¿Cómo mejorar tu sistema muscular con la alimentación?

¿Cómo mejorar tu sistema muscular con la alimentación?

Última actualización: 05-12-2018 por Editor Ernesto.

Moldear y definir los músculos puede llegar a ser una verdadera obsesión para algunos. Afortunadamente podemos ayudar a nuestros músculos a mejorar su condición a través de la alimentación.

Las personas que desean esculpir sus músculos deben seguir un arduo régimen de ejercicios así como una dieta muy específica.

Sin embargo, es común ver que los atletas y deportistas consumen grandes cantidades de suplementos nutricionales para “sacar músculo”.

Debes saber que esos suplementos no son milagrosos, el trabajo constante y la disciplina en la dieta son básicos para que este tipo de ayudas surtan algún efecto.

Además no todo lo que se promociona como proteína para ganar masa muscular lo es.

Existen algunos suplementos a base de proteínas pero que poco ayudan a desarrollar la musculatura.

Pero lo que siempre te ayudará cuando quieras mejorar tu musculatura es Osteocar Total. Un producto probado y sin contraindicaciones.

También es común pensar que mientras más proteínas se ingieren mayor será el desarrollo muscular. Pues esto depende de qué tipo de proteínas se trate. Existen muchos mitos alrededor del tema.

Otros optan por una salida meramente estética y prefieren cumplir con su objetivo directamente en el quirófano de forma más rápida.

Sin embargo, el mantener la figura perfecta creada por el cirujano se vuelve una tarea casi imposible si la persona no posee hábitos de vida saludables y voluntad para mantenerse alejada de ciertos alimentos. Generalmente este tipo de trabajos estéticos se pierde al poco tiempo.

Así la persona comienza una larga carrera de entradas al quirófano, obteniendo siempre el mismo resultado y perdiéndolo al final.

Por otro lado sí existen alimentos que por sus nutrientes nos pueden ayudar a lograr el objetivo de definir y desarrollar mucho más la masa muscular. Aprendamos un poco más sobre ellos.

¿Cómo es el sistema muscular?

Ilustración de la anatomía humana mostrando los tejidos musculares

No existe una sola parte de nuestro cuerpo que no esté cubierta por piel y debajo de esta los músculos. Incluso nuestros órganos internos están recubiertos por músculos, hasta nuestras venas y arterias.

Esto es así porque existen diferentes tipos de músculo. Unos son músculos lisos, otros estriados y el más fuerte de todos,  el cardíaco.

La musculatura de fibras lisas se encuentra en el recubrimiento de los órganos internos, esfínteres, vejiga y útero, venas y arterias, intestinos, bronquios y todo lo que es controlado por el sistema nervioso neurovegetativo, es decir, involuntario.

La musculatura de fibras estriadas se encuentra en los músculos que se insertan en los huesos a través de los tendones. Corresponde a los grandes y pequeños grupos musculares, responsables de darle movilidad a las articulaciones.

Este tipo de musculatura es controlada por el sistema nervioso central, es decir obedecen a un control voluntario que requiere intención por parte de la persona.

Este es el tipo de musculatura que las personas asiduas al gimnasio se esmeran en esculpir a través de ejercicios y alimentación sana.

La musculatura cardíaca se encuentra obviamente en el corazón. Es el músculo más fuerte de todo el cuerpo y el que más trabaja, sólo entra en reposo en el momento en que se detiene por completo. Por ello es tan importante cuidarlo y mantenerlo en buen estado.

Dentro de los músculos estriados encontramos la unidad celular llamada miocito.

Esta célula es estimulada por impulsos nerviosos aumentando o disminuyendo su longitud debido a las contracciones musculares.

Varios miocitos forman la fibra muscular y varias fibras reunidas conforman un fascículo. A su vez varios fascículos forman un músculo que está recubierto y envuelto por una membrana llamada fascia muscular.

¿Qué tipo de alimentos necesitan mis músculos?

Alimentos altamente nutritivos sobre mesa de madera negra, vista aérea

Lo primero que debes tomar en cuenta es que los músculos está formados por proteínas por lo tanto tu alimentación debe ser abundante en este elemento.

Las proteínas derivadas directamente de carnes, huevos y lácteos son las más recomendadas. Por otro lado los alimentos ricos en antioxidantes, ya que promueven la oxigenación de los tejidos y favorecen la circulación sanguínea.

Asimismo los carbohidratos son de suma importancia a la hora de brindarle energía al cuerpo y evitar que desgaste la musculatura que se pretende formar.

Así cubrirás los requerimientos energéticos sin recurrir a las proteínas y para eso las verduras fibrosas son fundamentales en este caso.

Otro punto importante es el potasio, plátanos, cambures y todo tipo de frutas que contengan altos porcentajes de este mineral son bienvenidos. El potasio es el elemento esencial para un adecuado equilibrio en los procesos de intercambio celular a nivel muscular.

Recuerda también los alimentos que protegen y regeneran tus articulaciones, cartílagos y ligamentos.

Los frutos secos, el aceite de oliva, el aguacate y todo tipo de grasa natural insaturada es bien recibida para este fin.

Al mejorar la movilidad y elasticidad de tus articulaciones, estarás favoreciendo el trabajo muscular. Esto te ayudará a lograr la meta planteada en el entrenamiento.

También debes incluir alimentos ricos en calcio para proteger tus huesos y así mejorar tu rendimiento físico durante el ejercicio.

En todo caso también es bueno apoyarse en un aliado como Osteocar Total, que contiene los elementos minerales que te ayudarán a fortalecer y proteger tu sistema muscular.

Proteínas de origen animal para ganar masa muscular

imagen en primer plano de vista superior de carne roja.

Carnes: obviamente la proteína te ayudará a formar más proteína. Sin embargo debes escoger cortes magros, evitar las grasas de la carne roja y el pollo.

El cerdo es una buena opción no muy popular entre las atletas pero vale la pena probarla de vez en cuando.

Mejillones: Los alimentos del mar son una excelente fuente de minerales y de glucosamina, indispensable para el bienestar de las articulaciones.

Las ostras, los cangrejos, langostas y langostinos entran en este grupo. Son además fuente de proteínas de muy buena calidad.

Huevos: Muchos asiduos al deporte lo comen crudos para aprovechar mejor sus nutrientes, sin embargo no hay ningún problema con comerlos cocinados en sus diversas formas.

Es una gran fuente de proteínas que se puede combinar casi con cualquier alimento y a cualquier hora del día.

Yogurt: Este alimento favorece la flora intestinal, ayudándote a tener una mejor digestión. Te brinda grandes cantidades de calcio y no aporta grandes cantidades de azúcares.

Elige siempre los que no contienen confituras añadidas. Gracias a él asimilarás mejor los alimentos.

Pescados azules: Los pescados azules son una excelente fuente de omega 3 y de proteína de alta calidad.

Previene inflamaciones ya que aportan gran cantidad de fósforo indispensable para la estimulación nerviosa de los músculos.  

Alimentos de origen vegetal que favorecen la masa muscular

Almendras: La grasa insaturada de los frutos secos es la mejor a la hora de brindarle a nuestro cuerpo colesterol bueno. Sobre todo a la hora de asimilar ciertas vitaminas liposolubles, es conveniente contar con una reserva de grasas saludables en nuestro organismo.

Por ello es saludable que siempre tengas a la mano un puñado de maníes, almendras, avellanas, pistachos, en realidad tienes para escoger. Los frutos secos no tienen desperdicio además de que puedes divertirte con su variedad.

Aceite de oliva: Cuando hablamos de grasas saludables el aceite de oliva no tiene comparación.

Además si de proteger tus articulaciones se trata, el ácido oleico brinda elasticidad y flexibilidad a tus tejidos tanto internos como externos. Notarás mayor resistencia en tu musculatura al mejorar tu flexibilidad.

Leguminosas: Las lentejas, las grandes menospreciadas entre los granos, por su sencillez y fácil preparación son a pesar de eso las más saludables para los músculos. Neutraliza ciertos ácidos responsables de la fatiga muscular.

Además es una fuente de hierro y potasio indispensable para el funcionamiento de los músculos.

Espinacas y acelgas: Pues sí, por algo Popeye las comía sin parar. La espinaca y en general las verduras de hojas verdes contienen grandes cantidades de ácido fólico y clorofila.

Además de hierro. Por esta razón son precursoras de los glóbulos rojos y mientras mayor cantidad de sangre llegue a un músculo, menor fatiga experimentará.

Cebolla y ajo: Los alimentos que contienen propiedades antiinflamatorias son excelentes para proteger tu sistema muscular. También la raíz de jengibre favorece la desinflamación después del ejercicio.

 Té verde: Es una importante fuente de antioxidantes. Además estimula la pérdida de grasa y estimular el sistema nervioso para mantenerte más activo durante tus entrenamientos.

Agua: Lo más importante en cualquier dieta es la hidratación. Así las células cuentan con un medio en el cual realizar sus procesos de intercambio en sano equilibrio.

Batidos proteicos para ganar masa muscular

Como ya se mencionó es importante recordar que el sólo hecho de consumir este tipo de batidos sería inútil sin un adecuado trabajo muscular.

Sin embargo existen algunos de ellos bastante eficientes a la hora de favorecer la ganancia muscular.

Proveen al organismo sensación de saciedad con lo cual evitan la ingesta excesiva de carbohidratos y grasas.

Los contra de este tipo de ayudas puede ser el aumento de depósitos de calcio, problemas renales y acidificación de la sangre.

Por ello debes siempre pedir orientación médica y consumir abundante agua para no saturar tu cuerpo de elementos no digeribles.

Uno de los batidos más populares es el de proteína aislada de soya. Esta leguminosa es una de las mejores proteínas de origen vegetal.

Se consume como bebida láctea, como carne vegetariana, como acompañante de ensaladas, comidas saladas o dulces y hasta se puede sacar queso de ella.

Contiene polifenol, que es un ácido fenólico responsable de la respuesta durante procesos inflamatorios en los tejidos. También contiene fitoesteroles, que son el colesterol vegetal. Este hace que la absorción de colesterol malo en el organismo sea más lenta.

Así como la soya, otras proteínas utilizadas en estos batidos te brindarán los aminoácidos que necesitas para aumentar la producción muscular y así protegerte de los desgarros y lesiones.

Al mismo tiempo y como elemento negativo, cuando las personas se hacen adictas al consumo de este tipo de batidos tienden a sustituir la alimentación real por un batido a cualquier hora del día. Esto causa un desequilibrio que puede llevar a la deshidratación.

Todas estas complicaciones se evitan si consumes Osteocar Total, un suplemento nutricional que te brinda la dosis perfecta de aminoácidos con vitaminas y minerales esenciales para tus músculos.

Algunos consejos para cuidar nuestra musculatura en general

Aunque no seas un deportista ni un físicoculturista, siempre es bueno seguir ciertos consejos para conservar y mantener en buen estado nuestro sistema muscular y salud en general.

La práctica de estiramientos antes de levantarse de la cama y antes y después de cualquier esfuerzo físico, es muy beneficiosa primero para la elongación de tendones y ligamentos.

Recordemos que sin este calentamiento podríamos lesionar alguna de estas estructuras y por ende sustituir con otros músculos el movimiento que ya no podemos realizar a causa del dolor.

De esta forma sobrecargamos a nuestros músculos de trabajo e involucramos en ciertos movimientos a grupos musculares a los que no les corresponde trabajar agravando aún más nuestras dolencias.

Por otro lado el uso de fricciones mentoladas y alcoholadas antes y después del ejercicio alivia bastante las tensiones producidas por el esfuerzo o los dolores causados por alguna lesión leve como torceduras o esguinces.

Los masajes también son muy efectivos a la hora de cuidar y relajar nuestros músculos. Pero debe tenerse la precaución de acudir siempre a un profesional certificado, ya que no todos los tipos de masaje son iguales ni sirven para el mismo fin.

Las personas que manipulan sin una técnica adecuada o que no han adquirido el conocimiento para dosificar debidamente las presiones pueden causarnos consecuencias peores que un simple dolor muscular, llegando hasta el desgarro de las fibras.

De la misma manera, también es muy conveniente cuidar el tipo de carteras, bolsos o morrales que utilizamos a diario. Esto nos ocasiona además de tensión es musculares problemas articulares y hasta óseos.

Debemos mantener una correcta higiene postural y hábitos sanos de vida como caminar y trotar mientras esté en nuestras posibilidades. Recordemos que el sedentarismo además de flacidez promueve los problemas circulatorios y del corazón.

Para asegurarte de que cuentas con los nutrientes que necesitas no dudes en probar Osteocar Total. Tu aliado a la hora de mantener en óptimas condiciones tanto tus articulaciones como tus músculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *