dolor muscular de pierna, Mujer con dolor de la sensación del becerro en el fondo blanco

¿Calambres? ¡Olvídalos! Aprende cómo quitarlos tú mismo

¿Calambres? ¡Olvídalos! Aprende cómo quitarlos tú mismo

Última actualización: 10-02-2019. Equipo Nutricioni

Un calambre o espasmo muscular es una contracción rápida, inesperada y dolorosa de algún músculo o grupo de músculos.

Los músculos más frecuentemente acalambrados son los gemelos (parte posterior de pantorrillas), los cuádriceps (parte delantera muslo). Menos frecuentes, los músculos de los pies, los músculos de las manos y los músculos abdominales.

La investigación científica arroja como resultado que los calambres se pueden originar por deficiencia de electrolitos (iones de magnesio, litio, sodio y/o potasio).

Quizás como producto de la deshidratación, deficiencias en la irrigación sanguínea, sobreesfuerzo muscular y por tensión sobre terminales nerviosos.

Los calambres o espasmos musculares suelen ocurrir cuándo se realizan actividades físicas que exigen esfuerzos inusuales al músculo. Otro momento en que aparecen es durante el sueño.

Generalmente se provee alivio para los calambres elongando el músculo acalambrado, aplicando un masaje fuerte y rotatorio sobre la zona con espasmo muscular. Se le puede aplicar calor para relajar el músculo y un poco de frío para calmar el dolor.

En la consulta médica, dependiendo de las características clínicas particulares del paciente, se puede indicar analgésicos que a su vez sean relajantes musculares.

También se suple la alimentación con nutrientes que proveen energía y que ayuden a favorecer la irrigación sanguínea. Su fin es para alimentar el músculo y brindarle la oxigenación requerida.

El déficit de electrolitos se resuelve enriqueciendo nuestra dieta con alimentos de alto contenido en los metales como el sodio (Na), Potasio (K), Litio (Li) y Magnesio (Mg).

Algunos alimentos recomendados son las frutas secas, las musáceas (plátanos, bananas,etc.), los arándanos, las naranjas, papas, las carnes rojas y pescados, entre otros.

Siempre es recomendable la reposición de electrolitos y potenciar la irrigación sanguínea. Se puede llegar a ello por medio de bebidas energizantes.

Otra elección son los suplementos alimenticios de origen naturista, enriquecidos con sales de estos minerales y con vitaminas como la A y el complejo vitamínico B.

Un suplemento de excelente calidad entre personas de alto nivel de actividad física es el Alfa Músculo

Previniendo y evitando  calambres musculares

Representación gráfica de una vida sana, con buena alimentación y ejercicio

Para prevenir los calambres musculares, lo primero que debemos saber es cuáles pueden ser las posibles causas que nos puedan llevar a un episodio de ellos.

Una de las causas más probables es el sobreesfuerzo exigido en alguna sesión de actividad deportiva.

Estos calambres se produce en dos vertientes. Una es el abuso que del músculo que se hace en un momento o en un lapso corto de tiempo.

El músculo consume sus fuentes de energía y el oxígeno, se llena con ácido láctico y se produce el calambre. Esto se evita potenciando la irrigación sanguínea y el metabolismo de alimentos que suministren energía.

La otra vertiente es la deshidratación por el esfuerzo sostenido. Con la pérdida de líquidos también perdemos electrolitos. Y la insuficiencia de estos causan anomalías en la transmisión de información, la cual se hace a través de impulsos eléctricos.

El (o los) músculo recibe información distorsionada y el resultado es un espasmo muscular.

Para evitar calambres por esta causa, necesitamos entrenar nuestra musculatura gradualmente de manera regular. Se hace con rutinas de ejercicios que vayan acondicionando su óptima respuesta.

Obviamente, también es necesario suplir los electrolitos que pueda perder y pueda necesitar el cuerpo para una tonicidad muscular adecuada.

Es fácil adquirirlos a través de una dieta sana y balanceada. Prepárese platos con verduras,hortalizas, cereales integrales, frutas frescas y secas especialmente.

Plantea siempre la posibilidad de enriquecer las dietas con suplementos alimenticios de origen naturistas. Con ellos puedes proveer de manera dosificada y segura los electrolitos, vitaminas, aminoácidos y carbohidratos necesarios.

De uso frecuente entre deportistas y pacientes que han sufrido episodios de calambres musculares es Alfa Músculo.

Ayuda  para el sobreesfuerzo

El esfuerzo muscular necesita de dos aspectos que deben, fundamentalmente, funcionar a la perfección y en sincronía.

El primero de ellos es la correcta, adecuada y suficiente irrigación sanguínea. De esto depende grandemente el que los músculos reciban los nutrientes energéticos necesarios para poder convertir energía potencial en energía cinética y calórica.

Es decir, de la sangre los músculos extraen la energía necesaria para contraerse y que nos permitan correr, saltar, etc.

Y el oxígeno para poder desarrollar el metabolismo de estos nutrientes energéticos.

La actividad muscular va “quemando” energía. Y en el proceso metabólico se va creando ácido láctico.

Si la irrigación sanguínea es insuficiente (y lo es con el esfuerzo muscular agudo o sostenido) los músculos no solo van consumiendo los nutrientes. También se van llenando con ácido láctico metabólico.

Las crisis de energía por la presencia de ácido láctico pueden producir calambres o espasmos musculares.

Por otro lado, al exigirnos esfuerzo muscular, el cuerpo suda para disminuir el calentamiento. Esta sudoración es la causa principal de pérdida de electrolitos durante el proceso.

La pérdida y/o deficiencia de electrolitos causa los tan dolorosos calambres musculares.

Estos minerales son responsables de transmitir información desde los centros nerviosos, hasta los centros de ejecución (en este caso los músculos).

Si el flujo de electrolitos es insuficiente, entonces la transmisión de información se verá comprometida.

La alimentación es la vía más expedita para prevenir, evitar y resolver estas crisis. Ya sea por anomalías e insuficiencias en la irrigación sanguínea y las restricciones en su disponibilidad.

La dieta de un deportista o de alguien que desee una vida sin calambres, debe proveer nutrientes que ayuden a potenciar la irrigación sanguínea. Se le suma proveer electrolitos suministro de lípidos y carbohidratos.

El mundo moderno ofrece la posibilidad de obtenerlos gracias a una dieta sana repleta de frutas, hortalizas, carnes magras. De manera inteligente, también a través de la ingesta de suplementos alimenticios de origen naturista. Son enriquecidos con los nutrientes adecuados y necesarios para cada eventualidad.

Alfa-Músculo, la ayuda invaluable para prevenir calambres musculares

Entre la oferta de suplementos alimenticios útiles para prevenir y controlar espasmos musculares, sugerimos Alfa Músculo. Por su comprobada efectividad para lidiar con este predicamento corporal.

Está formulado con una composición que garantiza suplir los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para mejorar la irrigación sanguínea. Capaz de suplir energía suficiente para desarrollar esfuerzo físico prolongado. Optimiza la recuperación del tono muscular una vez cesado el esfuerzo.

La fórmula básica es una mezcla de lípidos, proteínas, aminoácidos y carbohidratos que suplen requerimientos elementales de energía. La materia prima para el metabolismo y el desarrollo  de masa muscular.

Pero la gran ventaja comparativa de Alfa Músculo, es el aporte de los siguientes compuestos:

  • Arginina Alfa-cetoglutarato (A-AKG). Mezcla del aminoácido esencial Arginina con una molécula de sal del compuesto alfa-cetoglutarato. Este complejo no se puede sintetizar en el organismo y no hay alimento alguno que lo provea.
  • Este complejo ayuda a dilatar las paredes vasculares con lo cual se mejora la irrigación sanguínea. También estimula la producción de óxido nítrico, mejorando la circulación sanguínea y facilitando la oxigenación.
  • Glutamina Alfa-cetoglutarato. Es una alianza entre la glutamina (aminoácido no esencial) y el alfa-cetoglutarato. Permite la mejor absorción del aminoácido. La glutamina es la encargada de transportar iones nitrogenados mediante el flujo sanguíneo.

Por ello es el aminoácido libre más frecuente en la sangre. Durante su síntesis, se reducen los niveles de amoníaco en la sangre. Neutraliza ácidos y ayuda en la síntesis de glutamina.

  • L-Arginina HCL. La arginina es otro aminoácido esencial que participa en la síntesis de las proteínas. Mejora la función cardíaca, incluyendo insuficiencia coronaria, hipertensión y la angina de pecho. Ayuda a aliviar dolores recurrentes por obstrucción sanguíneas en las extremidades. También actúa sobre el sistema inmunológico.

La fórmula de Alfa-Músculo está pensada para coadyuvar en el mejor desempeño del atleta. Su objetivo es prevenir disfuncionamiento muscular, incluidos calambres o espasmos.

¿Quienes están en riesgo de sufrir calambres?

Teóricamente, nadie está exento de sufrir un calambre o espasmo muscular.

De hecho, es una de las dolencias más informadas en la consulta médica, a pesar de que muchísimas de las personas que lo sufre no lo refieren al médico en busca de ayuda.

Se ha detectado que hay ciertos grupos de individuos que son más susceptibles a padecer calambres. Entre estos grupos podemos identificar a:

Personas de la tercera edad. Las personas van perdiendo masa muscular con la edad. Requieren de esforzar más la musculatura que les resta, para lograr el mismo nivel de movimiento que lograban antes. Es decir, necesitan sobreesfuerzo muscular para lograr los mismos resultados.

Los deportistas al aire libre y personas con metabolismo alterado. Los primeros se ejercitan en condiciones de calor extremo y eso hace que se deshidraten con facilidad. Los pacientes con metabolismos alterados (con disfuncionalidad renal,,etc.) también son susceptibles de perder hidratación con facilidad. Este factor contribuye a la pérdida de electrolitos, una de las causas más frecuentes de calambres.

Embarazo. Las alteraciones endocrinas comunes en el embarazo alteran el metabolismo y terminan facilitando los espasmos musculares o calambres.

Diabéticos. La dificultad para metabolizar azúcares interfiere en la capacidad metabólica muscular. Obstaculiza la capacidad de alimentarse y aprovechar energía que normalmente poseen  los músculos

Trastorno emocional. Los pacientes de depresión, ansiedad u otra patología psicológica.

Los pacientes tiroideos. El hipertiroidismo e hipotiroidismo alteran el metabolismo. Por ello alteran la capacidad de respuesta del músculo ante el esfuerzo exigido.

Las Terapias Anti-Calambres

Como existen más de una causa probable para generar calambres o espasmos musculares, también hay más de una terapia para prevenirlos y para aliviarlos.

Para prevenir calambres no hay nada más efectivo que cuidar la dieta.

Nuestra alimentación debe incluir alimentos que garanticen el suministro adecuado de electrolitos, carbohidratos y grasas que suministren energía. También de proteínas que aporten los aminoácidos necesarios para el buen funcionamiento metabólico.

Así, los músculos tendrán el tono adecuado, dispondrán de la energía sin sacrificar masa muscular. Los procesos fisiológicos y anatómicos se darán correctamente y sin alteraciones importantes y los calambres serán cosas de otros capítulos.

Si usted es paciente de patologías que sintomatizan con calambres, comience por atenderlas.

No exigirse físicamente si está bajo proceso de diálisis, consumiendo diuréticos, si tiene mal funcionamiento hepático o  patologías electrolíticas.

Tampoco exigirse si tiene problemas vasculares como varices, arteriosclerosis, y cualquier otro que haga pensar tendrá inconvenientes de irrigación sanguínea.

La dieta es fundamental para prevenir y controlar episodios de espasmos musculares.

Incluya el suministro de los electrolitos necesarios, de las proteínas, grasas y carbohidratos esenciales para disponer de energía. Estos elementos son la materia prima para el desarrollo de la masa muscular y el buen funcionamiento metabólico.

En caso de embarazo es recomendable se lleven las actividades físicas y deportivas con mayor laxitud que ordinariamente.

La ansiedad, la depresión y el estrés pueden influir en la aparición de cuadros de espasmos musculares. Entonces, es recomendable que cuide también su salud mental.

Lleve su vida con tranquilidad, sin presiones innecesarias. Ni laborales ni deportivas.

Aunque es bueno y normal que se exija, nunca lo haga hasta el extremo de alterar el resto de los aspectos de su diario vivir.

Elija llevar tranquilidad y sosiego a su vida a través de la actividad física. Pero llévela con calma.

¿Cómo hacer deportes sin sufrir calambres?

Aunque parezca contradictorio, pues las actividad deportiva es uno de lo detonantes más comunes de los calambres, es posible practicar algún deporte. Se puede llevar alguna actividad física sin sufrir de episodios de espasmos musculares.

Lo primero a tener en cuenta son las recomendaciones antes dadas para prevenir episodios de calambres. Pero al llevar ya la actividad al nivel de desarrollo, entonces es conveniente tener presente lo siguiente:

  • Haga calentamiento previa a la realización de cualquier actividad física o deportiva. No importa lo moderada que sea. Permite que los músculos se vayan tonificando y que el esfuerzo no resulte excesivo ni sin anticipación. El metabolismo se va preparando para los retos posteriores. Vaya siempre de menos a más.

  • Hidrátese todo lo que pueda antes, durante y después de cada sesión de actividad física o deportiva. La deshidratación lo lleva a perder electrolitos y a ser menos eficiente al consumir energía. Apóyese con bebidas energéticas.

  • Desarrolle su actividad deportiva o física de acuerdo a una curva de distribución de campana. Es decir, comience con mesura, vaya acelerando el ritmo hasta llegar a un umbral máximo.

A partir de ese umbral permita decaer su actividad hasta culminarla. Así ni el esfuerzo ni el reposo serán causales de calambres.

  • Escoja su actividad física o deporte a practicar de acuerdo a sus capacidades y a sus posibilidades. Elija un lugar que le sea cómodo y agradable, seleccione un deporte acorde con su edad y condición física.

  • No se fije retos inusuales y menos muy difíciles de cumplir. Los retos demasiado exigentes también lo obligarán a exigirle más a sus músculos para poder lograrlos. Si aún así no desiste de su empeño, entonces entrene para lograrlo pausada y cómodamente.

  • Una vez concluida su sesión de deporte o actividad física, es recomendable ayudar a su musculatura a retornar a su condición de reposo. No detenga súbitamente la actividad. Disminuya el ritmo hasta alcanzar las condiciones normales previas a la realización de la actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *