Mujer joven mirandose al espejo tocandose la cara con productos para la piel al fondo

¿Cómo quitar las manchas de la cara rápido y naturalmente?

¿Cómo quitar las manchas de la cara rápido y naturalmente?

Última actualización: 31-01-2019 por Editora Vicky.

En la mayoría de los casos quitar las manchas de la cara rápido y naturalmente es posible. Lo más importante es conocer las causas para plantear un tratamiento sistémico.

La exposición excesiva al sol sin protección, las alteraciones hormonales, el uso abusivo de medicamentos, exposición a contaminación (como al plomo), entre otros, son factores causantes de manchas en la cara.

Una de las manchas más comunes en la piel es la melasma. Se trata de una mancha oscura que aparece en el rostro cerca de los cachetes o la frente. La causa directa es una alteración hormonal, los melanocitos (las células productoras de melanina) se irritan lo que causan el oscurecimiento de algunas zonas del rostro.

El embarazo o la menopausia en tanto procesos de alteración hormonal suelen estar acompañados de melasma. La exposición al sol puede causar un empeoramiento de las manchas. Generalmente estas manchas desaparecen cuando termina el proceso hormonal de fondo.

Para evitarlas podemos hidratar constantemente la piel del rostro y usar protector solar. Para tratarlas debemos evitar la exposición prolongada al sol o a elementos que generen mucho calor (como el horno), así como usar pomadas o cremas naturales para aclarar la piel.

Las manchas de sol son otra categoría importante. Se trata de manchas que aparecen cuando existe una exposición prolongada al sol sin usar protección adecuada. Las personas de piel blanca son más sensibles a este tipo de exposición.

Este tipo de manchas puede ser tratado con exfoliación, así como con cremas para aclarar. Sin embargo, si existe la presencia de muchas manchas causadas por exposición al sol, es aconsejable acudir al médico para una evaluación certera para descartar algún tipo de cáncer.

Alfa Músculo es un aliado importante en el combate de las distintas manchas de la piel, en particular del rostro. Sus ingredientes favorecen la cicatrización, la reparación de tejidos dañados y combate de manera directa las manchas de la piel.

Dermatitis, micosis y diabetes

Otro tipo de manchas sobre las cuáles debemos tener precaución son las manchas rojas, técnicamente conocidas como dermatitis. Se trata de un tipo de inflamación de la piel que tiene múltiples causas y formas de manifestarse. Es común que provoque comezón en la zona enrojecida.

En la zona afectada es posible que aparezcan ampollas, que supure, que haya costra o que se descame. Puede aparecer luego de ingerir alimentos alergénicos, por exposición a sustancias tóxicas (perfumes, cremas), etc.

La dermatitis puede ser tratada efectivamente de manera natural con cremas hidratantes y regeneradoras. Con una crema a base de cera de abejas y propóleo obtendrás excelentes resultados en su tratamiento.

Por su parte la micosis, es más comúnmente conocida como hongo de playa (aunque este no sea necesariamente su origen). Surge por un proceso infeccioso provocado por un hongo, este ocasiona la aparición de varias manchas pequeñas de color blanco que se van extendiendo.

Los hongos pueden ser tratados de manera natural con cremas y preparaciones a base de aceite de coco. El aceite de coco combate bacterias y hongos que causan distintas infecciones, además regenera la piel y ayuda a hidratarla profundamente.

Las personas que sufren de resistencia a la insulina o diabetes también son propensas a desarrollar manchas en la piel, particularmente en la cara. Estas manchas son conocidas como Acantosis Nigrcans. Son más frecuentes alrededor del cuello, axilas y los pliegues cutáneos.

Es posible que estas manchas también aparezcan en personas con cáncer o que padezcan obesidad. Es necesario identificar la causa de fondo que están produciendo las manchas para poder tratarlas adecuadamente.

En el caso de la resistencia a la insulina, con una desintoxicación natural y la eliminación del consumo de azúcares innecesarios podrá mejorar sustancialmente la piel de la persona. La desintoxicación puede hacerse con ponche de sábila para curar el hígado y el consumo de vegetales verdes en abundancia.

Otras manchas comunes: vitíligo, quemaduras por limón y acné

Existen sustancias que al entrar en contacto con la piel y luego exponerse al sol, pueden causar manchas o quemaduras en la misma. Entre ellas está el limón. Si el jugo de esta fruta entra en contacto con nuestro rostro, y luego nos exponemos al sol, es probable que suframos una quemadura o que surjan manchas oscuras en el cutis.

De allí el cuidado que debemos tener con ciertos alimentos. Si ocurre una mancha por quemadura a causa del limón, lo mejor es lavar adecuadamente la zona y utilizar una crema a base de hojas de jobo y semillas de ajonjolí tostadas. Además, debemos cuidar la zona afectada, evitar colocar sustancia irritantes, como perfumes o cosméticos para el rostro.

Igualmente es necesario que usemos protector solar en la zona afectada.

El vitíligo es una enfermedad que se caracteriza por el surgimiento de manchas blancas en la piel, incluyendo la cara. Esta enfermedad puede surgir en cualquier edad y afectar a cualquier persona y sus causas aún no son del todo conocidas.

Cada persona debe ser tratada de manera individual cuando padezca de vitíligo. En general se pueden utilizar cremas que unifican el tono de la piel. Y se hace indispensable la aplicación de protector solar para cuidar las zonas afectadas.

Otra causa común que genera la aparición de manchas es el acné. Las espinillas o puntos negros en muchos casos ocasionan la aparición de cicatrices y manchas en la cara de los jóvenes, en especial cuando el acné es severo.

El acné debe ser tratado antes de poder tratar las manchas que ocasiona. Estas pueden ser aclaradas y eliminadas con aplicación de aceite de rosa mosqueta o con preparaciones a base de sábila.

Para ayudar a los procesos que causan manchas en la piel también puede integrar a tu dieta el consumo de Alfa Músculo, cuya fórmula permitirá el combate de las distintas manchas que afecten el órgano más extenso de tu cuerpo. En especial te cuidará de las manchas de la cara.

Prevención y cuidado ante las manchas en la cara

Existen distintos hábitos que debemos tener para prevenir y tratar exitosamente manchas en el rostro y la piel en general:

  • El uso del protector solar es un hábito importante de mantener. Cuando vayamos a estar expuestos al sol por un período prolongado, lo mejor es utilizar un protector solar durante el proceso de exposición.
  • La hidratación de la piel es fundamental, en especial la del rostro que tiene cierto nivel de sensibilidad. Podemos utilizar aceites y cremas naturales para hidratar la piel.

De acuerdo a lo anterior, debemos evitar exposiciones innecesarias al sol, en especial durante las horas del día en que el sol se hace más intenso: entre las 10 horas y las 15 horas.

Tener cuidado cuando se expriman espinillas o puntos negros, ya que pueden dejar marcas en la piel.

Estos cuidados son básicos para todo tipo de piel y son necesarios si queremos proteger nuestro rostro de manchas innecesarias.

Asimismo, existen formas de aclarar y tratar las manchas que ya tienes.

Una manera sencilla, natural y eficaz es utilizar preparaciones con sábila. La sábila tiene excelentes propiedades para tratar todo tipo de manchas y cicatrices, dando resultados excelentes cuando es aplicada con disciplina.

La baba de caracol preparada de forma adecuada es un excelente tratamiento para las manchas de la piel.

El barro aplicado en las zonas donde hay acné intenso puede evitar la aparición de manchas posteriormente.

El jugo de limón aplicado por las noches es un excelente método para aclarar manchas. Pero debe ser retirado completamente en la mañana. El jugo de cebolla morada aplicado durante unos 5 o diez minutos también ayuda notablemente en la desaparición de manchas en el rostro.

Consejos para una piel sin manchas, tersa y suave

Uno de los productos caseros que mejores resultados da en el tratamiento de manchas es el vinagre de manzana. Gracias a su PH ácido permite cerrar los poros de la piel y dejar la piel lisa y brillante. Si la aplicas sobre manchas hazlo durante 10 a 20 minutos y luego retirarlo completamente con abundante agua.

La leche también ha sido tradicionalmente utilizada para limpiar de las células muertas la superficie de la piel. Esta función la cumple el ácido láctico, lo que permite dejar la piel limpia y renovada. La leche puede ser aplicada durante la noche y luego debe ser enjuagada al día siguiente.

Al igual que la leche, el yogurt también limpia la piel. Pero además permite desinfectarla y suavizarla. También favorece de manera importante la regeneración de la misma y mantiene la humedad en un nivel adecuado. Puedes aplicar yogurt en tu rostro bien lavado durante unos 15 a 20 minutos y luego retirarlo completamente con agua tibia.

El siguiente consejo es popular en el cine y la televisión: el pepino por su contenido de vitamina E y de aceites naturales es muy bueno para el cuidado de nuestra piel. Aplicar una mascarilla de pepino licuado (sin concha ni semillas) por unos 20 minutos renovará tu piel de manera inmediata.

Hemos hablado de la sábila, para aplicarla en la piel es necesario remojarla previamente por unas horas, y luego utilizar la baba del cristal aplicándolo por unos 30 minutos en el área afectada.

Otro alimento poco conocido pero que tiene importantes beneficios para tu piel es el tomate. Su jugo contiene vitaminas A y C, además de licopeno, que combate los radicales libres. Puedes unirlo con jugo de limón y aplicarlo con algodón durante unos 10 minutos, para luego retirarlo.

Otros cuidados para tu cara

La naturaleza nos regala otros tantos elementos que podemos usar como preventivos de manchas en el rostro y para tratar las que hayan aparecido. Por ejemplo los tratamientos con plantas (fitoterapia) brindan varias opciones de tratamiento.

La hiedra (hedera helix) es una planta que ha sido utilizada con efectos positivos sobre la piel. Ella contiene saponósidos que permiten una revitalización de las células de la piel. Es altamente recomendable para la piel muy pigmentada.

Es ampliamente utilizada para prevenir y combatir las estrías y la celulitis. También permite tratar cicatrices que tengan poca profundidad.

Existen cosméticos que incluyen esta planta. Pero puedes también extraer y utilizar la tintura madre o la decocción de manera natural.

Ya hemos mencionado el aceite de rosa mosqueta, un potente vitamínico y antioxidante. Permite combatir el fotoenvejecimiento de la piel, le otorga un buen tono y textura a la misma. Puedes usarlo a diario en masajes para la piel de tu cara.

El diente de león es otra planta utilizada para el cuidado de la piel por su poder desintoxicante y revitalizante.

La tisana de diente de león previene y elimina impurezas y toxinas de la piel. Si se aplica tópicamente, revitaliza las zonas de la piel con arrugas o cicatrices.

Para cuidar y proteger a tu piel de los efectos de la vejez también puedes consumir Alfa Músculo.

Para los jóvenes: combatir el acné

La mayoría de nosotros hemos sufrido episodios de acné. Sin embargo, no a todos nos quedan manchas luego que salimos de la adolescencia y el acné disminuye su presencia en nuestro rostro. ¿Por qué quedan esas marcas, manchas o cicatrices del acné? ¿Pueden evitarse o eliminarse?

En general se conoce tres tipos de erupciones que entran en el ámbito de lo que se conoce como acné.

El tipo más leve y común, bastante conocido entre nosotros son las llamadas espinillas, los puntos negros y los granos que tienen un punto blanco.

Luego tenemos el acné más moderado, donde sí ubican los granos de color rojo con mayor inflamación, algunos de los cuales pueden tener el punto blanco (conocidos como pústulas).

Finalmente tenemos el acné más severo, que se reconoce cuando aparecen quistes bajo la piel, inflamaciones con pus bastante dolorosos (también conocidos como nódulos).

Las marcas y manchas que deja el acné son causadas por el tipo moderado y severo, precisamente aquellos granos rojos, inflamados y dolorosos que tienen pus en su interior. Este tipo de granos en la cara se forman cuando los poros que constituyen la piel (los folículos pilosos) se “tapan” con grasa y piel muerta. Dentro de ellos crecen bacterias que producen la infección.

La grasa que puede tapar los folículos pilosos puede producirse por mala alimentación que hace que el cuerpo tenga exceso de grasa, o por procesos hormonales (de allí su incidencia durante la adolescencia).

Las cicatrices son señal de infección, la sangre deja marcas pigmentadas. En otras ocasiones cuando intentamos eliminar algún grano mediante la presión en la piel, podemos también dejar marcas (huecos) que no terminan de curar.

En otras ocasiones no hacemos un tratamiento adecuado y terminamos por dejar que las infecciones dañen la piel de nuestro rostro.

Recordemos que el problema del acné no afecta sólo nuestra apariencia, también afecta nuestra salud mental puesto que puede incidir en la autoestima. De igual manera afecta la salud de uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo: la piel.

Algunos consejos para el acné

Revisemos algunos consejos para evitar que el acné deje manchas y marcas en nuestra cara, o para reducir al máximo esta posibilidad. Recuerda que podemos reaccionar de manera distinta a los distintos productos, incluso los más naturales. Así que antes de probar en todo el rostro algún tratamiento, primero verifica no ser alérgico o sensible a algún componente, y prueba primero en una sección pequeña.

Uno de los productos caseros utilizados contra el acné es el bicarbonato de sodio. Esto porque tiene excelentes resultados contra las infecciones en general, así como con las manchas y pigmentaciones en la piel. De allí que pueda ayudarte con el acné y las manchas o cicatrices producto de este.

Uno de los beneficios directos del bicarbonato de sodio es que estimula la producción natural de colágeno, lo que permitirá eliminar más rápido la piel muerta y sustituirlas por piel nueva. Esto permite eliminar las capas de las cicatrices que deja el acné. Con ello no solo te permite eliminar las espinillas, también blanqueará las manchas y eliminará puntos negros.

El bicarbonato puede ser aplicado mediante la preparación de una pasta a base de polvo de bicarbonato de sodio, agua y limón. Puedes aplicar la preparación por las noches y retirarla completamente por la mañana. En pocos días verás buenas resultados. Si eres de piel sensible, no la utilices todos los días, aplícala cada dos o tres día y evalúa la reacción de tu piel.

Otros dos productos caseros que combinados darán excelentes resultados son el tomate y el pepino. En especial si tienes manchas o marcas de reciente aparición, te puede servir las propiedades combinadas de estos dos vegetales. El tomate tiene un alto contenido de betacaroteno, así como propiedades de exfoliación. Por su parte, el pepino, como mencionamos, es hidratante y regenera tu piel.

Puedes preparar un tónico licuando un tomate con medio pepino. La mezcla resultante puedes aplicarla diariamente durante unos 15 minutos, y retirarla con agua tibia.

Junto con estos tratamientos se puede tomar Alfa Músculo, para combatir las manchas en tu rostro y los efectos del envejecimiento desde el interior.

Otros consejos para el acné

El coco es un fruto que tiene muchos usos para la salud del ser humano. Desde el agua de coco tierno, hasta la pulpa del coco seco, son muchos sus usos. El aceite de coco tiene múltiples usos, por sus propiedades es altamente demandado en la industria cosmética.

Es una valiosa fuente de vitamina E, cuyos efectos antioxidantes favorable para toda nuestra piel. Además este aceite hidrata profundamente tu piel. Con sus propiedades antibacterianas, también estarás eliminando las bacterias que causan infecciones en tu rostro. Su uso permitirá prevenir la aparición de nuevas manchas o cicatrices.

Recuerda comprar el aceite 100% natural. Puedes aplicarlo en las zonas que necesites mediante masajes circulares hasta que la piel lo absorba. Puedes retirar el sobrante con un paño. Luego puedes asearte de manera acostumbrada.

Otra fuente vegetal de gran ayuda para estos procesos es la cúrcuma. Las propiedades de la cúrcuma ayudan a eliminar las cicatrices y manchas más pigmentadas que puede haber dejado el acné. También permite combatir las manchas causadas por el sol.

Puedes preparar una pasta con leche, cúrcuma en polvo y limón. La combinación puede ser aplicada sobre la zona afectada hasta que se seque. Luego retírala con agua tibia.

El reino animal también nos entrega excelente elementos para nuestra salud. En este caso la miel de abejas es un producto muy apreciado para tratar las manchas de la piel. Tiene una gran cantidad de antioxidantes que regeneran la piel y la limpian de células muertas. También hidrata profundamente y suaviza la piel. Es muy recomendada para personas cuyo cutis es grasoso.

Puedes aplicar miel sobre manchas y cicatrices y dejarla actuar durante unos 20 minutos, luego retirarla con agua, se puede hacer a diario.

mascarilla casera hidratante, Mascarillas faciales caseras naturales en casa.

Cuida la piel de manchas

Nuestro rostro es un área que suele estar desprotegido y a exposición de múltiples factores, como el sol, la contaminación ambiental, etc. Además en sus expresiones se reflejan muchas de nuestras emociones, las cuales pueden traducirse en afecciones de salud.

Un buen rostro, una piel cuidada, es síntoma de buena salud, no sólo se trata de una cuestión de estética.

Siempre debemos utilizar protectores solares para cuidar nuestro cutis de la exposición prolongada. Las mascarillas de pepino, tomate, aplicaciones de miel o aceite de coco podemos transformarlas en hábitos para prevenir la aparición de manchas, no solo para tratarlas cuando aparezcan.

La prevención es fundamental para el cuidado de nuestra cara. Lo mejor es impedir que surjan las manchas y cicatrices adquiriendo hábitos de cuidado de nuestro cutis. Hidratación, buena alimentación, masajes con tónicos regeneradores, son actividades que no quitan tiempo y aportarán un saldo importante a nuestra salud integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *