Beneficios de la Vitamina E y su utilidad en cápsulas

Beneficios de la Vitamina E y su utilidad en cápsulas

Última actualización: 29-09-2018.  

El Tocoferol, mejor conocido como vitamina E, es una vitamina liposoluble que se almacena en el tejido graso de nuestro organismo y cada vez que este lo requiera acudirá a los depósitos de ese nutriente en nuestro cuerpo.

La vitamina E está conformada por 8 tipos de moléculas divididas en dos secciones: Tocoferoles y Tocotrienoles. De donde proviene la denominación Alfa-Tocoferol que es la que se cataloga realmente como Vitamina E.

¿Sabías que los radicales libres en nuestro organismo terminan dañando de cierto modo nuestras células?

Resulta que la vitamina E actúa en defensa contra estos radicales libres, protegiendo nuestras células disminuyendo el daño oxidativo, lo que evitará que se vean afectados los tejidos del cuerpo humano.

Es por eso que este nutriente se asocia mucho con el buen estado de nuestra piel y con el retraso de los efectos del envejecimiento, sin olvidar también la importancia que esta vitamina tiene en el buen funcionamiento de nuestros órganos, la regulación del sistema inmunológico y de la normal coagulación y el cuidado de la integridad de las células endoteliales.

Se recomienda una ingesta diaria de 30 unidades internacionales de vitamina E; sin embargo, esa dosis no es suficiente para aquellos que practican deportes y se mantienen en constantes actividades físicas.

No obstante, las altas dosis por lapsos largos de tiempo podrían resultar perjudiciales afectando el desempeño de la vitamina K, lo que a su vez generaría problemas con la coagulación de la sangre.

Deficiencia de la vitamina E

El déficit de vitamina E se ha evidenciado generalmente en personas a las que se les dificulta grandemente la absorción de alimentos que contienen grasa, así como también se ha notado en niños prematuros de bajo peso que nacen con menos de 1,5 kg.

Del mismo modo se ha encontrado en personas con desórdenes en el metabolismo de las grasas. Se dice que los trastornos neurológicos son los responsables principales del déficit de vitamina E, gracias a una conducción inadecuada de los impulsos nerviosos.

Esta vitamina es fundamental en el desarrollo de la absorción del tracto gastrointestinal, por lo tanto, aquellas personas a las que se les dificulta la absorción de grasas necesitan ingerir suplementos de vitamina E.

De igual modo sucede con las personas que han sido operadas y se les fue retirado parte o todo el intestino o estómago. Las personas que padecen la Enfermedad de Crohn requieren suplemento de vitamina E (prescrito por su médico).

Generalmente la diarrea crónica es el síntoma más común en las personas que no pueden absorber grasas.

De cualquier modo, lo ideal es llevar una dieta rica en nutrientes importantes para nuestra salud como lo es la vitamina E. Si no es tu caso y no tienes problemas con la absorción de grasas pero llevas una mala alimentación con una deficiente cantidad de vitamina E, también es necesario que repotencies la ingesta este nutriente con cápsulas, por supuesto avalado y recetado por tu médico.

¿Dónde se puede hallar la vitamina E?

Es importante que lleves una alimentación sana y balanceada  que contenga, de ser posible, todos los alimentos que mencionamos a continuación, puesto que los beneficios de la vitamina E en nuestro organismo son realmente grandiosos, y de verdad no querrás perderte ninguno de ellos.

  • Aceites vegetales (de oliva, girasol, cártamo).
  • Yema de huevo.
  • Aguacate.
  • Lechosa o papaya.
  • La leche y la mantequilla.
  • Los cereales integrales (cebada, germen de trigo, avena).
  • Las semillas de girasol o chía.
  • El hígado.
  • Las legumbres (cacahuetes, frijoles, garbanzos).
  • Los frutos secos (en especial almendras y nueces).
  • Los pescados (azules mayormente como el pez espada o la trucha y el arenque).
  • Las verduras verdes (espinacas, kale, acelgas).

Importantes beneficios de la vitamina E

Al consumirse por vía oral la vitamina E es relativamente menos tóxica en comparación con otras vitamina liposolubles.

Debido a su alto contenido de antioxidantes la mayoría de sus ventajas están relacionadas con la belleza, pero esta vitamina tiene por supuesto muchos otros beneficios médicos que resultan maravillosos en la salud del ser humano.

A continuación te mencionaremos asombrosos beneficios que brinda la vitamina E a tu organismo:

Efecto antioxidante: definitivamente es uno de los más grandes beneficios que aporta esta vitamina en pro de un organismo saludable. En los pulmones se encuentran células que se exponen a grandes cantidades de oxígeno lo que puede resultar perjudicial, pero al neutralizar los radicales libres que se gestan cuando respiramos, la vitamina E tiene una gran función antioxidante.

Gracias a su acción antioxidante la vitamina E también resguarda la oxidación las células del sistema nervioso, del sistema cardiovascular, así como los glóbulos rojos y las células musculares y evita la oxidación de proteínas, lípidos y material genético (ADN, ARN)

Cáncer de vejiga: es la cuarta causa de muerte por cáncer en los hombres, pero mediante una ingesta sana de vitamina E combinada con minerales como el selenio y otros extractos se reducen casi a la mitad las posibilidades de padecer este tipo de cáncer.

Parkinson: esta enfermedad afecta mayormente a hombres que a mujeres, pero puede ser evitado si se ingieren alimentos que contienen vitamina E, y en el caso de ya padecerlo esta vitamina igualmente beneficia regulando este trastorno.

En la investigación realizada por el Instituto de Neurología Cognitiva y publicada en la revista The Lancet Neurology, mencionan precisamente que una alimentación rica en vitamina E erradica las posibilidades de padecer Parkinson.

Aportes en la sangre: estudios han revelado que los individuos con pocos niveles de vitamina E en su organismo están más propensos a sufrir de enfermedades cardiovasculares y cáncer que las personas que tienen una ingesta saludable de este nutriente, dado a que esta vitamina adelgaza la sangre, no permite que las plaquetas se aglutinan y esto minimiza en gran manera el riesgo de padecer afecciones arteriales.

Hipertensión: la hipertensión se podría decir que es generada  por la aparición de radicales libres, de este modo la vitamina E actúa como un protector en contra de estas moléculas dañinas, también relaja el músculo liso, por lo que fomenta la vasodilatación promoviendo la producción de óxido nítrico y toda esta acción reduce la presión arterial y en las venas.

Los investigadores consideran que la ingesta de suplementos de vitamina E en largos periodos de tiempo puede mejorar la presión en las arterias de pacientes hipertensos.

Cabello saludable: como ya sabemos el consumo adecuado de vitamina E puede llegar a minimizar el efecto de los radicales libres que también acarrean deterioro en el cuero cabelludo, la vitamina E mantiene saludables los folículos pilosos, puesto que propicia en esta zona una buena circulación sanguínea, esto a su vez estimulará el crecimiento fuerte  del cabello y lo mantendrá sano.

Fertilidad: los compuestos tóxicos son uno de los mayores responsables de la infertilidad. La vitamina E ayuda en la supervivencia de las células reproductoras resguardando su membrana y fortaleciéndola ante los agentes tóxicos.

De tal manera se asegura que la vitamina E aporta beneficios específicos en la prevención de problemas de ovulación y también brinda mayor grosor del endometrio.

En el caso de los hombres este nutriente actúa como un antioxidante de potencia, que aniquila estos perjudiciales radicales libres del líquido seminal.

La membrana de la piel de los espermatozoides es sumamente delicada, la vitamina E protege su piel para que estos pueda funcionar correctamente en el momento de fertilizar el óvulo. A su vez también incrementa la cantidad de espermatozoides y favorece en su facultad de movimiento.

Regulación hormonal: la vitamina E regula el balance hormonal y promueve el desarrollo sano de los nervios. El consumo saludable de este nutriente significa un gran aporte en el alivio de los síntomas de la menstruación, como los dolores y la ansiedad.  También evita la retención de líquido, alergias, cansancio, efectos en la piel y ganancia de peso.

Aporte energético: la vitamina E resulta ventajosa tanto en jóvenes como en adultos que se mantienen activos, especialmente favorece en los ejercicios de máxima intensidad que podemos aguantar en un periodo de tiempo determinado o en ejercicios que son ejecutados en zonas de altitud.

Existen investigaciones donde se ha concluido que esta vitamina  protege el músculo de estos agudos esfuerzos físicos, lo que conduce a un mejor rendimiento en actividad la física que se ejecute.

Piel: la vitamina E aporta grandemente elasticidad y brillo a la piel y por ende juventud, dado a que sus componentes protegen los ácidos grasos evitando la formación de moléculas tóxicas. La vitamina E también ejerce una genial función como crema para reducir las cicatrices, ya sean viejas cicatrices o heridas recientes.

¿Cómo sacarle provecho a las cápsulas de vitamina E en tu piel?

La belleza en definitiva se preserva en la medida en la que cuidas. La vitamina E es un hidratante natural para la piel, previniendo las arrugas.

En cápsulas, como ya explicamos antes, puede resultar muy beneficiosa para la piel y el cuidado del cabello, así como también combate los daños causados por el sol y otros agentes externos.

Sigue leyendo para que conozcas la gran utilidad que puedes darle a estas cápsulas además de ingerirlas.

Utilízala como un tópico para el contorno de los ojos: si bien en el mercado existe gran cantidad de productos específicamente para suavizar la apariencia del contorno de los ojos, sabemos que pueden resultar sumamente costosos, utilizar las cápsulas de vitamina E es una alternativa.

Probablemente te resulte un poco grasosa y pegostosa la textura de la vitamina E, por lo que te recomendamos que en el momento de aplicarla lo hagas despacio masajeando ligeramente el área hasta que se absorba completamente en tu piel. Sin embargo, te sugerimos que realices este procedimiento en la noche justo antes de acostarte.

Aplícala como crema anti-pigmentación: se sabe que la pigmentación en nuestra piel se puede producir por diversos factores, como lo son la exposición al sol, cambios hormonales, la irritación de la piel, las cicatrices del acné, entre otros.

Una vez más las cápsulas de vitamina E salen al rescate como alternativa más accesible y efectiva a tu  alcance, gracias a su alto contenido de antioxidantes que promueven la regeneración de la piel. Lo que quiere decir que te aportará células más sanas y tu piel recobrará su pigmentación natural gradualmente.

Y es súper sencillo, simplemente debes sustraer con cuidado e higiene el contenido de la cápsula en forma de aceite de esta vitamina y la aplicas directamente en la herida o cicatriz. Para ello necesitarás limpiar previamente el área, con cuidado, y con una aguja esterilizada extraes el aceite de la vitamina E, chequeando que el área no esté contaminada por bacterias ni hongos.

Cubres el área con el aceite sin frotar, si no dando con cuidado ligeros toques sobre la piel manchada con un algodón, déjala actuar toda la noche y ya en la mañana lavas la zona tratada. Ten cuidado de no tocar el aceite directamente con tus manos o derramarlo en la ropa o tapicería.

Utilízala como un ungüento antienvejecimiento: prevenir el envejecimiento es uno de los temas más tocados en especial por las mujeres que siempre queremos lucir bellas.

Resulta angustiante la aparición de arrugas y que la piel se torne seca o flácida.

Con una cápsula de vitamina E puedes evitar la aparición de arrugas, reducir el aspecto de las líneas de expresión, propiciar una piel más joven y saludable.

Toma el contenido de una cápsula de vitamina E y aplícalo en el rostro limpio de igual modo con un algodón, dando un suave masaje enfocándose especialmente en las zonas más afectadas o propensas a tener arrugas o líneas de expresión.  

De nuevo insistimos en que lo ideal es que lo hagas antes de acostarte y así penetrará de manera adecuada durante toda la noche.

Otra manera de aplicar las cápsulas de vitamina E en la piel es vertiendo el contenido de una cápsula en el interior de tu crema hidratante regular, esto potenciará su acción grandemente y el procedimiento es el mismo. Ya verás que en poco tiempo  los cambios y beneficios para la belleza de tu rostro. 

Usa la vitamina e como un bálsamo labial: ¿quién no quiere lucir unos labios  rozagantes y suaves?

Esto puedes conseguirlo usando labiales o brillos comerciales. Pero, es posible que algunos de estos a la larga terminen irritando tus labios y no es lo que queremos.

En lugar de eso puedes usar el contenido de una cápsula de vitamina E como bálsamo hidratante para tus labios. Los ácidos grasos que contiene la vitamina E le brindarán un aspecto más  voluminoso, un color naturalmente exuberante y por supuesto suavidad.

Si sufres de labios resecos te sorprenderán los resultados que puedes lograr. Sin embargo, dado a que una cápsula puede ser mucha cantidad para tus labios, podrías verter el contenido del aceite la cápsula de vitamina E en un pequeño envase y llevarlo contigo, aplicando un poco en tu boca en lugar de tu labial o brillo de costumbre, esto lo harás regularmente, en un lapso de tiempo no menor a dos horas.

Aplícalo como una crema para las estrías: las estrías, una realidad que no escapa de las mujeres y se podría decir que la gran mayoría desearía no tenerlas.

Pero es prácticamente inevitable, ya sea por aumento o disminución de peso, ya sea por el embarazo, la falta de ejercicio y hasta una mala alimentación, pueden generar la aparición de estrías que tienen lugar generalmente en el área del vientre, glúteos,  senos, brazos y piernas.

En todo caso la vitamina E también puede resultar excelente contra estas molestas franjas. Te sugerimos dos alternativas, una es aplicar sobre la piel afectada por las estrías el aceite de una cápsula de vitamina E, masajeando suavemente hasta que este sea absorbido, y la otra opción es verter dos o tres cápsulas en tu tópico anti-estrías habitual.

Como ves las cápsulas brindan grandes beneficios usándolas como tópicos, cremas o ungüentos, ya sea directamente o re potenciando tus cremas de uso regular, pero no debemos olvidar que las cápsulas de vitamina E también generan grandes beneficios al ingerirlas.

¿Cómo ingerir adecuadamente las cápsulas de vitamina E?

Antes de iniciar la ingesta de cápsulas de vitamina E debes apreciar qué cantidad consumes en tu alimentación observando en las etiquetas de los productos que ingieres.

La vitamina E de procedencia natural, como ya sabes, la encontramos en frutas, verduras y alimentos naturales que aparecen como "d-alfa-tocoferol" y la vitamina E sintética aparece como "dl-alfa-tocoferol", y no poseen la misma potencia ni los mismos efectos, puesto que cada 100 UI de vitamina E natural significan unas 150 UI de vitamina E sintética.

Usualmente existen complejos multivitamínicos que llevan en su contenido 30 UI de vitamina E, aproximadamente, pero las cápsulas de vitamina E tienen por unidad entre 100 y 1000 UI.

Es importante saber por qué razón se están consumiendo estas cápsulas y cuánto requiere tu organismo, teniendo en cuenta tu condición y hábitos, puesto que tienen altas concentraciones de la vitamina. No deben tomarse a la ligera, deben ser prescritas por un médico.

Lo que queremos resaltar en este artículo es que la vitamina E es un nutriente importante para tu organismo, debes tomar en cuenta tu alimentación y el ritmo de vida que llevas, entrar en conciencia y conocer la cantidad de nutrientes que requiere tu cuerpo ya sea de manera natural en tu dieta o potenciado con cápsulas.

Lo importante es que no ignores las necesidades de tu cuerpo para estar saludable, al fin de cuentas tu cuerpo es tu templo, y si no lo cuidas tú ¿quién lo hará?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *