Hojas frescas de berro sobre superficie blanca y fondo blanco

Berro: jugosas hojas verdes que crujen y aportan sabor a la vida

Berro: jugosas hojas verdes que crujen y aportan sabor a la vida

Última actualización: 28-12-2018. Equipo Nutricioni

Nada más delicioso que comer una rica ensalada con berro, una jugosa planta acuática de tallos huecos color verde.

Este vegetal aporta una dosis de sabor picante que inunda nuestro paladar de agradables sensaciones.

Su nombre científico es Nasturtium officinale, pero es conocido comúnmente como berro de agua, agrón o mastuerzo.

Proviene de Europa y Asia Central y crece en la cercanía de torrentes de aguas claras y pantanos.

Es una planta de consumo doméstico considerada uno de los alimentos más antiguos ingeridos por el ser humano.

Fue identificado por primera vez en el año de 1.847 cuando se le asoció con la familia Brassicaceae.

Dicha familia guarda relación con el rábano, la mostaza y el wasabi, los cuales se destacan por su sabor picante.

Hoy en día ha alcanzado distribución mundial. Nace de manera abundante en la mayoría de arroyos y lagos alcanzando una altura aproximada de 10 a 50 centímetros.

Se agrupa en grandes colonias y tiene tallos carnosos con hojas de color verde oscuro y forma redondeada.

Sus flores son pequeñas y blancas y se disponen a modo de ramilletes terminales que también pueden utilizarse en variadas preparaciones.

Investigaciones recientes han demostrado que el berro aporta numerosos beneficios para la salud en general.

Se ha descrito que cuida la salud visual, reduce la presión arterial, fortalece los huesos y aporta gran cantidad de vitaminas.

Por tal motivo, es un alimento digno de incluir como parte de la alimentación diaria, pues no conforme con su sabor brinda notables ventajas a nuestro organismo.

Como ensalada, batido, guiso o salteado, prueba berro, un vegetal memorable que añade gusto a tus días.

Aprende más acerca de este delicioso alimento en los siguientes apartados.

Berro: de Europa para el mundo

Es muy interesante conocer el origen de todos los alimentos que llegan a nuestra mesa. En este sentido, ahondaremos en la historia del berro.

Es una planta originaria de Europa que crece de forma silvestre en los alrededores de los arroyos.

El agua parece ser fundamental para su crecimiento y desarrollo, lo cual se refleja en el aspecto y consistencia de sus tallos.

Es considerado uno de los alimentos más antiguos que ha acompañado al hombre de desde el inicio de su existencia en la Tierra.

Los persas lo incluyeron en la alimentación de los más pequeños de la comunidad.

Sus bondades fueron también explotadas por los griegos. Para el médico, farmacólogo y botánico Dioscórides era una planta con poder afrodisíaco.

Por otro lado, Hipócrates, médico del siglo V antes de Cristo, promovía sus propiedades expectorantes y estimulantes, útiles en pacientes con asma y bronquitis.

Años más tarde, los romanos lo emplearon para evitar la caída del cabello y la aparición de caspa en el cuero cabelludo.

Plinio el Viejo incluyó al berro en sus tratados de historia natural, donde describió sus rasgos típicos y propiedades.

Para la época se le llamaba nasus tortus, debido a las muecas presentadas durante la ingestión de este picante y amargo vegetal.

El berro llegó a Francia en el siglo XVII, aunque cien años antes Ambroise Paré, padre de la cirugía moderna, lo recetó para aliviar la sarna infantil.

En el siglo XIX su uso se extendió a todo el país, especialmente hacia París y Normandía.

En España se establecieron dos zonas productoras de berro: Águilas y Campo de Cartagena.

Desde Europa el berro ha alcanzado amplia distribución mundial. Afortunadamente, hoy se disponen de florecientes cultivos en todo el planeta.

Su peculiar sabor añade a las ensaladas frescor y un toque amargo agradable al paladar.

Aunado a ello, brinda ventajas inmejorables para nuestra salud. Lee con atención la siguiente  sección y aprende más acerca de su cultivo.

Cultivo subacuático de berro

El berro hortelano o berro de agua es una planta cultivada por su sabor amargo, fresco, novedoso y acentuador de ensaladas y guarniciones.

Pertenece a las dicotiledóneas y presenta raíces subterráneas blancas y finas que se fijan con fuerza al suelo.

Por otra parte, el tallo del berro tiene una textura gruesa, hueca y ramificada con una altura máxima de alrededor de 50 centímetros.

Las hojas son alargadas y de forma oval con acentuadas nervaduras alternas de color verdoso.

La floración del berro ocurre entre los meses de mayo y septiembre, cuando se acompaña de un fruto largo y delgado, cuyas semillas se utilizan como condimento de cocina.

Según la diversidad del ecosistema, existen distintos tipos de berro, los cuales tienen diferente uso gastronómico.

Los más significativos son el berro de hoja fina y sabor ligero, el carnoso, el gros noir, el gros vert, boulanger, piquard y el mastuerzo.

Para su cultivo es necesario disponer de un terreno de 50 metros de largo por 2,5 metros de ancho y 50 centímetros de profundidad.

Estas fosas deben asegurar el flujo permanente de agua y su renovación, así como un pH neutro con una temperatura promedio de 10 grados centígrados.

La siembra debe ejecutarse durante los meses primaverales, utilizando semillas cubiertas por 4 a 6 centímetros de agua.

En la medida que el berro va desarrollándose es necesario continuar añadiendo agua hasta alcanzar 15 a 20 centímetros del vital líquido.

Al estar en contacto permanente con ésta, es susceptible de ser contaminado con parásitos, por lo cual se recomienda el consumo de berro meticulosamente saneado.

Las hojas deben cortarse al menos 18 veces al año para evitar su putrefacción y la de las raíces.

Su recolección se efectúa en invierno, época cuando las plantas tienen mayor valor gastronómico.

Al igual que otras verduras, el berro contiene cantidades importantes de yodo, hierro y calcio provenientes del suelo.

Por ser un alimento rico en nutrientes se recomienda su consumo regular en el contexto de una dieta balanceada.

Propiedades nutritivas y antioxidantes del berro

El berro es un vegetal aprovechable en toda su extensión, por lo cual no tiene ningún desperdicio.

Sus raíces, hojas, tallos y brotes tiernos contienen yodo, hierro y vitaminas con potencial diurético y antitusígeno.

Además es utilizado para tratar afecciones cutáneas y problemas digestivos de niños, jóvenes y adultos.

En la Provincia de Chimborazo, el berro se considera una fruta, al mismo tiempo que se toma como infusión.

Cada 100 gramos de berro proporcionan 11 calorías y vitamina K, un necesario factor que interviene en el proceso de coagulación.

Adicionalmente, contiene bajas concentraciones de grasas, carbohidratos y proteínas y grandes cantidades de vitamina A, B, C, riboflavina, calcio, folato y manganeso.

La vitamina C es un micronutriente que ha demostrado poseer un alto potencial antioxidante.

A través de este efecto, se generan importantes mecanismos de defensa frente a la acción de los radicales libres.

Estos últimos están implicados en el proceso de envejecimiento celular de la mayoría de los seres vivos.

Por ello, la ingesta de vitamina C a partir de diferentes fuentes aporta las cualidades necesarias para mantenerse siempre sano y jovial de adentro hacia afuera.

Su potente poder de acidificación actúa a nivel urinario y previene infecciones a lo largo de este tracto.

Junto a su efecto diurético, el berro contribuye a la excreción de orina estéril libre de enfermedad.

Dichosamente, el berro es una planta disponible en la mayoría de las fruterías y supermercados, donde se adquiere para dar sabor a las guarniciones.

Su sabor ligeramente picante lo hace ideal para la gastronomía mexicana y asiática. Actúa como realzador  del gusto y a modo de elemento decorativo.

Por todo esto y más no olvides añadirlo a tus preparaciones. El berro es un alimento que escapa de vista por sus maravillosas bondades.

Atrévete a conocerlas y a vivirlas en primera persona.

Berro para manejar gran cantidad de males

Como hemos visto, el berro aporta gran cantidad de nutrientes a nuestra dieta. Junto a ellos, investigaciones recientes han determinado que es altamente beneficioso para:

Preservar la salud ocular: al pertenecer a la familia de vegetales crucíferos, contiene grandes cantidades de vitamina A, betacarotenos, luteína y zeaxantina.

Por ello, incluir berro en la dieta confiere protección adicional frente a la aparición de cataratas y el envejecimiento ocular que frecuentemente empaña la visión.

Reducir la presión arterial: cuida de la salud cardiovascular al evitar el endurecimiento de las arterias.

El efecto cardioprotector de la luteína previene la ocurrencia de ataques cardíacos y favorece la producción de óxido nítrico, un gran vasodilatador natural.

Ayudar a mantener los huesos fuertes: aunque parezca increíble el berro contiene más calcio que la leche, lo cual lo hace una excelente fuente vegetal de este mineral.

Este tipo de calcio es más fácilmente absorbible con respecto al calcio de origen animal, el cual es rico en lactosa y grasas saturadas.

De este modo, ayuda a prevenir la osteoporosis y reduce el riesgo de fracturas generado por la reducción de la densidad ósea.

Controlar los niveles de glicemia en diabéticos: es un vegetal perfecto para diabéticos, debido a su bajo contenido de azúcares, sodio, colesterol y grasas.

Tiene efecto en el páncreas donde regula los niveles de insulina y por ende, la cantidad de glucosa sanguínea.

Ayuda a reducir el peso, incidiendo en la disminución de la obesidad, uno de los principales males que afectan a los pacientes con diabetes.

Mantener la piel sana y radiante: el berro contiene antioxidantes que mejoran la apariencia cutánea al favorecer la eliminación de toxinas.

Algunas investigaciones sugieren que la ingesta diaria de berro genera reducción de las arrugas, así como mejoría en la textura y uniformidad en el color de la piel.

Hoy en día se estudia el efecto del berro en la terapia anticancerígena, pues se han detectado algunos vínculos entre su prevención y el consumo de vegetales crucíferos.

Aparte del berro, puedes recurrir a otros suplementos antioxidantes

El metabolismo de los alimentos, el ejercicio y la respiración son procesos que generan radicales libres capaces de producir daño molecular y celular.

Junto a estos factores, la contaminación ambiental nos expone permanentemente a este tipo de agentes.

Afortunadamente, Jugo Complejo es una potente mezcla de frutas que ofrece importantes efectos antioxidantes.

Contiene extracto de fruta acai, una drupa morada rojiza que se cosecha en la cuenca del Río Amazonas sudamericano.

Estas bayas contienen altos niveles de antioxidantes, inclusive mayores que los encontrados en los frutos rojos.

Jugo Complejo incluye bayas de goji, un alimento chino rico en nutrientes y vitaminas utilizado desde tiempos remotos para combatir el envejecimiento.

Se reporta que posee ácidos grasos esenciales que contribuyen a la pérdida de grasa, así como una cifra de carotenos superior a los de la zanahoria.

Adicionalmente, han demostrado ser muy eficaces para el buen funcionamiento del hígado y los riñones.

Contiene también extracto de noni, una fruta cuyos componentes intervienen en la regeneración de los tejidos y el aumento de las defensas inmunológicas.

El extracto de Mangostán cuenta con pocas calorías y alto contenido de fibra, ayudando a controlar el ritmo cardíaco y la presión sanguínea.

Junto a estos componentes tiene manganeso, magnesio y xantones, poderosos antioxidantes que actúan, al mismo tiempo, como analgésicos y antialérgicos.

Por otra parte, la granada es un fruto rico en vitaminas B2, B9 y C, así como en minerales como potasio, hierro, zinc, cobre, magnesio, selenio, calcio y betacarotenos.

Al mismo tiempo, tiene un gran contenido de fibras que favorece las evacuaciones fluidas, regenera la piel y previene la aparición de la osteoartritis y arteriosclerosis.

Para reforzar Jugo Complejo posee la cantidad justa de resveratrol un antioxidante que se encuentra en la piel de las uvas rojas, moras y cacahuetes.

Además, mantiene el endotelio y reduce el riesgo de desarrollar Alzheimer, Parkinson y enfermedades cardiovasculares.

En conjunto, Jugo Complejo es el suplemento que necesitas para evitar la ocurrencia de enfermedades crónicas.

Pruébalo y añade a tu vida salud y bienestar en abundancia.

Versatilidad del berro va más allá de las ensaladas

Con frecuencia, el berro es consumido en ensaladas aderezadas con vinagre, sal y aceite donde aporta un sabor picante y una textura crujiente.

Lo que algunos desconocen es que también puede formar parte de guisos, pastas y salsas.

Una vez hervido, puede combinarse con puré de papas, mantequilla y leche.

El berro también puede saltearse como el repollo para acompañar carnes o pescados o licuarse a modo de batido combinado con otros vegetales y frutas.

Debido a la intensidad de su sabor, se mimetiza bien con chalotas, ajos y salsas picantes.

Además de estas preparaciones, puede mezclarse con huevos para preparar deliciosas tortillas de vegetales.

De cualquier forma, lo más importante es incluirlo en la lista de compras, sacando provecho al hecho de que está disponible todo el año.

Para escogerlos en el mercado deben seleccionarse aquellos que tengan un aspecto vivo, tallos y hojas sin impurezas y color verde intenso.

Recuerda evitar aquellos racimos cuyas hojas estén marchitas, apagadas o de color amarillento.

Al cortarlo notarás que sus hojas se oscurecen, adquiriendo una tonalidad púrpura o amarronada.

Para su conservación necesita de máxima refrigeración a una temperatura de 8 grados centígrados, siempre cubierto con papel film.

Para prolongar su tiempo de vida útil se debe comprar con raíces que puedan ser sumergidas en un bol con agua.

Recuerda que el berro tiene un potencial indiscutible, inclúyelo en tu lista de compras y no te arrepentirás de vivir saludablemente día tras día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *