detectar el cancer de mama en hombres, Dos hombres mayores desnudos explorando su cuerpo, aislado sobre fondo blanco

Cáncer de mama en hombres: Un asunto extraño pero real

Cáncer de mama en hombres: Un asunto extraño pero real

Última actualización: 09-05-2019. Equipo Nutricioni

Atender un tema como el cáncer de mama en hombres resulta un asunto poco serio para el común de las personas al creerle una broma. Sin embargo, lamentablemente se trata una de las afecciones que puede perjudicar a los integrantes del género masculino también, aunque en un porcentaje mínimo.

En términos generales, cuando hablamos de cáncer hacemos alusión a un conjunto de enfermedades relacionadas entre sí. Pero en todas ellas está implícita la división de células cancerígenas en el cuerpo que proceden con el tiempo a diseminarse a los tejidos alrededor de donde cobran vida inicialmente.

Así también tenemos que este tipo de enfermedades pueden tener lugar de origen casi que en cualquier parte del cuerpo humano. Esto en vista de que en todo el cuerpo existe la presencia de células para dar vida a cuanto forma parte de la humanidad física de los individuos.

En tal sentido debemos destacar que la enfermedad es un fenómeno que implica una anomalía de las células en nuestro cuerpo. De esta manera también pueden surgir en lo que se conoce como la zona mamaria de los hombres, ello con serias implicaciones para la vida y salud de los mismos.

El cáncer de mama significa para los hombres la formación  de células malignas en su tejido mamario. Entre otros, algunos factores considerados como de riesgos le confieren especial importancia al elemento genético para que pueda materializarse esta realidad.

Semejante al caso de las mujeres, esto implica masas anormales que se pueden palpar en un momento determinado. Y en cuanto a sus implicaciones estas son semejantes a la de las mismas en tal sentido, por lo que el asunto es de especial cuidado.

En este artículo abordaremos lo referente al asunto, profundizando sobre las posibles causas de ello, y las formas de tratarles.

detectar el cancer de mama en hombres, Dos hombres mayores desnudos explorando su cuerpo, aislado sobre fondo blanco

Síntomas

Aunque parezca extraño, el cáncer de mama den hombres es muy semejante a la manifestación de esta enfermedad en las mujeres. Sin embargo, es importante destacar los detalles al respecto de cómo se manifiesta en concreto para el caso masculino, tal como veremos.

  • Un bulto, protuberancia, o engrosamiento sin dolor en el tejido mamario. Esto normalmente se puede comprobar al aplicar el tacto a  ambos lados del pecho humano, tanto el derecho como en el izquierdo.
  • Cambios en la piel que cubre la zona mamaria de los afectados, tales como hoyuelos, arrugas, enrojecimiento o descamación. Esto puede tener lugar en cualquier parte de esta zona del cuerpo.
  • Cambios en el pezón directamente, tales como enrojecimiento, descamación, o incluso un pezón que empieza a hundirse o deformarse. Todos ellos son indicativos de la anormalidad que debemos comenzar a atender adecuadamente.
  • Secreción del pezón, en lo que se conoce como supuración, lo cual da señales de anomalía de salud en los individuos. La supuración se produce con el fin del organismo poder librarse de sustancias dañinas que están generando los malestares infecciosos en el cuerpo.

En este sentido es muy importante destacar que nadie conoce nuestro cuerpo mejor que nosotros mismos. Allí radica la importancia de estar atentos a los cambios que se producen en el mismo, en este caso concreto vinculados a las mamas.

Apenas notemos algunos de estos delicados síntomas, a fin de descartar el problema en cuestión, necesario es acudir a ayuda médica. Esta es la mejor manera de comenzar un proceso de examinación que llevará al tratamiento adecuado para su superación de manera oportuna.

Debemos tener siempre presente que lo mejor a realizar sobre este tipo de enfermedad es tratarle al inicio de su manifestación. Si dejamos pasar mucho tiempo para ello, sencillamente el asunto se vuelve algo de mayor riesgo para la vida del paciente afectado.

Tipos de cáncer de mama

El cáncer de mama presenta tres formas de manifestaciones, cada una de ellas con sus propias expresiones de síntomas. De igual manera cada una de estas implica sus propios riesgos, y se calcifican en función de la magnitud de su gravedad.

Carcinoma ductal in situ: Se trata de un cáncer que se encuentra en su etapa inicial o temprana. Es decir, que solo presenta células cancerígenas en los conductos lactíferos.

En este caso las células cancerosas no se han propagado a otras zonas del cuerpo circundante, lo que implica una muy probable recuperación.

Carcinoma lobulillar in situ: Esta ataca algunas de las glándulas de la zona, que para el caso de la mujer se refiere a las productoras de leche. Es bastante manejable, y de hecho no se le considera cáncer como tal, pero se le trata de esta manera debido a los riesgos que implica para padecer esta enfermedad a futuro.

Carcinoma ductal invasivo: Es el más común de los cánceres mamarios. Crece a través de las paredes de la zona mamaria y se expande a los tejidos cercanos, y si no es atendido debidamente, puede extenderse demasiado.

Carcinoma lobulillar invasivo: Este es el tipo de cáncer que tiene su origen e inicio en lo que serían las glándulas mamarias, denominadas lobulillos.

Pero lamentablemente puede propagarse en otras partes del cuerpo, provocando una manifestación generalizada de esta realidad a un área bastante extensa del cuerpo.

Cáncer de mama con inflamación: Se trata éste de un tipo de cáncer de mama mucho menos común  que los anteriores. Pues tiene la particularidad de que no presenta masa ni tumor en la parte afectada del cuerpo.

La expresión particular de este cáncer radica en que la piel afectada luce rojiza y se calienta mucho. Al mismo tiempo la piel se muestra porosa y  gruesa, muy semejante en su apariencia física a la superficie de una piel de naranja.

Igualmente es posible que  la mama se aprecie más grande, rígida, y con manifestaciones de picazón. Es un tipo de cáncer que se propaga más fácilmente y es más difícil de curar.

examinando la mama, vector de un cáncer de mama hombre comprobando a sí mismo, conciencia de cáncer de mama masculino

Causas del cáncer de mama masculino

El cáncer de mama en lo hombres, por extraño que parezca, tiene sus causas aparentemente en las mismas razones que sucede para el caso de las mujeres. Pues independientemente del sexo parecen existir algunos elementos comunes que propician la aparición de esta enfermedad.

Exposiciones a radiaciones de iones: Consiste en un tipo de energía liberada a partir de los átomos bajo la forma de ondas denominadas electromagnéticas. Aunque esto tiene muchas aplicaciones en la medicina, cuando se efectúa de manera mal  controlada, también pueden provocar este tipo de males.

Hiperestrogenismo: Se trata básicamente  de la manifestación en la sangre de un exceso de estrógeno que, por lo general, tiene su razón de ser en la ingesta de algunos fármacos que le provocan.

Hiperestrogenemia: Se refiere del incremento de la acción tisular estrogénica, por lo general derivada de un aumento de la síntesis y secreción de estrógenos. Analizándolo bajo una óptica clínica, esta presenta hiperplasia endometrial y menorragias, y en el hombre incluso pueden presentar hipoplasia gonadal.

Síndrome de Klinefelter: Implica una anomalía que puede llegar a afectar los símbolos característicos de la masculinidad en los hombres. Esto puede provocar un desarrollo testicular inferior al común de los individuos,  así como menos masa muscular, menos vellos corporales, e incluso mayores tejidos mamarios.

En síntesis, se trata de una alteración de tipo cromosómica en los hombres.

Genética: Se supone que el factor herencia genética puede implicar también la presencia de esta enfermedad. De hecho, se considera que los hijos de este tipo de pacientes pueden tener mayores riesgos que otros sujetos a padecer de la misma a futuro.

En todo caso, sea cual sea las causas a las que estamos expuestos con respecto a la posible presencia de cáncer, debemos estar atentos y actuar preventivamente.

Factores de riesgo

Además de las causas antes referidas como causantes  del cáncer de mama en los hombres, tenemos otros elementos a considerar. Se trata de algunos factores de riesgo que mucho pueden afectar o generar las condiciones para que ello suceda en algún momento del tiempo.

Envejecimiento: En factor edad juega un  papel muy importante en cuanto a esta posibilidad de quebranto de salud. La edad promedio para el padecimiento de cáncer de mama en hombres radica en los 67 años, aunque con algunas variaciones tanto hacia arriba como hacia abajo.

Altos niveles de estrógeno: El estrógeno promueve la multiplicación celular mamaria, consideradas tanto normal como anormal. Y esto potencia el riesgo de que al cáncer de mama se presente en sus cuerpos.

Algunas  de las causas de ello pueden ser  la ingesta de medicinas hormonales, presentar sobrepeso corporal, y exponerse a ambientes con estrógenos. Esto último podemos verlo en el empleo de tal sustancia para engordar el ganado y también en la utilización de ciertos elementos de control para la vegetación.

Síndrome de Klinefelter: Los hombres que poseen este síndrome presentan niveles más altos de estrógeno que el común de los sujetos. Se trata de una hormona femenina que potencia el riesgo de desarrollar cáncer de tipo mamario en el tiempo.

Antecedentes consanguíneos o alteraciones genéticas: Una vez más debemos referir la posible conexión de esta enfermedad con el factor de herencia genética. Pero en este caso hablamos directamente de los hombres que, a su vez, han tenido familiares hombres que padecieron esta enfermedad.

Exposición a la radiación: Acá debemos señalar el caso de los sujetos que son sometidos, por algún motivo, a terapias de radiación antes de los 30 años de edad. Lamentablemente esto potencia dicho riesgo, y el médico  del caso que decida aplicar este método, ha de tener en consideración tal realidad.

Datos estadísticos

Tal como fue señalamos antes, el cáncer de mama es una afección de la salud muy poco vista entre las personas. Sin embargo, existe, ya que no se trata solo de una manifestación exclusivamente relacionada a las mujeres, como el común de la personas cree.

En tal sentido, cabe destacar los reportes, desde el punto de vista estadístico, al respecto de esta enfermedad. Así tenemos que menos del 1 % de los casos de cáncer de mama en todo el mundo, son los que corresponden a su manifestación  en hombres.

Ejemplo más ilustrativo de ello lo tenemos en un estudio sobre dicho tema efectuado en los Estados Unidos de Norteamérica, para el año 2017. Esto implica que, para entonces, se diagnosticaron 252.710 casos de mujer con este tipo de cáncer, mientras que solo 2470 hombres resultaron afectados por ello.

Esto convierte el asunto en algo que, aunque marginal, no deja de tener implicaciones de sumo cuidado para todos en general. No deben subestimarse las consecuencias derivadas, ya que pueden poner en serios riesgos la vida de los pacientes.

En dicho orden de ideas es importante destacar que varones, desde la niñez, conservan muy poca presencia de  las hormonas que estimulan el desarrollo mamario. Esto hace que las mamas de los mismos permanezcan pequeñas y con tejido liso, pero existen variaciones que se deben  tener en consideración.

Pues en ocasiones algunos niños van experimentando un desarrollo exagerado de las mamas, y ello es motivo de especial atención. Puede que solo obedezca a una acumulación extraordinaria de grasa, pero en caso de no serlo también podría tratarse de problemas hormonales que provoquen esta realidad.

En tal sentido tenemos que, en vista de que los casos de esta enfermedad para los hombres es marginal, el análisis de los mismos es un poco difícil. Aún hoy es objeto de estudio, y se esperan mayores avances de la ciencia sobre el tema en el futuro.

Diagnóstico

Varias son las técnicas empleadas para el diagnóstico del cáncer de mama en los hombres, cuando se sospecha su presencia. Sin embargo, tres de ellas destacan entre las demás, debido a la exactitud que ofrecen para lograr este objetivo de manera segura y para beneficio del paciente.

Hablamos en consecuencia de  la mamografía, de la ecografía, y de la biopsia, tres elementos claves en este proceso. El empleo de cada uno ellos dependerá de las características de cada caso, y de la evaluación que tendrá lugar por parte del especialista en un momento determinado.

Mamografía: Consiste en imágenes tomadas a partir de un aparato especial para el diagnóstico en el cual se emplean rayos X. En este caso los médicos tratantes analizan, mediante las imágenes obtenidas, la posible evidencia de cáncer de mamas en la persona objeto de estudio.

En este caso, por supuesto, nos referimos al hombre que presenta ciertas condiciones para ser diagnosticado con la referida enfermedad. Una vez hecho esto se pueden realizar otras pruebas para corroborar lo que sucede en el cuerpo afectado, y profundizar en el tratamiento correspondiente.

Ecografía: Se trata de un procedimiento mediante el cual  el paciente objeto de análisis es sometido a un artefacto que emite ondas de sonido. Estas son de alta frecuencia, y atraviesan la zona mamaria sin ningún problema, reproduciendo imágenes de su interior para diagnosticar la situación.

Dichas imágenes son muy nítidas y permiten un mejor diagnóstico de la situación a fin de acomodar el escenario para su tratamiento futuro. Igualmente puede realizarse en conjunto con otros tipos de exámenes que pueden ayudar a determinar la realidad en cuestión.

Biopsia: Es este quizás el medio más seguro y confiable para determinar la posible presencia de cáncer  de mama en los hombres. Se procede a extraer por medio de la misma una pequeña muestra del tejido afectado, y este es sometido a un estudio riguroso en el laboratorio especializado para ello.

Tratamiento

Tal como ocurre con el caso de las mujeres, una vez se demuestra  que el hombre está afectado con este tipo de situaciones comienza el proceso de tratamiento. Es la forma mediante la cual se procede a manejar el asunto a fin de superarle y devolverle las condiciones de salud pérdidas al individuo que le padece.

La manera de tratarle varía de unos a otros, y en ello juega un papel importante el grado de cáncer que se experimente, tal como veremos.

Cirugía: Es la más común de las alternativas para tratarle, y es conocido como mastectomía radical modificada. Esta consiste en la extirpación del pezón, la areola, todo el tejido canceroso de las mamas, y los ganglios, dejando solo en su lugar lo que sería la zona muscular de la parte afectada.

Para el caso de los hombres el asunto es mucho más complejo, debido al poco tamaño de esta parte de su cuerpo. Esto en ocasiones amerita tratamientos de reconstrucción sobre la parte afectada directamente.

Radioterapia: La radioterapia también es conocida comúnmente como terapia de radiación. Se trata de un tipo de procedimiento muy efectivo en cuanto a la destrucción de las células de tipo cancerosas se refiere, sobre todo cuando se intentan eliminar luego de una intervención quirúrgica.

Es decir, luego de que se elimina la parte afectada, se somete al paciente a radiaciones de este tipo para eliminar las posibles células cancerosas que hayan quedado aún en el lugar tratado.

Quimioterapia: Es un método que implica el suministro al cuerpo de ciertas sustancias químicas que combaten las células cancerosas en el mismos. Se trata de un procedimiento muy popular a aplicar en caso de que el cáncer se haya expandido más allá de las mamas, o cuando exista riesgo de ello.

Hormonoterapia: Acá se emplean ciertos fármacos que inciden directamente sobre los receptores de hormonas en las células correspondientes al cáncer de mama.

sobreviviente al cancer mama en hombre, concientizacion, Cáncer de mama masculino

Un elemento preventivo

Aunque es imposible considerarse totalmente exento de sufrir este tipo de males a futuro, tenemos que sí podemos realizar algunas acciones pertinente para evitarle. Nos referimos a actos de cuidado que minimicen los riesgos de padecer este tipo de situaciones a futuro.

En tal sentido tenemos que hoy la ciencia pone a nuestra disposición Verde Salud, un destacable formulado que está compuesto por sustancias de alto impacto positivo para nuestra salud. Cuenta este con alfalfa, hierba de cebada, hierba de avena, brócoli, hoja de espinaca  y repollo.

También agrupa guisante, coliflor, hoja de perejil, brote de bruselas, hoja de col rizada, pepino, tallo de apio y espárrago. Pero además Verde Salud involucra compuestos de frutas claves como pulpa de manzana, y raíz de remolacha, raíz de zanahoria, tomate, fresa, cereza agria, mora, bulbo de ajo, y cebolla verde.

Y lo más importante al respecto del formulado de  Verde Salud es que concentra estas sustancias tomadas de forma orgánica. Ello es especialmente importante para conferirle mayores posibilidades preventivas y de sanación a los hombres, que están propensos a padecer cáncer de mama.

La relevancia de Verde Salud cobra especial importancia debido que una importante institución internacional como la International Certification Services le avala en su carácter de orgánico.

Esto le confiere un importante y notorio valor agregado al asunto, ya que es muy proclive la salud y bienestar humanos.

En ese sentido es importante tener en cuenta siempre la importancia de valernos de elementos naturales y orgánicos para nuestra alimentación y nutrición. Mientras menos compuestos y alimentos de otra naturaleza ingiramos, más alejamos la posibilidad de padecer de enfermedades como el cáncer a futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *