Clasificación de las vitaminas primordiales para la vida

Clasificación de las vitaminas primordiales para la vida

Última actualización: 04-02-2019 por Editor Walther.

Las vitaminas son sustancias que encontramos en los alimentos y que nuestro cuerpo necesita para las reacciones y procesos, de esta manera logra funcionar adecuadamente. Representan nuestra alianza con el mundo vegetal. La clasificación de las vitaminas depende de su solubilidad.

Esto no es más que la capacidad que tiene un cuerpo de disolverse en un compuesto. Un sencillo ejemplo es si tienes un recipiente con agua y agregas sal esta va a disolverse y se mezclarán ambos compuestos. Si tienes una taza de café y agregas leche la misma se disuelve cambiando el sabor y color. Esta capacidad llamada “solubilidad”  es lo que clasifica a las vitaminas.

También presentan una clasificación que va desde la letra A en adelante. La vitamina C, el ácido fólico y las vitaminas del complejo B son solubles en agua por lo que las consideramos “hidrosolubles”. Mientras que las vitaminas A, D, E y K no tienen esta propiedad, pero sí pueden disolverse en grasas lo que le da el nombre de “liposolubles”.

En el grupo de las hidrosolubles conseguimos 9 vitaminas. Debido a su capacidad de diluirse y considerando que el cuerpo contiene demasiada agua, suele perderse muy fácilmente. Por esta razón la ingesta debe ser constante. Las liposolubles por su parte si tienen la capacidad de almacenarse en órganos como el hígado .

Las vitaminas son tan importantes para el organismo que su deficiencia puede causar enfermedades y los excesos terminan resultando tóxicos.

Nuestro cuerpo contiene millones de enzimas que son proteínas encargadas de cumplir las tareas del organismo y ejecutan las acciones de nuestras células. Las vitaminas suelen ayudarles a trabajar por lo que una deficiencia alteraría las reacciones celulares.

¡El A B C de una vida saludable!

Vivimos en un mundo tan perfectamente diseñado que la tierra es capaz de proveernos de todo lo que necesita nuestro cuerpo para respirar, movernos, caminar, correr y todo lo que hacemos.

La alimentación se rige por unas leyes que aseguran que sea balanceada y establece que los alimentos deben ser: Suficientes, completos, adecuados y armónicos.

Si mantienes una dieta donde consumas hígado una vez a la semana, pollo, carnes y pescados. Además de frutos secos, vegetales de hojas verdes, huevos y leche,aguacate, alimentos ricos en fibras y muchas frutas te aseguras que todas las vitaminas están presentes en tu organismo.

Por supuesto debe estar acompañado de agua en cantidades necesarias para que todas las células trabajen cómodamente. Te sentirás lleno de energía para ejercitarte y gozarás de una buena salud, recordando que esta no es solo el bienestar físico sino que incluye el mental y el psicológico.

Pero si en tu caso los alimentos de la dieta por insuficientes o por inadecuados no te aportan la cantidad y calidad o simplemente quieres reforzar tu alimentación  debes acudir a los suplementos. Suplemax es un multivitamínico que contiene todas las vitaminas y minerales esenciales para tu cuerpo. Posee vitamina D más calcio como combinación perfecta para tus huesos y vitamina C para defenderte de las infecciones.

Así mismo Suplemax contiene todas las vitaminas del complejo B que de forma integral ayudan mental y físicamente a tu cuerpo. También se acompaña de minerales como calcio, cobre, zinc y selenio fortaleciendo tus habilidades.

Por su combinación de Vitaminas Suplemax es ideal si te sientes cansado o decaído te devuelve la vitalidad, mejora tus horas de sueño devolviendo toda la energía que has perdido. Contiene vitamina E que mejorará tu apariencia y evita las arrugas de la piel.

Aprender a conocer cada una de las vitaminas es fundamental para determinar que necesitamos y que comemos. Aparte suele ser un tema bastante interesante.

La vitamina A: Descubre su poder para mejorar tu visión

Durante toda nuestra vida hemos escuchado que las zanahorias podrían ayudarnos a mejorar nuestra visión. En un intento por saber si es un mito o realidad descubrimos que es mucho más cierto de lo que creemos.

¿De qué manera puede la zanahoria mejorar tu vista? La respuesta está en sus componentes: Vitamina A y Betacarotenos.

Existen en realidad dos formas de obtenerla una a través del consumo de carnes, pescados, huevos y productos lácteos y la otra con la ingesta de frutas y verduras. La de origen vegetal es conocida como pro vitamina A.

¿Cuál es la diferencia entre ambas? Como sabemos la vitamina A es liposoluble, es decir que se disuelve en grasas y se almacena en el hígado. Por esta razón resulta perjudicial los excesos. Sin embargo el Betacaroteno se convertirá en vitamina A solo una vez que el cuerpo lo requiera. De esta manera su acumulación no resulta tóxica.

La vitamina A también es llamada Retinol por su maravilloso efecto en nuestra visión, una vez que se consume se dirige hacia la retina donde sufre transformaciones hasta convertirse en retinal. Allí llega a los bastones de la retina, se une a una proteína y forman la “Rodopsina”.

Este proceso permite que las células del ojo sean capaces de detectar cantidades mínimas de luz y por lo tanto mejora la visión nocturna. Deficiencias de vitamina A causa Ceguera nocturna.

Sin embargo su función no se limita a la vista, se cree que juega un papel muy importante en la inmunidad, capacidad del cuerpo de defenderse ante microorganismos agresores. Mantienen las barreras que protegen de las infecciones al aparato respiratorio, urinario y digestivo.

Regenera la piel, la hace más suave al tacto, previene la formación de los tan temidos radicales libres y combate las arrugas.

Suplemax contiene en proporciones ideales la Vitamina A que necesitas para mejorar tu visión.

Vitamina D y la absorción de calcio

La vitamina D deriva del colesterol, es llamada Calciferol precisamente por su relación con el calcio un mineral imprescindible para el desarrollo de los huesos y para tener una dentadura saludable. Permite que el calcio que consumimos a través de los alimentos o de los suplementos se absorba en el intestino.

Si tenemos una deficiencia de esta vitamina, el calcio no será tomado por nuestro cuerpo debilitando los huesos, volviendolos quebradizos ocasionando osteoporosis.

El raquitismo es otra enfermedad causada por falta de calcio producto de la disminución de la vitamina D, afecta a los niños y se caracteriza por una deformación de los huesos.

La obtención de esta vitamina puede ser a través de dos formas: La primera mediante el consumo de alimentos como el queso, la leche, el yogurt, huevo , pescado, hígado y mantequilla.

La segunda es mucho más sorprendente de lo que creemos y es a través de los rayos solares, que actúan sobre los precursores de la vitamina D que se encuentran en la piel y estimulan al cuerpo a generarla.

Las personas obesas y de la tercera edad son los más propensos a deficiencias debido a que por la edad o por el peso tienen más dificultad para transformar los nutrientes de la dieta en vitamina D.

Se cree que además de participar en la reabsorción de calcio también contribuye en la del fósforo. Fortalece el sistema inmunológico, tiene propiedades antitumorales y es muy utilizada cosmeticamente contra el envejecimiento. Suplemax contiene vitamina D calcio y fósforo en cantidades adecuadas

Como todos los excesos son malos , niveles elevados de esta vitamina hace que nuestro cuerpo absorba mucho más calcio que el necesario. Esto ocasiona problemas renales, gastrointestinales, pérdida de peso y acumulación de calcio en arterias, en el corazón y en los pulmones.

El poder rejuvenecedor de la vitamina E

La vitamina E es un nutriente que podemos encontrar en alimentos como aceite de oliva, aceite de maíz  aceite de soja y almendras. Semillas de girasol, frutos secos y vegetales de hojas verde en especial el brócoli, representan una gran fuente de esta vitamina.

Actúa como un antioxidante que lucha contra los radicales libres, compuestos que se producen debido a la transformación de nutrientes en energía y son responsables del daño celular. Esta razón es la principal causa del envejecimiento.

Estimulan el sistema de defensa del organismo contra virus y bacterias y debido a que dilata las paredes de las arterias provee protección al sistema cardiovascular. Sin embargo sus efectos más conocidos son directamente sobre la piel y el cabello.

La vitamina E Juega un papel importante cuando de belleza se trata, en la piel es utilizada para disminuir imperfecciones como manchas y cicatrices que suelen aparecer con la edad. Es usada para combatir el acne y como protege a las células del daño es ideal para prevenir las arrugas. Brinda gran protección contra los rayos uv y los contaminantes que se encuentran en el dia a dia. También suele ser aliada de las féminas que quieren combatir las detestables estrías en la piel.

De forma general repara, hidrata y evita que manchas y cicatrices sean permanentes.

Por su capacidad antioxidante repara el daño que se ha producido en el cabello por acción del sol, plancha, tintes y todo lo que solemos aplicar. Actúa acondicionando de raíz a puntas y permitiendo su crecimiento sano.  

Es por esta razón que numerosos productos como cremas hidratantes, protector solar y tratamientos para el cabello son fabricados a base de vitamina E.

¿Conoces las bondades de la vitamina K?

La vitamina K es un componente que el cuerpo necesita para mantener la salud. Está presente en una gran variedad de vegetales como la lechuga, el brócoli y la espinaca. Carnes, huevos, quesos y algunos aceites  proveen una cantidad adecuada.

Existen tres tipos de vitamina k según la fuente de donde se obtiene:

  •         La vitamina K1 o filoquinona que es de origen mayormente vegetal y podemos obtenerla a través de la dieta
  •         La vitamina K2 o menaquinona la sintetizan las bacterias de nuestro intestino.
  •         La vitamina K3 llamada menadiona es de origen sintético

Cada una de ellas se absorbe en una zona específica del intestino pero no se almacenan por mucho tiempo por lo que requieren que el aporte sea constante.

Su principal función es permitir la coagulación de la sangre. Esta vitamina tiene un uso especial en los recién nacidos por varias razones:

Como normalmente se obtiene de la dieta, el feto debería recibir esta vitamina por parte de la madre, pero resulta difícil su transporte a través de la placenta. Además al nacer el intestino del bebé aún no tiene las bacterias que son capaces de producirla.

Por lo anterior expuesto los niños nacen con niveles muy bajos de vitamina K. Debido a esto es necesario una inyección de la misma los primeros días de vida para evitar sangrados espontáneos que resultan peligrosos.

En otro orden, está comprobado que las personas que consumen un mayor número de vitamina K sufren de menos fracturas que las que no consumen ya que interviene en la protección ósea.

Vitaminas hidrosolubles: Aprende a aprovecharlas al máximo

Este grupo está conformado por la vitamina C o ácido ascórbico y las vitaminas del famoso complejo B formado por vitaminas: B1, B2, B3,B5,B6,B8, B9 o ácido fólico y B12 o cobalamina.

Ya sabemos que pueden disolverse en agua, pero ¿Qué importancia tiene para nosotros conocer esto?. Comúnmente decimos que los vegetales y frutas son fuente de vitaminas pero no prestamos atención a su cocción ya que no siempre los consumimos crudos.

Si es soluble en agua entonces al cocinarlas corremos el riesgo de perder sus propiedades y esto es muy importante tenerlo en cuenta.

Un Tips que podemos considerar es usar el agua donde cocieron los vegetales para la preparación de otras comidas evitando la pérdida de los nutrientes.

También son capaces de oxidarse rápidamente perdiendo sus beneficios por esto se recomienda que el alimento debe estar fresco. La mezcla con alcohol elimina sus propiedades.

La vitamina C es la única que no proviene de fuentes animales pero si está abundantemente repartida en frutas especialmente cítricas como la naranja , limón, guayaba ( posee altas cantidades de vitamina C). Algunas hortalizas como el pimentón rojo pueden aportar cantidades importantes.

Se considera aliada del sistema inmunológico, potencia nuestras defensas, reduce la duración de los resfriados y por su capacidad antioxidante depura al organismo de sustancias tóxicas.

La deficiencia más extrema de esta vitamina causa una enfermedad llamada “escorbuto”.

La vitamina B1 o tiamina ejerce un efecto positivo en tu estado de ánimo y evita la depresión. La vitamina B3 ayuda a disminuir los niveles elevados de colesterol y es importante para mantener saludable el sistema nervioso.

La vitamina B5 es la responsable de que nuestro cuerpo realice la transformación de los alimentos que consumimos en energía y es beneficiosa para piel, cabello y uñas. Además se le atribuyen ciertas propiedades antiestrés.

El ácido fólico; importante antes y después del embarazo

El ácido fólico o vitamina B9 es necesaria en cualquier etapa de la vida. Regenera las células del organismo y previene la anemia. En combinación con vitaminas C y B12 puede fabricar nuevas proteínas necesarias para regenerar los tejidos. Participa en la formación de células sanguíneas y ADN en donde están contenidos todos nuestros genes.

Al tomar la decisión de procrear se recomienda consumir tres meses antes esta vitamina, para prevenir que el bebé presente problemas al nacer como espina bífida y labio leporino. Igualmente se asocia a la prevención de defectos cardíacos.

Un bebé es el producto de una multiplicación de células que inicialmente fueron solo dos y que finalmente lograran convertirse en un ser humano funcional.

La importancia de esta vitamina recae en que apoya los nutrientes que ya posee la madre para que este recambio celular suceda.

En el embarazo es recetado desde el inicio y hasta el final del mismo debido a que la gran mayoría de embarazos no son planeados. La finalidad es evitar que durante el desarrollo del feto se produzcan daños en el tubo neural. Este es una estructura anatómica que se convertirá en el cerebro y la columna del bebé,  órganos de suma importancia para la vida.

La fuente principal de vitamina B9 o ácido fólico son todos aquellos vegetales de hojas verdes y lentejas.

Sin embargo durante el embarazo es necesario apoyar a los alimentos con suplementos de ácido fólico, sus efectos se incrementan si lo combinamos con otros grupos de vitaminas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *