Mujer atlética en la pista, lista para correr, tiene calambre en las pantorrillas y toca la pierna lastimada durante el entrenamiento.

¿Cómo quitar un calambre? Descubre acá todo lo necesario

¿Cómo quitar un calambre? Descubre acá todo lo necesario

Última actualización: 10-02-2019 por Editor Ismeli.

Para entender cómo podemos quitarnos un calambre, es necesario saber a qué nos estamos refiriendo. Hay que mencionar que un calambre, es un problema que se presenta ante el sistema muscular de forma involuntaria. Suele describirse esta situación bajo otros términos semejantes, tales como, contracción muscular, espasmo muscular e incluso, tirón muscular.

De igual manera,se puede indicar, que el calambre se ha de suscitar en una sola área muscular, así como también es posible que se presente ante un cúmulo de estos.

Sumado a ello, dicha problemática está asociada a un dolor ocasionado por la contracción involuntaria de estos tejidos, ocasionando que la misma, varíe en intensidad.

Principalmente, porque esta circunstancia promueve la rigidez del mismo. Ocasiona su crecimiento y distorsión de su forma. Aunado a ello, se puede agregar a esta descripción general de los espasmos musculares, que los mismos eventos son de corta duración.

Su dolor puede oscilar entre algo suave y pasajero, a uno corto pero intenso y usualmente se presenta en las extremidades musculares del cuerpo. Es común que se presente en manos, antebrazos, pantorrillas, muslos, pies, entre otras zonas cercanas a estos.

De igual forma, los tirones musculares se producen como consecuencia de diversos elementos, algunos ambientales, otros orgánicos y otros físicos. Es por esta razón, que el frío suele ser uno de los aspectos que más se ve implicado ante este escenario en el sistema muscular.

Del mismo modo, la escasez o ausencia de nutrientes en el organismo, que genera el debilitamiento de estas zonas y por tanto promueve el calambre.

También se debe señalar, que el ambiente deportivo es el más común de los escenarios para desarrollar este problema. Principalmente, por la ausencia del calentamiento previo antes de la jornada de entrenamiento, lo cual conlleva a la fatiga del músculo empleado.

En casos muy excepcionales, las personas pueden ser víctimas de sustancias tóxicas, ocasionando que el espasmo muscular, se presente internamente. Existen algunas causas que explican este comportamiento del sistema muscular, sepa cuales en el siguiente punto.

¿Cuáles son las causas de los espasmos musculares?

Los calambres en el cuerpo humano, suelen producirse por diferentes factores o elementos siendo algunos más frecuentes que otros.

Muchos de estos se presentan durante horas nocturnas, mientras la persona mantiene en reposo el sistema muscular, usualmente al estirarse o al levantarse. Las personas tienden a tener este tipo de situaciones, justo durante las jornadas de sueño, por lo que se cree que la temperatura en horas de la madrugada pudiera influir.

Del mismo modo, se presentan los tirones musculares en pleno entrenamiento, por la exigencia a la cual fue expuesta el músculo durante el ejercicio.

Adicionalmente, es común presenciar los calambres, cuando la persona no ha pasado por una fase previa de calentamiento y estiramiento de los músculos a emplear.

También se ha podido observar que estos espasmos musculares, suceden posterior a la práctica de una rutina de ejercicios, es decir, cuando el tejido entra en reposo.

Se puede señalar que son a causa de la fatiga del músculo, el cual se puede encontrar deshidratado o con poca presencia de sales minerales.

De igual manera, se menciona el déficit de electrolitos producidos por minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, sobre todo estos dos últimos. Ya que ellos se ven involucrados en el proceso de contracción y estiramiento del sistema muscular. También un desbalance de ellos en el organismo pudiera suscitar estos escenarios.

En el caso de la edad, se puede mencionar que ella no es un referente para determinar si esta sucede en algún momento determinado de nuestras vidas. Por lo que puede ocurrir en plena adolescencia, adultez e incluso la vejez, aunque ciertamente, es más propenso estos episodios en adultos que en jóvenes.

Bajo ciertas excepciones, es posible mencionar los calambres en el cuerpo pueden darse como consecuencia de la glándula tiroidea. Al igual que el consumo de ciertas sustancias farmacológicas o tóxicas, que alteren el comportamiento normal del sistema muscular.

A pesar de que estos dolores pueden ser intensos, generalmente no requieren de la atención médica, aunque es bueno estar atentos a los siguientes síntomas.

¿En qué momento debo acudir al médico?

Hombre mayor con calambre en el pie

Ciertamente los espasmos musculares, son episodios de contracción involuntaria que se presentan de manera inesperada e involuntariamente. Aunque ellos no suelen ser de preocupación porque el dolor es pasajero, debe estar atento a otros elementos que no puede dejar pasar por alto.

Ante alguno de los siguientes episodios, es bueno consultar la opinión de un especialista en traumatología o es su defecto, un fisioterapeuta.

Uno de ellos, es si cuando se producen estas contracciones musculares, todos suelen ocasionar un fuerte dolor. Esta intensidad, puede ser indicativo de la ausencia de ciertos nutrientes en tu organismo, que pudieras compensar con una alimentación más balanceada.

Inclusive por medio del consumo de suplementos como Alfa Músculo, el cual se especializa en el aporte de sustancias que fortalecen el sistema muscular del todo el cuerpo.

Es importante además que se percate de la aparición de alguna inflamación en la zona del tirón muscular, así como un cambio en la coloración de la piel. En ese sentido, podríamos estar ante una lesión más fuerte del tejido, lo cual requeriría una intervención médica, tratamiento y reposo.

Así mismo, un calambre puede ser consecuencia del deterioro del tejido muscular, ya sea por el continuo desgaste al cual se encuentra expuesto diariamente o por desnutrición.

Hay que estar atento a la presencia de ciertas sustancias en el cuerpo, tales como antioxidantes, lípidos, carbohidratos, vitaminas A, C y E. Del mismo modo, al consumo de minerales como el calcio y el magnesio y potasio, por su injerencia en la contracción y estiramiento muscular y la producción de electrolitos.

Adicionalmente, es bueno tomar en cuenta si estos problemas de espasmos musculares, ocurren frecuentemente, por lo que debe notar otros elementos.

Por ejemplo, que a pesar de aplicar un tratamiento casero o médico, los mismos no cesen, pudiendo estos ser consecuencia de otros elementos que genere nuestro organismo. Además, si estas contracciones musculares surgen a pesar de no existir un motivo aparente como la fatiga durante o después de una rutina de entrenamiento.

¿Es posible prevenirlos?

Muchos de los métodos preventivos están asociados al lugar donde se presentan estos espasmos en el cuerpo y si los mismos corresponde a otras causas biológicas.

En el caso de este último, puede ser por hipertiroidismo, problemas estomacales, espesor de la piel, irregularidades en el flujo menstrual, tumores, quistes, entre otros.

Con respecto a estos, se sugiere la asistencia de un especialista a fin de ser tratado a manera personal.

Sin embargo, si estamos en presencia de tirones musculares comunes, debe tomar ciertas previsiones para evitar que los mismos sucedan. Una de estas, es tomarse un reposo luego de alimentarse, ya que no es recomendable entrenar o jugar inmediatamente después de una comida. Puede producirse no sólo un calambre, sino también, una complicación mayor.

Así mismo, se sugiere a las personas realizar un calentamiento previo a fin de estirar adecuadamente todos los músculos, antes de su rutina de ejercicios. Igualmente, se plantea un suave estiramiento del cuerpo antes de irnos a dormir, principalmente para evitar los espasmos nocturnos.

Es importante que al momento de realizar sus ejercicios, emplee los movimientos adecuados, de no hacerlo, no solo puede producir un calambre, sino además un desgarre.

Se sugiere que los individuos ingieran suficiente líquido posterior al entrenamiento, para hidratar el tejido muscular, más esta bebida debería ser energética.

De igual forma, existen suplementos nutricionales que pueden participar en la recuperación y mantenimiento del sistema muscular, tal como es el caso de Alfa Músculo. Es un producto natural que promueve el aporte de sustancias nutricionales que reparan el tejido dañado, por lo que se puede prevenir las contracciones involuntarias.

También es importante que las personas regulen su estilo de vida, ya que el exceso de cigarrillos e incluso de cafeína, puede aportar negativamente en la creación de calambres.

Al mismo tiempo, debe prevenir el consumo de sustancias farmacéuticas que contengan algunos estimulantes, tal es el caso de la efedrina o pseudoefedrina. Sumado a ello, tome prevenciones para evitar la ingesta de alimentos tóxicos. Aquellos que ocasionen la perturbación del funcionamiento del sistema muscular interno.

¿Qué tratamiento no farmacológicos puedo usar contra el calambre?

Existen muchas formas para hacerle frente a los calambres, dependerá de los métodos convencionales o no, que desee emplear la persona para mitigarlo. De esta manera, puede considerarse como uno de los más comunes, los ejercicios que permiten la elongación muscular.

El estiramiento es clave al momento de prevenir los espasmos musculares, al igual que incide en el cuidado del organismo ante posibles lesiones que se pudieran suscitar.

Es posible poner en práctica los masajes terapéuticos ya que estos, relajan la tensión que pueda existir en esta parte del cuerpo. Una de las cosas que promueve la rigidez muscular, es el estrés. Se sugiere a las personas con espasmos en esta zona del cuerpo, llevar un estilo de vida más tranquilo.

Igualmente, se puede aplicar la termoterapia, por medio de compresas frías o cálidas, ante este tipo de dolor muscular.

Además las personas pueden recurrir al estímulo nervioso sensorial por medio de diferentes elementos, con la intención de relajar el músculo afectado.

Sumado a ello, se le sugiere a las personas, adoptar posturas diferentes al momento de tomar asiento y al acostarse. Principalmente porque adoptar posiciones incómodas por largos periodos de tiempo como al momento de dormir o descansar, suele ocasionar la fatiga muscular.

En casos particulares, es posible que las personas empleen métodos más drásticos como el tratamiento quirúrgico.

Otros en cambio, confían en el uso de la acupuntura como alternativa de la medicina tradicional del extremo oriente asiático, para relajar el cuerpo y atender otros malestares. Este tipo de práctica no es común, por lo que si decide acudir a alguno de estos espacios que lo realizan, verifiquen que el mismo tenga cierto prestigio y estándares de salud.

Así mismo, es posible emplear suplementos naturales, que ayudan al organismo en la recuperación durante y después del entrenamiento físico como Alfa Músculo.

Los suplementos son solo aportes nutricionales extras que se suministran a nuestro organismo en dosis concentradas para un mejor efecto, por lo que son buenos consumirlos.

El uso de fármacos a largo plazo no son los más adecuados.

¿Qué alimentos pueden ayudarme a reducir los calambres?

Al señalar el por qué de los calambre, siempre recaemos en que estos se deben a factores más físicos que nutricionales, por lo que muy poco se habla de los alimentos y su aporte.

No obstante, una dieta balanceada, es capaz no solo de ayudarnos a cuidar nuestro cuerpo, sino también, a prevenir ciertas irregularidades en su funcionamiento.

En ese sentido, no puede dejar de lado, los alimentos que mencionaremos a continuación para mitigar el calambre.

El primero de estos es una fruta, la naranja. Ella es capaz de ofrecerle al organismo nutrientes que mejoran nuestro funcionamiento bioquímico. Entre ellos está el aporte de electrolitos y antioxidantes. En su ausencia, se puede presentar el decaimiento de la fortaleza muscular y por ello, ser más propenso a un tirón del músculo.

A estos rubros debe añadir el plátano, ya que su contenido de potasio, magnesio, hierro y vitamina A, son esenciales en el metabolismo del organismo. Sobre todo para el mantenimiento de las funciones del sistema muscular, por lo cual también previene los calambres.

Evidentemente el consumo de proteína animal es vital, ya que es un aporte directo al sistema muscular a fin de reparar el mismo ante la fatiga a la cual pueda estar expuesto. Se puede consumir diferentes tipos de carnes blancas y rojas, las cuales también ayudan al funcionamiento del corazón y la presión sanguínea.

Del mismo modo, debe incorporar a su régimen alimenticio diario, la ingesta de semillas y cereales, principalmente por el aporte de fibras y magnesio. La soya es otra propuestas para su alimentación balanceada, ya que ella es capaz de aportar al organismo una buena cantidad de potasio al cuerpo.

En este orden de ideas, se ha de señalar como otro factor importante en el mantenimiento del sistema muscular para prevenir el calambre, a los lácteos. Debido a que esto promueve el aporte de vitamina D y calcio al organismo, siendo el mismo, un nutriente importante a la hora de contraer el sistema muscular.

Otros alimentos que tiene que considerar son el aguacate, las nueces, el brócoli y los líquidos.

¿Los minerales también ayudan?

El cuerpo humano, funciona adecuadamente en base a una serie de reacciones bioquímicas necesarias, para generar sustancias esenciales en el mismo.

Es por ello, que al consumir algunos nutrientes se fortalecen ciertas partes del cuerpo, y si queremos paliar los espasmos en el sistema muscular, hay minerales que no pueden faltar.

Dentro de los minerales que no pueden faltar en tu alimentación para quitar el calambre está el magnesio, cuya función va más allá de la de simplemente relajar el sistema muscular. El mismo interviene en el envío de calcio por dicho sistema. Actúa en el aporte de potasio a nivel celular, por lo que previene no sólo la fatiga, sino también espasmos y otras lesiones.

Así mismo, es importante el aporte de calcio al cuerpo humano, ya que no solo es parte del sistema óseo, sino que se involucra de lleno en el sistema muscular. Principalmente al generar la contracción de los músculos. Participa en el envío y recepción del impulso nervioso que puede ocasionar el tirón muscular.

Igualmente, el consumo de potasio también se ve involucrado en las actividades metabólicas de los músculos en el organismo, por lo su consumo no debe faltar.

Este mineral se asocia con el proceso de resistencia muscular, la potencia de la contracción y la comunicación del impulso nervioso, sin él, somos propensos a los calambres.

Por último, uno de los minerales que debe priorizar en su alimentación, es el sodio, principalmente porque favorece la retención de líquidos en el organismo. Además el sistema muscular al deshidratarse, tiende a tener fallas como los espasmos,. Interviene en la función electrolítica y su ausencia acelera la fatiga corporal.

¿Las hierbas también aportan?

Las plantas son uno de los métodos naturales por la cual le podemos brindar a nuestro cuerpo, el mantenimiento adecuado.

El consumo de muchas hierbas se puede administrar de diferentes formas, ya que algunas de estas se emplean como aceites, otras como infusiones y otras se ingieren.

Otro producto natural que también influye en la recuperación acelerada del sistema muscular para evitar calambres es Alfa Músculo, convirtiéndolo en un gran aporte nutricional.

Dentro de las hierbas que ayudan a paliar los espasmos musculares, está el boldo, que contiene boldina, cineol y limoneno que permiten la restauración del tejido dañado.

También se puede incluir la levadura de la cerveza, principalmente por su aporte de complejo B, así como de proteínas que se involucran en la fortaleza muscular.

Igualmente, las personas pueden acceder a una fruta rica en calcio y vitamina D, como lo es el Açai, siendo este compuesto mineral y vitamínico esencial para la contracción muscular.

Además se puede emplear el romero como una planta capaz de relajar el cuerpo de las personas, ya sea en forma de aceites o baños con su esencia.

Así mismo, el tomillo cumple una función semejante al romero, por lo que si no puede conseguir este, puede optar por el otro rubro.

Sumado a ello, las flores de la ulmaria, son capaces de brindarle a nuestro organismo, la capacidad de aliviar el hinchamiento en articulaciones, músculos y tendones del cuerpo.

Del mismo modo, se puede emplear la cola de caballo por su contenido mineral en potasio y silicio, e incluso la hierba de harpagofito que interviene desinflamando el cuerpo.

Alfa Músculo, otra alternativa para prevenir el calambre

Los productos como Alfa Músculo, suelen ser complementos nutritivos que acompañan la dieta de las personas, principalmente fortalecer su organismo. Entre las cosas que suele promover el mismo, está el aumento del poder del tejido muscular, por lo cual tiene incidencia en la contracción de estos.

Al verse involucrados en esta acción del sistema muscular, puede ayudar al cuerpo a reducir la rigidez muscular y por ende a mitigar el calambre.

Sumado a ello, otro de los aportes de Alfa Músculo, consiste en incrementar la el volumen de aquellos músculos estimulados por medio del ejercicio. Principalmente, porque aporta las proteínas extras que tu cuerpo necesita, posterior al desgaste físico que pudieras ocasionarle luego del entrenamiento.

Además, contiene una gran cantidad de combustible que ha de surtir a todo nuestro organismo, con la finalidad de aportar la energía necesaria para evitar la fatiga del mismo. Esto es otro elemento que ayuda en la prevención del espasmo muscular, por lo que es una excelente alternativa a la hora de cuidar nuestro cuerpo.

Igualmente Alfa Músculo, es un producto que promueve la recuperación del tejido muscular afectado, permitiendo actuar al mismo, durante y después del entrenamiento. De igual manera, se puede indicar que la velocidad con la cual este complemento nutricional interviene en el organismo, lo hace de forma acelerada.

Otro punto a su favor, es que el mismo tiene el potencial de incrementar el torrente sanguíneo, ocasionando que aumente el aporte de oxígeno al cuerpo. Aunado a ello, también significa que puede llevar mayor cantidad de minerales, vitaminas, proteínas y otros compuestos alimenticios a los diferentes órganos.

Así mismo, es capaz de incidir positivamente en la salud de las personas, en especial la que están pasando por un proceso de desnutrición. Esto de alguna manera también puede ser aprovechado por las personas que salen de una operación y se encuentran en la fase de recuperación

De igual forma, es capaz de intervenir en el proceso de cicatrización de tejidos musculares y de la piel, ante quemaduras. Esto es un indicativo del potencial que tiene para trabajar en tejidos desgarrados, deteriorados, entre otras lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *