sistema circulatorio, Cardiología y el concepto de corazón cardiovascular como un símbolo médico de salud de la circulación de la sangre humana que representa un órgano cardíaco circulatorio sano con venas y arterias en un estilo de ilustración 3D.

¿Cómo podemos mejorar nuestra circulación sanguínea?

¿Cómo podemos mejorar nuestra circulación sanguínea?

Última actualización: 21-03-2019. Equipo Nutricioni

Para poder disfrutar de un estilo saludable de vida debemos tener presente ciertas prácticas que van desde una alimentación saludable y ejercitar nuestro cuerpo.

Un estilo de vida saludable nos llevará a mejorar nuestra circulación sanguínea, y de esta manera evitar la manifestación de ciertas enfermedades.

Una de las áreas de nuestro cuerpo que pueden ser más afectados cuando la circulación sanguínea no trabaja de manera correcta es el sistema cardiaco.

Si no nos tomamos en serio el cuidado del sistema circulatorio y se procurar mejorarlo, puede llegar a verse afectada nuestra salud y nuestra vida.

Aliviáne está compuesto de numerosas enzimas proteolítica como la proteasa fúngica y la papaína, que favorecen el buen funcionamiento de la circulación sanguínea.

Una manera que podemos mantener una buena circulación sanguínea es consumir frutas ricas en vitamina C, gracias a su elevado nivel de antioxidantes.

Cuando mantenemos nuestro cuerpo con actividades físicas de manera regular, se evita que nuestro cuerpo caiga en sobrepeso y se podrá quemar el exceso de grasa corporal.

Si mantenemos una dieta saludable libre de alimentos ricos de grasa, evitaremos que nuestros vasos sanguíneos se tapen con placas de grasas y padecemos ciertas enfermedades.

¿De qué manera podemos mejorar la circulación sanguínea?

Corriente sanguínea humana, Flujo sanguíneo humano - tablero didáctico de anatomía del sistema sanguíneo de la circulación humana sistema sanguíneo, cardiovascular, vascular y venoso

Como ya lo hemos mencionado, cuando se tiene presente un estilo de vida orientado adoptar buenos hábitos que garantizan una buena salud.

Tener presente una buena alimentación: para poder gozar de una salud integral, debemos saber con certeza qué alimentos nos convienen y cuáles no.

Por eso es recomendable contar con la ayuda de un nutricionista que nos recomendará la alimentación que más nos convenga.

Aquí excluirá ciertos alimentos que son dañinos para la circulación sanguínea, e incluirá otros que son muy positivos y fortalecen las funciones sanguíneas.

Entre los alimentos que debemos eliminar están aquellos que posee alta presencia de grasas saturadas, bebidas con presencia de azúcar, alimentos procesados, golosinas, etc.

Consumir la carne roja de manera prudencial, esto quiere decir que solo se debe consumir 2 veces a la semana. También se puede utilizar carne magra (libre de grasa).

El consumo de carne blanca como el pollo y el pavo son más saludables y se pueden comer más seguidos que la carne roja.

Agrega en tu dieta un consumo más elevado de frutas y verduras, ya que estos tipos de alimentos son más ricos en vitaminas, minerales y fibra.

Mantén una buena hidratación, de esta manera nuestro organismo manifestara un mejor desempeño en sus actividades circulatorias y la piel se mantendrá más saludable.

Realiza ejercicios de manera regular: existen distintas disciplinas que mantendrán a nuestro cuerpo con las energías al máximo y quemara las sustancias tóxicas.

Esto puede ser a través de una caminata, trotar, nadar o cualquier actividad aeróbica que nos ayude a sudar y mantener nuestro cuerpo fuerte y saludable.

Existen otras actividades que benefician a nuestro cuerpo como lo son los estiramientos físicos y el yoga, disciplinas que queman el exceso de grasa corporal y benefician nuestra salud.

Beneficiando nuestra circulación sanguínea

Consumir mucha vitamina C: esta vitamina es una de los antioxidantes más poderosos que pueden actuar en nuestro organismo, reduciendo los efectos de la oxidación celular.

Otros de los beneficios que nos puede ofrecer la vitamina C es que puede elevar los niveles defensivos del sistema inmunologico, logrando eliminar con efectividad virus, gripes y enfermedades.

Los efectos benéficos de la vitamina C, alcanzan a nuestro corazón y a su sistema circulatorio, dándole mayor elasticidad y una condición más saludable.

Los efectos de la vitamina C influyen en una mayor producción del colágeno, favoreciendo un mejor funcionamiento de las paredes arteriales.

Esta vitamina se puede obtener a través del consumo de frutas cítricas como el limón, la naranja, la toronja, las fresas, la piña, la guayaba.

También se pueden encontrar en los pimientos, el tomate, el brócoli, la papaya, etc.

Añade a la dieta frutos secos: esta clase de frutos tiene un efecto especial y saludable en el corazón y en su actividad circulatoria.

Aunque la mayoría de las veces la grasa tiene un efecto negativo para nuestro corazón, los frutos secos poseen un tipo de grasa más saludable llamado ácidos grasos.

Ellos son el omega 3 y omega 6, que benefician a nuestro corazón disminuyendo la presión arterial y eliminando la grasa acumulada en las arterias.

También ayudan a mantener los niveles de triglicéridos más bajos y a reducir los riesgos de padecer un infarto o una arritmia cardiaca.

Entre los alimentos que podemos encontrar el omega 3 y el omega 6 tenemos las nueces, el aguacate, las almendras, los cacahuates, el aceite de lino y de girasol, el salmón, la sardina, etc.

Aliviáne cuenta con fantásticos componentes como la serrapeptase, la proteasa fúngica y la papaína que favorecen a la salud circulatoria del consumidor.

¿Qué alimentación beneficia nuestra circulación?

Entre los diferentes alimentos que nos pueden llegar a manifestar una actividad circulatoria más saludable tenemos los siguientes:

Chiles: este tipo de alimento tiene la presencia de la sustancia llamada capsaicina, esta tiene un efecto beneficioso en las actividades circulatorias.

También favorece a la buena salud del corazón, ya que sus efectos reducen el colesterol y posee efectos antiinflamatorios.

Curcuma, Raíces de cúrcuma en mesa de madera

Cúrcuma: esta especia le ofrece numerosas efectos saludables como ser un buen antioxidante, antiinflamatorio y antiséptico.

Está presente en distintas comidas orientales y sus efectos hacen que nuestra sangre sea más ligera y fluida.

Jengibre: tiene un amplio repertorio en efectos medicinales, sin embargo, haremos mención de sus efectos analgésicos y antiinflamatorios.

Es una opción muy favorable para garantizar una buena actividad cardiaca y circulatoria, disminuyendo padecer ciertas enfermedades que afectan el corazón.

Semillas de auyama: nos proveen de gran cantidad de vitamina E, esta es necesaria para fortalecer los vasos sanguíneos y evitar la formación de coágulos.

Ajo: le provee a nuestras venas sus efectos vasodilatadores y anticoagulantes, garantizando una mejor función arterial y una mejor fluidez en la circulación.

Cuando se consume ajo de manera frecuente estamos asegurando la buena salud del corazón y de los vasos sanguíneos.

Mijo: es un cereal que le ofrece lo mejor al buen funcionamiento de nuestro bazo, este es muy importante para las actividades de los vasos sanguíneos y su libre circulación.

Lo mejor del mijo es que se pueden consumir ya sea cocido en agua, preparado como galleta, pastel y croquetas. Dándole mayor variedad al momento de su consumo.

Cola de caballo: esta hierba es muy efectiva para prepararla como infusión, de esta manera le provee a nuestro cuerpo gran cantidad de silicio.

El silicio es muy necesario para que nuestro organismo produzca el colágeno, así se puede fortalecer las paredes de las venas y las arterias.

¿Qué vitaminas benefician la circulación sanguínea?

Nuestro organismo necesita ciertos nutrientes para poder desempeñar sus diferentes funciones, aquí podemos hacer mención de ciertas vitaminas.

Estas son la vitamina E, la vitamina B, la vitamina K y la vitamina C, ambas son necesarias para asegurar una buena función del sistema circulatorio.

Vitamina E: este tipo de vitamina destaca por sus efectos antioxidantes que ayudan a manifestar una mejor circulación.

Evita que se manifiesten coágulos en los vasos sanguíneos, garantiza una mejor producción en los glóbulos rojos y en transportar el oxígeno en la sangre.

Entre los alimentos que podemos consumir para obtener esta poderosa vitamina tenemos los tomates, las almendras, el brócoli y los aceites vegetales.

Vitamina B: entre toda la familia de la vitamina B, la que más favorece a las actividades circulatorias es la B3.

La niacina agiliza la circulación de la sangre y asegura que esta se desplace sin problemas, está al frente de la formación de los glóbulos en la sangre y fortalece la estructura de los vasos sanguíneos.

Entre los alimentos que podemos consumir para nutrirnos de esta vitamina tenemos las lentejas, la remolacha, las carnes de pollo, pavo y semillas de girasol.

Vitamina K: está al frente del proceso de coagulación de la sangre, de esta manera evita que se produzcan hemorragias y pérdida de la sangre.

Evita que padezcamos de venas varicosas, calcificación de las arterias y la aparición de ciertas enfermedades que afecten el proceso circulatorio.

Entre los alimentos que podemos consumir para beneficiarnos de esta vitamina tenemos el aceite de oliva, el aceite de soja, las espinacas y la lechuga.

Vitamina C: esta vitamina le ofrece a nuestro cuerpo sus efectos antioxidantes, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos y evita la aparición de enfermedades circulatorias.

Si consumimos la calabaza, el pimiento, el tomate, el brócoli y las frutas cítricas obtendremos los buenos efectos de esta vitamina.

¿Cuáles son los remedios caseros efectivos?

Para lograr obtener un mejor resultado en el funcionamiento del sistema circulatorio, podemos realizar ciertos remedios caseros ricos en vitaminas y minerales.

Infusión de cúrcuma: solo necesitamos utilizar un pedazo de su raíz y ponerla a hervir en una taza de agua por 10 minutos, dejar reposar, colar y beber 2 veces al día.

Nos estaremos beneficiando de sus efectos antiinflamatorios y de su gran poder regenerador por su nivel alto en antioxidantes.

Batido de melón con uvas verdes: esta combinación de frutas nos ofrece un alto contenido en antioxidantes, así se evita la formación de placas de grasa en las arterias.

Consumiéndolo 3 veces a la semana en ayunas, evitaremos que se manifiesten ciertas complicaciones circulatorias.

Semillas de calabaza con agua: este remedio se hace moliendo las semillas de calabaza y combinándola con agua, se deja en reposo por 10 minutos, se cuela  y se puede endulzar con miel.

Este remedio nos provee un alto porcentaje de vitamina E. También nos ofrece sus propiedades antiinflamatorias lo que la hace perfecta para nuestro sistema circulatorio.

Con la presencia de hierbas naturales como el jengibre, el sauce blanco y la garra de diablo Aliviáne nos garantiza una mejor actividad circulatoria.

Pimienta roja con agua: este remedio es fácil de hacer solo aplicamos un ¼ de la cucharada de pimienta roja en agua y revolvemos hasta que se disuelva.

Debemos consumirla en ayunas para obtener de ella la facilidad de eliminar la presencia de grasa en los vasos sanguíneos, purifica la sangre y obtenemos gran nivel de antioxidante.

Consumir semillas de girasol: solo debemos comer una cucharada al día, ya sea tostadas o remojadas en agua por 12 horas.

Estas semillas le ofrecen a nuestro cuerpo una gran cantidad de aminoácidos y de vitamina E, importantes para el mantenimiento de los vasos sanguíneos del cuerpo.

Ejercicios físicos que mejoran la circulación

Existen ciertos ejercicios, estiramientos o masajes que influyen positivamente en la circulación sanguínea, por eso es muy conveniente realizarlos de manera frecuente para obtener beneficios.

Estos son tan fáciles de realizar que puedes hacerlos en tu hogar y así manifestar una mejor circulación en las extremidades del cuerpo.

Caminemos con la punta de los pies: solo necesitamos mantener una caminata apoyándonos en las puntas de nuestros pies por un minuto.

No se necesita desempeñar una técnica compleja de caminata, solo caminar y esto refleja un buen funcionamiento en la circulación de los pies y las piernas.

Elevando nuestros pies hacia arriba: si nos recostamos en el piso y alzamos nuestros pies hacia arriba y los mantenemos por un tiempo garantizamos una mejor circulación en las piernas.

Apóyate con el talón del pie: así como nos apoyamos con la punta del pie también lo podemos hacer con los talones, de esta manera nuestras piernas tendrán una mejor distribución de la sangre.

La bicicleta: si nos recostamos en el piso y elevamos nuestros pies y en esta posición simulamos que pedaleamos una bicicleta, estaremos mejorando una mejor circulación al instante.

Movimiento circular de los pies: estando sentados procederemos a movilizar nuestros pies de manera circular por espacio de 3 minutos, así encontraremos mayor alivio.

Separando nuestras piernas: estando acostados en el suelo con la mirada hacia el techo, mantendremos nuestras piernas extendidas y las levantaremos un poco hacia arriba.

Mantendremos un poco las piernas en el aire y las separaremos una de la otra, luego las volvemos a juntar todo esto mientras se mantienen alzadas en el aire.

En búsqueda de una buena circulación

Mantener una buena alimentación nos evitará padecer de enfermedades cardiovasculares y garantizamos una buena salud de nuestro corazón.

El desarrollo frecuente de actividades deportivas mantendrá a nuestro cuerpo activo y evitará que caigamos en el sedentarismo y el sobrepeso.

De esta manera podremos vivir un estilo de vida saludable y muy provechosa para realizar las actividades diarias que nos toque desempeñar.

La participación de Aliviáne nos garantizara una mejor actividad circulatoria en nuestro cuerpo, gracias a la suma de grandes componente naturales que potencian nuestra salud.

Aliviáne es un producto elaborado para brindarle a nuestro cuerpo una manera más efectiva de recuperarse ante el desgaste físico resultado del entrenamiento.

La presencia de ciertas enzimas proteolíticas como la proteasa fúngica, el serrapeptase, la bromelina, la papaína y la proteasa bacteriana brindan una recuperación física más acelerada.

Con la presencia de compuestos herbáceos como la garra del diablo, el sauce blanco y el jengibre Aliviáne le ofrece a nuestro cuerpo aliviar las dolencias de una manera natural.

Aliviáne es el resultado de un esfuerzo tecnológico pensado para brindar una mayor calidad de recuperación física en sus consumidores.

Cuenta con la certificación internacional Kosher y vegetarian society, demostrando que sus resultados son efectivos y de gran calidad para el consumidor.

Si manifiestas dolencias en el cuerpo consecuencia de una lesión leve, mala postura o consecuencia de un entrenamiento excesivo Aliviáne es la mejor opción.

La suma de sus compuestos herbáceos y enzimáticos manifiesta una mejor circulación sanguínea, que acelera la recuperación física y alivia los dolores.

Aliviáne asegura que el consumidor experimentará una sensación de alivio ante todos estos males que ya se han hecho mención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *