Cómo mejorar la inflamación de los riñones de forma natural

Cómo mejorar la inflamación de los riñones de forma natural

Última actualización: 16-11-2018. Equipo Nutricioni

La inflamación de los riñones puede deberse a muchos factores, los más comunes son infecciones y trastornos de la respuesta inmune. Sin embargo, son muchas las acciones y medidas preventivas que podemos aplicar para que conservarlos en buen estado y realizando debidamente todas sus funciones.

Los riñones

Son dos órganos, generalmente simétricos y compactos, localizados en la parte superior más profunda de la cavidad abdominal. Se encuentran situados bastante cerca de la pared posterior del abdomen.

Su forma es algo similar a una judía o habichuela. La medida de los riñones no es exacta, varía de persona a persona, según la edad y otros factores.

En promedio los riñones de una persona adulta miden alrededor de 12 cm de altura, 6 cm de ancho y 3 cm de espesor.

Sus bordes convexos miran hacia los flancos del tronco y los cóncavos hacia el interior. Los riñones de un adulto pesan alrededor de 134 y 152 g aproximadamente.

Para que una persona pueda estar viva, debe conservar al menos un riñón funcionando bien.

Dentro de la cavidad abdominal los riñones se conservan fijos o estables. Esto ocurre gracias a la existencia de una especie de lámina, formada de tejido conjuntivo. Es decir una membrana protectora fibrosa.

Esta lámina es la fascia renal de Gerota, que no es otra cosa que una cápsula protectora o cúpula que envuelve estos importantes órganos.

Por debajo de la capa o fascia renal se encuentra una nueva capa; conformada por tejido graso. Es una cápsula adiposa que envuelve la capa renal.

La función de estas dos capas es la misma; proteger a los riñones de impactos, sacudidas o golpes.

En la cara cóncava de los riñones se encuentra ubicado el hilio renal; una hendidura a través de la cual penetran vasos sanguíneos y lugar de donde emergen o afloran los uréteres.

Los uréteres son conductos que transportan la orina que será posteriormente desechada hasta la vejiga.

Estructura externa e interna de los riñones

La zona externa de los riñones también conocida con el nombre de corteza posee un aspecto granuloso y presenta una tonalidad algo amarillenta.

Tiene una zona interna o médula surcada de múltiples zonas paralelas de tonalidad rojiza.

La corteza renal emite unas proyecciones de tejido que penetran en la médula  y la dividen en forma de sectores triangulares llamados pirámides renales.

Los vértices piramidales se llaman papilas renales y están dirigidos u orientados hacia el seno renal.

Cada papila renal cuenta con una serie de pequeños canales llamados conductos de Belini, que confluyen en los cálices renales. Estos constituyen el tramo inicial de las vías urinarias.

Las nefronas

Son una microestructuras consideradas como las unidades funcionales del riñón. En ellas se filtra la sangre para formar la orina.

En estas unidades se ponen en contacto la sangre y los microconductos por los que circula la orina recién formada.

Cada riñón posee millones de nefronas.  Cada una de las cuales desemboca en un conducto colector de orina filtrada. El cual a su vez aboca a un conducto de Belini.

¿Qué es el aparato urinario?

El aparato urinario está conformado por una serie de órganos que se encuentran localizados en el interior de la cavidad abdominal y en la pelvis.

Estos órganos especializados son los encargados de la intrincada tarea que implica elaborar, almacenar y expulsar la orina.

Para que pueda existir un equilibrio en los líquidos internos que circulan dentro del organismo resulta imprescindible la función que desempeñan los riñones.

Este proceso permite que sean evacuadas hacia el exterior agua sobrante y sustancias ligeramente tóxicas.

Las vías urinarias conformadas por uréteres, vejiga y uretra en conjunto con los riñones, conforman lo que se conoce como aparato urinario.

Hombre de pie, orinando en urinarios

La vejiga

La vejiga urinaria ocupa el centro anterior de la pelvis. Es una víscera con forma hueca que se encarga de recibir la orina que procede de los uréteres y la va almacenando hasta alcanzar un cantidad máxima estimada de 1 litro.

Cuando en la vejiga ya hay presencia de por lo menos 500 cm3 de orina, normalmente se presenta el deseo de orinar (o incluso antes) y de evacuar los productos de desecho.

Cuando la vejiga se encuentra vacía su forma es triangular. Por el contrario cuando se encuentra llena de líquido su estructura adopta una forma esférica.

Cuando la orina ingresa a la vejiga el esfínter uretral se sella. Es decir, queda completamente cerrado evitando que la orina pueda salirse. De esta forma funciona el proceso cuando todos órganos involucrados funcionan correctamente.

Las vías urinarias

Están conformadas por una serie de conductos que conjuntamente con las vísceras huecas están conectados entre sí.

Las vías urinarias se originan a partir de los riñones y cumplen funciones específicas; destacándose el transporte, almacenamiento y posterior evacuación de la orina.

Conductos con forma de copa invertida llamados cálices renales constituyen el primer tramo de las vías urinarias.

Éstos se encuentran  localizados en el seno renal e irrumpen del riñón, a través del hilio renal. Emergiendo en forma de un conducto con más cuerpo y volumen: el uréter.

Los uréteres

Básicamente son dos conductos que miden aproximadamente 30 cm de largo y 5 mm de diámetro. Los uréteres nacen en los hilios renales y atraviesan la estructura o cavidad abdominal de arriba abajo.

También lo hacen desde los costados hacia el centro, llegando hasta la vejiga urinaria, donde convergen. Esta acción la realizan a través de dos orificios conocidos como orificios uretrales.

La elasticidad es la característica principal que define las paredes de los uréteres. Necesaria para poder dilatarse o contraerse según el organismo lo requiera, facilitando o impidiendo la expulsión del flujo u orina hacia la vejiga.

La uretra

Se conoce con el nombre de uretra a un conducto encargado de transportar los desechos líquidos no utilizados (orina) desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo humano.

Las funciones de la uretra son diferentes según el sexo del individuo.

En el caso de los hombres este órgano está encargado de expulsar el semen y otros productos procedentes del órgano sexual y también la orina. Por lo tanto, cumple una doble función.

Para el género masculino el tamaño de la uretra es variable, según la condición física de cada individuo. Pero en promedio mide aproximadamente entre 15 y 20 cm de largo y unos 8 mm de diámetro.

En su trayecto la uretra atraviesa la próstata surcando de forma longitudinal el pene. Continúa su trayecto hasta desembocar en el glande. Finalmente se observa un orificio conocido como meato urinario.

A mitad del camino la uretra se encuentra con el esfínter uretral externo, el cual es condicionado o controlado a voluntad desde tempranos años de vida. Este proceso hace las veces de grifo que impide la salida de la orina al exterior.

En el género femenino, la uretra sencillamente es una vía exclusivamente urinaria.

Nace en la vejiga y emerge hasta los labios de la vulva, justo detrás del clítoris. Generalmente mide alrededor de 4 cm de largo y 8mm de diámetro.

Al igual que en el caso anterior a mitad del trayecto se encuentra el esfínter uretral externo, que cumple la misma función anteriormente descrita.

¿Por qué es tan importante que los riñones y el aparato urinario funcionen adecuadamente?

Dentro de nuestro organismo naturalmente se producen un gran número de reacciones físico-químicas a partir de las cuales se generan productos residuales que deben ser desechados del cuerpo humano.

El cuerpo humano aprovecha para esta tarea de todos los mecanismos de los cuales dispone. Estos mecanismos son la formación de la orina, la respiración y la transpiración.

El medio interno necesita de los riñones y del aparato urinario para mantener su equilibrio. En el caso femenino el aparato urinario funciona de forma independiente del aparato genital.

En el caso de los caballeros por el contrario el aparato urinario es mixto, funciona como área genital y a la misma vez como órgano para expulsar la orina.

Aparte de eliminar el agua sobrante y otros productos de desecho los riñones también se encargan de filtrar de la sangre otro tipo de sustancias. Las cuales deberán encontrarse en concentraciones determinadas que para que este proceso pueda desarrollarse sin complicaciones.

Es decir, que si nuestros riñones y aparato urinario no funcionan apropiadamente, nuestro organismo no podrá eliminar los productos de desecho. Lo cual se traduce en una situación grave a nivel de salud.

Nefritis o inflamación de los riñones ¿De qué se trata esta condición?

La nefritis es una enfermedad del sistema excretor, caracterizada por la inflamación de los riñones; órganos encargados de la formación de orina y regulación del pH.

Los riñones son capaces de eliminar gran parte de los residuos metabólicos y productos extraños presentes a nivel de la sangre; siempre que éstos sean solubles.

El término nefritis es ampliamente utilizado para definir inflamación o infección aguda de los riñones. Inclusive el deterioro crónico de los riñones es catalogado como nefritis.

La inflamación puede  deberse a un solo factor o a la combinación de varios. Las  causas más comunes suelen ser infecciones o reacciones inmunes anormales.

¿De qué forma puede producirse una reacción inmune anormal?

Este tipo de reacciones generalmente ocurre de dos formas descritas a continuación:

  1. A través del ataque directo de un anticuerpo al riñón o la presencia de un antígeno que se conecte a las células renales.
  2. Como resultado de la unión de un antígeno y un anticuerpo en cualquier otro lugar del organismo con una posterior adherencia a las células renales.

Importancia de realizar periódicamente un examen de sangre u orina

La realización periódica de un examen de sangre u orina puede determinar si hay presencia de infección y poner de manifiesto aquellas sustancias que se han ingerido.

Este tipo de exámenes generalmente valora o cuantifica niveles de glucosa, hematíes, nitritos, proteínas, cetonas, leucocitos, glóbulos blancos, concentración, acidez, apariencia, etc.

Una vez obtenidos los resultados, la presencia de alguna de estas sustancias o la alteración en algún valor que se encuentre fuera del rango aceptado como normal, puede sacar a la luz si el organismo está padeciendo algún tipo de infección. Igualmente alteración renal o enfermedades varias, como la diabetes por ejemplo.

Por todo lo dicho anteriormente es muy aconsejable realizar periódicamente este tipo de exámenes o antes si sentimos que algo no anda bien.

Síntomas físicos que puedes experimentar si tienes los riñones inflamados. Señales de alerta

-Dolor recurrente en la parte media y baja de la espalda.

-Episodios de fiebre sin explicación aparente.

-Malestar físico general acompañado de fatiga crónica.

-Párpados móviles inflamados o hinchados.

-Náuseas imprevistas, sin estar en estado de gravidez.

-Ardor o dolor al orinar.

-Presencia de sangre en la orina.

-Descontrol en la presión arterial. Hipertensión.

-Dificultad para respirar con normalidad.

-Escalofríos, aunque te encuentres en un lugar cálido

-Desequilibrio notable en la proporción del líquido que es ingerido y el líquido que sale.

Si usted nota la presencia de uno o varios de los síntomas antes mencionados, se recomienda acudir de manera inmediata al médico y solicitar una revisión exhaustiva de las causas que puedan estarle ocasionando esta sintomatología.

Prevenir es la clave para gozar de una buena salud. La combinación de los factores antes descritos puede estar relacionada con una nefritis o inflamación renal.

Lo que debes hacer para conservarte sano

-Toma suficiente agua sin exagerar la cantidad. El líquido dentro del cuerpo obedece a un equilibrio de entrada y salida.

El organismo utiliza para realizar sus funciones vitales cierta cantidad y desecha lo demás a través de la orina.

-El especialista en Nefrología es la persona indicada para establecer la condición de salud en la cual se encuentran tus riñones. Es sano revisar su condición cada cierto tiempo o cuando los síntomas del organismo te indiquen que algo no anda bien.

-Aliméntate responsablemente, lleva una dieta variada que incluya todos los grupos alimentarios. Cada uno de ellos te aportará vitaminas y nutrientes específicos que tu cuerpo necesita para obtener energía, nutrir las células y realizar sus funciones fisiológicas.

-Investiga acerca de las propiedades y beneficios de las plantas naturales e intégralas en bebidas, jugos, infusiones, tés, etc. Elige las que puedas conseguir con mayor y facilidad y que mejor se adapten a tus gustos en cuanto a textura y olor sabor.

UriProtek, te aporta los beneficios a nivel renal por su composición de plantas medicinales.

-Tanto como sea posible, sustituye las bebidas oscuras como gaseosas o cafeína, por jugos y zumos de frutas. De esta forma elevarás la respuesta de sistema inmune frente a las enfermedades y te sentirás lleno de vitalidad y energía.

-Duerme bien el descanso es fundamental para recuperar fuerza y vitalidad. Todo nuestro cuerpo se beneficia cuando dormimos y durante este interludio el cuerpo aprovecha para realizar funciones específicas.

-Menos algunas veces es más. No abuses del consumo de bebidas alcohólicas, especialmente de aquellas con un alto grado de alcohol y otros componentes agresivos para el organismo.

10 cosas que no debes hacer porque dañan tus riñones

  • Consumir bebidas oscuras que propicien la aparición de cálculos renales. Un estudio realizado en Japón, específicamente en la Universidad de Osaka, tomando como población 12.000 personas con un consumo alto de bebidas oscuras (de dos a tres por día) demostró en estas mayor propensión a padecer de enfermedades renales.
  • Forzar a los riñones a realizar el doble del trabajo al consumir sal en exceso. El sodio debe ser eliminado casi en su totalidad lo que obliga a los riñones a trabajar el doble de lo normal
  • Exceder el consumo diario de cafeína. La cafeína tiene la capacidad de alterar los niveles arteriales y provocar hipertensión. Esta tensión arterial adicional puede provocar daño a nivel renal.
  • Abusar de forma indiscriminada de las bebidas alcohólicas. Este tipo de bebidas generalmente es adicionada con componentes químicos tóxicos, cuya depuración resulta agresiva para el hígado y para los riñones.
  • Exagerar el consumo de productos analgésicos y otros medicamentos que se venden en farmacias sin prescripción facultativa. Está demostrado a nivel mundial que el abuso de sustancias, compuestos químicos y medicamentos repercute en la salud, acarreando consecuencias graves e incluso la muerte.
  • Abusar en cuanto a la ingesta de alimentos que impliquen una carga metabólica demasiado pesada tanto para el aparato digestivo, como para el aparato urinario. Particularmente el abuso de carnes rojas, pescados y huevos con alto índices de proteínas.
  • Soportar las ganas de orinar de forma recurrente. La vejiga a pesar de ser un órgano elástico posee una capacidad finita para la acumulación de orina. Este mal hábito desencadena afecciones serias: infecciones, cistitis (inflamación de la vejiga), insuficiencia renal e incontinencia.
  • No apegarte a un plan alimenticio que incluya una dieta variada y rica en nutrientes y vitaminas. Ingerir comida poco saludable e hipercalórica, rica en grasas, sodio, azúcares y aditivos químicos.
  • No tomar suficiente agua para el aparato urinario pueda realizar adecuadamente sus funciones. Al no tomar agua la sangre se vuelve más espesa lo que dificulta el trabajo de los riñones.
  • Fumar, de acuerdo con la Asociación Americana de Pacientes Renales el abuso del cigarro y del tabaco representa una de las causas primordiales asociadas a enfermedades y padecimientos renales. Fumar daña los pulmones, el corazón y los riñones, es hábito negativo que daña las funciones de muchos órganos y destruye la salud bucal.

Producto natural especialmente diseñado para brindar apoyo a nivel renal

UriProtek es un producto cuidadosamente diseñado y clínicamente probado para brindar la mejor selección de plantas naturales medicinales con propiedades desinflamatorias, purificantes y desintoxicantes.

Al poco tiempo de comenzar a ingerir UriProtek, el organismo experimenta un cambio significativo desde el punto de vista de la salud.

Existen numerosas plantas con excelentes propiedades curativas. UriProtek agrupa una selección de las mejores plantas y hierbas utilizadas a nivel mundial para el tratamiento de los malestares y complicaciones renales.

La increíble selección de plantas de este suplemento alimenticio incluye:

-Polvos: abedul 50 mg, hoja de buchu 50 mg, baya de enebro 50 mg, raíz de grava o eupatorium purpureum  50 mg, extracto de semilla de uva ursi 50 mg, hoja de ortiga 25 mg, cúrcuma. Igualmente hoja de té verde, hoja de romero, polvo de fruta de arándano silvestre, polvo de fruta de frambuesa y polvo de fruta de fresa.

-Hierbas medicinales: hierba goldenrod, solidago virgaurea 50 mg, cola de caballo 50 mg,

-Raíces: astrágalo 100 mg, té de java 5 mg, raíz de jengibre

-Otros componentes: corteza de canela o cinnamomum cassia.

La combinación de UriProtek es única. ¡Pruébala y beneficia tu organismo cuanto antes!

Algunas de las bondades que brinda la composición de UriProtek: eliminación del  exceso de líquidos no utilizados y productos de desecho. Alivio del dolor producto de la inflamación de células y tejidos. Protección frente a enfermedades infecciosas. Purificación de todo el organismo eliminando las sustancias tóxicas de forma natural.

Mujer joven aspirando el aire de la naturaleza

Fragmentos para recordar

-Los padecimientos y enfermedades renales son temas complejos que deben ser tratados por especialistas médicos. Cuanto más tarde se realiza un diagnóstico más probabilidades existirán de que el nivel de las enfermedades empeore y pueda llegar a convertirse en algo grave.

-El aparato urinario es lo que nos permite expulsar fuera del cuerpo productos de desecho sobrantes como el agua y otras sustancias. Algunas de las cuales se consideran tóxicas.

- Cada aparato tiene su función específica.

- El aparato digestivo se encarga de eliminar todos los residuos y desechos provenientes del proceso de digestión y el aparato urinario se encarga de evacuar los residuos líquidos y micropartículas, provenientes de la ingesta de líquidos y otras sustancias.

-Si por lo menos un riñón funciona bien el cuerpo puede realizar sus funciones normales de expulsión de líquidos.

-Las millones de nefronas que poseen los riñones, son las encargadas de absorber la porción líquida de la sangre y de filtrar las impurezas.

-Los riñones son órganos que trabajan continuamente eliminando agua, urea y otros productos de desechos, ellos son considerados órganos excretores por excelencia.

-Cuidar el buen funcionamiento de nuestros riñones es una decisión acertada y necesaria que debe inculcarse a los hijos y familiares a una edad muy temprana. Para evitar daños irremediables a futuro.

-Es fundamental para el buen funcionamiento de los riñones adquirir el hábito de tomar suficiente agua durante el día, ya que éste es un de los elementos que le permitirá realizar sus funciones de manera efectiva.

-Cualquier tratamiento médico debe  estar acompañado de una dieta sana, sustentada por un plan alimenticio diseñado para cada persona en particular. Teniendo en cuenta factores inherentes como la edad, el peso, las actividades a realizar y la condición clínica.

-Incluye en tu dieta suplementos alimenticios, según tus necesidades.así podras complementar las vitaminas que el cuerpo por sí mismo no puede sintetizar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *