¿Cómo actúa el hidrógeno en nuestro cuerpo?

¿Cómo actúa el hidrógeno en nuestro cuerpo?

Última actualización: 11-10-2018. Equipo Nutricioni

Este elemento se encuentra presente en todo lo que nos rodea, abarcando aproximadamente 90% de todos los átomos presentes y parte de la vida depende de él.

Se presenta en estado gaseoso y entre todos los elementos de la tabla periódica él es el más ligero. Es inodoro e incoloro y posee capacidades inflamable.

Toda materia existente en este plano temporal depende de él. De igual manera también está presente en el líquido más importante de la tierra el agua.

El ser humano depende de este elemento para vivir porque se encuentra en las sustancias importantes como las proteínas, grasas y azúcares. Necesarias para que el organismo funcione.

¿Qué función ocupa dentro de nuestro cuerpo?

El hidrógeno está presente en muchas actividades de gran importancia dentro del organismo, una de ellas es la actividad metabólica que desarrolla nuestro cuerpo.

La unión del hidrógeno con el cloro da como resultado el ácido clorhídrico y este se encarga del proceso digestivo de los alimentos dentro del estómago.

Actúa como neutralizador de la acidez del quimo, a través del bicarbonato; unión del hidrógeno con el oxígeno y el carbono.

Y tiene mucho que ver con el proceso de la formación de la energía que el cuerpo humano necesita para poder funcionar correctamente.

El hidrógeno y el metabolismo

El metabolismo es un proceso natural que realiza en nuestro organismo y consiste en obtener energía a través de lo que consumimos.

Entre las actividades proteicas que llevan a cabo se encuentra presente el hidrógeno, elemento de gran importancia siendo coordinados para hacer funcionar a otros procesos orgánicos.

Gracias a las distintas funciones metabólicas que se desarrollan a la vez nuestras células pueden actuar de una manera satisfactoria.

El uso de Anti Canas es muy beneficioso ya que aporta una cantidad de nutrientes importante para que nuestro cuerpo, lo metabolice y se mantenga en excelentes condiciones.

El funcionamiento del metabolismo en el cuerpo

Cuando nos alimentamos, nuestro sistema digestivo gracias a las enzimas se encargan de transformar las proteínas en aminoácidos, los hidratos de carbono en azúcar y las grasas en ácidos grasos.

Estos compuestos pueden ser utilizados por nuestro organismo para obtener energía de ser necesario, siendo la sangre la encargada de transportarla a través del cuerpo.

Cuando llega a las células, se lleva a cabo otro proceso metabólico, que dependiendo la situación, es usado como energía o es almacenada en los músculos, el hígado y la grasa corporal.

En resumidas cuentas, el metabolismo actúa a la vez en dos procesos naturales llamados anabolismo y catabolismo. Se encargan en producir reservas de energía y el otro en utilizarlas.

Anabolismo y catabolismo

En ambos procesos se encuentra presente el elemento del hidrógeno y están encargados del mantenimiento y funcionamiento de nuestro organismo.

En el anabolismo, se desarrollan las bases de las nuevas células, la formación y el mantenimiento de los tejidos, y la producción de nuevas reservas de energías.

El catabolismo, se encarga de fabricar toda la energía que necesita las funciones de todo el cuerpo; utilizando las reservas que el anabolismo ya almaceno.

En ambos casos, se lleva a cabo un proceso químico muy complejo en donde nuestro cuerpo depende totalmente de él para poder existir y funcionar de la mejor manera.

El hidrógeno y el ácido clorhídrico

Este ácido está presente entre las sustancias gástricas que se manifiestan en el estómago. Se encarga de la descomposición de los alimentos que consumimos.

El ácido clorhídrico está compuesto por hidrógeno y el cloro. Esta sustancia es muy corrosiva y la cantidad presente en los jugos gástricos es alrededor del 5%.

Gracias a su acidez, digiere la gran cantidad de alimentos que consumimos. De igual manera presta su ayuda al sistema inmunitario destruyendo las bacterias en los alimentos.

El proceso de digestión transforma los alimentos consumidos en nutrientes y este se da a través del tubo digestivo.

El proceso digestivo

La digestión es una actividad que se lleva a cabo por todo el tubo digestivo y este es su proceso:

La deglución: al momento de introducir los alimentos en la boca comienza el proceso de triturar los alimentos con la ayuda de los dientes y la lengua a la vez que se va mezclando con la saliva.

La deglución ocurre al momento de tragar el resultado de la comida machacada y mezclada por la saliva, que a su vez facilita el paso de la boca al esófago.

El resultado de la deglución se conoce como el bolo alimenticio. Este pasa por la laringe gracias a la ayuda de la saliva que lo lubrica hasta llegar al esófago.

La digestión. Proceso estomacal: cuando el bolo alimenticio entra al estómago este se encarga de procesarlo con la ayuda de los movimientos musculares y los ácidos gástricos.

Este ácido lo compone el ácido clorhídrico, agua y tras enzimas digestivas convirtiendo los alimentos en una pasta llamada quimo; los intestinos terminaran el proceso digestivo.

El proceso de absorción del intestino delgado: en esta etapa el quimo es mezclado con la bilis, el jugo intestinal y el jugo pancreático el resulta elimina la acidez del quimo.

El quimo se transforma a quilo, gracias a la combinación de todas estas sustancias ricas en enzimas digestivas, las cuales son más fáciles de ser absorbidas y transportarse por el sistema circulatorio.

La defecación. El proceso del intestino grueso: aquí van a parar todo lo que no pudo ser digerido por los procesos anteriores, siendo apilado hasta que llegue el momento de ser expulsado.

Aquí hay presencia de otros procesos metabólicos producidos por bacterias, teniendo resultados favorables para el organismo como las vitaminas B12 y K.

El hidrógeno y el quimo

El quimo, es el resultado del proceso digestivo que desarrolla el estómago formando una sustancia espesa con presencia de alta acidez.

Los movimientos musculares del estómago y los efectos gástricos de los ácidos actúan en el bolo alimenticio teniendo como resultado el quimo.

De esta manera es más fácil poder ser transportada a través del intestino; en esta parte su composición ácida es neutralizada gracias al bicarbonato producido por el páncreas.

En este proceso de neutralización el elemento del hidrógeno es parte fundamental, convirtiendo el quimo en quilo evitando que los ácidos dañan al intestino delgado.

El cambio del quimo por el intestino delgado: el quimo sufre una transformación gracias a la presencia del bicarbonato, resultado de la mezcla del hidrógeno y el carbono.

Esto causa que adquiera una apariencia blanquecina llamada quilo, resultado de la mezcla de las sustancias bilis, jugo pancreático e intestinal.

En esta etapa, ya está casi listo para ser absorbido por las células y ser distribuida a través de la sangre en forma de nutrientes por todo el organismo.

En el proceso de absorción y mantenimiento de un organismo sano y funcional Anti Canas se encarga gracias a sus componentes naturales.

El hidrógeno y el proceso de producción de energía

El hidrógeno está presente en los nutrientes básicos como los azúcares, la proteína y los hidratos de carbonos. Indispensables para poder mantenernos con vida.

Los nutrientes básicos, manifestados en los alimentos son las vitaminas, minerales, grasas, proteínas e hidratos de carbono, siendo esenciales en las comidas que consumimos.

Estos nutrientes están presentes en todos los alimentos y cuando descuidamos la ingesta de alguno de estos, puede manifestarse algún tipo de enfermedad en el organismo.

El poder alimentarnos, nos permite mantener una correcta función de las diferentes partes del organismo como los órganos, músculos, sistema nervioso y las diferentes clases de movimientos.

En camino a la energía

El hidrógeno está presente en la fabricación de energía corporal, y este lo produce al consumir alimentos; los procesos enzimáticos lo transforman en unidades más básicas.

La glucosa es un ejemplo de ellas, que al ser sometidas a la glucólisis le da a nuestro cuerpo presencia de acetil, descomponiéndose en unidades más simples como hidrógeno, carbono y oxígeno.

Estas se transportan a las células del cuerpo en forma de iones de hidrógeno que al convertirse en trifosfato de adenosina, es usada como energía necesaria para el cuerpo.

Necesidades fundamentales en el campo de la energía

Nuestro cuerpo necesita energía para realizar sus funciones básicas y existen tres tipos de necesidades que las explicaremos a continuación:

Necesidad gasto metabólico basal: esta es utilizada para las funciones más básicas en el mantenimiento de la vida, se requiere de una cantidad mínima de energía.

Entre las funciones se encuentra los latidos del corazón, la circulación de la sangre, las actividades del cerebro básicas entre otras.

Necesidad termogénico de los alimentos: aquí se incluye la energía utilizada para todo proceso que tenga que ver con el metabolismo, absorción y digestión.

Este tipo de proceso está más relacionado a la de transformación de energía, que nos brinda los alimentos que consumimos.

Los movimientos físicos: aquí se ven incluido todo lo relacionado a movimiento muscular voluntario, ya sea de las extremidades u otra parte de nuestro cuerpo.

Los movimientos que utilizamos para el hacer diario como caminar, sentarse, mover los dedos de las manos, manejar una bicicleta, bailar, entre otros.

Otros aportes en donde el hidrógeno está presente

Aparte de lo anterior nombrado, este elemento se relaciona con más actividades y funciones dentro del organismo y estas son:

Está muy presente en la hidratación: la composición química del cuerpo humano está constituida por 60% de agua y en toda esa cantidad el hidrógeno tiene presencia.

Y esto va desde la sangre, las sustancias y demás químicos en forma líquida. En cada proceso y función el hidrógeno se encarga de manifestar hidratación en todo el cuerpo.

Este equilibra el PH del organismo: el potencial de hidrógeno en el organismo debe estar en un correcto equilibrio para que beneficie las actividades celular del cuerpo.

De esta manera en nuestro cuerpo se transporta los nutrientes de forma correcta, el sistema inmunitario trabaja con eficiencia y lo que no sirve es desechado.

Combate en contra de la vejez: se han realizado estudios dejando como resultado que el hidrógeno se aloja en el interior de las células, para protegerlas de los radicales libres.

El producto Anti Canas se encarga de ayudarte a que tu organismo se mantenga en mejor condición y apariencia a medida que vas envejeciendo.

Cuando nuestro organismo envejece, estos depósitos de hidrógeno van desapareciendo y allí comienzan a manifestarse las señales de vejez en el cuerpo.

El ph: la forma de medir su presencia

Este es el símbolo utilizado para identificar el potencial de hidrógeno presente en una solución, manifestando que cantidad de acidez o alcalinidad posee una sustancia.

El punto medio que se toma como referencia es al agua ya que posee un nivel de presencia nulo en alcalinidad y acidez por lo que tiene un 7 en la escala.

Cuando va el nivel va en descenso hasta cero es que la sustancia es más ácida, el jugo de limón tiene 2, el vino 4 y el ácido de batería tiene 0, siendo el más ácido de todos.

Cuando el nivel va en ascenso, la sustancia tiende a ser más alcalina la sangre humana posee 7.5. La sustancia más alcalina es el limpia desagües que posee 14.

El PH y el cabello humano

Mujer sosteniendo su cabello, mientras agarra una taza de café. Mira su computador, sintoma de cansancio

El nivel del cabello es de gran importancia porque de allí sabemos en qué condiciones se puede encontrar. Su nivel normal y saludable de PH es de 5 a 5.5.

Podemos observar que el cabello tiene una naturaleza ácida, y en este estado se presentará en las mejores condiciones en cuanto a salud, brillo y elasticidad.

Cuando su nivel comienza a subir de 6 a más alto, su apariencia se volverá más débil, opaca y expuesta a otros agentes externos.

Los tintes, el jabón y hasta el champú son alcalinos y si se abusa de estos el cabello sufrirá mucho; por eso es recomendable el uso del acondicionador.

El hidrógeno elemento fundamental de la vida

Ante todas las funciones su presencia es indispensable, no solo en el cuerpo humano sino también en lo que nos rodea. Sin este elemento no podría sostenerse la vida.

Desde la actividad metabólica del cuerpo, sus procesos de digestión y hasta la producción de energía, el hidrógeno ocupa las funciones más importantes para que el organismo pueda subsistir.

Sus compuestos herbáceos en Anti Canas aportan las vitaminas y minerales necesarias para que nuestro organismo se mantenga con una apariencia óptima y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *