Hombre acostado encima de una mujer mientras la besa

¿Cómo incrementar de la mejor manera tu deseo sexual?

¿Cómo incrementar de la mejor manera tu deseo sexual?

Última actualización: 06-12-2018 por Editor Ernesto.

El deseo sexual es un estado motivacional y un interés en objetos o actividades sexuales, o como un deseo, o un impulso para buscar objetos sexuales o para participar en actividades sexuales.

No todas las personas experimentan el deseo sexual; Los que no lo experimentan pueden ser etiquetados como asexuales.

El deseo sexual puede ser el evento sexual más común en las vidas de hombres y mujeres.

Es un estado de sentimiento subjetivo que puede ser desencadenado por señales internas y externas, y que puede o no resultar en una conducta sexual manifiesta.

El deseo sexual puede despertarse a través de la imaginación y las fantasías, o al percibir a una persona que uno encuentra atractivo. Las fantasías no hacen daño, más bien pueden ser sanas y estimulantes.

Se crea y amplifica a través de la tensión sexual, que es causada por el deseo que aún no se ha consumado.

El deseo sexual puede ser espontáneo o receptivo. Es dinámico, puede ser positivo o negativo y puede variar en intensidad dependiendo del objeto / persona deseado.

La producción y el uso de la fantasía y el pensamiento sexual es una parte importante del deseo sexual que funciona correctamente.

Algunas manifestaciones físicas del deseo sexual en los humanos son: lamiendo, chupando, frunciendo y tocando los labios, así como la protuberancia de la lengua.

Hay un montón de píldoras de mejora masculina en el mercado, pero hay muchas maneras simples de mantenerse firme y durar más tiempo sin tener que visitar la farmacia.

Tenga en cuenta que su pene funciona con la presión arterial y asegúrese de que su sistema circulatorio esté funcionando perfectamente. Básicamente, lo que es bueno para tu corazón es bueno para tu salud sexual.

Para una actividad sexual plena hay que:

  • Mantenerse activo
  • Ingerir frutas, verduras para probar
  • Manejar el estrés
  • Tener buenos hábitos de vida
  • Tomar el  sol
  • Prestar atención a tu pareja

El producto natural Creador de Músculo incrementa el deseo sexual.

Deseo sexual en las mujeres

Hombre y mujer en el juego previo de sexo

Según el Manual diagnóstico y estadístico más reciente de trastornos mentales, (DSM-5, 2013), la falta de deseo y la ansiedad relacionada que causa, es la más común de las quejas sexuales de las mujeres.

Lo que implica ausencia de deseo sexual que genera ansiedad y angustia, desinterés e incapacidad para lograr el orgasmo.

El orgasmo, cuando es accesible, es una de las mejores herramientas de curación que una mujer y una pareja pueden usar para aumentar su vitalidad y salud.

Queremos recuperar nuestro deseo y, contrariamente a la creencia popular, una viagra femenina no es la respuesta.

Puede pensar que esta epidemia está afectando a las mujeres mayores, al borde de la mediana edad, pero la evidencia muestra que las mujeres jóvenes son igualmente susceptibles a esta falta de deseo paralizante.

Un amplio estudio de 31,000 mujeres de EE. UU. y mayores de 18 años, publicado en 2008, encontró que aproximadamente el 43 por ciento de las mujeres reportaron problemas sexuales.

Esta falta de deseo causa angustia y ansiedad, además de estar relacionada con la depresión.

El deseo de las mujeres es más complejo que el de los hombres, que requiere apoyo, vulnerabilidad, un viaje a la tienda de alimentos saludables y al sex shop, y posiblemente a algunas pruebas de sangre.

El estrés, la depresión y las malas relaciones pueden contribuir a la disminución de la libido, pero con frecuencia la dieta, las píldoras anticonceptivas o los antidepresivos y los mitos obsoletos sobre lo que realmente enciende a las mujeres son los culpables.

Algunos anticonceptivos,  como las píldoras,  contienen estrógeno y progesterona por lo que puede ser una libido baja.

Estas hormonas sintéticas disminuyen nuestras hormonas hipofisarias, que resultan en la supresión no sólo de nuestra función ovárica, lo que nos impide quedar embarazadas, sino también la producción de testosterona.

Para las mujeres, el deseo sexual, la sensibilidad al contacto sexual y nuestra capacidad para alcanzar el orgasmo se deben en parte a nuestros niveles de testosterona. Cuando experimentamos una caída, es difícil calentarse.

Más sobre el deseo sexual en las mujeres

Mujer joven apunto de tener relaciones sexuales con su chico. Vestida sensualmente

Investigadores alemanes publicaron un estudio de 2010 que descubrió que las píldoras anticonceptivas disminuyen significativamente los niveles de testosterona circulante, lo cual tiene un gran impacto en el deseo sexual. El resultado es menor interés y disfrute del sexo.

El uso a largo plazo de los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) está relacionado con el sangrado en el intestino, que produce el 90% de su serotonina.

Este ciclo tiene a las mujeres en un estado depresivo y ansioso, donde el sexo pierde su atractivo por completo, y perdemos la capacidad de alcanzar el orgasmo.

Uno de los mecanismos más curativos y de equilibrio hormonal del cuerpo femenino.

Algunos médicos recomendarán probar un antidepresivo diferente, reducir la dosis o incluso eliminar su receta para ayudar a sus pacientes a poner en marcha el deseo natural de su cuerpo.

Este proceso puede llevar tiempo y provocar otros efectos secundarios, y debe realizarse con mucho cuidado y apoyo.

Se recomienda una serie completa de análisis de sangre para verificar sus niveles hormonales y cualquier deficiencia de vitaminas o minerales que pueda ser la causa subyacente de una bioquímica desequilibrada.

Si le han diagnosticado SII, intestino permeable, SIBO o cualquier otro desequilibrio intestinal o bacteriano, la curación de su sistema digestivo ayudará a reactivar su deseo.

El uso excesivo de antibióticos puede dañar el revestimiento intestinal, lo que reduce la capacidad de este "segundo cerebro" para producir y almacenar niveles saludables de serotonina.

Las hormonas no operan en el vacío. Todo lo que haces, piensas y comes afecta estos bloques de construcción del deseo.

El azúcar en la sangre, la insulina y las hormonas sexuales están más estrechamente relacionadas de lo que la mayoría de nosotros sabemos.

El deseo sexual en los hombres

Hombre joven empezando a tocar a mujer previo a la relación sexual

Los libros, programas de televisión y películas a menudo presentan personajes y puntos de la trama que asumen que los hombres están locos por el sexo y que las mujeres solo se preocupan por el romance.

Los hombres piensan en el sexo todo el día. Un estudio reciente de más de 200 estudiantes en la Universidad Estatal de Ohio refuta el mito popular de que los hombres piensan en el sexo cada siete segundos.

¡Eso significa 8,000 pensamientos en 16 horas de vigilia! Los jóvenes en el estudio informaron pensamientos de sexo 19 veces por día en promedio. Las mujeres jóvenes en el estudio informaron un promedio de 10 pensamientos sobre el sexo por día.

El estudio también sugirió que los hombres pensaban sobre la comida y el sueño con más frecuencia que las mujeres.

Es posible que los hombres se sientan más cómodos pensando en el sexo e informando sus pensamientos.

Las personas que informaron sentirse cómodas con el sexo en el cuestionario del estudio tenían más probabilidades de pensar en el sexo con frecuencia.

Los hombres se masturban más a menudo que las mujeres. En un estudio realizado en 2009 sobre 600 adultos en Guangzhou, China, el 48.8 por ciento de las mujeres y el 68.7 por ciento de los hombres informaron que se habían masturbado.

Los hombres suelen tardar de 2 a 7 minutos en llegar al orgasmo.

Los hombres están más abiertos al sexo casual. Un estudio realizado en 2015 sugiere que los hombres están más dispuestos que las mujeres a tener relaciones sexuales ocasionales.

En el estudio, 6 hombres y 8 mujeres se acercaron a 162 hombres y 119 mujeres en un club nocturno o en un campus universitario.

Emitieron una invitación para el sexo casual. Una proporción significativamente mayor de hombres aceptó la oferta que las mujeres.

Sin embargo, en la segunda parte del mismo estudio las mujeres parecían más dispuestas a aceptar invitaciones para tener relaciones sexuales ocasionales cuando estaban en un ambiente más seguro.

El deseo sexual se ve ampliamente incrementado con el producto natural Creador de Músculo.

Mitos sobre el deseo sexual masculino

Los hombres son menos románticos que las mujeres. Como lo sugieren los modelos de cuatro fases de Masters y Johnson, la excitación sexual es diferente para todos.

Las fuentes de excitación pueden variar mucho de una persona a otra. Las reglas sociales sobre el sexo y los tabúes frecuentemente determinan la forma en que los hombres y las mujeres experimentan la sexualidad.

Esto  pueden afectar la forma en que lo reportan en las encuestas. Lo hace difícil probar científicamente que los hombres no están inclinados biológicamente hacia la excitación romántica.

El deseo sexual y el cerebro. El deseo sexual se suele describir como libido.

No hay una medida numérica para la libido. En cambio, el impulso sexual se entiende en términos relevantes. Por ejemplo, una libido baja significa un menor interés o deseo en el sexo.

La libido masculina vive en dos áreas del cerebro: la corteza cerebral y el sistema límbico.

Estas partes del cerebro son vitales para el deseo sexual y el rendimiento de un hombre.

De hecho, son tan importantes que un hombre puede tener un orgasmo simplemente pensando o soñando con una experiencia sexual.

La corteza cerebral es la materia gris que constituye la capa externa del cerebro. Es la parte de su cerebro la responsable de funciones superiores como la planificación y el pensamiento.

Esto incluye pensar en el sexo. Cuando te excitas, las señales que se originan en la corteza cerebral pueden interactuar con otras partes del cerebro y los nervios. Algunos de estos nervios aceleran la frecuencia cardíaca y la inflamación.

El producto natural Creador de Músculo incrementa el deseo sexual.

Mejorando las relaciones sexuales

Si estás acoplado y atrapado en una rutina sexual, no estás solo. Si bien los períodos secos son una parte normal de cualquier relación, todavía no es un consuelo para las parejas que experimentan una.

La familiaridad es la muerte del deseo sexual. Cuanto más nos acostumbramos a alguien, el sexo menos emocionante se vuelve.

Aquí hay algunos consejos rápidos, algunos de los cuales he intentado, para ayudar a reavivar la pasión si falta tu vida sexual.

Libera la energía de tu cuerpo de una manera nueva. Bailar o hacer yoga", una vez que afirmas tu conexión con tu propio cuerpo, puedes reafirmar tu conexión con el cuerpo de tu pareja.

Una encuesta encontró que las personas acopladas pero sexualmente inactivas eran propensas a los sentimientos de tristeza y se sentían poco atractivas.

Recupere su poder sexual al encontrar nuevas formas de moverse y sentirse cómodo en su cuerpo.

Reviva su dopamina con una nueva experiencia. Hacer algo nuevo crea una sensación de unión e intimidad.

Piense fuera de la caja y realice una actividad que lo pueda asustar o emocionar, como un paseo en un parque de diversiones o una sala de escape.

Creará dopamina y duplicará los mismos sentimientos que tuvo en la fase de luna de miel de su relación.

Los expertos dicen que la dopamina y otras sustancias químicas en el cerebro están directamente relacionadas con la atracción física y la pasión romántica, por lo que unirse a una nueva actividad podría ayudar a provocar la excitación.

Programar una noche de "investigación" del sexo. Tómate una noche para tener una discusión cruda sobre lo que haces y no te gusta sexualmente, explora nuevos movimientos sexuales y habla sobre tus fantasías ocultas.

No te presiones para ser sexy, solo experimenta para ver lo que te gusta y di lo que normalmente evitas decir por miedo a avergonzarte o sonar insensible.

Una encuesta de investigación en línea realizada en 2016 sobre 1.200 hombres y mujeres de 18 a 25 años de edad mostró que los hombres y las mujeres tienen expectativas sexuales muy diferentes.

El ejercicio, la dieta balanceada y buenos hábitos de vida y salud, contribuyen con una vida sexual plena.

La moderna farmacología ha creado nuevos medicamentos que estimulan el apetito sexual, consulte a su médico antes de iniciar su consumo.

Para los que prefieren los productos naturales se recomienda  Creador de Músculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *