¿Cómo aumentar el libido? Ideas para la vida plena en pareja

¿Cómo aumentar el libido? Ideas para la vida plena en pareja

Última actualización: 22-02-2019. Equipo Nutricioni

Hermosa pareja se abraza mientras pasan tiempo juntos en la cama en casa

La interrogante de cómo aumentar el libido, surge cuando, el día menos pensado, notamos que ya no somos iguales que antes. Nuestro deseo y respuesta sexual cambiaron de ser muy fogosos a ser prácticamente inexistentes.

Sencillamente no nos provoca hacer el amor, ni siquiera pensamos en eso.

Cesaron esos impulsos incontrolables, salvajes, intempestivos y hasta planificados, que teníamos cuando estábamos en los mejores tiempos con la pareja.

La palabra libido fue definida por el psiquiatra Sigmund Freud, como una energía psíquica que tiene un componente sexual, que busca la satisfacción inmediata.          Por tanto, el término se refiere al deseo sexual de hombres y mujeres que tiene su origen en nuestro cerebro y en su capacidad de manejar la energía sexual.

¿Qué pasa cuando ese deseo sexual disminuye? Podemos experimentar sentimientos de baja autoestima, frustración e incluso considerar dejar la relación.

No debemos desanimarnos cuando notamos que el deseo sexual disminuye, menos aún si estamos en una relación de pareja estable.

Antes de evaluar lo que podemos hacer para aumentar el deseo sexual, debemos analizar las causas de su disminución, muy diferentes en hombres y en mujeres. Pueden ser causas físicas, psicológicas, hábitos inadecuados o influencias ambientales, relacionadas con nuestro entorno.

Sean cuales fueren las causas que llevaron a un bajo o nulo apetito sexual, lo cierto es que existen soluciones de orden nutricional, psiquiátrico y medicinal. Todas las culturas poseen sus remedios para aumentar la potencia sexual, pues al final, de ese orgasmo depende el hecho de que hayamos podido ser concebidos.

Tanto para la ciencia médica como para la psiquiátrica, la disminución del libido es una patología que puede ser tratada por diversas vías.

Si realmente nos interesa recuperar nuestro rol en la relación como parte de nuestro desarrollo integral como seres humanos, debemos poner manos a la obra.

Causas físicas de la disminución del libido

Las causas que conllevan a la disminución del deseo sexual, como decíamos, no son iguales en los hombres que en las mujeres. Nuestra fisiología anatómica y nuestras reacciones emocionales son diferentes: nosotras somos de Venus, ellos de Marte.

Las mujeres pueden decidir evitar el sexo debido a factores físicos como: dolencias vaginales, infecciones en la zona genital, candidiasis, dolores en la pelvis, la zona sacro coxígea y al interior de la vagina, esclerosis y mala circulación.

Desde el punto de vista hormonal, los cambios por los que pasa la mujer llegando a la menopausia, conducen a un descenso brusco en los niveles de estrógeno. Esto ocasiona el bajo deseo y la deficiente respuesta ante el estímulo sexual.

El estrógeno es la hormona sexual femenina producida por los ovarios y la placenta durante el embarazo. Cuando la madre da a luz y durante el periodo de lactancia, los procesos hormonales pueden influir mal en la excitación y el logro del orgasmo.

En el caso de los hombres, las causas físicas que determinan la disminución del deseo sexual pueden ser:

Prostatitis, patología masculina que afecta su aparato urinario, provoca dolores en la pelvis y disfunción sexual. Ésta se manifiesta en disminución del libido, pérdida de la erección, eyaculación precoz o con dolor, sangre en el semen e infertilidad.

Los hombres también ven afectado su deseo sexual cuando disminuye su nivel de testosterona, hormona masculina responsable del libido, la erección y el vigor.  

Los padres también pueden ver afectado su deseo sexual cuando asumen su rol, por la adopción de nuevas responsabilidades en el cuidado del recién nacido. Esto puede inducir a la disminución de la hormona masculina del amor.

Por otra parte, la mala alimentación, un estilo de vida sedentario, la falta de ejercicio y los problemas del sueño, pueden aminorar su impulso sexual.

Motivos psicológicos para la disminución del libido

Personas, dificultades en las relaciones, conflictos y concepto de familia - pareja infeliz que tiene problemas en el dormitorio

La mente, percepciones sobre sí mismo, experiencias traumáticas, influyen también en el deseo y el buen desenvolvimiento de nuestra sexualidad.

Entre las causas psicológicas que pueden ocasionar que dejemos de sentir deseos por la relación sexual, tenemos la depresión, la ansiedad, los problemas y el estrés.

Igualmente las creencias de tipo religioso y antecedentes de abuso sexual, pueden motivar la ausencia de deseo sexual.

Otras causas que afectan la psicología y la práctica del sexo, pueden ser los problemas económicos y las exigencias laborales, que traen estrés y cansancio.

Además el mantenimiento de relaciones sexuales rutinarias y el paso de los años son causas muy mencionadas por quienes están afectados de bajo libido.

Por otra parte, la convivencia también puede perturbar el deseo sexual, sobre todo cuando hay conflictos de pareja o hay coacción para realizar el acto sexual.  

La no resolución de los conflictos de pareja, se observará en la cama cuando disminuya la frecuencia y calidad de las relaciones sexuales. Las discusiones provocarán reacciones químicas que harán que las hormonas del sexo disminuyan.

La percepción o imagen que tenemos de nosotros mismos y de nuestro cuerpo, es otra causa de disfunción sexual por baja autoestima, lo cual disminuye el libido.

La obesidad o el exceso de delgadez como consecuencia de la mala alimentación, sumados a la falta de ejercicio, pueden reforzar nuestra autoimagen negativa. De ahí que disminuya el deseo de tener relaciones y el disfrute sexual.

Los motivos psicológicos anteriormente mencionados resultan ser mucho más complejos incluso que los físicos y ambos ameritan soporte profesional.                

Lo ventajoso es que al atenderlos, podemos garantizar un mejoramiento cualitativo en la vida íntima de la pareja, en su deseo y en la consumación del amor sexual.

Pasemos a desatar el nudo y ver qué podemos hacer para recuperar el libido.

Cambios de conducta para aumentar el libido

Para mantener en óptimas condiciones nuestra salud y en este contexto, garantizar el mantenimiento del deseo sexual en el tiempo, debemos hacer cambios:   

Cambios en nuestro estilo de vida: Tratemos de controlar el estrés y las situaciones que lo generan. La compañía y comprensión de la pareja, serán un fuerte escudo en el proceso de mejoramiento de la vida sexual y del deseo mutuo.

Es muy favorable pasar tiempo de calidad con la pareja fuera de la habitación; esto aumentará las ganas de continuar los buenos momentos, una vez en casa. Salir de paseo, al cine, a cenar, al museo, hacer ejercicio, incrementarán la unión y reavivará el interés sexual.

Las tareas domésticas muy frecuentemente recaen completamente en los hombros de la mujer. Apoyarla en las tareas del hogar será algo que ella sentirá como muestra de aprecio y consideración, lo cual será agradecido con pasión y amor.

La meditación y visualización creativa pueden ser muy útiles cuando han disminuido las ganas de hacer el amor. Relajarse en un sitio tranquilo y sin interrupciones nos dará el espacio para pensar positivamente en la pareja.

De allí suelen surgir fantasías amorosas que podremos hacer realidad posteriormente.

Cambios en nuestra vida sexual: Es importante la comunicación cuando tenemos el libido disminuido. Hablar sobre la frecuencia y calidad de las relaciones en un acto de honestidad mutua, puede mejorar sustancialmente la unión sexual.

Hay veces en que es necesario programar los encuentros sexuales, aunque no parezca tan espontáneo como quisiéramos. Esta alternativa la podemos utilizar cuando las responsabilidades diarias nos agobian y limitan nuestro deseo.

Los juegos eróticos previos, la visualización de material gráfico estimulante, los masajes y el uso de lencería sexy, forman parte de la creatividad en el acto sexual. Por supuesto, encienden la llama de la pasión y suelen ser muy utilizados.

Tips de alimentación para aumentar el deseo sexual

Ostras

La alimentación se constituye en un elemento determinante para activar el deseo sexual perdido, pues ciertos alimentos aportan los nutrientes necesarios para ello.

Entre los alimentos recomendados tenemos los conocidos afrodisíacos, entre los que destacan, por ejemplo, los frutos del mar. El consumo de calamar, mejillones y ostras, además del pescado, tiene una fama bien ganada de aumentar el libido.

Otros alimentos como huevo, plátano, aguacate, ajo, cebolla, higos y el delicioso chocolate, no pueden faltar si queremos aumentar el deseo sexual. Los vegetales frescos ayudarán al mismo propósito.

Hay que evitar las grasas saturadas, que taponan las arterias e  impiden la irrigación sanguínea adecuada del miembro viril en el hombre.

Los nutrientes que fortalecen el impulso sexual deben formar parte de la dieta por los que debemos aportar a nuestro cuerpo vitaminas B, B6, C y E, además de zinc. Además de éstos, el omega 3 y omega 6, incrementan también la testosterona en el hombre, con sus consecuentes beneficios en el campo del amor.

Está demostrado científicamente que cuando se trata a un paciente masculino con testosterona, incrementa su deseo sexual, aumentan sus erecciones y la frecuencia de sus relaciones sexuales.

Como vemos, la disminución del libido es una sintomatología que alerta a nuestro organismo sobre alteraciones en la salud sexual, que es física y mental.            

La adopción de una dieta adecuada, junto a la realización periódica de ejercicios cardiovasculares, aumentará el libido y nos dará más satisfacción.

Dentro de la medicina tradicional ancestral, igual existen plantas y otros remedios con propiedades estimulantes, especialmente utilizados para aumentar el libido.

Muchos de estos elementos son conocidos por actuar en la mejora y tonificación de la irrigación de la sangre que va al miembro viril, aportar energía y propiciar ambientes de relax para la creatividad sexual. Conozcamos algunos de ellos en la siguiente sección.  

Remedios botánicos que aumentan el deseo sexual

Ginseng: Esta raíz china, es un gran energético, estimulante de la irrigación sanguínea en la zona pélvica, beneficiando la buena erección y la lubricación vaginal. Aumenta los niveles de testosterona en el hombre.

Ginkgo biloba: También de origen chino, es antioxidante y oxigenante. Sus hojas estimulan el libido ayudando a la irrigación de la sangre en la zona íntima lo que favorece la erección y la lubricación.

Jengibre: Natural de China y del sureste asiático, es muy estimulante y contribuye a la buena circulación sanguínea, aumentando la sensibilidad en los genitales. También mejora los niveles de testosterona.

Maca: Raíz propia de los Andes peruanos, potencia la fuerza y el libido. Debido a que es muy energético, su consumo debe hacerse en forma gradual.

Laminaria: Alga japonesa, es un potente remineralizante que contiene además grandes dosis de vitaminas del complejo B. Es muy recomendable para el aumento del libido.

Auyama: Las semillas de esta hortaliza americana, son inmejorables en su aporte de zinc, mineral que aumenta la producción de espermatozoides de calidad. Contiene varios minerales que actúan en el aumento de la testosterona y del libido.

Canela y miel: Procedente de Sri Lanka, la canela posee un sabor y un aroma muy estimulantes que favorece a las personas con bajo libido. Junto con la miel, aportan energía y fuerza al organismo.

Nuez moscada: El polvo de esta especie original de Indonesia, aumenta mucho el deseo sexual, especialmente en mujeres mayores de 40 años.

Fresa: Las semillas de esta fruta natural de los Alpes, son ricas en zinc. Naturalmente actúa en el mantenimiento del deseo sexual de mujeres y hombres.

Sandía: Esta fruta africana altamente refrescante, mejora la circulación sanguínea en la zona pélvica. Beneficia por el igual la erección del pene y el clítoris, los cuales responderán favorablemente al deseo sexual.

Terapias alternativas en la búsqueda del placer

Aparte del consumo de alimentos y plantas medicinales, existen otras terapias de gran demanda cuando queremos recuperar y aumentar el placer en la intimidad. Entre las alternativas tenemos:

Sexoterapia: Esta terapia de pareja dirigida a mejorar el deseo sexual, está cada vez más extendida en el mundo entero.       

Para ello, los psicoterapeutas echan mano de diversas herramientas que comienzan con conversaciones, retos y tareas diarias, trabajos sobre recuerdos. El uso de símbolos y metáforas, también es útil.

Lo importante es el acuerdo mutuo de ambos miembros de la pareja para acudir a la terapia y así volver a sentir esa intimidad, pasión y compromiso en la relación.

La hipnosis: Esta terapia es usada en pacientes con problemas de rendimiento sexual que no tienen una causa biológica. Se trata de remover trabas mentales que se han instalado con el tiempo, a raíz de sucesos que inhiben a la persona.

La hipnosis actúa tanto en las emociones como en el control de la ansiedad.    

La acupuntura: Esta milenaria terapia china, con múltiples usos en medicina tradicional, sirve para aumentar el deseo sexual. Favorece altamente los problemas de disfunción eréctil.

Tiene en cuenta aspectos como la edad del paciente, según la cual se hacen recomendaciones sobre la adecuada frecuencia sexual. Se integra con una dieta regular, control del estrés, de la actividad física y actividad laboral excesiva.

Ejercicios del suelo pélvico: Los ejercicios de Kegel sirven para ambos miembros de la pareja. Pueden ser realizados prácticamente en cualquier momento y consisten en la contracción y aflojamiento voluntario del músculo pubocoxígeo.

Es el mismo músculo que utilizamos cuando queremos controlar el flujo de orina. Fortalecer esta zona en la mujer, le facilita en grande el placer sexual.

Al hombre le ayuda a reforzar los músculos del perineo. Esto favorece el mantenimiento de erecciones más prolongadas.

Suplementos para aumentar el libido en el hombre

El trabajo de investigadores de la nutrición y la salud, ha dado como resultado aportes valiosos para el tratamiento de las disfunciones sexuales.

Las que más aquejan al hombre, como hemos leído en el presente artículo, son aquellas que tiene que ver con su erección, eyaculación y deseo sexual.

Si para la mujer, aumentar el libido es primordial en la recuperación de su sexualidad integral, para el hombre lo es más, ya que se nota en el acto como tal.

Por ello presentamos Extralib Hombre el cual garantiza aumento del libido, así como  mantenimiento de erecciones potentes, necesarias para la satisfacción de la mujer.

Esta fórmula contiene muchos de los nutrientes, alimentos y plantas mencionadas anteriormente, reconocidos por sus amplios poderes en el ámbito de las relaciones sexuales.

Extralib Hombre se compone de zinc, niacina, raíz de Tongkat Ali, Epimedium sagittatum, semillas de Mucuna pruriens, polvos de Cnidium monnieri, de Maca y de Muira Puama, entre otros.

Además contiene extractos de guaraná, ginseng, Eleutherococcus senticosus, avena, saw palmetto, raíz de Rhodiola rosea y Wild Yam Stem.

Extralib Hombre suma entre sus atributos, las cualidades de potenciar el desempeño sexual  masculino en la intimidad, por sus propiedades de mejoramiento circulatorio en la irrigación sanguínea.

Esto tendrá efecto inmediato en las erecciones del miembro viril, su endurecimiento y mantenimiento en el tiempo.

Igualmente Extralib Hombre aumenta la testosterona, que como indicamos, es la hormona masculina originada en los testículos, para la producción de espermatozoides.                   

Su consumo en el hombre podrá mantener despierto y activo el deseo sexual, para el gozo mutuo y la complacencia de la pareja. Por otra parte, la resistencia masculina aumentará notoriamente, así como su energía vital.

Para concluir, el objetivo de aumentar el libido requiere de paciencia, comprensión y apoyo, que complementan las condiciones para una vida sexual plena: el tiempo, la fantasía y el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *