Representación gráfica de una vida sana, con buena alimentación y ejercicio

¿Cómo favorecer la función de las articulaciones?

¿Cómo favorecer la función de las articulaciones?

Última actualización: 06-02-2019. Equipo Nutricioni

Conocer el cuerpo humano es responsabilidad de cada uno de los individuos.  Considerar aquellos hábitos que favorecen la salud física y mental es una cuestión inherente al instinto de supervivencia humana.

La actividad física, la alimentación y fortalecer los huesos a través de suplementos naturales garantiza que la función de las articulaciones, huesos y músculos se cumpla a cabalidad.Representación gráfica de una vida sana, con buena alimentación y ejercicio

Una de las principales características que diferencia al ser humano de las otras especies vivas es la de combinar la capacidad física con su capacidad de razonamiento. Huesos y músculos conforman una intrincada red de mecanismos que requieren del mantenimiento de un delicado equilibrio para su óptimo funcionamiento.

Los ligamentos, tendones y articulaciones son elementos secundarios del aparato locomotor. Sin embargo, sin ellos el equilibrio corporal, la postura bípeda y el movimiento de nuestro cuerpo sería imposible.

Cuando alguna de estas estructuras sufre alguna lesión o es atacada por alguna enfermedad debemos acudir urgentemente al médico. Esto con la finalidad de restituir prontamente aquellos mecanismos que se hayan deteriorado a través de tratamientos farmacológicos, terapias físicas y complementos naturales.

Durante la cotidianidad se adoptan posturas que perjudican a los huesos, músculos y articulaciones. En cuestiones laborales, de estudio o actividades de recreación nos acostumbramos a permanecer mucho tiempo en una sola posición. Esto perjudica al esqueleto debido a una desigual distribución del peso.

Es de conocimiento general que la realización de actividades físicas regulares favorece la tonicidad de los músculos y mantiene activo al sistema locomotor. En el caso de las articulaciones existe una serie de ejercicios que favorecen su salud y las fortalece para los esfuerzos cotidianos.

Aparato locomotor

El aparato locomotor es aquel que permite al ser humano moverse. Este importante sistema está compuesto por dos subestructuras. El sistema osteoarticular que incluye huesos, articulaciones y ligamentos y el sistema muscular donde se encuentran músculos y tendones.

Ilustración de la anatomía del cuerpo humano y esqueletico del mismoA través de todos elementos anatómicos interactuamos con el medio también, nos movemos en él y lo percibimos espacialmente. Sus funciones son inherentes a la estructura que lo compone. En primer lugar, permite la acción mecánica de los individuos y la interacción con todo lo que está a nuestro alrededor.

Esta función de locomoción es posible gracias a la acción del sistema nervioso a través de las conexiones neuronales. Estas llegan a los músculos, huesos y articulaciones los cuales siguen instrucciones del cerebro y la médula espinal.

Los estímulos pueden venir del medio exterior o de las necesidades personales orgánicas, psicológicas o emocionales.

Otra de las funciones que cumple el aparato locomotor es la de sostener y proteger al resto de los órganos blandos y tejidos. Evitando las consecuencias de golpes y caídas además de darles un espacio preciso a cada uno de ellos.

Los tres elementos principales del aparato locomotor son los músculos, los huesos y las articulaciones. El tejido muscular construye los músculos que son órganos capaces de contraerse y estirarse, su unidad funcional es la fibra muscular.

A nivel anatómico el músculo está formado por células fusiformes con una compleja trama de proteínas fibrosas (actina y miosina). Estas con la habilidad de contraerse cuando se les somete a un estímulo químico o eléctrico.

Los huesos por su parte son órganos firmes, sólidos y resistentes formados por tejidos blandos y duros. El tejido óseo formado por osteocitos representa la parte rígida y el tejido hematopoyético y adiposo de la médula ósea representa la parte blanda.

A cada hueso del cuerpo humano llegan vasos sanguíneos y nervios que irrigan sangre y los estimulan. La forma de los huesos es variada al igual que las funciones que cumplen, pero su característica de ser livianos y resistentes a la vez se cumple para todos.

La unión de todos los huesos del cuerpo humano forma el esqueleto también conocido como sistema esquelético.Ilustración de esqueleto humano en frente, perfil y espalda. Fondo blanco.

El tercer elemento principal del aparato locomotor son las articulaciones que se definen como la estructura de contacto entre dos huesos del cuerpo.

La especialidad que estudia las articulaciones, su funcionamiento y estructura es la artrología. El conjunto de articulaciones del cuerpo humano se denomina sistema articular.

Para que sean posibles los movimientos del cuerpo, músculos, huesos y articulaciones deben contar con la participación de varias partes. Los tendones (unión entre hueso y músculo) y los ligamentos (unión entre dos o más huesos). A nivel general los movimientos corporales se clasifican de la siguiente manera:

  • Flexión: cuando el ángulo entre los huesos que forman una articulación disminuye. Los músculos que participan se llaman flexores.
  • Extensión: cuando  el ángulo entre los huesos que forman una articulación aumenta. Los músculos que participan se llaman extensores.
  • Abducción: cuando una parte del cuerpo se aleja del eje central del cuerpo. Los músculos participantes se llaman abductores.
  • Aducción: cuando una parte del cuerpo se acerca al eje central del cuerpo.  Los músculos participantes se llaman aductores.
  • Rotación interna: se gira hacia el eje central del cuerpo.
  • Rotación externa: el movimiento va en sentido contrario al de la rotación interna.
  • Circunducción: es aquel que permite movimientos de flexión, extensión, abducción y aducción combinados.
  • Eversión: cuando el tobillo le permite a la planta del pie mirar hacia el lado contrario del otro pie.
  • Inversión: es lo contrario a la eversión.
  • Pronación: cuando el antebrazo permite que la palma de la mano mire hacia abajo.
  • Supinación: es el movimiento contrario al de la pronación.

Las articulaciones

Los huesos necesitan estar conectados entre sí para que pueda producirse el movimiento y de igual manera, se unen en ocasiones huesos y cartílagos. Las unidades anatómicas que realizan esta conexión son las articulaciones

Las funciones que cumplen las articulaciones en el cuerpo humano pueden resumirse en tres palabras, conexión, mecánica y flexibilidad. La primera de ellas se explica en su propia definición. En cuanto a su habilidad mecánica solo es posible en las articulaciones móviles.

La elasticidad y plasticidad que tiene el cuerpo humano permite a los órganos internos crecer, modificar su forma y moverse. Las cavidades óseas pueden ceder ante tales circunstancias y es en esos momentos que las articulaciones cumplen su función de hacer flexible al esqueleto.Mujer y Hombre de edad mayor realizando estiramiento.

Las articulaciones pueden clasificarse según dos criterios. Por su estructura o forma se dividen en fibrosas, cartilaginosas, sinoviales o diartrosis. Según la función que cumplen se conocen como sinartrosis, anfiartrosis y diartrosis.

Si se toma en cuenta el tipo de tejido que une los huesos articulados existen tres tipos de articulaciones.

La articulación fibrosa en la que no existe una cavidad articular consta de un tejido conectivo irregular, muy denso y con abundantes fibras de colágeno. Entre ellas se destacan la articulación de sutura, la sindesmosis y la gonfosis.

El segundo tipo de articulación estructural es la cartilaginosa formada, evidentemente, por un cartílago en cada uno de los huesos involucrados. Por último, se identifica como sinovial aquellas articulaciones donde los huesos no están directamente unidos. Sino que existe una cápsula articular de tejido conectivo asociada con ligamentos.

Dentro de las articulaciones sinoviales existe una subclasificación según la forma de las superficies óseas involucradas. La articulación en pivote donde los huesos están redondeados.

Las que son de tipo bisagra donde un extremo convexo se articula con otro cóncavo. La articulación condiloide donde una pequeña depresión de un hueso se conecta con la estructura redondeada de otro.

La articulación en silla de montar es otra clase de las sinoviales y su nombre se debe a que los dos huesos involucrados se unen asemejando la imagen de un jinete y su silla. La articulación plana que se trata de dos superficies óseas que se conectan.Por último, la articulación esférica también llamada de bola y cavidad porque esas son las formas de los dos huesos articulados.

El otro criterio usado para clasificar es tomando en cuenta la función de las articulaciones. De esta forma se dividen en sinartrosis (con movilidad escasa o nula), anfiartrosis (con leve movilidad) y diartrosis (con gran amplitud de movimiento).

La función articular

Conocer los detalles sobre la función de las articulaciones puede ayudarnos a reconocer las posibles fallas que se presenten en ellas. En definición esta función se explica como la capacidad que tiene una articulación para movilizarse dentro de su rango, realizando trabajo.

Los profesionales de la medicina y la fisioterapia saben reconocer el buen estado de las estructuras óseas y articulares. Ellos saben en qué medida cada una de las conexiones entre huesos puede flexionarse, rotar o extenderse.Mujer realizando ejercicios mientras es instruída por un fisioterapeuta

En cualquier articulación móvil además de los huesos involucrados existen otros elementos en la función articular para que ésta sea óptima. El cartílago articular está formado por una capa de tejido elástico muy delgada que resiste  el roce entre los extremos de los huesos.

La cápsula articular envuelve toda la articulación, consiste en una membrana fibrosa que evita que los segmentos óseos se muevan arbitrariamente.

Los ligamentos son bandas de fibra con mucha resistencia que se encargan de estabilizar la articulación. Dentro de la cápsula articular la membrana sinovial produce un líquido lubricante que nutre a los cartílagos articulares.

En el cuerpo humano existen trescientos sesenta (360) articulaciones repartidas a lo largo de toda su extensión. Para que cada una de ellas pueda cumplir con su función articular deben combinarse diferentes factores entre los cuales están los siguientes:

  • Superficies articulares lisas.
  • Correcta y suficiente lubricación.
  • Buen estado de los ligamentos.
  • Cápsula articular completamente sellada
  • Músculos y tendones activos.

Relación entre postura corporal y articulaciones

Etimológicamente la palabra postura viene del latín “positura” que señala las formas en las que se ponen personas, animales o cosas. Una pose es una postura no natural por ejemplo la que usan los modelos mientras los pintores o escultores hacen su obra de arte.

La postura corporal combina las diversas posiciones de todas las articulaciones del cuerpo y la relación que hay entre la ubicación de las extremidades con respecto al tronco.

Al identificar una postura corporal se determina cuál es la relación que existe entre la persona descrita y el espacio que le rodea.

No se puede hablar de buenas o malas posturas corporales a nivel psicológico o social. Sin embargo, las características culturales, hereditarias, profesionales y los estándares de la moda dictan parámetros acerca de las posiciones del cuerpo.Mujer joven sentada en un escritorio mientras se toca la cabeza y la espalda baja con gesto de dolor

También es cierto que después de años de estudio se han identificado algunas posturas corporales. Estas son evidencia de estados anímicos, situaciones emocionales e inclusive mecanismos de defensa para mostrar a otros, actitudes por conveniencia.

Existen algunas denominaciones que se usan a nivel mundial para identificar ciertas posturas corporales. Entre las más conocidas se encuentran las siguientes:

  • Cuando se está acostado o yacente se llama decúbito supino cuando se está boca arriba, decúbito prono si se encuentra boca abajo y decúbito lateral cuando se está acostado de lado.
  • Ortostatismo cuando se está de pie.
  • Sedestación cuando estamos sentados.
  • Cuclillas.
  • Genuflexión o reclinario cuando se está arrodillado.

Una de las enfermedades posturales que afecta el sistema locomotor es la escoliosis, que es cuando la columna se desvía de su posición central.

También está la lordosis, cuando se crea una curvatura en la zona lumbar y la cifosis que consiste en la conocida joroba que aparece en la parte superior de la espalda. Todas estas enfermedades se deben a mala postura corporal.

Cuando se habla de correcta postura o postura ideal el concepto es poco preciso. Tan solo puede definirse como aquella que utiliza la menor tensión y rigidez permitiendo un gasto mínimo de energía.

Esto da cabida a que la función de las articulaciones sea eficaz, haya coordinación entre todos los huesos y músculos y la persona perciba una sensación de bienestar.

La actitud postural es la relación entre la orientación espacial de la persona, la capacidad de sostén y la posibilidad de expresarse ante los demás. Cuando el peso corporal se distribuye correctamente la sensación de equilibrio aporta agilidad y elegancia a los movimientos del cuerpo humano.

Pocos somos conscientes de la importancia de tener una educación postural. Eso se debe a que desconocemos que la falta de equilibrio y el uso incorrecto de las articulaciones y mecanismos musculares causan enfermedades. Estas pueden resultar en males permanentes. El diez por ciento (10%) de la población mundial sufre de dolor articular debido a malas posturas.

A continuación, algunas recomendaciones para mejorar la postura corporal garantizando que se cumpla la función de las articulaciones, músculos y huesos:

- En el trabajo si la posición que prevalece es la de sentado es preferible que las rodillas formen un ángulo de noventa grados (90°) con los pies en el suelo. La espalda debe permanecer recta y cada dos horas es prudente realizar ejercicios de estiramiento de cuello, espalda, manos, brazos y piernas. Si es necesario levantar pesos debe hacerse flexionando las rodillas.

- Para dormir debe evitarse hacerlo boca abajo dando preferencia a la posición de lado o boca arriba cuidando que la columna en su parte superior (cervical) se mantenga alineada con el resto de la columna. Al dormir de lado se recomienda estirar al mayor grado posible la articulación de las rodillas.Sueño Profundo

- Si en la cotidianidad, por cuestiones laborales o de estudio, debes permanecer grandes periodos de tiempo de pie es importante que cada media hora camines y te sientes al menos por diez minutos. Mientras permanezcas de pie hazlo con las piernas separadas levemente distribuyendo el peso de cuerpo y manteniendo alineados los hombros y las caderas.

Hábitos que ayudan a mantener sanas las articulaciones

Además de tomar en cuenta las recomendaciones dadas previamente con respecto a la postura corporal correcta en diferentes situaciones, existen otras consideraciones. Estas son útiles para ayudar al aparato locomotor.

En primer lugar es importante incluir actividad física regular en nuestras vidas. El cuerpo está hecho para moverse y de no hacerlo sus estructuras mecánicas sufren. Asimismo, se inflaman, se resecan y se rompen ocasionando dolor e inmovilidad (temporal o permanente).

Atender a cualquier señal de alerta en músculos, huesos y articulaciones para acudir a un especialista y en conjunto buscar causas y determinar tratamientos.

Otra recomendación es vigilar el peso corporal ya que, de aumentar, presiona las uniones articulares y exige más fuerza de los músculos.Ilustración de la sombra de una mujer obesa comparando con una mujer flaca

Un dato interesante es que cada vez que bajamos un kilo se reduce cuatro veces la carga sobre las rodillas.

Los ejercicios aeróbicos de bajo impacto durante un máximo de treinta minutos tres veces por semana, aporta flexibilidad a las articulaciones y tonicidad a los músculos. Estos pueden caminar, montar en bicicleta y nadar

Otro de los hábitos saludables para el sistema locomotor está relacionado con la alimentación. Esta debe incluir grandes dosis de derivados lácteos y proteínas vegetales y animales que favorezcan la regeneración de huesos y articulaciones.

Las frutas, vegetales y hortalizas deben incluirse en todas las comidas y meriendas del día ya que garantizan la ingesta de vitaminas y minerales necesarios.

El hábito de fumar se ha convertido en la actualidad en uno de los principales enemigos de la salud de los huesos y articulaciones. Esta aumenta el riesgo de osteoporosis y fracturas, lesiones con bursitis y tendinitis se hacen más probables.

Complementos naturales para mejorar las articulaciones

En la búsqueda de lograr que la función de las articulaciones se cumple cabalmente la industria farmacéutica ha tomado los avances y estudios bioquímicos para  sintetizar suplementos naturales como Osteo Vigor que mejoran la salud ósea. Estos productos contienen vitaminas, minerales y otros ingredientes orgánicos que fortalecen la función articular.

En cuanto a los minerales la mayoría de los productos como Osteo Vigor incluyen tres de los siguientes mencionados:

- Calcio y fósforos se complementan en sus funciones orgánicas y deben estar presentes en el organismo en forma equilibrada.

- Magnesio, está relacionado con el metabolismo de las proteínas y con la producción de colágeno lo cual fortalece los huesos y aporta flexibilidad a las articulaciones.

- Silicio, encargado de los procesos antiinflamatorios y participante en el proceso de síntesis de elastina y colágeno.

- El cobre, a pesar de que se encuentra en muy pocas cantidades en el cuerpo es esencial en la formación de colágeno. Una pequeña falla en el nivel de este mineral en el cuerpo aumenta considerablemente el riesgo de fracturas.

- El boro ha sido descubierto en las últimas décadas como ingrediente eficaz para aumentar la fuerza del sistema muscular y articular, prevenir la osteoporosis e incrementar la densidad ósea.

En cuanto a las vitaminas que se agregan en los suplementos naturales parecidos a Osteo Vigor es común que contengan vitamina C (ácido ascórbico), vitamina D (coadyuvante en la fijación del calcio) y la vitamina K que activa la regeneración de huesos y cartílago.

Desde el sur del continente americano, la medicina tradicional ofrece los beneficios de la bromelina. Definida como un conjunto de enzimas que se encuentran en el centro de la piña.

Como parte de las costumbres gastronómicas propias de las civilizaciones occidentales esta parte se elimina y se desecha. Con esto se pierde el valioso aporte para los huesos y articulaciones.

Los efectos analgésicos y anti inflamatorio de los productos que incluyen la bromelina, como Osteo Vigor, ayuda a la recuperación de afecciones de las articulaciones. Después de problemas posturales, caídas, movimientos bruscos y fracturas.

Practicar posturas corporales correctas, ingerir una dieta balanceada, practicar una rutina de ejercicio e incorporar suplementos naturales es de gran ayuda a la salud.

Utilizar ingredientes que favorezcan la producción de colágeno, la regeneración ósea y detengan el envejecimiento celular ayudará al sistema locomotor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *