Causas de la depresión: la gran enfermedad de nuestra época

Causas de la depresión: la gran enfermedad de nuestra época

Última actualización: 31-01-2019. Equipo Nutricioni

La depresión es sin duda una de las causas de gran parte de los suicidios. Los especialistas afirman que 40% de los suicidios tienen origen en problemas de depresión.

A pesar de su gravedad es uno de los problemas más comunes que se presentan hoy en día. Es producida por el ritmo de vida acelerado de la sociedad en la que vivimos.

La depresión es una de alteración del estado de ánimo producida por la combinación de múltiples factores:

  • Biológicos como: variaciones hormonales, modificación de neurotransmisores cerebrales y componentes genéticos
  • Factores psicosociales
  • Factores de personalidad

Ocurre cuando el estado de ánimo se encuentra en su nivel más bajo y la persona experimenta tristeza, ira, pérdida y frustración.

Vinculados a alteraciones del comportamiento y del pensamiento. Con duración mayor a 2 semanas.

También puede ser considerada como una manifestación de dolor a través de síntomas somáticos y psíquicos.

La depresión es un desorden emocional que expresa malestar psicológico y dolor, caracterizado por lapsos de tristeza perdurable.

Para reconocer casos de depresión se requiere de ayuda profesional, que realice un buen diagnóstico del trastorno mental. Además requiere de tratamiento y necesita ser controlada de cerca.

Puede presentarse en cualquier etapa de la vida siendo más común durante la vejez.

Se diferencia de la tristeza porque el estado emocional impide la realización de las labores diarias. Se disminuye la capacidad de cuidar de sí mismo e interfiere en las labores profesionales.

En la depresión la sensación es continua y no se presentan síntomas de alivio o mejoría. Está presente el sentido de culpa sin razón aparente.

Hombre de Negocios Deprimido

Principales causas de la depresión

No existe una causa específica que provoque  la depresión. Está asociada a varios factores.

Las causas están relacionadas a la interacción de ciertos factores entre ellos:

Factores genéticos: el principal antecedente es proveniente de alguna reseña familiar directa (hermano o padre). De la misma forma se puede presentar en personas que no tengan historia familiar de dicha enfermedad.

Factores bioquímicos: la química del cerebro juega un papel fundamental en los trastornos depresivos. Una persona con depresión tiene desequilibrio en las sustancias de los neurotransmisores (sustancias químicas del cerebro).

Factores fisiológicos: la aparición de depresión está asociada con los bajos niveles de serotonina  en las funciones neuronales.

Ausencia de ácidos grasos (omega 3) produce depresión. Cuando el sistema inmunológico está débil la persona se deprime con más facilidad.

La combinación de presión mental y factores biológicos generan depresión.  Por ejemplo, una enfermedad crónica puede conducir a un cuadro depresivo.

La edad es un factor influyente en la depresión. Se estima que entre los 35 y 45 años hay mayor  riesgo de padecer de depresión. Ocurriendo más casos en mujeres que en hombres.

Factores ambientales: en invierno aumentan las posibilidades de que se manifieste la depresión, debido a que el organismo le hace falta vitamina D. Esta vitamina beneficia la absorción de los nutrientes de los alimentos.

Situaciones estresantes: una enfermedad crónica, la muerte de un familiar, problemas financieros, problemas interpersonales o divorcio pueden causar depresión. Que puede convertirse en crónica si se mantiene en el tiempo.

Personalidad: las personas con baja autoestima, pensamientos negativos y preocupación excesiva son las que tienden a sufrir más de depresión.

Este tipo de comportamiento se va formando desde la niñez y con el tiempo se crea un patrón de comportamiento depresivo.

Remedios naturales para aliviar síntomas de  la depresión

Actualmente, debido al ritmo de vida las personas tienen más estrés, más insatisfacción y aumento de cargas psicológicas. Existen alternativas de plantas medicinales que nos pueden ayudar a aliviar los síntomas si sufrimos de depresión o si sospechamos de esta.

Hierba de San Juan: es una hierba que contiene flavonoides, taninos, hipericina y aceites esenciales que funciona como antidepresivo. Ayuda a combatir síntomas de ansiedad, apatía y pérdida de apetito.

Se puede conseguir el mismo beneficio si se ingiere la cápsula de MetaMente que contiene extracto de esta hierba entre sus ingredientes principales. Indicado para calmar el sistema nervioso.

Posee propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y analgésicas. No posee efectos secundarios.

Amapola: es una flor silvestre con propiedades medicinales. Posee propiedades sedantes, ácido oleico y linoleico.  

Muy usada para tratar problemas de ansiedad, la tensión nerviosa y la depresión.

Poseen vitaminas B, C y E fortaleciendo el sistema inmunológico. Además de minerales como zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.

Detienen el envejecimiento celular y ayudan a regular los niveles de colesterol.

Pasiflora: posee flavonoides, alcaloides y propiedades antidepresivas, sedantes y relajantes. Muy utilizada para conciliar el sueño, aliviar la ansiedad y el estrés.

Tiene propiedades calmantes relacionadas con el sistema nervioso, sedantes indicada para calmar nervios y relajar el organismo. Ayuda a disminuir la presión arterial y evita espasmos involuntarios.

Bacopa monnieri: es una planta acuática de la india muy utilizada para enfermedades mentales, epilepsia y asma. Contiene alcaloides, esteroles y saponinas mejorando la transmisión nerviosa.

Utilizada para tratar enfermedades de Alzheimer, ansiedad y deterioro cognitivo.

Esta planta ayuda a mejorar la memoria y los problemas de aprendizaje al igual que el uso de MetaMente que posee extracto de esta planta. Ayuda a reparar las neuronas dañadas.

Combate la depresión y la ansiedad promoviendo el efecto de los neurotransmisores (acetilcolina y serotonina).

Enfermedades más comunes presentes en la depresión

Diabetes: las personas que sufren de diabetes están más predispuestas a sufrir depresión. La cual está asociada a las diferentes complicaciones del padecimiento y el estilo de vida que tienen quien la padece.

Alzheimer: esta enfermedad neurodegenerativa produce demencia después de los 60 años. Las manifestaciones de la depresión aumentan el deterioro de  las capacidades mentales. Es un síntoma característico de las personas con demencia.

En las etapas iniciales de esta enfermedad la depresión logra minimizar la capacidad de pensamiento y las labores diarias. Mostrando inquietud y agresión

Cáncer: la depresión afecta grandemente a las personas que sufren de esta enfermedad. Porque se produce un shock en la persona cuando recibe el diagnóstico.

La persona puede experimentar cólera, confusión, tristeza, desesperanza y miedo. La sensación de incertidumbre puede provocar depresión.  

Anemia: es una enfermedad producida por la ausencia de hierro en la sangre, minimizando la capacidad del transporte de oxígeno. Produce pérdida de fuerza y fatiga en todos los aspectos, creando malestar general y mareos.

globulos rojos en mayor y menor cantidad, lupa, Normal level of red blood cells in comparison with iron deficiency anemia level. Medical and healthcare concept. Vector illustration isolated on a white background.

En la mayoría de los casos las personas se sienten cansadas y realizan menos actividades. Mostrando síntomas relacionados a la depresión. Se determina a través de pruebas de sangre. Es corregible con medicamentos o cambio de dieta

Hipotiroidismo: la tiroides es una gran productora de hormonas y cualquier falla en su funcionamiento produce cambios notables en el estado de ánimo.

Si la tiroides produce menos hormonas se presenta fatiga y bajo estado de ánimo semejantes a los causados por la depresión. Lo cual se corrige con medicamentos.

Alimentos indicados para alejarse de la depresión

Los alimentos poseen compuestos que ayudan a mejorar el estado de ánimo de las personas aumentando la sensación de bienestar.

Alimentos que ayudan a mejorar algunos síntomas causados por la depresión:

Alimentos con alto contenido de selenio: bajos niveles de selenio causan problemas de tiroides, irritabilidad y depresión. Entre estos alimentos se encuentran el atún, setas, nueces, mariscos, semillas y frutos secos

Carbohidratos: el consumo de estos alimentos incrementa los niveles de serotonina en el organismo. Estos lo podemos conseguir en arroz integral, quinoa, avena y mijo.

Ácido graso omega 3: las personas con niveles bajos de ácido graso en el cuerpo corren más riesgo de sufrir de mal humor y depresión. Los alimentos ricos en omega 3 los conseguimos en las nueces, algas, semillas de chía.  También en el cáñamo y las semillas de lino.

Alimentos con alto contenido de ácido fólico: el déficit de ácido fólico reduce los niveles de serotonina en el cerebro. Consumiendo alimentos con altas cantidades de vitaminas B9 nos ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Estos los conseguimos en vegetales de hoja verde como espinaca, acelga, col Y legumbres como judías, lentejas y guisantes.

 Alimentos con vitamina D: la mayor fuente de vitamina D es el sol. En épocas de invierno se presentan más deficiencias de esta vitamina. La falta de esta vitamina se relaciona con problemas de depresión.  Podemos consumir setas.

Alimentos con alto contenido de hierro: la falta de hierro en la sangre se manifiesta con anemia, depresión, irritabilidad y cansancio.  Alimentos ricos en hierro mantienen la salud emocional.

Entre estos encontramos cacao crudo, algas, vegetales de hojas verdes, legumbres y semillas de calabaza.

Alimentos picantes: estos alimentos aumentan la circulación haciendo que el cerebro libere más endorfinas que suben el estado de ánimo. Entre estos tenemos jengibre y chiles.

Síntomas que se presentan durante la depresión

Cuando hablamos de depresión pensamos en ansiedad y tristeza, pero hay  otra serie de síntomas que están implicados en esta:

  • Disminución de interés en casi todas las actividades.
  • Estado de ánimo depresivo e irritante  durante el día.
  • Insomnio. Las personas con problemas de depresión les cuesta conciliar el sueño o duermen demasiado.
  • Pérdida de peso o fatiga.
  • Sentimientos de culpa excesivos.
  • Pérdida de energía.
  • Disminución de la concentración, de la capacidad para pensar y se presentan frecuentes indecisiones.
  • Lentitud o agitación psicomotora. La depresión puede afectar la psicomotricidad y el individuo se vuelve más lento.
  • Perder la confianza en uno mismo.
  • Pensamientos negativos recurrentes en la muerte, actitud  tentativa suicida.
  • Ansiedad. Cuando estamos tristes nos atraen los alimentos con gran cantidad de grasas y dulces. Se puede utilizar MetaMente indicado para controlar la ansiedad.
  • Pérdida de la libido. La persona pierde el autoestima afectando de manera directa su deseo sexual.
  • Cansancio o dispersión mental,  debido a los bajos niveles de serotonina hay dificultad para pensar de manera clara trayendo problemas de concentración.
  • Molestias y dolores. Se presenta mucho dolor en el cuerpo y no se pasar mucho tiempo en la misma posición.
  • Mayor susceptibilidad. Las personas se vuelven más sensibles y se toman los comentarios de manera personal.
  • Dermatitis. Se pueden presentar casos de picor a nivel del cuerpo ligada a los síntomas de la depresión. Ya que existe relación entre la depresión y la dermatitis atópica.
  • Dolores de cabeza. La depresión está ligada de manera directa a los dolores de cabeza. Ya que esta produce angustia.
  • Mala digestión. Tanto el intestino como el estómago están cubiertos de nervios enlazados con el estado de ánimo. Por lo que la depresión acarrea problemas digestivos.

Otras alternativas usadas para aliviar la depresión

Existen varias alternativas naturales y terapias para tratar la depresión de forma natural.

Visitar un terapeuta: uno de los tratamientos más efectivos es la conversación. Preferiblemente con un terapeuta que es la persona más capacitada para ayudarte, escucharte y hacerte sentir mejor.

El terapeuta te ayudará a implementar hábitos para aliviar la depresión. E implementara terapias con remedios naturales y ejercicios que alivian tu condición.

Conversar con un amigo o familiar cercano: si no presentas ningún interés en buscar a un profesional. Conversa con un amigo y solicitarle ayuda.

Imagen en primera plana de grupo de amigos sonriendo y compartiendoEl apoyo de un familiar o un amigo es fundamental para aliviar los síntomas de la depresión.

Conversar con el médico de la familia: esta es la persona indicada para indicar los medicamentos a tomar.

Tomando en consideración que la depresión es un tipo de enfermedad que puede empeorar si no se trata a tiempo.

Realizar ejercicios: ejercitarse es bueno para el cuerpo y la mente. Cuando practicamos ejercicios se liberan endorfinas que incrementan los pensamientos positivos y minimizan el dolor.

Ayuda a aumentar la autoestima, reducen los niveles de estrés, disminuyen la depresión y la ansiedad.

Cambiar los hábitos de dormir: para obtener algunos beneficios del sueño reparador. Ya que la depresión afecta los patrones del sueño. O se duerme muy poco o se duerme demasiado.

Para ello se deben implementar rutinas para dormir. Despertando a la misma hora todos los días y dormir a la misma hora.

Controlar el estrés: tratar de no reprimir sentimientos sino liberarlos. Es recomendable expresar las preocupaciones con amigos y familiares.

Meditar: la meditación ayuda a reducir el estrés y alivia la depresión.

Utilizar remedios naturales: a base de plantas medicinales como:

  • Ginkgo Biloba usada para trastornos de ánimo al igual que MetaMente que viene en una cómoda presentación y ayuda aliviar síntomas de la depresión.
  • Huperzina-A para la ansiedad y la depresión al igual que  ayudan a mejorar la concentración.

Tipos de depresión

Depresión mayor: es de origen endógeno o biológico, hay menor influencia de los factores externos y mayor factor genético.

Se caracteriza por el conjunto de síntomas que obstaculizan a las personas la capacidad de trabajar, dormir, comer,  estudiar y disfrutar de actividades diarias.

Este tipo de enfermedad ocurre una vez pero puede presentar recaídas a lo largo de la vida.

Desorden bipolar: considerada una enfermedad maníaca depresiva caracterizada por cambios bruscos  de humor.

Puede ser un trastorno genético o ser causado por el uso de sustancias farmacológicas y  alucinógenas. Este tipo de personas suele sufrir de diabetes, dolores de cabeza, tiroides, obesidad y problemas del corazón.

Distimia: depresión menos grave que evita que las personas realicen sus actividades diarias.

Los síntomas permanecen por largo tiempo (más de 2 años). Los síntomas se pueden repetir varias veces a lo largo de la vida.

Ciclo maníaco: en este tipo de depresión la persona se muestra hiperactiva con mucha energía. Afectando el juicio, el pensamiento y el comportamiento de la persona.

Si la manía no se trata a tiempo puede pasar a estado psicótico.

Depresión post parto: trastorno que se produce después del parto con síntomas de tristeza, insomnio, letargo, irritabilidad y ansiedad.

Provocado por el desajuste de las hormonas que se producen durante el embarazo y después del parto.

Durante el embarazo se aumentan los niveles de endorfinas (molécula que hace que el cuerpo se sienta bien) y decae después del parto.

Cómo combatir los síntomas más  comunes de la depresión

  • Mantener pensamientos positivos

  • Mejorar la salud física y realizar ejercicios

  • Reunirse frecuentemente con un terapeuta
  • Retomar las responsabilidades de forma gradual y lenta
  • Mantener una dieta equilibrada
  • Seguir el tratamiento recomendado
  • No compararse con otras personas. Aceptarse uno mismo
  • Expresar las emociones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *