograr erecciones más grandes y más duras contiene Xanthoparmelia Scabrosa, L-Arginina, Epimedium, Cnidium Monnieri y Rhodiola Rosea.
  • Para aumentar la producción de testosterona, contiene extracto de ñame silvestre, Tongkat Ali y Tribulus Terrestris.
  • Para aumentar la energía sexual y la resistencia, contiene Panax Ginseng, Guaraná y Avena Sateva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *