Beneficios de las vitaminas: un recurso inagotable para la salud

Beneficios de las vitaminas: un recurso inagotable para la salud

Última actualización: 21-11-2018. Equipo Nutricioni

El término “vitamina” fue propuesto por el quí­mi­co po­la­co Casimir Funk, tras descubrir que existía una sustancia con la capacidad de curar diversas enfermedades, a la que llamó  la “amina vital”.

Las vitaminas, son compuestos orgánicos que al ser consumidos generan bienestar a nuestro organismo y robustecen el metabolismo, de diversas maneras:

  • Participando en la elaboración de hormonas y las células sanguíneas.
  • Creando sustancias químicas importantes para el cuerpo.
  • Colaborando en la formación de material genético.

Sin embargo, nuestro cuerpo por sí sólo, no puede producir todas las vitaminas necesarias para mantener una salud óptima.

Es necesario acceder a ellas a través de los alimentos, que las proporcionan en pequeñas cantidades. Una dieta equilibrada garantiza el funcionamiento adecuado de todos nuestros sistemas.

Sin embargo, cada persona tiene su propio estilo de vida particular, y en ocasiones el suministro de vitaminas no es suficiente para mantener el equilibrio óptimo en el cuerpo.

Tantos alimentos, tantas combinaciones, y quizá tan poco tiempo para planificar menús adecuados, llevan a muchas personas a sufrir alguna clase de déficit.

Por ello el suplemento ProEnergía es el complemento perfecto para garantizar la ingesta adecuada de todas esas vitaminas y extractos vegetales que proporcionan energía y vitalidad.

Las vitaminas se dividen en dos grupos fundamentales, que no se relacionan entre sí químicamente, y que no obstante son indispensables para el buen funcionamiento del organismo:

Vitaminas liposolubles

  • Vitamina A (re­ti­nol)
  • Vitamina D  (er­go­cal­ci­fe­rol)
  • Vitamina E  (to­co­fe­rol)
  • Vitamina K (fi­lo­qui­no­na y me­na­dio­na)

Vitaminas hidrosolubles

  • Tia­mi­na (B1)
  • Aci­do fó­li­co
  • Cia­no­co­ba­la­mi­na (B12)
  • Ri­bo­fla­vi­na (B2)
  • Pi­ri­do­xi­na (B6)
  • Nia­ci­na (B3)
  • Áci­do Pan­to­té­ni­co
  • Bio­ti­na  (B5)
  • Ácido As­cór­bi­co  o vitamina C

Vitamina A en nuestro cuerpo

La vi­ta­mi­na A o re­ti­nol, se acumula en grandes cantidades en los órganos vitales, principalmente en el laboratorio de nuestro cuerpo: el hígado.

El retinol cumple importantes labores dentro del organismo. Un déficit de esta vitamina compromete significativamente el bienestar de:

  • Vista
  • Piel
  • Desarrollo óseo
  • Sistema inmunológico, generando enfermedades infecciosas

En cuanto a la vista, el déficit acentuado de vitamina A lleva a las personas a padecer de ceguera nocturna, impidiendo ver con claridad en horas de la noche.

la ceguera nocturna suele afectar en mayor medida a niños pequeños, principalmente en el sureste de Asia y algu­nos paí­ses de África y Lati­noaméri­ca.

Piel y tejidos, la deficiencia de vitamina A en este punto se presenta con: de piel reseca, caída del cabello, agrietamiento de los labios, hasta el punto del sangrado y uñas quebradizas.

Si sufres de algunos de estos problemas, lo más probable es que te encuentres enfrentando un déficit de vitamina A sin saberlo.

En casos más severos de falta de esta vitamina, la persona puede presentar cuadros graves en las vías respiratorias, vías urinarias y gastrointestinales.

Infecciones y otras enfermedades, la vitamina A libra una importante batalla contra las infecciones que pueden presentarse por algún motivo en nuestro organismo.

Ayuda a mantener a raya virus y bacterias, sobre todo en el caso de los niños, en quienes las cantidades correctas de vitamina A los mantiene alejados de desarrollar enfermedades de tipo respiratorias y diarreas.

Para evitar estas complicaciones, es necesario consumir las cantidades adecuadas los siguientes alimentos:

Alimentos de origen animal

  • Aceite de hígado de pescado
  • Hígado
  • Mantequilla y crema de leche
  • Leche íntegra
  • Quesos de leche íntegra
  • Yema de huevo

Alimentos de origen vegetal

  • Espinacas
  • Margarinas fortificadas
  • Entre otros

Beneficios de la vitamina D en nuestro organismo

La vitamina D ayuda a nuestro organismo a absorber las cantidades de calcio necesaria para el buen desarrollo de la estructura ósea, a su vez coopera con la asimilación del fosfato para la parte de los intestinos.

Esta vitamina ingresa a nuestro organismo principalmente por la luz del sol, ya que son relativamente pocos los alimentos que la contienen.

Sin embargo, los beneficios de esta vitamina son numerosos:

  • Evita la osteomalacia o debilidad en la zona muscular y huesos frágiles.
  • Disminuye la resistencia a la insulina.
  • Combate la depresión.
  • Incrementa y optimiza el sistema inmunológico.
  • La vitamina D es adecuada para los bebés, ya que protege su vista.
  • Ayuda a potenciar la memoria y optimizar las funciones cognitivas.
  • Ayuda a prevenir los ataques al corazón.
  • Esencial en el cuidado de la piel y el cabello de las personas.

Podemos encontrarla en los siguientes productos:

  • Los pescados grasos, entre ellos el salmón, atún y la caballa.
  • Hígado vacuno.
  • El queso y la yema de los huevos, que contienen cantidades menores.
  • Algunos hongos tratados en su crecimiento con luz ultravioleta, proporcionan pequeñas cantidades de vitamina D.
  • Leches fortificadas al  400 UI de vitamina D
  • Yogures

Beneficios de la vitamina E para nuestro organismo

La vitamina D es excelente para ayudar a las células a protegerse de los efectos perjudiciales de los radicales libres, compuestos químicos altamente reactivos.

Los radicales libres, se crean mediante los procesos llevados a cabo dentro del organismo, para convertir los alimentos en energía. Entonces la mayor parte del tiempo estamos expuestos a sus embates.

Existen otros medios por los cuales estos actúan como lo son el humo del cigarrillo, la radiación de luz ultravioleta, sumándose a la lista la contaminación del aire.

La vitamina E es un gran antioxidante, que neutraliza los radicales libres antes de que tengan tiempo para afectarnos.

Además tiene muchos otros beneficios:

  • Ayuda en la dilatación de los vasos sanguíneos, evitando la formación de coágulos de sangre.
  • Las células suelen  emplear la vitamina E con el fin de interactuar entre sí y mejorar un gran número de funciones.
  • Algunos estudios señalan que el consumo correcto de vitamina E disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, sin embargo, esto no está del todo esclarecido.
  • La vitamina E, junto a otro grupo de antioxidantes pueden minimizar los efectos de la quimioterapia y la radioterapia.
  • Se emplea en el tratamiento de la degeneración macular relacionada con la edad.
  • Se le ha acreditado a la vitamina E, el poder de mejorar sustancialmente su capacidad mental y retentiva

La vitamina E se puede encontrar con facilidad en los siguientes productos:

  • Aceites vegetales de germen de trigo, girasol, cártamo, maíz y soja.
  • Frutos secos como maníes, avellanas y, en especial, almendras, junto a semillas como el girasol.
  • Hortalizas de hojas verdes, entre ellas, la espinaca y el brócoli.
  • Algunos cereales y jugos de frutas.
  • Margarinas.
  • Alimentos fortificados con vitamina E agregada.

Beneficios de la vitamina K para nuestro organismo

La vitamina K desempeña importantes funciones dentro del organismo, que van desde el corazón, huesos, niveles de insulina y coagulación de la misma.

Existe cierta evidencia de que la vitamina K y la vitamina D, trabajan en conjunto para facilitar el metabolismo del calcio, y que la vitamina D sin cantidades suficientes de vitamina K, puede ser nociva para la salud.

En tal sentido, se produciría un desequilibrio en el metabolismo del calcio que conduciría a la calcificación de los vasos sanguíneos, y por ende, problemas severos del corazón.

Afortunadamente existen muchos  alimentos que pueden proporcionarnos las cantidades necesarias de vitamina K:

  • Hortalizas de hojas verdes como, la espinaca, col rizada,brócoli, entre otros.
  • Aceites vegetales.
  • Frutas como, los arándanos y los higos.
  • Productos cárnicos, quesos y huevos.
  • Granos de soja

Beneficios del complejo B para nuestro organismo

Las vitaminas del complejo B son capaces de participar y catalizar un gran número de reacciones químicas vitales, sin las cuales el organismo no podría funcionar.

Se las conoce como las vitaminas de la alegría, pues su ingesta proporciona energía, resistencia y buen ánimo a las personas. Siendo hidrosolubles, es necesario consumirlas a diario.

ProEnergía es el suplemento creado especialmente para aprovechar todas las bondades del complejo B y obtener la energía necesaria para un óptimo rendimiento sexual.

B1 o tiamina, se encarga de la descomposición de los carbohidratos, liberando la energía necesaria hacia el cerebro y mejorando así su desempeño.

Por otra parte, la tiamina ayuda a optimizar el sistema nervioso en las personas, por lo que es muy empleada para tratar temas de desequilibrio emocional o estrés en las personas.

B2 o  riboflavina, interviene en el desarrollo del cuerpo y en la elaboración de los glóbulos rojos, además ayuda a liberar la energía de las proteínas.

B3 o niacina, participa en la optimización de las funciones cerebrales y del sistema nervioso, reduce considerablemente el colesterol LDL, ayuda en la circulación de la sangre y protege el ADN, entre otros.

B4 o colina, esta vitamina tiene gran importancia dentro de la membrana celular, su función se concentra en el metabolismo del colesterol y ácidos grasos en el cuerpo.

Por otra parte, es un precursor para el principal neurotransmisor en el sistema nervioso parasimpático: la acetilcolina.

Es sabido que la acetilcolina, ayuda en la regeneración y el descanso de nuestro cuerpo, a mantener los niveles de homocisteína adecuados, muy importante para el mantenimiento de las proteínas.

B5 o ácido pantoténico, interviene en el desarrollo del metabolismo celular dentro del organismo, ayuda en la conversión de energía de los hidratos de carbono, además de los  ácidos grasos y proteínas.

La vitamina B5 es un cofactor dentro de los 70 procesos metabólicos en las personas, y ayuda en el proceso de sanación de algunos tipos de artritis como la reumatoide, el estrés y la hipercolesterolemia.

B6 o piridoxina, esta vitamina se encuentra involucrada dentro del metabolismo de las proteínas, ácidos grasos y también en el de los carbohidratos.

Dentro de sus beneficios, se encuentra el de evitar problemas cardiovasculares, ya que un déficit de esta vitamina puede conducir a enfermedades del corazón.

Es muy difícil constatar la deficiencia de piridoxina en el organismo, sin embargo, de presentarse contribuye el desarrollo de distintas enfermedades de carácter crónico.

B8 o  biotina, la vitamina B8 tiene como función fundamental el de convertir los alimentos que son ingeridos en energía a través del ciclo del ácido cítrico.

Es de señalar que la versatilidad de la vitamina B8 o biotina va más allá de esto, veamos:

  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Es recomendada por especialistas para las personas con cuadros depresivos o estrés.
  • Interviene en la formación y salud de la piel en las personas.
  • Es excelente para mantener un cabello radiante y a su vez ayuda con el problema de debilidad en las uñas.
  • Es altamente recomendada para las personas que se ejercitan con frecuencia, debido a que interviene en el desarrollo muscular

B12 o cobalamina, ofrece múltiples beneficios, entre ellos optimizar el sistema nervioso y el cerebro. Asimismo, participa en la elaboración de la sangre y la energía, a partir de los ácidos grasos y las proteínas.

Además,  la vitamina B12 o cobalamina se encarga de desarrollar los siguientes aspectos dentro del organismo:

  • Desarrollo del ADN dentro del organismo.
  • Se usa como medio preventivo para la anemia megaloblástica.
  • Ayuda en contra de enfermedades cardíacas.
  • Su consumo regular, puede evitar que con la edad, la persona desarrolle demencia.

Como podemos ver, los beneficios y las funciones de las vitaminas en nuestro organismos son de vital importancia. Y las vitaminas del complejo B, aportan mucha fuerza y energía.

Sin embargo, al ser hidrosolubles, deben reponerse continuamente. Para quienes tienen un ritmo de vida activo, el suplemento ProEnergía garantiza la ingesta correcta de estas vitaminas.

ProEnergía  es muy efectivo para brindar la energía y la resistencia necesarias para mejorar la actividad sexual y contribuir al bienestar de todo el cuerpo.

Y ProEnergía  tiene más ventajas: ayuda a regular adecuadamente el nivel de azúcar en la sangre, previniendo la diabetes y mejorando la concentración y la memoria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *