Pareja feliz corriendo al aire libre. Gente corriendo juntos, viviendo un estilo de vida saludable

Beneficios de los ejercicios físicos para la salud

Beneficios de los ejercicios físicos para la salud

Última actualización: 08-01-2019. Equipo Nutricioni

Pareja feliz corriendo al aire libre. Gente corriendo juntos, viviendo un estilo de vida saludable

La actividad física trae  muchos beneficios para la salud. Ya que un estilo de vida sedentario incrementa los riesgos de sufrir de diabetes, obesidad, cáncer y enfermedades cardíacas, entre otras.

La actividad física es aquella que produce movimiento en los músculos esqueléticos.

Las actividades deportivas  mantienen el metabolismo activo favoreciendo el control del peso corporal.

Hacer ejercicios ayuda a fortalecer la salud de los huesos, favorece el sueño, incrementa la capacidad muscular y la cardio respiratoria.

Ayuda a disminuir los riesgos de padecer cáncer de colon, de mama, hipertensión, ACV, depresión, caídas y síndromes metabólicos.  

Los estudios han demostrado que la actividad física y la esperanza de vida están estrechamente relacionadas. Ya que tienden a mejorar la calidad de vida de las personas y a prevenir las enfermedades.

El cuerpo humano para no enfermarse y mantenerse activo necesita hacer ejercicios de forma regular. Ya que fue creado para moverse.

El ejercicio trae múltiples beneficios al organismo. Favorece la regularidad del ritmo intestinal aumentando la digestión.

Incrementa la densidad ósea, previene la osteoporosis y tonifica los huesos. Favorece la resistencia muscular y la imagen personal.

El ejercicio físico les permite a los individuos enfrentar la vida con mejor disposición y optimismo.

Disminuye los riesgos de mortalidad porque ayuda a mantener  al cuerpo sano, disminuye los riesgos de padecer de fracturas  de cadera y fracturas vertebrales debido a que favorece el equilibrio.

Las actividades físicas le otorgan bienestar a nuestro cuerpo a nivel físico y psíquico influyendo directamente en la manera en que enfrentamos las tareas diarias.

Los hábitos de vida que favorezcan el buen descanso, dieta equilibrada y la actividad física mejoran nuestra salud y por ende nuestra calidad de vida.

Los beneficios de consumir alimentos saludables se ven reflejados en la buena salud, aumento de energía y nos mantiene alejados de las enfermedades.

Los alimentos sanos son aquellos que poseen bajo contenido de grasas, alto contenido de ácidos grasos esenciales y son ricos en fibras, minerales y vitaminas.

Beneficios que aporta la actividad física a la salud

Cuando se realiza actividad física el cuerpo segrega endorfinas (hormonas de la felicidad) que dan sensación de bienestar.

Mejorando el estado de ánimo y aporta más energía para enfrentar los problemas que se presentan a diario.

Los ejercicios físicos favorecen el control de la secreción hormonal lo cual actúa como la medicina frente a enfermedades asociadas a un ritmo de vida sedentario.

Los movimientos relacionados con entrenamiento de fuerza favorecen el tono muscular incrementando el riego sanguíneo y aumentando la masa ósea.  

Si se realiza una rutina adecuada de ejercicios móviles y funcionales favorece el control del cuerpo y al mejor movimiento.

Lo cual se traduce en disminución de molestias, dolores y sobrepeso. Debido al mal uso de las estructuras evitando la atrofia de los músculos.

Las actividades aeróbicas controlan la presión arterial y favorece las funciones del corazón.

Entre los beneficios podemos citar:

Colesterol: los ejercicios físicos incrementan los valores de colesterol bueno.

Enfermedades del corazón: los ejercicios físicos ayudan a disminuir los riesgos de padecer d enfermedades como angina, infarto y presión arterial alta.

Obesidad: los ejercicios físicos ayudan a controlar el peso y quemar los excesos de grasa. En el caso de los individuos obesos se debe combinar los ejercicios físicos con una dieta equilibrada.

Diabetes: la actividad física disminuye los riesgos de padecer de diabetes tipo II porque favorece el control de los niveles de glucosa.

Cáncer: las personas que practican ejercicios corren menos riesgo de sufrir de cáncer.

Articulaciones y huesos: los ejercicios físicos hacen que las personas evitan los dolores de espalda y evitan el desarrollo de enfermedades como la osteoporosis.

Salud mental: realizar ejercicios físicos con regularidad ayuda a evitar la depresión, ansiedad y el estrés. Favorece la autoestima y ayuda a conciliar el sueño reparador.

Adolescentes: los jóvenes que realizan ejercicios físicos con regularidad corren menos riesgos de padecer de obesidad en la etapa adulta.

Personas de la tercera edad: la actividad física ayuda a mantener el cuerpo en constante movimiento. Y ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con la demencia.

¿Por qué es importante realizar actividades físicas?

Las actividades físicas son importantes porque favorecen el aspecto físico de las personas. Ejercita las articulaciones y los músculos. Y ayudan a mejorar y a mantener la aptitud física.

La persona tiene mayor tolerancia a realizar esfuerzos físicos sin sufrir de dolores.  Poseen más resistencia y tienen menos cansancio para realizar las tareas de la vida diaria.

La práctica regular de actividades físicas ayudan a prevenir enfermedades como trastornos alimenticios y problemas de obesidad.

Favorecen el normal funcionamiento del sistema cardiovascular. Aumenta el apetito, los procesos digestivos y el metabolismo.

Las personas de cualquier edad pueden realizar actividades físicas. Si nunca ha realizado ningún tipo de ejercicios se debe comenzar de manera lenta.

Se pueden realizar ejercicios como caminatas rápidas todos los días durante 10 minutos. E ir incrementando diariamente la velocidad y el tiempo.

Es recomendable hacer ejercicio mínimo 3 veces a la semana por 30 minutos. Se sugiere comenzar de manera gradual.

No se deben realizar muchos ejercicios de golpe para prevenir los daños por lesiones durante el ejercicio.

El exceso de esfuerzo al principio de la actividad física puede provocar esguince o distensión muscular.

En caso de padecer alguna lesión es necesario sanar esta antes de seguir con la rutina.

Se debe contar con  la opinión de un especialista si al realizar ejercicios presenta desmayos o mareos, dificultad para tomar el aire y  náuseas.

El movimiento aumenta la vida de las células. Practicar ejercicios de manera regular aumenta las cualidades físicas. Como resistencia, flexibilidad, equilibrio, fuerza y potencia.

Hacer ejercicios favorece el bienestar de los individuos aumentando el estado de ánimo de este.

Disminuye la pérdida de masa muscular y aumenta la masa ósea. Incrementando la funcionalidad de  estos.

Las personas de la tercera edad tienden a sufrir de pérdidas de equilibrio por disminución de fuerza provocando fracturas óseas.

Alimentos que ayudan a mantener los huesos fuertes

Se deben mantener los huesos fuertes a cualquier edad. Hay una serie de alimentos que se deben incluir en la dieta para logar esto.

Consumir alimentos saludables ayuda a prevenir el debilitamiento óseo y disminuye el riesgo de padecer lesiones.

Se deben incluir alimentos con alto contenido de vitamina D y calcio indispensables para evitar los riesgos de padecer de osteoporosis. Disminuir los índices de fracturas y aumentar la densidad ósea.

Entre los alimentos que debemos consumir para fortalecer los huesos tenemos:

Leche: los alimentos lácteos son ricos en calcio. En el caso de las personas de la tercera edad se deben elegir productos descremados o sin grasa.

Yogur: es un alimento fortificado y rico en  calcio. Para fortalecer los huesos y volverlos resistentes.

Espinacas: los vegetales de hojas verdes como col rizada, brócoli, repollo chino y acelgas son rica fuente de calcio, hierro y vitamina A.

Papaya: es una fruta rica en nutrientes que previene la aparición de enfermedades y mejora la salud.

Contiene enzimas antiparasitarias y digestivas que ayudan a fortalecer la salud intestinal.

Su aporte de quimopapaína y papaína contiene propiedades anti inflamatorias.

Al igual que Aliviáne que contiene papaína entre sus componentes naturales. Y disminuye los efectos causados por la artritis, el asma y la gota. Además ayuda a disminuir las inflamaciones causadas por lesiones.

Pescado: contienen ácidos grasos omega 3 y vitamina D esencial para mantener los huesos sanos y fuertes.

Queso: es un alimento rico en calcio. Se debe consumir preferiblemente bajo en grasas. Favorece la resistencia y fortalecimiento de los dientes y huesos.

Cereales fortificados: son alimentos con alto contenido de calcio que ayudan a mantener los huesos fuertes.

Granos enteros: contienen calcio que ayuda al fortalecimiento de los huesos. Entre estos podemos incluir las nueces, tahina, semillas de girasol y ajonjolí.

Huevos: son alimentos con alto contenido de vitamina D y calcio para mantener los huesos sanos y fuertes.

Porotos de soya: se puede consumir en forma de leche o en forma natural. Aportan altas cantidades de calcio para proteger los huesos y mantenerlos fuertes.

Plantas para aliviar dolores musculares

Las plantas medicinales son una alternativa natural para ayudar a los deportistas a disminuir las molestias de las lesiones físicas.

Favorecen la recuperación de las mismas y ayudan a aumentar el rendimiento físico.

Garra del diablo: es una planta con propiedades antiinflamatorios y afectos analgésicos.

Disminuye los procesos inflamatorios y los dolores ocasionados por las lesiones físicas. Como contusiones, fracturas, tendinitis y agujetas. Al igual que Aliviáne que contiene extracto de raíz de garra del diablo.

Y aporta los mismos beneficios de la planta. Se consume en forma de cápsula.

Romero: es una planta que posee propiedades antiinflamatorias y ayuda a disminuir las molestias causadas por los dolores musculares. Y los dolores de las articulaciones.

Además posee propiedades analgésicas indicadas para aliviar el dolor en el cuello y la espalda.

Contienen aceites esenciales con efectos relajantes para aliviar dolores articulares y musculares,  dolor en los hombros, piernas, brazos y espalda.

Sauce blanco: es un árbol de corteza medicinal con gran contenido de salicina. Muy utilizado para tratar molestias menores y dolores articulares.

Al igual que Aliviáne que contiene extracto de corteza de sauce entre sus componentes naturales. Su contenido de salicina disminuye el dolor causado por la artritis y el reumatismo.

Alivia las molestias ocasionadas por los procesos inflamatorios y favorece la movilidad del cuerpo.

Valeriana: es una hierba curativa con propiedades analgésicas y calmantes. Disminuye los dolores causados por los calambres musculares.

Alivia los dolores de cabeza y trata los espasmos. También es muy utilizada para controlar síntomas de ansiedad y estrés.

Proteasas fúngicas: son enzimas vegetales que se obtienen de la bromelina y la papaina contenidas en la piña y la papaya.

Son un tipo de enzimas proteolíticas que disminuyen la inflamación muscular después de las actividades físicas.  

Al igual que Aliviáne que contiene proteasa fúngica entre sus componentes naturales. Aportando los mismos beneficios.

Estas aumentan la recuperación de los tejidos musculares.  Disminuyen el dolor ocasionado por entrenamientos intensos y el ocasionado por las agujetas.

Consejos para disminuir las lesiones físicas

Hay una serie de consejos básicos que se deben tomar en consideración a la hora de realizar actividades físicas para disminuir los riesgos de padecer lesiones físicas.

Entre estos consejos tenemos:

  • Calentamiento: se debe calentar el cuerpo antes de comenzar cualquier ejercicio físico.

El calentamiento ayuda a conseguir más flexibilidad. Oxigena los músculos. Aumenta el flujo sanguíneo.

Incrementa la concentración y la relajación. El calentamiento debe incluir ejercicios de estiramiento, resistencia y trote.

Se deben estirar muy bien los músculos para ser usados de manera eficiente durante la actividad física.

El calentamiento debe durar aproximadamente 15 minutos y este dependerá de la intensidad de los ejercicios.

  • Estiramiento: este debe realizarse antes y después de la actividad física. El estiramiento mejora la flexibilidad y previene las lesiones.

Se deben estirar los músculos de forma lenta y suave. Haciendo series de 3 segundos.

El estiramiento beneficia los muslos, las pantorrillas y la espalda.

  • Uso de equipo adecuado: se debe utilizar calzado que se amolde a la planta del pie.

Si la actividad física implica deportes que incluyan balones o bicicleta es recomendable utilizar un equipo de protección.

Como cascos, rodilleras, coderas, entre otros.

  • Conocer los límites: es importante escuchar el cuerpo y saber cuándo detenerse para evitar distensión muscular o tirones.

Si tiene tiempo sin ejercitarse se debe comenzar de manera lenta y suave e ir aumentando progresivamente.

  • Enfriamiento: después de culminar la actividad física el cuerpo se debe dejar enfriar por 15 minutos aproximadamente.

Realizando actividades como  estirar los músculos utilizados y caminar. El estiramiento mantiene y mejora la flexibilidad para prevenir las lesiones.

  • Hidratación: cuando se realiza alguna actividad física el cuerpo pierde líquido sobre todo si el ambiente es caluroso.

La hidratación ayuda a reponer los líquidos que se han perdido durante la actividad física.  

  • Alimentación: se debe mantener una alimentación equilibrada que aporte las proteínas.  Que ayuden a reparar y a reconstruir el tejido de los músculos dañados y ayude a recuperar la energía gastada.
  • Descanso: se debe descansar para ayudar al cuerpo a recuperarse de la actividad física diaria.

Curiosidades deportivas

1.- La mayoría de los músculos no se desarrollan durante el ejercicio. Sino durante el tiempo del descanso.

2.- Entrenar aumenta la formación de neuronas y evita que las células envejezcan.

3.- Las personas que practican fitness aumentan la productividad, incrementa la creatividad y la  concentración.

4.- La fibra muscular soporta 1000 veces su peso.

5.- Durante el ejercicio físico hay desgaste de los  músculos.

6.- Los nutrientes contenidos en los alimentos son los encargados de hacer fuerte a los músculos.

7.- La proteína es esencial para la musculatura.

8.- El glucógeno es el encargado de activar la energía. Este se consigue en los carbohidratos, la harina de avena y la leche.

9.- El desarrollo de los músculos está estrechamente relacionado con el balance hormonal.

10.- Las personas que no practican actividades físicas tienden a perder entre el 4 y 5% de la masa muscular.

11.- Hacer ejercicios favorece las horas de sueño en las personas.

12.- Caminar te ayuda a quemar calorías de la misma manera en que la quemas si trotaras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *