¿Cómo mejorar el deseo sexual en las parejas?

¿Cómo mejorar el deseo sexual en las parejas?

Última actualización: 22-11-2018. Equipo Nutricioni

El amor, afecto, intimidad tienen una función importante al momento de mantener una relación, cabe resaltar que necesitamos de ellos para que exista el deseo sexual. También debemos tener en cuenta, que existen factores que intervienen en las parejas; algunos de ellos son el temor y la infertilidad.

Existen condiciones que caracterizan al sexo como un fenómeno emocional, de conducta y práctica relacionada con la búsqueda del deseo sexual, la cual marca de manera decisiva al ser humano.

El amor, el deseo sexual, el afecto tienen un rol importante en la vida de los seres humanos para mantener una vida en pareja confortable. Este se da día tras día al ver una persona del sexo opuesto.

Es un impulso que nos lleva al encuentro íntimo, donde la relación se hace efectiva, llegando así a sentir placer uno por el otro.

Cabe resaltar que el enamoramiento, la atracción, los detalles forman parte de los sentimientos. A través de ellos podemos lograr que el deseo sexual aumente de forma progresiva.

Un estudio formulado por La Organización Mundial de la Salud (OMS), define el deseo sexual como una etapa de placer, la cual se da de manera física, emocional, social y a su vez la relaciona con la sexualidad.

Cuando hablamos de ausencia sexual es porque existen una diversidad de factores que influyen de manera negativa en las personas. Mayormente lo vemos en las mujeres, estos factores son: factores físicos, ambientales, psicológicos.

Deseo sexual en mujeres y hombres

Diferentes estudios realizados a hombres y mujeres detectó que entre el 22% y 51% de las mujeres no sienten deseo sexual, mientras que en los hombres el porcentaje oscila entre el 10% y 15%.

Todas las personas (mujer y hombre), tienen niveles de  deseos diferentes, y cada quien lo ve y lo disfruta a su manera, lo importante de ello es que ambos sientan placer.

Para que el deseo fluya de manera espontánea debemos reconocer ciertas condiciones como tener un buen estado de ánimo, olvidar las preocupaciones, dejar la ansiedad, entre otros.

Cuando falta el deseo sexual en repetidas ocasiones este se convertirse en trastorno, llegando así a mostrar la relación sexual incómoda, como un compromiso, y en muchos casos hasta por obligación.

Es de suma importancia que ambos busquen la manera de no apagar la llama de la pasión.

Algo común  hoy en día que afecta el deseo sexual, es la vida rutinaria, los hijos, el trabajo, el estrés diario, hace que nos olvidemos de mantener la intimidad en pareja.

Cabe resaltar que la falta de deseo sexual se da a cualquier edad, pero podemos ayudarla ingiriendo productos naturales como LibiActiv Mujer.

Existen diversos motivos por el cual la mujer pierde sus ganas de tener relaciones sexuales, una de ellas es que la libido femenina tiende a disminuir más que la del hombre.

Veamos algunos  aspectos por el cual la mujer pierde el deseo sexual:

Uso inadecuado de pastillas anticonceptivas. Debido a los efectos secundarios que estas poseen hacen bajar el deseo sexual. Lo más recomendable es buscar métodos que no contengan hormonas.

Estrés, depresión. Estas actitudes hacen daño al cuerpo, la depresión afecta directamente en el deseo sexual.

Causas de la falta de deseo sexual

Existen factores que contribuyen a los diferentes tipos de la alteración sexual. Las causas pueden ser en físicas y/o psicológicas.

Los elementos psicológicos producen cambios en la parte física como alterar los nervios, las hormonas y por ende los órganos genitales.

Mientras que los cambios físicos van relacionados más con la mujer, debido a causas que perjudican su vida como una violación, maltrato físico, entre otras.

Cuando existieron las experiencias violentas, estas causan una baja autoestima, pena y en muchas ocasiones culpa.

Las mujeres que ocultan sus emociones son las que se les dificulta expresar sus sentimientos sexuales por el miedo a lo que puede suceder.

La disminución de los niveles de testosterona en la menopausia, también es una causa muy frecuente.

La testosterona comúnmente se relaciona con el impulso sexual del hombre, pero también afecta a las mujeres.

Enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, artritis y otras.

Cuando la falta de deseo sexual se convierte en una preocupación, lo más recomendable es consultar un especialista, podemos ayudarlo tomando productos naturales como LibiActiv Mujer.

El miedo es otro factor que influye en la relación de pareja, debido a que se nos vienen muchas interrogantes a la mente, donde todos esos pensamientos en su mayoría son negativas.

La monotonía, cuando la vida de pareja se vuelve rutinaria hace que se pierda el encanto, ya que  todo se convierte en excusas.

La infidelidad juega un rol importante en estos casos, ya que se pierde la confianza, el amor disminuye, los problemas se vuelven cotidianos.

Las complicaciones hormonales afectan el deseo sexual.

Cabe destacar que al momento de presentarse la menopausia los niveles de estrógenos y la libido disminuyen.

La falta de educación sexual, actitudes negativas y expresiones sexofóbicos, con temor al pecado hace ver el sexo como algo sucio y genera obstáculo para sentir el deseo sexual.

¿Puede afectar tu vida íntima la religión y la educación?

Para lograr entender estos factores que influyen en nuestra vida cotidiana debemos conocer e interpretar bien su significado.

Cabe resaltar que la religión es una diversidad de normas, disciplina que cumplir según la creencia a la cual partícipes.

Cuando hablamos de educación nos referimos al conocimiento impartido este puede ser intelectual, moralidad, afectivo, todo depende del ambiente cultura donde te desenvuelvas.

Hoy en día existe en estos elementos, tanto educativos como religiosos, un tabú con respecto a la vida íntima de pareja, el cual a causado daño a los jóvenes al punto de que los llega a confundir.

Al momento de hablar de la sexualidad en gran parte se habla de todo lo malo que este puede ocasionar y a medida que pasa el tiempo vamos creando un pensamiento negativo hacia el acto sexual.

Esto se debe al bajo nivel educativo que esté presente, si lo llevamos a la parte religiosa vemos cómo identifican la relación de pareja como un pecado.

La religión afecta de gran manera cuando la pareja pertenecen a diferentes creencias, ya que cada persona piensa y ve las cosas según su doctrina.

Es ahí cuando empiezan las discusiones entre pareja, porque cada uno da su punto de vista con referencia al sexo, ven todo malo y la libido del hombre y la de la mujer comienza a disminuir.

Debemos tener en consideración que desde niños es necesario dar a conocer  el mundo interior de nuestra sexualidad.

Este conocimiento debe ser  impartido, según la edad, el grado de madurez psicológica de cada etapa de la vida.

La familia tiene un papel fundamental, es allí donde los niños y adolescentes deben comenzar la confianza de sí mismos y que ellos puedan tener conocimiento de sus cambios internos y externos.

¿Cómo podemos mejorar el deseo sexual?

Hay una serie de aspectos que pueden ayudar a mejorar nuestra relación de pareja y aumentar el deseo sexual, podemos mejorar con productos naturales como LibiActiv Mujer.

Consumir frutas los higos, plátanos y aguacates, son considerados alimentos que ayudan aumentar la libido. A su vez estas frutas suministran vitaminas y minerales donde el flujo sanguíneo va a  los genitales y ayudan a promover una vida sexual.

El chocolate produce efectos afrodisíacos y ayuda a levantar el ánimo, por su delicioso sabor y  su poder mejora el deseo sexual.

Mantener la confianza en sí mismo, podemos aumentar nuestro deseo sexual cuando empezamos a cambiar nuestro autoestima.

Tomar vino ayuda a aumentar el deseo sexual, pero tenemos que tener en cuenta que si nos pasamos de tragos, el  alcohol puede dañar la capacidad de realizar el acto sexual.

Lencería erótica, usar este tipo de ropa en una ocasión especial, hace que la mujer se sienta atractiva y logre seducir a su pareja.

Tener tranquilidad, luego de haber tenido una discusión en parejas, ya que el humor de la mujer disminuye el deseo sexual.

Dedicar tiempo el uno para el otro, planificar una cita, realizar un viaje que los haga cambiar de ambiente y puedan relajarse, evitar el estrés.

Dialogar con tu pareja acerca de tus deseos sexuales, da seguridad de sí mismo.

La creatividad, la picardía, esto hace que el deseo sexual aumente y a su vez, evita la vida rutinaria de llevar un ritmo de vida monótono.

Alimentos y vitaminas que aumentan el deseo sexual

La sexualidad es un área complicada en las relaciones humanas, algunos factores pueden afectar el deseo sexual, el ritmo de vida, monotonía, cansancio y otros.

Para ello podemos ingerir algunos alimentos vitamínicos para aumentar el deseo sexual. LibiActiv Mujer es un producto natural que podrá ser de suma importancia en nuestra vida sexual.

Vitamina A. Ayuda en la producción hormonal de los hombres y mujeres, actúa de manera correcta en la creación de espermatozoides en el hombre y mantiene el ciclo menstrual regular de la mujer.

Podemos encontrar esta vitamina en: albaricoque, melón, zanahoria mango, pimiento, espinaca, batata, tomate entre otros

Vitamina B3. Brinda energía a nuestro metabolismo, renueva las enzimas, mantiene la piel saludable, aumenta la pasión sexual, mejora el flujo sanguíneo hacia los genitales, fortalece el orgasmo.

Esta vitamina la obtenemos en el arroz, pan integral, anchoas, atún, hígado, pollo, pavo, y otros.

Vitamina B6. Aumenta la libido,  mantiene el nivel de prolactina, produce estrógeno y testosterona, mejora el recuento de espermatozoides.

La encontramos en las bananas, aguacates, patatas, queso y tomates.

Vitamina B12. Mejora la circulación, aumenta la secreción de histaminas para generar un orgasmo, tiene en forma el sistema nervioso, ayuda a mejorar las erecciones.

La obtenemos a través del hígado, atún, bacalao, carne de res, huevos y otros.

Vitamina C. Mejora el sistema inmune, mantiene las articulaciones en forma y disminuye el estrés en el cuerpo y la mente, también produce las hormonas involucradas en la sexualidad y fertilidad estrógenos, andrógenos y progesterona.

La encontramos en naranjas, limones, fresas, kiwi, melón.

Vitamina E. Aumenta el flujo sanguíneo el oxígeno hacia los  genitales, es un factor importante en la producción de hormonas sexuales, actúa como anti edad haciéndonos sentir joven y llenos de energía.

¿A qué edad afecta la disminución del deseo sexual?

La disminución del deseo sexual se puede reflejar de manera negativa, tanto así que llega a manifestar la pérdida de confianza y sentir inseguridad de sí misma.

Cabe destacar que los cambios de la libido también pueden afectar de forma directa, actuando de manera rápida y mostrándole a tu pareja la falta de deseo.

Este puede estar relacionado a un problema de salud físico mental y de envejecimiento.

Es importante hacernos algunas interrogantes entre las que se destacan ¿estoy dedicándole más tiempo en mis ocupaciones?, ¿de qué manera estoy influenciando  a mejorar o desmejorar mi vida en pareja?, ¿me la vivo preocupada por la edad?.

Debemos saber que la edad puede ser un factor influyente ante la decadencia al deseo sexual. Pero debemos tener en cuenta que cada parte de nuestra vida diaria todo lo que nos rodea directa o indirectamente afecta para bien o para mal, eso depende de mí.

Recordemos que la libido es inducida por las hormonas, y su carencia la vamos a mostrar en el momento cuando pasemos por diversidad de problemas como  fatiga, enfermedad, aburrimiento, la falta del sexo y estimulación erótica externa.

Un estudio realizado se determinó que un 70% de las mujeres encuestadas entre los 40 y 65 años dijeron que cada día es menos las ganas de tener relaciones con su pareja.

Para algunas mujeres este resultado es el cambio que producen sus niveles hormonales. Cuando la mujer está pasando por el ciclo menstrual esto puede causar dolor, incomodidad, y otras consecuencias.

Es importante resaltar que a medida que la mujer empieza a envejecer su nivel de testosterona va de manera decreciente lo que hace que el deseo sexual también disminuya.

Recomendaciones para tener una relación placentera

Dar besos en el cuello, ya que es una de las partes del cuerpo más sensible de la mujer.

No tener afán al momento de realizar el acto sexual, la sensación que puede dejar un orgasmo poco a poco puede ser increíble.

El tratamiento de la disminución de la libido tiene una diversidad de causas y consecuencias que pueden ser tratadas de forma particular o global.

Todo dependerá de una correcta evaluación y la comprensión que tengamos de nosotros mismos a la hora de presentar un trastorno de deseo sexual.

Llevar una rutina de ejercicios como caminar, ayuda a mantener el organismo sano contribuyen a conservar la libido estimulada.

Tener en cuenta que la disminución del deseo sexual puede ser problemas de menopausia, por lo que es aconsejable ir al médico.

Conocer el cuerpo de tu pareja como los labios, el cuello, el vientre, entre otras, son zonas erógenas que ayudan a desarrollar el placer en los hombres y en las mujeres.

Buscar la intimidad, es necesario manifestar la comodidad para experimentarla libremente.

La pareja debe ser creativa, ya que la rutina destruye el deseo sexual.

La mujer debe dejar el miedo a ser juzgada, algo muy importante en la relación de parejas es la comunicación.

Si no sientes felicidad con tu relación sexual es mejor informar, ya que puede terminar en una disfunción sexual.

La educación, la cultura y la religión siempre pueden evolucionar en favor de nuevos valores y patrones sociales que liberen a hombres y mujeres de ataduras innecesarias en el desarrollo de la vida.

Es necesario hacer uso de los sentidos, activar la voz, la vista es de gran ayuda para fortalecer la libido y disfrutar de una buena relación sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *