Cómo lucir uñas hermosas y naturales. ¡Aquí te enseñamos!

Cómo lucir uñas hermosas y naturales. ¡Aquí te enseñamos!

Última actualización: 26-11-2018. Equipo Nutricioni

Tal vez, el poco interés en dedicarle algo de tiempo a su cuidado, se debe a la vida tan agitada, a la rutina diaria, o escaso dinero para cancelarle a una manicurista.

Restando muchas veces importancia a su aspecto, a la higiene, sin darse cuenta de que son el reflejo de la personalidad individual.

Sin embargo, debemos apartar un tiempito para consentir y darle la atención que se merece a las uñas tanto de las manos, como las de los pies.

Si el problema es económico, en este artículo encontrarás la fórmula ideal para que seas tu misma que te encargues de hacerte el manicure o pedicure. Sin gastar mucho dinero.

¿Qué sabes de las uñas?

En líneas generales, la uña es una lámina de forma convexa que recubre la yema de los dedos o última falange tanto de los dedos de las manos como de los pies.

Formada por una proteína fibrosa llamada queratina, donde se puede apreciar el cuerpo ungueal, que es la parte dura y transparente de la uña.

La raíz, es donde se inicia la uña, también se observa una parte blanquecina en forma de medialuna, llamada lúnula.

Dentro de sus funciones destacan la de protección de la piel debajo de ellas, así como en el caso de las uñas de los pies contribuyen con el equilibrio al momento de caminar.

Evitan la pérdida de líquido a través de ellas, por lo que su función de permeabilidad es excelente.

Son un recurso muy utilizado para rascarse y cosquillear, por lo que se hace indispensable la higiene de las mismas para evitar infecciones en la piel.

Los artistas recurren a las uñas para tocar sus instrumentos de cuerda, como arpa, guitarra, cuatro, etc.

Las uñas crecen a ritmo diferente, ya sea entre ellas o de una persona a otra, sin embargo. El promedio de crecimiento es de 0,1 mm al día o de 2,5 a 3 mm en un mes.

Se tiene conocimiento de que las uñas de las manos crecen más rápido que la de los pies, esto es, según la edad, sexo, época del año, etc.

Problemas en las uñas

Aunque parezca mentira, las uñas pueden denotar múltiples problemas orgánicos, que muchas veces pasan desapercibidos por ser asintomáticos, veamos algunos.

En las uñas de las manos:

  • Cavidades pequeñas en la superficie de la uña. Puede ser un signo asociado con enfermedades como la psoriasis, artritis y alopecia.
  • Alteración en la curvatura de la uña. Esto hace que la punta de los dedos se dilaten, lo que puede indicar diversas enfermedades, hipotiroidismo, alergia al gluten, cáncer pulmonar, etc.
  • Uñas en forma de cuchara. Se relaciona con exceso o déficit de hierro en el organismo, aunque también se asocia con hipotiroidismo y cardiopatías.
  • Uñas amarillentas. Pueden revelar la aparición de hongos, o casos más graves como hipotiroidismo o defectos en los tejidos conectivos.
  • Líneas de Beau, o surcos longitudinales en el borde. Denotan problemas de deficiencias nutricionales, u otras enfermedades como diabetes, neumonía, entre otras.
  • Onicolisis. Es la separación o desprendimiento de la uña del lecho ungueal, presentando un tono blanquecino y reseco, se relaciona con hipotiroidismo.

En las uñas de los pies:

Hongos, conocida como onicomicosis, donde la uña es afectada por un hongo, se aplica tratamiento tópico o con rayos láser.

Uña encarnada, produce mucha molestia y dolor localizado. El crecimiento de la uña se realiza en sentido inverso y se enclava por los laterales .

Uñas atróficas, el crecimiento y el grosor de la uña están afectados  posiblemente por golpes, o el uso de calzado apretado en forma continua.

Uñas negras, donde adquieren un color negruzco, por lo general a causa de golpes o traumatismos.

¿Porque no crecen las uñas?

Si eres de las personas que te preocupa el motivo por el cual tus uñas no crecen de forma natural, te interesa seguir leyendo. Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas activa el crecimiento de las uñas.

  • Productos químicos. El contacto continuo con productos de limpieza como detergentes, cloro o lavaplatos, que utilizas frecuentemente en el hogar, produce debilidad, sequedad en las uñas.
  • Alimentación inadecuada. Es posible que tus uñas se vean afectadas en su crecimiento, por falta de hierro, zinc, calcio y proteínas en tu alimentación.
  • El hábito de morderse las uñas. Además de brindar un aspecto desagradable, puede generar bacterias tanto en la boca como en las uñas.

Niña con camisa azul, se come las uñas mientras mira confundido

  • Deshidratación. Si esto sucede producto de exposición constante al sol y lavado en exceso de las manos o pies, debes aplicarte cremas hidratantes.
  • El uso de algunos esmaltes y quitaesmaltes. Contienen químicos muy fuertes, ayudan a la fragilidad y evita el crecimiento de las uñas. Usa Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas para fortalecer tus uñas.
  • Algunas enfermedades relacionadas con el hígado, el corazón, la circulación o la tiroides influye en el bajo crecimiento de las uñas.
  • Algunos oficios donde se mojen constantemente las manos, como por ejemplo la albañilería, cocinar, manualidades, entre otros activan la resequedad y fragilidad de la uña.
  • El uso de uñas postizas debilita el crecimiento de las mismas, procura no usarlas muy a menudo, ya que desgasta la queratina natural de la uña.

Lo que revela el aspecto de tus uñas

El aspecto sano de las uñas viene dado por su color, la forma y su textura. Dado que por lo general son de color rosa, forma ovalada y textura fina y brillante.

Al observar cambios inusuales en los aspectos ya mencionados, es recomendable una visita al especialista para que te oriente y evalúe tu caso.

Te va a sorprender lo que las uñas te pueden estar queriendo decir.

Cambios en el color: Uñas amarillentas. Si observas esta coloración en tus uñas, y además tienen una textura gruesa y poco crecimiento, puede ser el reflejo de una bronquitis crónica.

Manchas blancas, si la mancha cubre toda la superficie de la uña, puede estar relacionada con un problema hepático.

Cuando la mitad de la uña es blanca y la otra parte es rosada, la causa puede ser un problema renal.

Cambios en la forma: Uñas en forma de garra. Este tipo de uñas se relacionan muchas veces con enfermedades del corazón, pulmones o carcinomas.

Uñas gruesas y deformes. Suelen tener este aspecto las uñas que se han visto atacadas por hongos, aunque enfermedades como psoriasis y arteriosclerosis también están relacionadas.

Cambios en la textura: Uñas opacas. Se relacionan con problemas de desnutrición, metabólicos como la diabetes y enfermedades del hígado.

Uñas con estrías o rayas verticales. Se pueden relacionar con enfermedades como artritis y cardiacas.Imagen en primer plano de una uña maltratada.

Conoce cómo hidratar y proteger naturalmente tus uñas

Veamos algunos productos naturales para nutrir e hidratar las uñas con productos naturales. Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas está elaborado con vitaminas y minerales que benefician la nutrición de tus uñas.

- Aceite de oliva o de ricino. Por su contenido en ácidos grasos esenciales, los hace ideal para un tratamiento hidratante.

Solo debes colocar un algodón empapado en aceite sobre la uña por unos 20 minutos, luego retirar con agua y jabón suave.

- Vitamina E. Sus propiedades antioxidantes proporcionan excelente nutrición a las uñas. Usa el contenido de una cápsula en el esmalte con el que te pintas regularmente.

- El ajo. Por su poder antibacteriano, protege de hongos o bacterias que impidan el crecimiento de la uña. Para lograrlo se corta un diente de ajo a la mitad y se masajea en forma circular la uña y su cutícula.

- Limón. Muy buen antiséptico. El zumo de un limón se mezcla con una cucharadita de azúcar y se remojan las uñas por unos diez minutos.

- Aceite de almendras. Muy utilizado para el cuidado del cabello, la piel y las uñas, para hidratarlas toma un algodón, lo empapas con el aceite y masajear las uñas.

¿Como cortarse las uñas?

Si eres de las personas a las que le crecen demasiado rápido, debes tener en cuenta que eventualmente hay que cortarlas, ya que su crecimiento se puede dar de forma irregular.

Por lo tanto, para prevenir que se vuelvan dentadas, afiladas y peligrosas, deberás asumir una rutina preventiva, cortandolas un poco, para que luzcan saludables.

  • Lavar y remojar: En un recipiente adecuado, colocar un champú suave con suficiente agua para remojar ya sean los pies o las manos.
  • El tiempo de remojo será de acuerdo con la textura de la uña, las de los pies son más gruesas,  pero no pasará de 10 minutos. Secar la zona para manejar mejor el corte.
  • Escoge el utensilio que usarás para realizar el corte. puedes elegir entre cortauñas o tijera especial para manicure,  Asegurate de que estén limpios antes de usarlos.
  • Mantén el espacio adecuado para trabajar en el corte y limpieza de tus uñas, cuidando de no esparcir restos de uñas por toda la casa.
  • Debes tener en cuenta que el crecimiento de una uña es de 2,5 mm, por lo que el tiempo promedio en cortarlas sería cada 3 a 4 semanas.
  • Las uñas encarnadas se manifiestan con dolor en los bordes. Debes estar alerta, puedes necesitar un corte de uñas, para evitar que aumente el malestar.
  • El corte adecuado se realiza en forma recta, aunque se deben redondear en las esquinas, para evitar que se encarnen y ayudará a fortalecerlas.
  • Una vez realizado el corte, se deben limar las uñas para darle la forma adecuada y evitar que los bordes irregulares se enganchen en tu ropa, cabello, etc.
  • Toma en cuenta que no debes limar las uñas cuando estén mojadas, debes esperar a que estén secas, ya que al limarlas mojadas, se pueden agrietar y romper.
  • Observa bien si no queda alguna irregularidad en la uña, si es así. corregirla. puedes finalizar poniendo esmalte del color que prefieras o brillo.

Aprende estos trucos para que tus uñas crezcan más fuertes y sanas

  • No te muerdas las uñas. Este mal hábito debilita la uña y detiene su crecimiento, además, tus manos se veran descuidadas.
  • No abusar de los esmaltes. Para que la uña descanse y pueda respirar adecuadamente, es necesario no aplicar esmalte muy seguido, dejar descansar la uña por un par de semanas será suficiente.
  • No usar las uñas como utensilios, ya que pueden quebrarse, o romperse cuando se utilizan como herramienta de trabajo.
  • Usar guantes, al momento de manipular sustancias químicas que pueden afectar el crecimiento, el brillo y la nutrición de tus uñas.

una mujer con guantes aprieta el acné en la cara

  • Usa mascarillas naturales que favorezcan el crecimiento y fortalecimiento de tus uñas, como por ejemplo, la mezcla de lechosa, limón, yema de huevo y leche.

¿Cómo cuidar las uñas en casa?

No necesitas una enorme cantidad de dinero para lucir uñas bien cuidadas y hermosas, sigue estos consejos y veras los resultados.

1.- Nutrir tus uñas. Tu alimentación es el reflejo de la salud en general, su relación con el aspecto de las uñas es muy evidente. Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas aporta nutrientes que apoyan la salud de tus uñas.

Una alimentación inadecuada, carente de vitaminas, minerales y proteínas, influye de forma negativa en la nutrición de todo el organismo.

Se recomienda una dieta balanceada, donde se incluyan alimentos que contienen abundantes vitaminas A, B, C, D, E y calcio.

2.- Protección del medio ambiente. Ya que la humedad y los productos químicos, son agentes que lesionan las uñas, produciendo resequedad, hongos, etc.

Es muy importante usar guantes a la hora de realizar actividades del hogar, que expongan a la uña a la agresión de estos productos.

3.- Hidratación. Al igual que las demás partes del cuerpo, las uñas también necesitan estar hidratadas para que luzcan fuertes, sanas y brillantes.Ingredientes de Cremas Humectantes

4.- Acondiciona la cutícula. No se deben cortar, lo recomendable es moldearlas, con un palito de naranja se empujan para fomentar el crecimiento de la uña.

Igualmente se deben masajear con aceite natural o cremas hidratantes para las manos.

5.- Cortar las uñas. Dependiendo de lo largo que quieras llevar tus uñas, debes usar un cortauñas o tijera especial para tal fin.

6.- Limar la uña, una vez efectuado el corte, se deben limar para eliminar asperezas y darle forma adecuada a la uña.

7.- Blanqueamiento. Se puede realizar si por efecto de los esmaltes adquieren un tono amarillento, con zumo de limón, bicarbonato y aceite de oliva.

8.- Quitar el esmalte. Con productos que no contengan acetona, ya que esta deshidrata y debilita la queratina de las uñas.

9.- Permite que respiren. Para ello debes dejarlas sin pintar eventualmente, aunque no te resulte una idea muy agradable, dejarlas al natural le conviene a la salud de tus uñas.

10.- Aplica productos naturales para nutrir, hidratar, fortalecer y conseguir el crecimiento esperado de tus uñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *