adultos mayores dormidos comodamente y felices, expresion fisica de amor y ternura, cama blanca , cabeza llena de canas

¿Cómo es la sexualidad en la vejez?

¿Cómo es la sexualidad en la vejez?

Última actualización: 20-02-2019. Equipo Nutricioni

Se cree falsamente que envejecer va de la mano perder interés en el sexo. Esta es una creencia falsa basada en la desinformación.Por eso hablaremos de la sexualidad en la vejez tomando en cuenta diversos mitos y creencias populares, así como realidades que condicionan el disfrute de una actividad natural.

El deseo de tener sexo aumenta con el tiempo, no es una cuestión de edad. Es natural que durante la juventud, la libido este a millón. Sin embargo, durante la vejez también es normal y natural que las personas disfruten de su sexualidad.

La evolución de la vida sexual dependerá de nosotros, no de nuestra edad. Por ello, muchas personas cuestionan y condenan la sexualidad en la vejez. El cuerpo y la salud cambian, y es necesario irnos adaptando a ellos.

No obstante, envejecer no significa que debamos dejar a plenitud la actividad sexual. El sexo y la edad deben llevarse de la mano responsablemente y más cuando somos adultos mayores. El placer en el principio y fin de nuestra vida únicamente dependerá de nosotros.

adultos mayores dormidos comodamente y felices, expresion fisica de amor y ternura, cama blanca , cabeza llena de canas

Una salud mejor

El sexo forma parte de la salud física y emocional de cualquier persona. La actividad sexual durante una relación permite tener cercanía o intimidad y expresar sentimientos que generan vínculos. A su vez, reduce el estrés y promueve una mejor autoestima.

La sexualidad en la vejez puede representar más una preocupación moral que de salud. El sentir nervios o vergüenza y pensar en qué dirá o pensará su pareja, es totalmente normal. No es una situación para rendirse sino para abrirse y hablar con los expertos en la materia y más con su pareja.

Para llevar una mejor salud, solo es necesario seguir ciertos consejos que pueden compensar los cambios que el envejecimiento conlleva. Lee, analiza y habla con tu pareja para poder tener una vida sexual plena.

Los especialistas saben, hable con un médico

Para tener una mejor sexualidad en la vejez, hay que dejar la pena y la vergüenza. Es necesario acudir a un médico que pueda evaluar los problemas sexuales a medida que envejecemos. La impotencia, disfunción eréctil y debilitamiento sexual son causas naturales y normales que se pueden tratar con la ayuda de un especialista.

Son pocos los hombres quienes les comentan sus síntomas a los médicos. Este puede ayudar a mejorar la salud sexual con tratamientos en presencia de cualquier afección médica.

Existen también suplementos, complementos o medicamentos que no afecta la actividad sexual. El médico especialista puede recetar varias para así mejorar y disfrutar del sexo con su pareja de manera segura.

Tienes a alguien presente, hable con su pareja

También es necesario erradicar la pena y vergüenza con la pareja. Debe existir confianza y seguridad al momento de comentar nuestras afecciones e inquietudes. Por algo ha estado con nosotros hasta la vejez.

Al principio puede resultar un poco incómodo conversar abiertamente sobre sexo. Sin embargo es fundamental la comunicación entre sí. Hablen de sus sentimientos, preocupaciones y expectativas. Las experiencias resultan más satisfactorias cuando son compartidas con quien se ama.

Vivan y experimenten

Si hay problemas sexuales dentro de la pareja, es necesario intentar algo diferente. Adoptar una nueva rutina es una buena opción. Jueguen y dediquen más tiempo a la excitación, probar nuevas posiciones también puede aumentar el deseo.

Lo esencial es ser creativo. La sexualidad en la vejez puede ocurrir ocasionalmente. Pero estando juntos pueden encontrar maneras más satisfactorias y creativas de tener intimidad. Las caricias, los besos y el disfrute son claves esenciales para gozar de un buen sexo.

Cuídese. El sexo seguro es vida

Las enfermedades de transmisión sexual, también conocidas como ITS, están presentes en todo momento. Las personas mayores pueden contraerlas. Por ello, es necesario hablar con su pareja acerca de su historia sexual.

Si su relación es reciente, puede hacerse la prueba de ITS antes de empezar a tener relaciones sexuales. Puede considerar la opción de hacerse la prueba juntos para prevenir cualquier novedad. Es necesario también utilizar condón durante las relaciones sexuales.

Es recomendable también tener un adecuado estilo de vida para mantenerse en forma y prevenir enfermedades. La sexualidad en la vejez también se puede gozar si se siente y se mantiene joven. Para ello es necesario hacer ejercicio, comer bien y ver periódicamente al médico.

Cambios que se deben considerar

Con el pasar del tiempo envejecemos y por ende, nuestro cuerpo cambia. Los cambios pueden ser percibidos gradualmente, no obstante, algunos pueden pasar desapercibidos justamente por el hecho de envejecer.

Es necesario atacar la vejez de la mejor manera y una de ellas es enfrentándola y siendo totalmente honestos. Envejecer es una etapa más del ciclo de la vida, y hay que aceptar lo que ello conlleva. Así se puede disfrutar de sus ventajas y aprender de sus desventajas para una vida más placentera.

Cambios para las mujeres

Los cambios biológicos estarán presentes y más cuando se tiene sexualidad en la vejez. La mujer a medida de que envejece, siente los síntomas de la menopausia. Asimismo, sus niveles de estrógeno empiezan a disminuir, lo que ocasiona un notable adelgazamiento vaginal y sequedad.

Sin embargo, muchas de las mujeres mayores de 50 años manifiestan una mayor satisfacción sexual. Esto se debe a que no hay miedo al embarazo pues está presente la menopausia. Sin embargo, sigue siendo una molestia estos cambios físicos.

Esto claramente hace incomodo el acto sexual al igual que reduce el deseo. No obstante, reducir no es eliminar; puede que por estos factores no sea tan placentero, pero con adecuado tratamiento médico se puede solventar.

Es normal sentir menos deseo sexual y que el tiempo para la excitación deba ser mayor. El cuerpo cambiará de tamaño y forma y esto puede afectar gradualmente a la autoestima. Sin embargo, con ayuda de la pareja, tratamiento ginecológico y psicológico se pueden erradicar estos problemas.

El uso de lubricantes vaginales puede ser una opción para que el coito no sea doloroso. ¿Tendrás más orgasmos? ¡Sí! La capacidad multiorgásmica estará igual pero será un poco más débil y sin tantas contracciones.

Cambios para los hombres

La sexualidad en la vejez para algunos hombres puede ser frustrante. Cuando el hombre envejece, sus niveles de testosterona empiezan a disminuir. La excitación puede llevar más tiempo y el pene puede tardar más para alcanzar erección.

Muchas de las erecciones pueden ser poco firmes o sin una prolongada duración. Asimismo, el hombre adulto mayor puede tomarse más tiempo en eyacular.

A su vez, a medida de que el hombre se hace más mayor, aparece la disfunción eréctil, lo cual, es inevitable durante el proceso de envejecimiento.

De igual forma, a partir de los 55 años disminuye la cantidad de esperma, aunque su producción sea hasta más de los 80 años. El conocimiento del proceso y presencia de estos cambios fisiológicos ayudan a disminuir las inseguridades, los miedos y las angustias.

Es normal que en el hombre se necesite mucho más tiempo para recuperarse después de una erección. De igual forma no es tan intensa y se retrasa la eyaculación. También aparece un incremento en las disfunciones sexuales. Esto se puede deber a la edad, causas médicas y psicológicas.

Enfermedades aunadas al envejecimiento

Si no cuidas tu estado general de salud, eso afectará progresivamente tu salud sexual. Con el envejecimiento también vienen los problemas respiratorios, cardiológicos, endocrinos y óseos. Es necesario cuidar la salud en su totalidad para así disfrutar de la sexualidad en la vejez.

Las enfermedades o las dolencias médicas comunes por el envejecimiento pueden condicionar el deseo sexual y afectar la capacidad de excitación o de tener un orgasmo. Las dolencias y enfermedades como la presión arterial alta, la artritis, la obesidad, la diabetes, enfermedades del corazón y depresión pueden hacer que el sexo no sea tan placentero.

Si en la pareja, alguno de los dos ha sufrido algún infarto o tiene alguna enfermedad terminal, es natural tener miedo al momento de iniciar el acto sexual. Existe una preocupación latente porque el sexo puede afectar o hacerle daño a su pareja.  

Fármacos, suplementos o complementos efectivos

La sexualidad en la vejez puede potenciarse gracias al uso de suplementos, algunos medicamentos o complementos que revitalizan la libido. Con receta, es normal que muchos adultos mayores recurran a este método.

Independientemente de cuál método se escoja, todos tienen efectos secundarios y algunos suelen afectar la actividad sexual. Es necesario asistir al médico y pedir un fármaco, suplemento o complemento que pueda responder a un idóneo deseo sexual.

Sociedad y sexualidad

La sociedad puede ser cruel cuando emite sus juicios y sentencias. Dicen que la ignorancia es felicidad pero también puede ser destrucción. Muchas personas mayores, al ser ignorantes ante la sexualidad, pueden experimentar un aumento de su ansiedad y creen que es anormal.

Sumado a ello, se presentan factores relevantes como:

  • Asociar la sexualidad únicamente con la fertilidad o reproducción. Es un estereotipo cultural negativo.
  • La falta de intimidad responsable (en zonas urbanas, son pocos los profesionales formados en estos temas)
  • Depresión, que inhibe cualquier actividad sexual en personas mayores.
  • Viudez. La pérdida de la pareja por fallecimiento o la no obtención de una pareja estable, es condición para tener menos relaciones sexuales. Adicional a ello, se debe vivir el duelo correspondiente en el tiempo estipulado.

También resulta fundamental destacar la discriminación que podrían padecer los adultos mayores homosexuales. El rechazo social es más marcado y mucho más acusado. La carencia de soportes jurídicos y valores familiares son algunos factores que promueven esta repercusión social.

En conclusión, no se debe hacer de la sexualidad un tabú sino una fortaleza. La sexualidad es una elección completamente natural y subjetiva, que no debe ser condenada. Es una de las principales necesidades que demanda ser satisfecha y más durante una etapa final.

Mitos y falsas creencias

Es realmente cómico observar cuántas cosas se han inventado referente a la sexualidad en la vejez. Esto se debe más a un problema moral y ético pues la sociedad vende la idea de eterna juventud.

Gracias a ello, se tiene un concepto errado de que la sexualidad está solamente ligada a las personas jóvenes quienes gozan de mucha salud.

Este es uno de los estereotipos tan absurdos que se han presentado y condenan a quienes tienen pensamientos o deseos sexuales a una edad mayor como “viejo/a verde”, o “inmoral”.

Es una concepción netamente cultural y social que no responde a las necesidades de las personas. Gracias a la tecnología, la esperanza de vida ha aumentado, lo que permite seguir disfrutando de una parte valiosa de la calidad de vida.

Estas son algunos de los mitos y las creencias falsas que se mencionan al discutir la sexualidad en la vejez. Las presentamos únicamente para conocimiento y distinción entre la multitud. No lo creas. Solo ríe:

  • La sexualidad es exclusivamente para reproducirse
  • No debería haber sexualidad en la tercera edad
  • El sexo no es relevante en personas maduras
  • No tienen ni sienten deseo
  • Los varones maduros ya no pueden intentarlo por la falta de erección
  • Los adultos mayores están más preocupados por los padecimientos físicos
  • Las personas de la tercera edad, nunca tienen interés por éstos temas
  • Las personas mayores no funcionan sexualmente
  • El sexo no existe en la ancianidad
  • La mujer madura nunca siente nada
  • Es más probable que sufran un infarto durante las relaciones sexuales
  • Los adultos mayores no se enamoran ni se vuelven a enamorar
  • El sexo es sólo para gente joven
  • Sólo tienen interés sexual los viejos verdes
  • Sólo es atractivo lo jovial
  • Ser mayor significa dejar de tener relaciones sexuales
  • Todo lo sexual perjudica a la salud seriamente

La OMS define a la salud sexual como la integración de los aspectos somáticos, afectivos e intelectuales del ser sexuado. De esta manera, se deriva el desarrollo y enriquecimiento de la persona, la comunicación y el amor.

¿Cuándo consultar a un médico?

En la vejez, es necesario consultar al médico. Así se pueden prolongar una mejor calidad de vida evitando muchas cosas que pueden condicionar la vida sexual. El sexo es natural y normal, no tenga miedo al momento de hablar con un médico especialista.

Es necesario también erradicar el pensamiento de no tener derecho ni legitimidad de mantener una plena vida sexual durante la vejez. El intercambio y placer sexual debería ser un derecho, el cual, debe ser defendido a capa y espada.

No se guíe por los prejuicios de la sociedad. Evite la vergüenza o el miedo pues es su vida sexual la que está en juego.  No es una “anormalidad” seguir teniendo fantasías o necesidades sexuales a una edad mayor. El cuerpo aún sigue siendo una fuente de actividad sexual placentera y satisfactoria.

Un suplemento para los hombres

Extralib Hombre es un complemento que actúa a nivel vascular en los hombres para así asegurar un aumento de la libido y virilidad sexual.

Extralib Hombre logra el llenado de los cuerpos cavernosos del pene y mejora las erecciones haciendo estas más firmes y prolongadas.

Gracias a sus componentes herbolarios, Extralib Hombre es un complemento ideal para favorecer la respuesta sexual masculina sin engorrosos efectos secundarios. Asimismo incrementa los niveles de testosterona, los cuales, se disminuyen con el envejecimiento.

No conforme con ello, Extralib Hombre ayuda a aumentar la potencia sexual y el vigor en el hombre. De esta forma ayuda a restaurar el deseo sexual y estimula la movilidad y maduración y movilidad de los espermatozoides.

La calidad de su semen puede ser mejor al ingerir una cápsula diaria de este producto. Asimismo ayuda a incrementar el flujo sanguíneo, lo cual, mejora las erecciones y su duración en las relaciones sexuales.

La disfunción eréctil, la impotencia o la fatiga ya no serán problemas gracias a este producto. El desempeño será más vigorizante y estimulante, logrando una mejor condición sexual placentera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *