¿Cómo mejorar las funciones del sistema nervioso central y periférico?

¿Cómo mejorar las funciones del sistema nervioso central y periférico?

Última actualización: 18-10-2018. Equipo Nutricioni

El sistema nervioso central y periférico es el conjunto de órganos que actúan de forma coordinada para que el cuerpo se mantenga en equilibrio, funcionando cada uno de sus órganos e interactuando con el mundo exterior.

Cada individuo depende de la comunicación permanente entre lo que pasa afuera de él y las respuestas que él da a esos estímulos. A través de los cinco sentidos, vista, gusto, oído, tacto y olfato recibimos información, esta llega al cerebro, la interpreta y él a su vez envía respuestas o acciones como reacción ante esto.

Todo esto es posible gracias al elaborado sistema nervioso que con su intrincada red de comunicaciones conecta el exterior con el cerebro en ambos sentidos.

A nivel interno el sistema nervioso central y periférico ordena a cada uno de los sistemas internos, digestivo, circulatorio, locomotor, respiratorio, endocrino, secretor e inmunológico cómo y cuándo funcionar.

Por ejemplo, al observar un alimento, el sistema nervioso se encarga de tomar ese estímulo y convertirlo en una respuesta de las glándulas salivales que comienzan a secretar saliva ante el placer que sentirán a futuro por degusta ese alimento.

El sistema nervioso simpático y el parasimpático cuidan del correcto y acertado funcionamiento de todos los órganos que funcionan de manera involuntaria.

El eje del correcto funcionamiento del sistema nervioso central y periférico es el cerebro, por eso es importante prevenir cualquier posible lesión o daño en este órgano a lo largo de la vida ya que cualquier detalle en su funcionamiento puede afectar el equilibrio orgánico que sostiene al cuerpo humano. Un leve golpe en cualquier parte de la cabeza, o movimientos bruscos a causa de caídas u otro tipo de accidentes puede dañar alguna pequeña zona que se encargue del funcionamiento de un órgano interno o externo.

Además de ser el motor de la máquina física del cuerpo, el sistema nervioso central y periférico se encarga de la actividad mental, es decir, de pensamientos y emociones que hacen del ser humano un organismo racional.

Desde sus inicios, la vida se presenta ante el organismo como una serie de eventos que retan al individuo a sobrevivir ante ellos; al salir del vientre materno comienza la aventura, desde el primer instante en el que se aprende impulsivamente a respirar fuera de la placenta comienza la interacción con el mundo.

La capacidad de aprender de forma voluntaria es lo que diferencia en definitiva al ser humano de cualquier otro animal. La superación de obstáculos, la persecución de metas, la expresión de ideas, la capacidad de disertación sólo es posible gracias al sistema nervioso.

Sistema Nervioso

El sistema nervioso es un complejo conjunto de órganos que está dividido en sistema nervioso central y periférico. El sistema nervioso central está formado por el cerebro y la médula espinal y es llamado así porque es el eje de todo el resto de elementos del sistema.

El cerebro está dentro del cráneo que lo protege, la médula espinal inicia en la parte baja del cerebro y continúa por el centro de la columna vertebral hasta la región lumbar. Tanto el cerebro como la médula están protegidos por una membrana llamada meninges cuyo cuidado es de vital importancia para la preservación de la salud.

El sistema nervioso central guarda entre sus pliegues todo lo que se relaciona con pensamientos, emociones y deseos, la ciencia y todos los avances tecnológicos modernos aún recorren el camino de la investigación para definir muchos misterios que hacen inexplicable la mente humana.

Por otra parte, el sistema nervioso periférico está compuesto de todos los nervios que nacen en el cerebro y en la médula espinal extendiéndose a todo el cuerpo; incluye nervios espinales, craneales y periféricos además de las uniones neuromusculares.

Los nervios son órganos de apariencia alargada de color blanco cuya estructura se remite a las dendritas en un extremo y el axón en el otro extremo. En algunos lugares del cuerpo se unen varias neuronas o nervios fuera de la médula y el cerebro formando los llamados ganglios.

La principal diferencia entre los dos sistemas nerviosos, central y periférico es la capacidad de regeneración que tienen los nervios del sistema periférico, además sus neuronas son por lo general mucho más largas que las del sistema nervioso central.

Funciones del sistema nervioso

La importancia del sistema nervioso ha llevado a innumerables industrias a explorar el mundo de las plantas buscando en ellas los principios activos que ayudan a mejorar el funcionamiento de este conjunto de órganos, NervSoport es uno de ellos.

La función más importante del sistema nervioso periférico es servir de conexión entre el sistema nervioso central y los órganos internos del cuerpo y los sentidos. Esta red de nervios que atraviesa todo el cuerpo es la que permite la comunicación entre el mundo exterior y el cerebro, y a la vez conecta el cerebro con cada sistema interno. Algunas de los objetivos principales del sistema nervioso son:

- Percibir, a través de los cinco sentidos el mundo exterior registrando todos los estímulos que ofrece el ambiente.

- Sentir y responder, tomando esos estímulos y transformándolos en respuestas para actuar frente a la realidad, en ocasiones voluntariamente y en otras situaciones de forma involuntaria.

- Organizar de forma relacionada los estímulos nuevos para integrarlos a la estructura mental previa creando una base de datos interconectados.

- Accionar las funciones internas del cuerpo, controlando cada uno de los órganos que se unen para el correcto desenvolvimiento de todos los sistemas internos.

- Controlar los reflejos, que son reacciones involuntarias que aparecen como respuesta a ciertos estímulos.

El motor para sentir y razonar

Una de las cualidades que diferencia al ser humano de otras especies animales es su capacidad de razonar y sentir, todo ese milagro sucede en un pequeño órgano de apenas 1,5 kilos, el cerebro.

El funcionamiento de este órgano especializado requiere de una alta dosis de energía que le provee la glucosa además de otros nutrientes como las proteínas, las grasas, las vitaminas y los minerales. Proveer de la suficiente energía al cerebro actuará a favor del funcionamiento óptimo del resto del cuerpo.

La relación entre el organismo y el cerebro es bidireccional las fallas en uno repercute en el otro y la higiene y cuidado de uno mejorará el desenvolvimiento del otro. La mejor forma de optar por una vida sana hasta la vejez es protegiendo y cuidando el correcto funcionamiento del sistema nervioso en su total complejidad.

Conexiones para pensar

El elemento más importante del sistema nervioso central y periférico, son las neuronas, órganos de menos de 0,1 milímetro con dos partes bien definidas, las dendritas, con forma de árbol, y el axón que es un eje cilíndrico que termina en ramificaciones que se conectan a las dendritas de otra neurona para hacer posible la sinapsis.

Cuando más de cien axones se reúnen forman los nervios que conectan la médula y el cerebro con el resto del cuerpo.

La sinapsis es el proceso electro bioquímico que permite la comunicación entre los millones de neuronas que hay en todo el cuerpo y se lleva a cabo en los botones sinápticos que están ubicados al final de cada axón.

Hasta mediados del siglo XX la neurociencia partía del supuesto de que el ser humano nacía con una cantidad determinada de neuronas y que estás poco a poco iban muriendo. Sin embargo, los últimos estudios microscópicos de la actividad cerebral han permitido descubrir el proceso de regeneración neuronal llamado neurogénesis.

El nacimiento de células nuevas ha sido verificado en el hipocampo desde donde después se desplazan hacia otros espacios del encéfalo.

Basado en el nacimiento de nuevas neuronas surge el concepto de plasticidad cerebral que se refiere a la capacidad de este órgano de adaptarse a nuevos eventos para cambiar paulatinamente.

Es muy temprano para especificar los mecanismos que habilitan el nacimiento de nuevas neuronas, pero los entornos estimulantes a nivel cognitivo y el ejercicio mental voluntario son facilitadores del proceso de neurogénesis. Asimismo, se ha logrado establecer aquellos factores que reducen su aparición y entre estas están el estrés, las alteraciones del sueño y el sedentarismo.

Neuronas en riesgo

A lo largo de la vida, desde el nacimiento el cerebro humano está en riesgo de perder neuronas, esto puede deberse a causas de diferente origen, la alimentación, las enfermedades, las lesiones y hasta los hábitos cotidianos pueden hacer que las neuronas mueran. A continuación, una breve explicación de las más comunes:

  • Causas neuropsicológicas:

El estrés físico y mental general grandes cantidades de cortisol que al llegar al cerebro evita el funcionamiento de la memoria a largo plazo y mata algunas neuronas.

La esquizofrenia o psicosis son enfermedades graves de la mente y una de sus consecuencias es que causan cambios radicales en la fisiología del cerebro, entre estos cambios de volumen y peso se encuentra la eliminación de algunas neuronas de forma progresiva a la vez que la afección empeora.

El Alzheimer consiste en la acumulación de proteínas en el hipocampo y en el neocortex, alrededor de las neuronas, ejerciendo presión sobre ellas, las va matando y la persona va perdiendo la memoria de corto, mediano y largo plazo conforme van muriendo las neuronas.

El daño cerebral es tan fuerte que se pierde la capacidad de realizar actividades cotidianas y poco a poco se pierde la identidad y el autoconcepto.

Otros males menos frecuentes como el Mal de Parkinson, la enfermedad de Lyme y la Narcolepsia se asocian con la desaparición de las neuronas activas en el sistema nervioso.

Los adultos -según estudios médicos- deben descansa entre siete y nueve horas lo que permite al cerebro atravesar las diferentes etapas del descanso hasta alcanzar el sueño REM durante el cual los recuerdos se consolida y almacenan además de reponer la energía usada durante el día. La vigilia acaba con la vida de las neuronas.

  • Trastornos alimenticios:

Las fallas en el desayuno, en cuanto a la ingesta de proteínas, vitaminas y nutrientes, y en lo que se refiere a la hora ya que el desayuno debe hacerse antes de las dos horas después de levantarse.

Este tipo de problemática ocasiona la muerte de neuronas a causa de la excesiva actividad durante el día con tan poca base calórica ingerida a tempranas horas.

El exceso de comida produce un retardamiento en la circulación lo cual hace que el oxígeno tarde más en llegar al cerebro alterando las funciones del sistema nervioso.

El nivel apropiado de líquidos, la deshidratación y la hiperhidratación también afectan negativamente a las neuronas, ya sea por intoxicación o por sequía las neuronas pueden morir si no se mantiene la hidratación adecuada en el cuerpo.

  • Uso de drogas:

- La cocaína, el éxtasis y otras drogas matan a las neuronas y este proceso es de hecho el mismo que ocasiona adicción ya que las células que se excitan son las que van muriendo y entonces progresivamente el consumidor debe consumir más cantidad de droga para alcanzar el mismo nivel de euforia.

- Dos elementos cotidianos como el tabaco y los inhalantes (gasolina, pintura, pegamento, entre otros) contienen compuestos químicos que atacan a las neuronas de forma gradual afectando el sistema nervioso central y periférico.

- Los esteroides son recomendados para elevar los niveles de testosterona, pero su consumo en exceso puede llegar a matar células cerebrales.

- La conocida enfermedad de la apnea del sueño está relacionada con la imposibilidad de respirar mientras se duerme, la falta de oxígeno causa la muerte de las neuronas.

  • Accidentes cerebrovasculares:   

Evidentemente al afectar el flujo sanguíneo del cerebro, las neuronas se alteran y comienzan a morir y siguen haciéndolo aún después de que se restablece el normal funcionamiento.

  • Traumatismo craneoencefálico:

Ya se trate de una conmoción (golpe violento), contusión (golpe violento con edema cerebral), una sacudida fuerte de la cabeza o el conocido latigazo cervical producido generalmente por accidentes en auto, estos movimientos bruscos alteran el equilibrio del encéfalo y acaba con las neuronas.

  • Factores ambientales:

La contaminación del aire contiene toxinas que pueden causar daño cerebral. El monóxido de carbono es causa de envenenamiento paulatino mientras se inhala mata las células y afecta las habilidades mentales.

El plomo es el ingrediente base de varios productos cotidianos como la pintura de paredes, produciendo problemas de aprendizaje y matando células cerebrales. El agua y la comida se contaminan fácilmente con el plomo presente en el aire.

Los plaguicidas y el humo de soldaduras son otros de los causantes de la muerte de las neuronas la exposición a estos es incluso involuntaria y sus efectos por lo general son muy débiles, pero se acumulan con el tiempo ocasionando fuertes daños en la capacidad cerebral.

Potenciando el cerebro

La ciencia define como procesos cognitivos todos aquellos mecanismos que usa el cerebro humano para aprender, la memoria, la descripción, el lenguaje, la comparación, la observación, el análisis y la síntesis orientan el proceso de crecimiento y adaptación al mundo exterior además de sustentar la interacción social.

La naturaleza ayuda al ser humano en el uso de su mente para aprender, productos -como NervSoport- están elaborados con una mezcla de extractos de plantas ricas en antioxidantes y potenciadores del cerebro.

En el cerebro se llevan a cabo todos los procesos que permiten al ser humano aprender es por esto que su cuidado y protección es vital. Diariamente se pueden asumir hábitos que ejerciten las habilidades mentales fortaleciendo el proceso de sinapsis neuronal y garantizando el excelente funcionamiento del sistema nervioso central y periférico.

La gimnasia cerebral establece una serie de ejercicios mentales y físicos que agilizan la sinapsis y oxigenan el cerebro. En los sistemas educativos a nivel mundial se toman en cuenta hoy en día el desarrollo de los procesos cognitivos con prioridad por encima de la enseñanza de contenidos.

El desarrollo de la memoria, la observación y la concentración son los tres principales objetivos de las estrategias de enseñanza y aprendizaje para el trabajo con niños y adolescentes.

En el caso de los adultos existen diversos mecanismos para potenciar las habilidades del pensamiento, sin olvidar que al mejorar el funcionamiento del cerebro la calidad de vida aumenta. El ser humano sólo usa el 10% de su capacidad mental además de que se puede mejorar su potencial original usando alguna de las siguientes sugerencias para que el sistema nervioso central y periférico optimice su funcionamiento:

- Pensar creativamente activa el cerebro, investigar antes de tomar decisiones y pensar en mecanismos innovadores acelera la sinapsis neuronal.

- Salir de la rutina, probar nuevos alimentos, nuevos caminos, usar ropa distinta, todos los cambios, aunque sean pequeños, estimulan el cerebro.

- La memoria es uno de los procesos cognitivos más importantes y fortalecerlo es prioridad para agilizar la mente, es interesante intentar memorizar nombres, teléfonos, direcciones, canciones, cualquier información que ponga a prueba la memoria de corto y mediano plazo.

- Practicar ejercicio de forma regular produce nuevas células cerebrales.

- Disfrutar de un sueño largo y cómodo es importante para reponer la energía diaria que consume la actividad cerebral.

- Ejercitar la imaginación a través de la lectura o apreciación de obras de arte fortalece las conexiones entre nervios.

- Practicar los cálculos matemáticos sin utilizar herramientas tecnológicas fortalece las habilidades del pensamiento.

Ayuda natural para pensar mejor

Los alimentos son la fuente de nutrientes cada día compensan la energía usada por el organismo las vitaminas y los minerales necesarios para activar la mente.

Las plantas han sido usadas por la medicina oriental para equilibrar el organismo, los principios activos de cada especie vegetal han sido tomados por las industrias de productos naturales para favorecer la salud humana.

En lo que respecta al cerebro, sus habilidades mejoran gracias al extracto de las hojas de ginkgo biloba y bacopa monnieri además de las flores de la hierba de San Juan son una excelente combinación para optimizar el funcionamiento del sistema nervioso central y periférico diversos productos combinan plantas con diferentes propiedades, como NervSoport, para el beneficio integral del sistema nervioso.

La bacopa monnieri es un arbusto de hermosas flores amarillas también conocida popularmente como centella asiática. Original de la India y Vietnam nace en condiciones climáticas diversas, sus hojas son gruesas y contienen además de aminoácidos, componentes químicos como la saponina y los bacósidos que mejoran la capacidad de aprendizaje y de memoria.

Como antidepresivo es usado para repotenciar la energía cerebral y por ende la actividad corporal. Tomando en cuenta los altos niveles de alimentos artificiales que se consumen en la dieta cotidiana y el daño oxidativo que produce el estrés, la centella asiática aporta un gran porcentaje de antioxidantes.

Por otra parte, existe una planta que ha sido valorada por su gran cantidad de beneficios para la mente y el cuerpo, llamada la planta de la vida eterna o juventud infinita, el ginkgo biloba es un árbol cuyos extractos de hojas y raíces protegen a los órganos del cuerpo de los efectos del envejecimiento.

Además de acelerar las funciones cerebrales mejora la oxigenación del sistema nervioso al evitar coágulos sanguíneos y obstrucciones circulatorias, el ginkgo biloba aumenta la concentración y es considerada una planta neuroprotectora porque aumenta la producción de neuronas.

Por otro lado, reduce la fatiga aumentando la energía y vitalidad para afrontar los retos de la vida cotidiana.

La hierba de San Juan, cuyo nombre científico es hipérico, tiene propiedades cicatrizantes y otras relacionadas con la regeneración de tejidos.

Su savia anaranjada y sus hojas sirven de antibiótico en Europa desde la edad media y de sus flores amarillas se extraen los principios activos que funcionan como ayuda para el buen ánimo, como antidepresivo energiza el sistema nervioso periférico y mejora la actividad cognitiva en el cerebro. En general la hierba de San Juan es ideal como tratamiento para mejorar las condiciones de aprendizaje del cerebro.

La vida cotidiana del mundo moderno está plena de presiones, exigencias mentales y emocionales que presionan al sistema nervioso central y periférico obligando a que el individuo se fortalezca con suplementos alimenticios, como NervSoport, que refuercen hábitos sanos de descanso y ejercitación mental y física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *