Tabla de madera con aguacate, aceite, y pescado

¿Cómo podemos tener una buena circulación sanguínea?

¿Cómo podemos tener una buena circulación sanguínea?

Última actualización: 05-12-2018. Equipo Nutricioni

La mala circulación de la sangre puede ser originada por diversas causas. Dentro de ellas  tener altos niveles de colesterol, poco consumo de alimentos que proveen fibra.

También ingerir alimentos muy salados. Asimismo, bajo consumo de fluidos.

El consumo elevado de grasas saturadas incrementa los niveles de colesterol, motivando que dañan los vasos sanguíneos. Estos tienden a perder la debida elasticidad para preservar  que la sangre fluya con libertad por las arterias. A continuación, te daré algunos consejos para mejorar la circulación sanguínea:

Darse masajes: Suaves y firmes masajes que comiencen en los pies. Luego continuar  subiendo hasta los muslos. De esta forma, se incrementa el flujo de la sangre y disminuye los problemas circulatorios.

Comida sana para bajar la tensión arterial: Entre los alimentos y nutrientes que pueden llegar a mejorar los problemas de circulación encontramos la ingesta de espinacas, la cual es muy conveniente para una buena circulación.

El apio también se recomienda debido a sus cualidades. Asimismo, las semillas de girasol y la soja. También las bananas, las papas y el chocolate.

Igualmente se recomienda el aguacate, leche descremada, los pescados. Igualmente, el consumo de los cítricos, y dejar el hábito del tabaco.Tabla de madera con aguacate, aceite, y pescado

Hidroterapias: Consisten en masajes que se con el uso de chorros fuertes de agua. Fría y caliente de manera alterna. Lo cual activa la circulación de la sangre inmediatamente.

Uso de pimienta cayena: Contiene capsaicina, con la capacidad de estimular y activar el sistema cardiovascular. Lo que permite disminuir grandemente tensión arterial y los niveles de colesterol.

También permite reducir altamente las probabilidades de llegar a sufrir la arteriosclerosis, endurecimiento de las arterias, generando variados problemas a todo el sistema circulatorio.

Ejercitar las piernas: Consiste en  elevar ligeramente las extremidades inferiores, para así ayudar a que la sangre retorne más fácilmente y se active la circulación.

¿En qué consiste la circulación sanguínea?

La circulación tiene como propósito principal el de transportar el oxígeno junto con los los nutrientes a todas las células del organismo. Devolviendo de esa forma el óxido a los pulmones para finalmente expulsarlo.

La circulación es entonces activada por nuestro corazón, que funciona como tal como una bomba.Anatomía del corazón humano en fondo rojo

La sangre ya oxigenada viaja a los largo de las arterias. Estas se vuelven cada vez más pequeñas hasta convertirse en vasos capilares.

La sangre recorre los diferentes órganos en donde el oxígeno, junto a los nutrientes moleculares, son asimilados por las células.

La sangre absorbe el dióxido de carbono y los desechos. Estos residuos van a ser  eliminados luego por el hígado y los riñones.

La sangre pasa entonces a las venas hasta llegar los pulmones donde se libera el dióxido de y se recarga con oxígeno. Finalmente, vuelve al corazón a dar otra vuelta entera.

Estamos hablando de la pequeña circulación y de la grande. La primera, asume el camino de la sangre desde el lado derecho del corazón hacia los pulmones. El retorno de del flujo va desde estos hacia el lado izquierdo.

La gran circulación, al contrario, es el flujo que va desde el ventrículo izquierdo al resto del organismo. En los pulmones la sangre va a cargarse de oxígeno y liberar el dióxido.

Hay otra clase de vaso sanguíneo, el linfático. Estos vasos colectan los líquidos y las células del espacio intersticial. Este espacio se encuentra entre las células de un órgano o entre varios órganos.

Los linfáticos acarrean los líquidos y las células sanguíneas hacia el tórax y entran al sistema venoso. El sistema linfático es muy importante en el sistema inmunológico que protege al organismo de las diferentes infecciones.

La llamada mala circulación de las piernas, puede optimizarse con el cambio de la postura, teniendo además buena  actividad física, ingiriendo abundantes líquidos.

Ayuda también el levantar las piernas y ejercitarlas. Comer verdura y frutas además de duchas heladas. Igualmente, se recomienda productos naturales como  Jugo Complejo.

¿Cómo se manifiesta una mala circulación sanguínea?

La mala circulación sanguínea puede generar variadas consecuencias en el organismo, algunas de ellas bastante visibles. Entre ellas tenemos la comentada sensación de frío en las piernas y brazos.

Este es uno de los síntomas de la mala circulación. Sucede puesto que a la sangre le cuesta alcanzar más a los extremos del organismo. Esto produce una disminución de la temperatura corporal en las regiones afectadas.

Otro de los síntomas es una sensación de hormigueo. Este entumecimiento en brazos y piernas señala que depósitos grasos pudieran estar bloqueando el flujo dentro nuestras arterias.

El agotamiento constante suele ser un síntoma que debe alertar que no están llegando los nutrientes necesarios a nuestro organismo.Ilustracion de hombre agotado mientras su sombra sigue caminando

La sangre se bombea de forma más lenta, y por ello el transporte de oxígeno, nutrientes y vitaminas se hace más lento. Es normal que nos percatamos que nos pesa más el cuerpo y nos cuesta trabajo moverse.

La aparición de várices en las piernas, es una antiestética señal de afecciones varicosas. Se producen a causa de  la debilidad de las paredes venosas. Con el mal funcionamiento de algunas válvulas. lo que produce acumulación atípica de sangre. lo que va  a provocar que las venas se dilaten.

El incremento de las “arañas vasculares”, que nos induce a confundir las várices de las telangiectasias. Estas son parecidas, pero de de menor tamaño.

La inflamación en las extremidades, es otro síntoma importante. A causa del calor, se produce una vasodilatación en las venas.

Lo que junto a la fuerza de gravedad, motiva que la sangre se concentre en el zona de los pies. Dificultando el retorno venoso causado por el incremento del propio flujo de sangre.

La coloración azul en la piel, es también es signo de mala circulación. Cuando esta no es adecuada, no alcanza llegar a la piel con la concentración de oxígeno necesaria.

La dificultad para cicatrizar las heridas,  puede producirse cuando el sistema inmunológico no funciona adecuadamente. Por lo tanto, se da una mala circulación y los glóbulos blancos no se desplazan con la velocidad apropiada.

Prevención para la mala circulación

La circulación tiene como objetivo transportar el oxígeno junto con los los nutrientes a todas las células del cuerpo, para así y devolver dióxido a los pulmones para luego expulsarlo. La circulación es activada por el corazón, que funciona como una especie de bomba.

Para prevenir la mala circulación debemos de evitar comidas demasiado condimentadas. Además de disminuir el consumo de grasas saturadas contenida en carnes, embutidos y  lácteos.

Se sugiere el consumo de aceites insaturados crudos como el de oliva y el omega 3. Es saludable disminuir el consumo de sal refinada por su alto contenido de sodio.

Se recomienda el consumo de antioxidantes como vitaminas A, E y C. Al igual que minerales como zinc y selenio.

Se debe evitar el sobrepeso y tener una actividad física sistemática. Además de una dieta variada, sana y balanceada.Ilustración de la sombra de una mujer obesa comparando con una mujer flaca

Muchas de las deficiencias del sistema circulatorio son ocasionadas por la cantidad de residuos que arrastra la sangre. Estas con el tiempo pueden dificultar la circulación de la sangre.

A la vez que puede provocar que los vasos sanguíneos pierden su elasticidad, dificultando así el viaje de la sangre por todo el organismo.

Es importante consumir alimentos ricos en potasio, el cual se encuentra en varias verduras, hortalizas y  frutas.

Hacer ejercicios con los dedos de los pies, y luego dejar los pies relajados. Ayuda también a prevenir la mala circulación acostarse boca arriba y luego levantar las piernas, para luego moverse en círculos y ejercitarlas.

Es conveniente evitar el uso de prendas de vestir muy apretadas, como correas, ropa interior o calcetines.

Se aconseja tomar suplementos naturales como Jugo Complejo, pues el ritmo de vida en ocasiones nos dificulta tener una alimentación adecuada.

Por otra parte, reducir el uso de aceite para freír es conveniente. Se debe sustituir por aceites en aerosol. Es una manera más saludable y económica de alimentarse.

Vitaminas y minerales para mejorar la circulación

Hay vitaminas y minerales para optimizar la circulación de la sangre, entre ellas la lecitina de soja. Esta es buena  para mejorar la circulación. Al igual que ácido fólico (Vitamina B)

La vitamina A por sus cualidades antioxidantes previenen la oxidación de las paredes de las arterias.

La vitamina C es una de las mejores formas de prevención, pues previene la aterosclerosis. La  vitamina E disminuye la posibilidad de que el colesterol de baja densidad se oxide y se adhiera a las arterias.

La vitamina E se encuentra en las verduras de hoja verde, nueces y semillas. También los cereales, jugos de fruta y margarina están fortificados con vitamina E.

La vitamina K es muy importante  para la coagulación de la sangre. Su carencia conduce a hemorragias. Diversas investigaciones concluyen que el aumento en la ingesta de vitamina K puede disminuir el riesgo de hemorragias.Alimentos ricos en nutrientes y vitamina K

Hay alimentos ricos en vitamina K que incluyen espinaca, col rizada, té verde, lechuga y  repollo, entre otros.

La vitamina B6 mejora la circulación, puesto que tiene capacidad para combatir los radicales que causan el endurecimiento de los vasos sanguíneos. Además está presente en el atún, la pechuga de pavo, de pollo y  hojas de mostaza.

Entre los minerales para prevenir la mala circulación y estimular la buena circulación destacan el potasio. Dado que que ayuda a la circulación al regular la sangre. Se encuentra en los higos, las pasas, germen de trigo.

El magnesio, combinado con el calcio regula la función muscular, ayuda a prevenir la calcificación a nivel de las arterias.

Los remedios caseros suelen ayudar a prevenir y tratar la mala circulación como las  infusiones de té verde, el cual tiene propiedades medicinales que incluyen mejorar el funcionamiento de las células que recubren los vasos sanguíneos.

Otros remedios caseros contemplan infusiones de jengibre, de cola de caballo, romero y cayena. Al igual que jugo de naranja con ajo, melón y uvas verdes. Para los que prefieren los productos naturales se recomienda la ingesta de Jugo Complejo.

Tips para mejorar la circulación

Es importante tener una alimentación variada y balanceada, que sea rica en vitaminas y ácidos grasos saludables.

Ayuda igualmente la actividad física que es tan importante para conservar el corazón en buena forma, evitando así los llamados problemas cardiovasculares.

Es importante para nuestra circulación sanguínea lo que ingerimos. Se debe deben consumir vegetales, legumbres y frutas.

No debemos eliminar totalmente el consumo de carne, lo deseable es consumir una o dos veces semanal.

El tomar agua y otros líquidos en buena cantidad es importante. Se deben evitar los refrescos y otras bebidas  azucaradas. El azúcar en cantidades excesivas es mala para la salud, así como también la sal.Imagen de jugos cítricos que contienen vitamina C

A objeto de conservar sano el corazón, se precisa oxigenar el organismo, activando los músculos  así como la respiración. Es aconsejable caminar diariamente durante media hora.

La vitamina C desempeña un papel relevante en la salud del corazón y del sistema circulatorio. Pues nos permite protegemos de la acumulación de colesterol en las arterias.

Una forma de mantener nuestros vasos sanguíneos más elásticos y en un mejor estado, es consumir vitamina C.

Esta vitamina favorece la generación de colágeno, un elemento indispensable para la reparación de las arterias. También mejora el flujo de la sangre hacia el corazón.

El organismo humano no genera la vitamina C. De tal forma que debemos obtenerla de algunos alimentos, como pomelos, limones, naranjas, fresas, papaya y guayaba, entre otros.

Debido a sus componentes, logramos disminuir el colesterol malo, a la vez que evitamos formación de placas de grasas a en las arterias.vitamina c en pildora naranja en muestra pequeña con mini capsulas en forma de c debajo un fondo blanco

Hay ácidos grasos que el corazón precisa para trabajar adecuadamente. Mejorando así la calidad de la circulación.

Son los llamados ácidos grasos omega 3 y los omega 6, que son parte de una dieta saludable.

Hay alimentos que debemos evitar a fin de preservar una buena circulación, entre ellos quesos curados y semicurados, la ingesta de mantequilla, nata, lácteos.

Tampoco debe ingerirse embutidos, conservas  y salchichas. Así como tampoco aceitunas y encurtidos. Ni frutos secos salados.Tampoco papitas fritas, snacks y otras frituras, ya que con el tiempo traerá problemas circulatorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *