¿Cómo detener la caída de cabello?: 6 medidas efectivas

¿Cómo detener la caída de cabello?: 6 medidas efectivas

Última actualización: 19-02-2019 por Editor Glismir.

Todo ser humano puede ser afectado por la pérdida irregular de su fibra capilar, tú puedes ejecutar las opciones para resolver esa desagradable situación. Para lograrlo existen 6 medidas efectivas que te ayudarán a saber cómo detener efectivamente la caída del cabello.

Una buena imagen es muy importante, a pesar de que siempre se le ha dado un gran valor en el ámbito social. En todos los aspectos de la vida cotidiana, el poseer una imagen prolija y hermosa es un factor que abre puertas.

Siendo el cabello un elemento que cada día se destaca más, él es el encargado de enmarcar el rostro. Por lo tanto, el rostro y el cabello, se han constituido como las cartas de presentación más notables.

Sin duda alguna, tu cabellera es un componente esencial de tu belleza. Del mismo modo, en la salud también es importante. Pues a través de él se reflejan tanto la salud física como la emocional.

La pérdida irregular de cabello puede ser un reflejo de depresión o, quizás de un descontrol hormonal.

En primer lugar, debes conocer tu cabello, sus características propias, así podrás saber cuándo estás frente a alguna irregularidad.

Conocer las razones de la pérdida desmedida del cabello también es esencial. Es normal que cada día se desprenda un promedio de 100 cabellos, pues es parte del ciclo de vida del cabello.

El desprendimiento de la fibra capilar a destiempo puede ser motivada a ciertos cambios hormonales, la edad, el estrés, la genética, entre otros. Siendo lo más indicado, la toma de las medidas correctas en el justo tiempo.

Una buena alimentación y la práctica de ejercicios cotidianamente pueden participar fuertemente en la prevención de la caída de cabello. Ya que además de tener a raya el estrés, nutrir correctamente el organismo, es sin duda alguna una de las mejores opciones para tener una melena abundante y sana.

A continuación te compartiremos 6 medidas para detener la caída de cabello.

El marco del rostro: toque de distinción

El cabello es el cerco del rostro, dentro de los parámetros normales cada fibra de cabello, cumple un ciclo de vida que tiene una duración aproximada de 2 a 5 años.  Desarrollándose al año, alrededor de unos 15 cms.

Este ciclo se realiza en tres partes, desarrollo, paralización y por último la caída o desprendimiento.

Cada hebra de cabello está conformada por el tallo y la raíz. A su vez, la raíz está adherida a un folículo piloso, es decir, a la piel, del cuero cabelludo.

Del folículo piloso se extraer todos los nutrientes que el cuerpo tiene y el cabello necesita. De allí la importancia de una excelente alimentación para tener un cabello de la misma calidad.

Por ser parte del cuerpo humano, el cabello sufrirá las mismas variantes que pueden presentarse en el organismo.

Algunos agentes externos que afectan negativamente a tu cabellera, son: la contaminación, los productos químicos, las altas temperaturas.

Dentro de los agentes internos están: una alimentación deficiente, el estrés, las variaciones hormonales, así como algunas enfermedades.

Para comprobar la debilidad del cabello, cuando alguno de ellos se caiga, se puede estirarlo lo más posible. Si tras haberlo estirado se fractura fácilmente, es signo de que está maltratado. Mientras que, cuando no se rompe, es porque está sano y fuerte.

Para saber que se está perdiendo demasiado cabello, solo basta observar. Prestar atención al levantarte de la cama o al cepillo al peinarse. Si observas una cantidad mayor de lo normal, es tiempo de tomar medidas.

Otra forma es, apelar al signo de tracción, el cual acota que, si al jalar del cabello se desprenden más de tres hebras de cabello, significa que se está dando una pérdida anormal de cabello.

Por años se ha crecido que peinar mucho la cabellera es perjudicial, pero no es así. Cepillarse estimula los folículos pilosos, por la activación de la irrigación sanguínea y la oxigenación.

Prestando atención a las señales de tu organismo

Según los recuentos estadísticos, se dan un adelgazamiento del cabello a partir de los 35 años, dándose en el 40% de la población femenina. Por su parte, el 20% de los caballeros, pueden llegar a verse afectados por alopecia.

Si eres de los que sufren de pérdida irregular de tus hebras capilares, seguramente te has hecho la pregunta ¿por qué se me cae el cabello? Esta es una interesante pregunta, pues lo mejor es descubrir las causas para posteriormente tomar las acciones oportunas para remediar esta irregularidad.

Algunas razones:

Falta de cuidado. Usar incorrectamente los productos capilares, también excederse en el uso de productos químicos y de las altas temperaturas.

Desorden hormonal. Cualquier desequilibrio a nivel hormonal, puede generar un aumento en la caída de cabello. Por ejemplo: la menopausia, embarazo, diabetes o afecciones endocrinológicas.

Falta de vitaminas. La condición del cabello depende directamente de los nutrientes presentes en el organismo. Cuando hay un déficit de ellos se puede producir la caída de las hebras capilares.

Regímenes alimenticios. Cuando son drásticos, se puede padecer anemia y verse reducida la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo. Da ambas situaciones se puede generar un aumento de la pérdida de cabello.

Altos niveles de estrés. Provocando una disminución del flujo sanguíneo y el cabello deja de recibir correctamente los nutrientes que necesita.

Algunos tratamientos médicos. En este caso hay que sopesar qué es más importante. Se puede continuar con el régimen médico, al poco tiempo de haberlo terminado el cabello volverá a la normalidad.

Enfermedades del cuero cabelludo. Es obvio que, al estar el cuerpo enfermo, toda la cabellera se verá afectada. Algunas de estas enfermedades son:

  • Alopecia. La hay por motivos genéticos y como consecuencia de algunos tratamientos farmacológicos.

  • Dermatitis. Se enrojece el cuero cabelludo y puede llegar a producir grandes cantidades de aceite, generando un aspecto grasoso.

  • Folliculitis. Cuando el folículo piloso se infecta.

  • Psoriasis. Es una enfermedad cutánea, donde el área afectada presenta parches escamosos.

Medida # 1. Masajes capilares

El objetivo de ellos son el cuidado y nutrición del cuero cabelludo, que repercutirá positivamente sobre el cabello.

Cuando se masajea el cuero cabelludo, se induce a un incremento del flujo sanguíneo, proveyendo vida a los folículos pilosos y a las hebras del cabello.

Solo bastarán algunos minutos y unas gotas de algún aceite esencial. Algunos aceites recomendados son:

Aceite de huevo. En este caso, se masajea el cuero cabelludo y se deja actuar toda la noche. En la mañana se retira con champú suave, lavándolo solo una vez.

Para mayor efectividad se utiliza 3 veces al día por 3 meses, su uso continuado es parte de su efectividad.

Mayonesa. Se aplica sobre el cabello, se cubre por una hora y luego se enjuaga. Además de hidratar el cabello, puedes aprovechar y darte unos masajes.

Aceites calientes. Se puede usar aceite de oliva, de cártamo, de almendra y de aguacate. No se debe usar muy caliente ni con mucha frecuencia para no irritar el cuero cabelludo.

No exceder la temperatura de los 40°C, masajear en el cuero cabelludo, esperar con un gorro por una hora y luego lavar.

Té verde. Por su alto contenido de antioxidantes, previene la pérdida del cabello y a la vez incentiva su crecimiento. Solo se necesitará 2 bolsas de té por una taza de agua, y dejarlo actuar una hora, para luego enjuagar.

Henna. Este polvo con textura de talco es útil para sellar la cutícula, fortaleciendo la raíz del cabello.

Ajo, cebolla y jengibre. No se mezclan y se debe usar solo uno a la vez. Masajear, dejarlo en la noche y retirarlos.

Papas y romero. Hervir, colar  y enjuagar el cabello con esta mezcla, todos los días.

Aloe vera. Excelente para reducir la caída del cabello, se le puede agregar unas gotas de aceite de coco. Se unta en el cuero cabelludo y se deja por media hora. Después se lava el cabello. Hacer este proceso una vez a la semana.

No olvides tomar la cantidad suficiente de agua durante el día, así la piel estará bien hidratada y, por ende, el cabello.

Medida # 2. Hidratación y más hidratación

Son muchas las alternativas para hidratar el cuerpo. Hay sueros, tónicos, mascarillas, pastillas y, hasta remedios naturistas.

Los aceites son los mejores a la hora de hidratar la cabellera. Estos tratamientos además de hidratar, cuidan la salud capilar. Los más utilizados son:

Aceite de coco. Evita la pérdida de proteínas y elimina la caspa. Cabe destacar, que los niveles bajos de proteínas inducen la pérdida de cabello.

Semillas de granada. Quita las obstrucciones en los folículos capilares.

Jojoba. En aceite la jojoba es excelente para nutrir la base de las hebras capilares, por sus propiedades antiinflamatorias.

Almendras dulces. Controla la caspa y minimiza la hinchazón del cuero cabelludo.

Vitamina E en aceite. Nutriendo la cabellera de la raíz a los ápices.

La melena de ser nutrida periódicamente, por fuera y por dentro para un mayor efecto. Así no solo se tendría belleza sino, también salud capilar.

Colágeno. Esta proteína esencial tiene el poder de activar la recuperación y la hidratación de las hebras capilares. Actúa como conectivo, evitando la rotura capilar.

Entonces, su uso continuado aporta volumen y brillo a la melena.

Otras sugerencias. Péinate en la noche y en la mañana, mejor aún si es con un cepillo de madera para activar el cuero cabelludo. Considera la temperatura del agua al emplearla sobre el cabello, porque cuando es muy caliente abre la cutícula capilar.

Lo más recomendable es lavar con agua tibia al quitar el champú y acondicionador. Para terminar, se aplica agua fría por unos 40 segundos, con la intención de cerrar bien la cutícula.

Medida # 3. Empezando desde adentro para detener la caída del cabello

Consumir las vitaminas y minerales que tu organismo necesita, es sinónimo de proveer los nutrientes indicados para detener la caída del cabello.

Se debe incrementar el consumo de proteínas. Como carnes magras, pescado, la soya y los productos lácteos.

Vitamina A. Excelente para reducir lo quebradizo del cabello. Se consiguen en las hortalizas de hojas verdes.

Betacarotenos. Ayuda en el proceso de la vitamina A, brindándole salud a los folículos pilosos, por lo cual, se detiene la caída del cabello. Presentes en las verduras anaranjadas y frutas rojas.

Omega 3. Aporta hidratación al cabello. Está en los pescados azules, el atún y el salmón.

Zinc. Incita el crecimiento de las uñas y el cabello. Las espinacas, el germen de trigo y el chocolate son una rica fuente de zinc.

Vitamina C. Excelente antioxidante que ofrece fuerza a las hebras capilares. Con el consumo de los cítricos y las hortalizas verdes se adquiere la vitamina C.

Vitamina E. Protege las células del deterioro celular y están presenten en los frutos secos y los aceites vegetales.

Ácido hialurónico. Presente en las carnes de cordero y pavo, así como en las verduras y la soja. Nutre efectivamente el cabello débil.

Ácido fólico. Energiza a los folículos pilosos, por lo cual, con su ingesta a través de las verduras, los frutos rojos, los cítricos se fortalece la base del cabello.

Las Vitamina B2, B36, B6, B7 y B12. Actúan en la producción de las células rojas y, por ende, en la oxigenación e irrigación capilar. Están presentes en la leche, en los vegetales verdes, el hígado, el pollo, los mariscos, cereales integrales, entre otros.

L-cisteína. Que participa en la creación de queratina en el cabello. Presente en pimientos rojos, yogurt, cebolla, brócoli, entre otros.  

Vitamina D. Ayuda a la buena absorción del calcio. Se adquiere con la exposición de los rayos solares, sobre todo los mañaneros.

Calcio. Promueve células sanas. Se obtiene de los lácteos.

Medida # 4. Completando los nutrientes

Para no dejar al azar tu salud capilar, puedes rematar todas las opciones anteriores con la ingesta de complementos nutricionales.

Tu organismo es un conjunto de sistemas que necesitan los nutrientes para su buen funcionamiento. Igualmente, para detener la caída del cabello es necesario VicMujer.

El cual es un suplemento alimenticio que une muchos de los minerales y vitaminas que actúan efectivamente para detener la caída del cabello.

Esta efectiva fórmula patentada contiene las vitaminas A, C, D3, E, B1, B2, B3, B6, B12, todas esenciales para el cuidado de la salud capilar. Es más, no solamente cuida la cabellera, también lo hace con la salud femenina, cubriendo todas sus necesidades.

VicMujer cuenta con fósforo, magnesio, zinc, selenio, cobre, cromo, potasio, todos nutrientes vitales para el organismo. Por lo que a través de su adecuada ingesta estarás cuidando tu cuerpo y preservando tu salud.

Del mismo modo, contiene té verde, que, además de ser un excelente antioxidante, promueve la relajación. Por lo que el estrés estará alejado de tu vida, cabe destacar, que el estrés es uno de los detonantes de la caída de cabello.

Otros beneficios que ofrece VicMujer son una notable mejoría de la memoria y la circulación. Recuerda que una buena circulación es equivalente a irrigación sanguínea en el cuero cabelludo.

Además de un equilibrio en los niveles de azúcar en la sangre y del colesterol.

La combinación de todos los suplementos de nutrientes, apoya el buen desempeño de las funciones corporales de la mujer de hoy.

Desde ahora, ya no más caída de cabello por deficiencia de nutrientes en tu organismo, pues con VicMujer ya tu organismo está completo en nutrición.

Gel de aloe vera transparente en una cuchara

Medida # 5. Remedios caseros para detener la caída del cabello

Las opciones que se pueden conseguir en casa:

Aloe vera. Favorece el buen funcionamiento del organismo. Corta las hojas y déjalas escurrir, al día siguiente cortar en cuadros y frotar en el cuero cabelludo.

Cebolla. Efectiva para detener la caída de cabello, pues contiene vitamina A, C y B. Se puede licuar y mezclarla con miel, para luego untar en cuero cabelludo y dejar actuar por 30 minutos. Enjuagar.

Aceite de oliva y ajo. Restriega 2 dientes de ajo en la base del cabello y masaje usando el aceite. Colócate un gorro y a la mañana siguiente lava tu cabellera con champú. Llevarlo a cabo dos veces a la semana.

Leche de coco. Rica en ácidos grasos, es poderosa para detener la pérdida de cabello. Con su agua y su pulpa, haz una leche, licuando ambos elementos. Aplica en el cuero cabelludo y date masajes, una vez a la semana.

Del mismo modo, puede sacar provecho de algunos elementos, bebiendo infusiones.

Con estas infusiones estarás colaborando a frenar la caída de cabello y a su vez, fortalecerlo.

Algunas son:

Cola de caballo. Cuenta con minerales esenciales para generar una mejoría significativa en la firmeza y elasticidad de las hebras capilares.

Sabal. Sus frutos son excelentes para hacer infusiones para reducir la pérdida de cabellos.

Ginko Biloba. Instiga la microcirculación, proceso vital para evitar la caída irregular del cabello. También ella secunda el surgimiento de nueva cabellera.

Alfalfa. Se puede ingerir temporalmente para tratar la pérdida de cabello. Ella es rica en diversos nutrientes, haciéndola efectiva para cuidar el cuero cabelludo.

Medida # 6. Todo lo saludable es válido a la hora de detener la caída de cabello

A la hora de querer salud física y emocional, es necesario tomar en consideración las siguientes sugerencias:

  • Ejercitarse habitualmente, realizando ejercicios acordes con tu edad y condición física. Gracias a la ejercitación se eliminar el estrés y las toxinas.
  • Mantener una correcta higiene capilar. Cuidarlo usando tratamientos acordes con el tipo de cabello.
  • No exponerlo a altas temperaturas.
  • No peinarse el cabello cuando esté mojado.
  • No secarlo con toallas, dejar que este proceso se haga naturalmente.
  • Masajear frecuentemente.
  • Evitar lo más posible los agentes contaminantes, el uso de casco y de peinados demasiados apretados.
  • Medita. Con ella se puede minimizar el estrés y recuperar el equilibrio de las hormonas.

El estrés llega a representar un factor que llega a influir bastante en la caída de cabello, y si logras combatirlo esto llegará a reducir considerablemente la caída del cabello. El estrés es originado por las preocupaciones por el presente o el futuro, por el acelerado ritmo de vida, la falta de ejercicios también produce estrés.

Para bajar el estrés es necesario reconocer que lo activa en ti, ¿qué situaciones y personas lo despiertan?

También es ideal caminar por media hora, por lo menos cuatro días por semana. Practicar yoga y ejercicios aeróbicos, son buenos.

Respira profundamente, aprender a respirar y realizar respiración conscientes y profundas, ayudan a liberar el estrés y la ansiedad.

Intercambia tus pensamientos, por unos más positivos, por esos que producen paz.

Comparte tus angustias con alguien de confianza, ya sea un amigo, tu pareja o un terapeuta. Si no tienes a alguien pues escribe, así sacas todo lo que te preocupas.

Con cualquier de estas opciones se puede detener la pérdida irregular de cabello. Lo ideal es ser consecuente y, si en la medida de lo posible, llevar a cabo más de una, para optimizar sus efectos sobre la cabellera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *