¿Cómo controlar los nervios y la ansiedad de manera natural?

¿Cómo controlar los nervios y la ansiedad de manera natural?

Última actualización: 06-02-2019. Equipo Nutricioni

Aunque la ansiedad es una emoción natural que se experimenta ante una situación de incertidumbre o amenaza. Hay personas que debido a situaciones cotidianas entran en pánico desconociendo cómo controlar los nervios y la ansiedad.

La ansiedad prepara a las personas para poder actuar ante escenarios que pudiesen tener resultados negativos, siendo una emoción adaptativa y buena.

El inconveniente se genera cuando se transforma en una patología manifestándose de forma intensa y con gran frecuencia.

Es así que en lugar de ayudar a adaptarse ante una situación difícil genera un bloqueo en la persona que lo lleva a un resultado peor que el esperado.

Al punto que un ataque de ansiedad puede comprometer la salud física y mental de la persona. Entre los síntomas que se presentan por la ansiedad están palpitaciones, sudoración, tensión y miedo.

Siendo un padecimiento que se ha generalizado alrededor del mundo donde en algunos países se ha convertido en la enfermedad mental número uno. Esta situación empeora debido a que en la mayoría de los casos las personas con trastorno de ansiedad no se atienden o no saben cómo hacerlo.

Son muchas las personas que desconocen que los síntomas y las molestias que padecen son originados por un trastorno de ansiedad nerviosa.

Mientras que otras personas son afectadas de forma extrema a tal punto que sufren de ataques de pánico, miedo y sienten peligro por todo a su alrededor. Cuando se llega a este punto la ansiedad y los nervios interfieren en las actividades diarias con el trabajo, las relaciones, familia, en fin la calidad de vida.

No obstante, hay diferentes situaciones que a diario pueden hacer que se sienta miedo o ansiedad. Entre las cuales se encuentran los problemas financieros, trabajo, salud, relaciones de pareja o familiares.

Por lo que se requiere poner en práctica diversas alternativas naturales para controlar el estado de nervios y ansiedad que esas situaciones generan.  

Para de esta manera prevenir que se convierta en un trastorno incontrolable, al implementar acciones que pueden optimizar la salud y el bienestar.

Informarse ayuda a relajarse

Experimentar síntomas como la falta de concentración, mucha sudoración, pulso acelerado, náuseas, con el estómago revuelto. Además de tener pensamientos negativos, pesimistas, con problemas de insomnio y mal humor generalizado son indicativos de sufrir de ansiedad.

Sin embargo, algunas personas pueden presentar estos síntomas sin saber por qué sufren ansiedad, o por qué se encuentran tan preocupados. Así como desconocen cómo mejorar y ayudarse a sí mismos.

No obstante, dichos síntomas pueden iniciar poco a poco, y en otras oportunidades presentarse de forma brusca.

Por lo que una vez que se tenga la sensación de que se está cerca de sufrir un ataque de ansiedad. Se pueden poner en práctica algunas recomendaciones que ayuden a controlar los nervios.

Es por ello que se requiere prepararse para afrontar la ansiedad de manera adecuada. Entre las acciones que pueden implementarse están:

Informarse en relación a la ansiedad y sus síntomas. Saber sobre la ansiedad y sus síntomas es el primer paso para detectar qué está pasando. Para posteriormente descubrir sus posibles causas a fin de determinar la manera de cómo controlar los nervios y la ansiedad.

Reinterpretar el problema. La persona con ansiedad anticipa y exagera las consecuencias negativas antes de que suceda. Por lo que lo ideal es tratar de interpretar la amenaza de manera menos grave, siendo realista sin magnificar la situación, pensando de forma práctica:

Pensando si es posible realmente que ocurra lo peor.

Preguntarse si en caso de que ocurra lo peor ¿realmente sería tan grave?

Preocuparse del problema siempre que se pueda hacer algo al respecto. De lo contrario si no se puede hacer nada continuar de manera normal con la vida atendiendo otras cosas.

Desviar la atención del problema. Para ello se puede aprender a relajarse o meditar a fin lograr desconectarse de la situación.

Para conservar las energías necesarias para cuando se pueda resolver la problemática. O para tener la mente en calma a fin de buscar alternativas de manera más efectiva

Por lo que se debe obligar a pensar en otra cosa u ocuparse en algo diferente que agrade o distraiga.

Ocuparse para cuerpo y mente tranquilizar

Poner en práctica alternativas para distraer la mente y el cuerpo puede resultar muy efectivo para minimizar la ansiedad y los nervios.

Estas recomendaciones serán más efectivas en la medida que se repitan y se conviertan en parte del día a día.

Implementarlas implica tener paciencia para apreciar los pequeños logros que a la larga permitirán alcanzar el objetivo primordial que es eliminar la ansiedad.

Al incorporar nuevas maneras de llevar la jornada cotidiana se conseguirá tener control sobre la mente y manejar la ansiedad fácilmente.

Entre las opciones que naturalmente pueden contrarrestar los estados de ansiedad y nervios, generando estados de tranquilidad están:

Cambiar el punto de vista. A fin de interpretar el problema como un desafío y no como una amenaza. Para así sentirse motivado y no preocupado para la situación.

Practicar técnicas de relajación. Existen diferentes técnicas que ayudan a conseguir sentirse más tranquilo y relajado. Entre estas se pueden mencionar: relajación muscular progresiva, respiración, ideación, entre otras que se pueden realizar a diario.

El desarrollar habilidades que permitan sentirse relajado ayudará concentrarse en resolver las situaciones, detectando y corrigiendo errores al estar más atento.

Dividir para ganar. Pensar en todas las ideas y preocupaciones que ocupan la mente escribiéndolas a manera de lista en un papel. Esto permite evidenciar de forma real los diferentes asuntos que se deben atender en lugar de magnificarlos o exagerarlos.

Salir a pasear. Al sentir que los nervios se empiezan a incrementar se debe salir a pasear. Tratando de mantener la mente en blanco concentrándose en la respiración y el ritmo en que se camina.

Pasando tiempo al aire libre se puede aliviar la ansiedad y el estrés, practicando caminatas, manejar bicicleta o trotar. Seleccionar un paisaje agradable para visitarlo cada vez que se sienta estresado.

Consumir SupraEnergía. que es un suplemento multivitamínico con plantas medicinales que reducen la ansiedad y mejoran los niveles de energía.

Además, resulta efectivo en optimizar las funciones del sistema inmune y nervioso para aumentar las defensas y reducir la fatiga crónica.

Mujer joven en un parque respirando el aire de la naturaleza

Optar por lo natural para los nervios y la ansiedad calmar

Implementar actividades que naturalmente ayuden a calmar la mente generando estados de tranquilidad es una opción efectiva y segura para tratar la ansiedad.

En las acciones que se pueden poner en práctica para controlar los nervios están:

Respirar hondo. Los ejercicios de respiración son de gran utilidad para controlar la ansiedad. Practicar respiración abdominal es realmente efectiva para minimizar los estados de ansiedad ayudando además a mejorar la oxigenación.

Beber agua. Para contrarrestar la resequedad que se adueña de la boca debido a la ansiedad, por lo que beber pequeñas cantidades de agua mejora esa sensación.

Pensar y visualizar experiencias positivas. Imaginando que se está allí en un lugar seguro y tranquilo, recreando escenas relajantes, felices o situaciones agradables.

Como por ejemplo, imaginarse que se está en una playa que se puede recorrer sintiendo la arena, el agua, la calidez del sol y las caricias del viento.

Distraer la mente en pensamientos positivos evita que sea invadida por la ansiedad.

Escuchar música. Muchas investigaciones han comprobado que la música puede ayudar a relajar y de esta manera se reduce la tensión nerviosa.

Mascar chicle. Contribuye a mejorar la atención al mismo tiempo que reduce los niveles de ansiedad, eligiendo aquellos que no poseen azúcar.

Premiarse. Regalarse pequeños premios una vez que se realizan tareas que provocan ansiedad, incentiva a confrontar situaciones parecidas en el futuro.

Además, brindarse actividades donde se mejore la imagen de sí mismo y el autoconcepto disminuye los niveles de ansiedad y aumentan la confianza.

Cuidar la salud física. Para mantener el equilibrio entre mente y cuerpo debido a que están íntimamente correlacionados.

Por lo que es necesario evitar la deshidratación, la omisión de comidas o dormir insuficiente debido a que generan ansiedad.

Además, de consumir SupraEnergía que es efectivo para mejorar los niveles de energía minimizando la ansiedad y por ende cuidando de la salud en general.

Relájate con alternativas naturales efectivas

Respirar profundamente, dormir una siesta o meditar son opciones muy buenas para calmarse. Sin embargo, los remedios naturales a base de plantas medicinales son de gran ayuda para combatir los estados de ansiedad y estrés.

Por lo que prepararse y tomar infusiones con productos naturales pueden ayudar a relajar de manera efectiva, entre los que se pueden tener en cuenta están:

Melisa. Es muy buena y eficaz para bajar las revoluciones luego de un día complicado, mejorando la ansiedad y el insomnio por lo que se debe tomar en la noche.

Milenrama y espino albar. Ambas hierbas son relajantes naturales, que calman el sistema nervioso y combate el insomnio. Consumirlo durante dos veces al día al menos por un mes seguido.

Valeriana. Posee efectos sedantes muy útiles para combatir la ansiedad nerviosa. Consumir la infusión de la raíz de valeriana antes de dormir para aprovechar su acción relajante.

La valeriana ayuda a relajar, reducir la tensión mental actuando como agente sedante sobre el sistema nervioso y el cerebro. Es recomendable tomar su infusión en las noches combinándola manzanilla o limón.

Lechuga. Es una planta que por sus propiedades relajantes ayudan al descanso nocturno y al nerviosismo.

SupraEnergía. Complemento multivitamínico con una selección de plantas medicinales que restauran efectivamente los niveles de energía de manera natural. Disminuyendo efectivamente la ansiedad y el estrés.

Pasiflora. Esta poderosa flor ayuda a combatir la ansiedad, los ataques de pánico y el insomnio. Siendo una de las hierbas más efectivas para controlar la ansiedad debido a que ayuda a regular las actividades cerebrales.

Es efectiva para causar sueño, mejorar los estados emocionales, minimizando la agitación, calmando los nervios y la sudoración por la ansiedad.

Pensar positivamente relaja la mente

Una de las maneras más efectivas de controlar los nervios y la ansiedad es recurrir a alternativas naturales. Debido a que generan soluciones sostenibles en el tiempo sin efectos secundarios desagradables.

Además implementar acciones que favorezcan pensamientos positivos permite decirle adiós a la ansiedad volviendo a disfrutar de la vida, entre estas están:

Hacer algo que realmente guste o agrade. A fin de distraerse efectivamente de los malos pensamientos. Identificando qué actividades son las que más agradan para practicarlas.

Para así eliminar la ansiedad a corto plazo, y el estrés a largo plazo al apartar tiempo a diario a hacer algo que se adore.

Reírse para deshacerse de la ansiedad. Es la forma más natural y sencilla de combatir la ansiedad. Siendo que la ansiedad es una reacción exagerada de la realidad y por lo general los problemas diarios realmente no son tan graves o traumatizantes.

Mejorar el sentido del humor y buscar el lado divertido de las situaciones, bromear y reírse del problema puede ayudar a verlo desde otra perspectiva.

Por lo que pasar tiempo con amigos que provoquen risa y hagan sonreír será de gran ayuda para lograr ver las cosas con mejor disposición.

Consumir SupraEnergía. Disminuye la ansiedad, aliviando el estrés y la fatiga crónica debido a sus componentes naturales como las vitaminas y minerales. Además de una variedad de plantas medicinales efectivas para mejorar los niveles de energía y la salud en general.

Mantener el orden en todos los ambientes. Esto ayuda a ordenar las ideas organizando la mente. Por lo que dedicarle algunos minutos de tiempo a ordenar el escritorio, habitación y otros espacios permite tener momentos para relajarse y controlar la mente.

Hacer una lista de contraataque. Cuando se empiecen a tener pensamientos negativos se deben combatir con una perspectiva buena y positiva. Encontrando el lado bueno a cada situación, enfocándose en algo más productivo que la ansiedad.

Mantener una lista de pensamientos positivos ya preparados para el momento en que aparezca la ansiedad es de gran ayuda. Al mejorar la perspectiva ante cada situación se evita que los pensamientos negativos desborden la realidad.

Cada cosa en su momento y lugar

En muchas oportunidades los elementos del entorno pueden generar ansiedad, así como la falta de control en todo lo que ocurre.

Sin embargo, hay una variedad de acciones que se pueden llevar a cabo para devolver esa sensación de tranquilidad y organización que se requiere:

Dividir la vida en periodos más fáciles de encarar. Elaborar un horario donde se pueda programar las actividades priorizándolas y organizándolas con anticipación.

De tal manera de prever momentos para relajarse ante aquellos compromisos que causan ansiedad.

Identificar elementos que generen ansiedad. De manera de detectar aquellas situaciones que recurrentemente generan ansiedad a fin de adelantarse antes de que sucedan.

Por ejemplo si la llamada frecuente de un familiar o amigo genera inquietud. Hay  que llamarlo a fin de que se pueda controlar la hora y momento en que se va a realizar. De tal manera que se haga en un momento en que se pueda sentir más cómodo.

Por otro lado, es efectivo dividir el trabajo o estudio en varias sesiones a fin de incluir algunos minutos para relajarse. Para así mantener la calma y concentración necesaria para ser más efectivo.

Fijarse pequeñas metas. Es importante saber que la ansiedad no puede ser superada en un solo día. Por lo que se puede iniciar por ejemplo meditando al menos unos cinco minutos al día para luego incrementarlo en el tiempo.

Dedicar tiempo para preocuparse y otro para jugar. Sentirse ansioso y preocupado es normal, debido a que estas emociones pueden ser buenas y productivas. Ya que permiten analizar, evitar problemas y prepararse para el futuro.

Por lo que dedicarse 20 minutos a pensar y analizar cómo resolver las preocupaciones. Es una manera de evitar que se apodere de todos los momentos del día.

Además, reservando tiempo para pensar en las preocupaciones se puede aceptar y controlar los miedos. Siendo importante mantenerse en el horario y una vez que se haya dedicado ese tiempo, continuar con las demás actividades planificadas.

Entre estas se debe tener momentos para estar con los amigos y hacer actividades que generen satisfacción.

Opciones naturales para relajarse y tranquilizarse

Actualmente existen diversas alternativas para combatir los ataques de pánico y la ansiedad. Resultando ser muy efectivas para conseguir sentirse mejor, tranquilo y en paz.

Entre las actividades ayudan a relajarse se encuentran:

Posturas de yoga. Practicar algunas posturas de yoga pueden resultar sencillas y muy efectivas para conseguir estados de tranquilidad. Como por ejemplo colocar las piernas sobre la pared, lo cual además de relajar el cuerpo mejora la circulación de la sangre hacia el cerebro.

Además, es una posición ideal para mejorar la respiración, descansando el cuerpo después de un día ajetreado. Para ello basta con acostarse sobre el piso y subir las piernas, recostándolas contra la pared durante unos 5 a 20 minutos, respirando profundamente.

Meditar. Es una técnica practicada por el budismo, excepcionalmente buena, para personas con trastornos de ansiedad y depresión. La misma se trata de concentrarse en sí mismo por lo menos 15 minutos al día.

Enfocándose solo en el presente sin enfocarse en el pasado, ni preocuparse en el futuro, concentrándose en lo que está pasando en este momento. Esto implica prestar atención a actividades como lavarse los dientes, comer o bañarse.

Concentrándose en lo que se está viviendo o sintiendo sin permitir que las preocupaciones o pensamientos negativos afecten.

Para ello se debe cerrar los ojos, respirar profundamente, concentrándose en lo que aprecia el cuerpo o lo que está ocurriendo en el ahora.

Ejercitarse. Es la mejor manera de mantener el cuerpo saludable y la mente tranquila. Al realizar ejercicios se producen endorfinas que liberan sustancias que hacen que se sienta mejor y feliz.

Realizar ejercicios provoca sudor, lo que ayuda a liberar el estrés y contribuye a mejorar el funcionamiento del organismo. Siendo un excelente antídoto contra la depresión y ansiedad, ayudando a mejorar el humor.

La ansiedad es una emoción que de no ser controlada puede generar una alteración mental.

Es por ello que se debe actuar a fin de evitar que la ansiedad y los nervios se apoderen de la tranquilidad y la paz mental.

Por lo que ocupa la mente con ideas positivas, relájate y disfruta de la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *