Personas en posición de relajación practicando yoga

Cómo estar en paz: una vida en armonía con el Universo

Cómo estar en paz: una vida en armonía con el Universo

Última actualización: 15-11-2018. Equipo Nutricioni

Vivir sin ansiedad puede resultar el elemento clave para lograr una vida realmente en paz en las condiciones actuales del mundo y la sociedad.

Algunos sabios y especialistas en la materia establecen que hay que tener ciertas prácticas que contribuyan al anhelado descanso mental necesario para la paz.

La meditación, la conciencia sobre un propósito superior, la alimentación sanadora, el yoga, y la práctica de deportes son algunos de los elementos propuestos para vivir en paz, con fe.

Sin confundir la fe con alguna consideración sobre religiones, la fe es la fuerza interior que permite creer en algo que nos apoya y profundiza el concepto de la vida.

Bien sea por una práctica religiosa o la creencia en la humanidad, siempre la fe existe en el ser humano como un elemento simbólico inexplicable. Un sustento necesario para creer en la posibilidad de cambiar y ejercer cambios aun cuando las condiciones puedan parecer adversas.

Todos deseamos una vida en armonía con la familia, con la naturaleza, con la salud, con los amigos, con sí mismo, es un ideal de abundancia, lograr objetivos y ser feliz. Queremos ser felices a pesar de todo.

Proyectar una vida con conflictos solucionables, con un aprendizaje y reconocimiento de las dificultades como oportunidades de crecimiento sería maravilloso. Pero la verdad es que vivimos en un constante preocuparnos por lo que no tenemos, lo que no podemos lograr, lo que nos falta, vivimos angustiados, en estrés.

Una vez alguien dijo: “Si los problemas tienen solución: ¿por qué te preocupas? / Si los problemas no tienen solución: ¿por qué te preocupas?”

Esta enfermedad moderna: el estrés, la angustia, tiene su contraparte, que es el surgimiento de una información y tendencia global a la conciencia universal.

Para combatir el estrés y ayudar a nuestro cerebro a encontrar merecidos momentos de descanso, te recomiendo NervSoport. No lo dudes, te aseguro que su complejo de hierbas naturales te permitirá bajar los niveles de nerviosismo y estrés, al tiempo que te dará mejor condición física para un descanso adecuado.

Algo de poco de historia sobre la paz  

Las etimologías siempre ayudan, porque nos indican el significado primario de las palabras y conceptos que usamos sin menor reparo en su definición. En el caso del término paz viene del latín pax, y hace referencia a un estado de equilibrio, armonía y estabilidad en que se encuentra una persona o una sociedad. En otro sentido, la paz es el contrario antagónico de la guerra. 

Otros idiomas como el árabe y el hebreo tienen palabras que análogas a la pax del latín. Para el árabe sería salam, y en hebreo sería shalom. Ambas expresiones se utilizan como saludo y despedida entre las personas, viniendo a significar algo así como “la paz esté contigo” o “ve en paz”.       

Si nos vamos al ámbito de las relaciones internacionales, tenemos que la paz es el estado o medio para resolver conflictos sin apelar a la guerra. También en derecho internacional se le da el apelativo de paz a los tratados o convenios que ponen término a conflictos bélicos.

En el ámbito social, tenemos que la paz es el estado de una sociedad en que mantienen relaciones de armonía en su interior. Así se establece un equilibrio que beneficia a todos en distintos niveles, como un consenso entre los individuos.

Distintos pensadores y doctrinas han propuesto que la paz no es un estado pasivo, sino una búsqueda permanente. De esta manera se trataría de un camino que se debe transitar permanentemente para poder alcanzar los objetivos más sublimes de la humanidad.

A nivel individual cuando hablamos de paz estamos refiriéndonos a complejos estados que incluyen emociones, prácticas culturales, razonamientos, condiciones psicológicas y espirituales, etc.  

En este campo es razonable que la paz vaya acompañada de nuestra concepción del mundo, nuestra autoestima y la forma en que nos manejamos el día a día.

No es casual que en este nivel relacionemos la paz con el enigma de la felicidad y su búsqueda permanente.

La paz individual: el interior       

Los seres humanos somos los únicos seres vivos dotados con conciencia de orden superior. Es decir, no solo tenemos percepción de nuestro cuerpo y del entorno, sino que estamos consciente de nuestro propio yo, del yo de los demás y reconocemos la dignidad en la vida (como sea que ella se manifieste).     

Grandes filósofos modernos como René Descartes, y milenarias filosofías como el budismo o el yoga, tienen entre sus prácticas la importancia de la meditación como introspección de sí mismo.

Descartes creyó que mediante la meditación y el reconocimiento introspectivo del yo llegaría al último fundamento de todo, para desde allí reconocer el exterior y el mundo que lo rodeaba.

Las doctrinas de la india ven en la meditación una práctica de conexión entre los distintos cuerpos de nuestro ser, incluso de conexión con la energía cósmica, nuestras vidas pasadas y nuestros ancestros.

Más allá de la filiación a alguna doctrina o religión, lo que quiero señalarte es la importancia de la introspección meditativa como método para conocernos a nosotros mismos. ¿Por qué es importante este conocimiento? Porque bien aplicado nos puede ayudar a alcanzar esa anhelada paz interior.

La introspección y meditación profunda requiere de mucha práctica y según la doctrina que escojas podrás encontrar distintas disposiciones, orientaciones y resultados.

Lo cierto es que aún sin seguir ninguna doctrina podemos comenzar con algunos ejercicios. Lo primero es encontrar un espacio agradable, que nos saque de la rutina del estrés-trabajo-tareas del hogar.

Este lugar debería estar acondicionado para que no nos interrumpan. Podría ser una zona rural tranquila, o una pequeña espacio en casa.      

Lo segundo es buscar un sentido u objetivo para la introspección. Si se siente molesto y no sabe por qué o no puede canalizarlo, si tiene nerviosismo, si no puede conciliar el sueño, tiene muchas angustias encima, o un gran dolor, etc. En todos estos casos podemos recurrir a la meditación.     

Nadie nos conoce mejor que nosotros. Sentarnos en compañía de nosotros mismos, preguntarnos, investigarnos, sincerarnos con nuestras emociones y pensamientos es un buen comienzo para emprender el viaje hacia nuestro interior.

La paz individual: el cuerpo       

Si bien es cierto que la mente puede controlar al cuerpo, ella no está exenta de lo que le sucede a este. Así que si queremos encontrar paz individual no podemos descuidar nuestro cuerpo.

No es casual que las antiguas filosofía de la india incluyan entre sus prácticas de meditación el ejercicio corporal.

Para ello podemos aprovechar las tecnologías de información y comunicación y buscar conocer algo más sobre el yoga. El yoga significa unión, unión de nuestros cuerpos con el cosmos. Sus posturas están diseñadas no solo para el fortalecimiento físico, sino para desarrollar equilibrio mental y concentración.

Además, con el yoga aprendemos a conocer nuestro cuerpo, liberamos la mente de contaminación y podemos pensar más claramente. En especial porque el yoga nos enseña a respirar bien. Aunque no lo creas, respirar mecánicamente no significa que lo hagamos bien.

Despertar nuestra conciencia sobre la respiración y utilizarla para sanarnos es una práctica estupenda para alcanzar grados durables de equilibrio físico y mental.

Ahora, si no eres o no te interesa práctica yoga, igual puedes hacer ejercicio físico intentar buscar la paz.

Nadar, siempre ha sido una excelente práctica. Además de ejercitar prácticamente toda la musculatura de tu cuerpo, también ayuda a coordinar la respiración, distrae y despeja la mente de problemas y nos ayuda a estar más saludables.

Correr, trotar o simplemente caminar por un lugar agradable, como playas, parques, montañas, etc. es un hábito que deberíamos cultivar para mantener nuestro cuerpo sano y activo. Recuerda que no es lo mismo caminar para agarrar el bus del trabajo o correr porque vamos tarde a algún lugar.

El caminar o trotar como ejercicio debe tener su tiempo, espacio y dedicación. Recordemos que es una práctica para nuestra salud, así que démosle en nuestra apretada agenda el lugar que se merece, no nos arrepentiremos.

Está demostrado que el ejercicio frecuente ayuda a la longevidad, mantener la calma en situaciones de nerviosismo y de estrés entre otros. Aquí también te explicamos otras formas de calmar los nervios.

También puedes recurrir a suplementos como NervSoport, cuyo complejo completamente natural será de gran utilidad para el beneficio de tu cuerpo y el descanso de tu mente.

La paz con los otros: la sociedad      

Es indudable que la sociedad nos influye en todos los aspectos de nuestra vida. No somos ermitaños. Nacemos en una sociedad y de ella aprendemos buena parte de lo que somos.

Sin embargo, de ella también vienen tensiones, retos, desafíos, alegrías, y un largo etc. que hace la vida más o menos dinámica.

Si hablamos de paz, paz individual, tenemos que necesariamente referirnos a nuestro entorno social, las relaciones con los otros y los vínculos que nos unen.

Podemos dividir en el caso que nos ocupa entre relaciones tóxicas que nos afectan nuestra paz interior, y relaciones positivas que nos ayudan preservarlas y aumentarlas. La sociedad está llena de ambas, solo debemos diferenciarlas y tratar de cultivar las segundas cuando tanto como se pueda.

En el caso de las relaciones tóxicas, debe evaluar si se trata de personas que no quieren avanzar en su desarrollo humano, o perturbaciones que vienen del exterior. Siempre es bueno mejorar estas relaciones siempre que se pueda. Sino, lo mejor es terminar con ellas.

“Quien obra bien le va bien”, reza un proverbio conocido. Cultivar relaciones positivas, prósperas y recíprocas, es una manera que buscar el equilibrio social y la paz en medio de la convivencia con otros.

En esta sociedad moderna estamos sometidos a niveles crecientes de estrés. Si necesitas una ayuda no dudes en consumir NervSoport. Se trata de un producto natural que ayudará a bajar los niveles de nerviosismo y estrés, al tiempo que te animará a encontrar soluciones a problemas y mejorar los estados emocionales adversos.

Si en tu entorno social existen muchos factores que perjudican tu vida diría, evalúa cuáles puedes cambiar y cuales nos. Actúa en función de los primeros, y deja que los segundos fluyan con el devenir.

Si por alguna razón o hecho pasado estás inmerso en estados de nerviosismo, aquí te contamos cómo combatirlos efectivamente.

Personas en posición de relajación practicando yoga

La paz consigo mismo: el ser

Finalmente lo más importante es alcanzar la paz consigo mismo. Esto resume la paz individual, la paz con los otros, el equilibrio mental-corporal-social-espiritual. Se trata de un camino que todos recorremos, consciente o inconscientemente. Hacerlo consciente sería lo ideal.

Llevar adelante prácticas diarias para mejorar nuestra disposición a estar en paz con el ser es un camino que si escogemos no nos arrepentiremos.

Recuerda que el dolor siempre está presente, pero somos libres de elegir sufrir o no. También somos libres para buscar ayuda si es necesario, o para sobreponernos a las situaciones más difíciles.

Mientras más preparemos nuestra mente y cuerpo para la complejidad de la vida, mejores resultados obtendremos ante situaciones adversas o situaciones favorables.      

En todos los casos, quiero recomendarte dos cosas. Primero, consumir  NervSoport. Se trata de un producto natural hecho especialmente para tu descanso mental en medio del torbellino que supone nuestra sociedad moderna y todos sus problemas.

Lo segundo es cuidar tu cuerpo a través de una buena alimentación. En particular, te recomiendo revises la importancia de los alimentos orgánicos en el siguiente artículo: Alimentos orgánicos, el regreso al origen.

La alimentación es el combustible de nuestro cuerpo, y ella penetra hasta la mente. Existen estudios sobre tipos de alimentos que ayudan a una mejor concentración para meditar y otros que nos distraen de ello.

Asimismo, los alimentos diarios deben suplir el desgaste que llevamos en nuestro cuerpo. Sin ello difícilmente podremos iniciar alguna práctica de búsqueda de paz individual, con los otros o en conjunto. La materialidad es tan importante como la espiritualidad.

Mujer joven embarazada realizando ejercicio de yoga mientras está sentada en pasto verde

Organiza tu propio camino

Si de algo no podemos dudar es que cada individuo se forja un camino entre sus virtudes para alcanzar la paz y sostenerla en el tiempo. No hay recetas ni fórmulas mágicas. Hay, eso sí, conocimientos y experiencias milenarias, científicas y de acceso abierto para apropiarnos de ellas con nuestro sello propio.

La práctica es la que nos impondrá hacia donde queremos y debemos ir en la búsqueda de nuestra paz total, completa, coherente con los mismos principios en que creemos. Adecuar diversas metodologías a nuestros propios fines es una buena manera de comenzar a transitar en la búsqueda de un camino propio.

No debemos temer a los cambios, debemos prepararnos para ellos, para que en el momento que lleguen poder canalizarnos a nuestro favor.   

El empleo del pensamiento positivo es un elemento clave en todo el proceso. Pero debe ir acompañado siempre de lo que se conoce como meditación activa.

Es decir, actuar en la dirección en que se considera correcto a la vez que periódicamente evaluamos nuestros pasos y sostenemos una práctica de coherencia con nosotros y con los otros.

Lo que está mal y no podemos cambiar no debe preocuparnos. Debemos ocuparnos de lo que podemos cambiar, mejorar, canalizar, explorar y desarrollar positivamente.

No desdeñemos la ayuda que está al alcance a través de las tecnologías de información y comunicación. Bien usadas son herramientas poderosas para el cultivo de las mejores habilidades ocultas en nosotros.

Confía en ti. Siempre cuestiona con pasión, sobre todo a ti mismo. Pero responde con sinceridad y se abrirán siempre los caminos de la paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *