Imagen en primer plano de banana, cambur

Beneficios anticancerígenos del plátano maduro ¿son reales?

Beneficios anticancerígenos del plátano maduro ¿son reales?

Última actualización: 22-01-2019. Equipo Nutricioni

¿Quién podría creer que el plátano maduro sea capaz de combatir las células que producen cáncer? Esta es una afirmación que se encuentra en muchos lugares de internet. ¿De dónde surgió?

La idea de que el plátano maduro puede ser la cura del cáncer proviene de un experimento realizado por dos científicos japoneses: Haruyo  Iwasawa y Masayoshi Yamazaki, que estudiaron sus efectos en animales de experimentación.

Sus resultados fueron publicados en la revista Food Science and Technology Research in 2009. El experimento consistió en administrar extracto de banana madura, vía oral y peritoneal, a ratones de experimentación.

Colección de palmas de plátano. Racimo, flor, hoja, fruta en fondo blanco.

Obtuvieron algunos resultados prometedores en cuanto a las propiedades de las bananas maduras, según los cuales, estas frutas actuarían como regulador del sistema inmune, incrementando el conteo de glóbulos blancos y creando así una barrera contra las enfermedades.

Los científicos llegaron a esta conclusión luego de medir la cantidad de neutrófilos acumulados en muestras del tejido peritoneal de los ratones, así como la actividad de los macrófagos y las citoquinas (sustancias mediadoras de la inflamación).

Paralelamente se midió el contenido de serotonina y dopamina, dos sustancias naturales que las bananas producen, y también los seres humanos, en quienes actúan como los neurotransmisores más importantes.

Los neurotransmisores se encargan de la comunicación entre neuronas, las células del sistema nervioso.

Los resultados del experimento fueron dosis-dependientes, la respuesta inmunitaria de los ratones fue haciéndose mayor al incrementar la dosis.

Y la madurez de la banana también fue un factor decisivo, así como la variedad de la misma, pues los autores compararon dos de ellas. Cuanto más madura, es decir, con mayor cantidad de manchas oscuras, mejores fueron los resultados.

Si conociendo esta información el lector siente un deseo irrefrenable de comer bananas maduras, adelante¡ Son exquisitas y tienen muchas vitaminas y minerales, aparte de ser antioxidantes.

Pero en cuanto a sus posibles usos para curar el cáncer, hay que tener presente lo siguiente:

  • Los resultados obtenidos en modelos animales, no siempre son extrapolables a los seres humanos.
  • Tampoco es posible, basándose en un solo experimento, afirmar categóricamente que el plátano maduro es un remedio para cualquier tipo cáncer.
  • Por último, en ningún momento los científicos japoneses aseguraron tener la cura contra el cáncer a partir del extracto de plátanos maduros.

Para tener la certeza de que una sustancia es efectiva para curar alguna enfermedad o al menos tratar un síntoma, es necesaria mucha experimentación previa en modelos animales y luego en personas. Ello toma algún tiempo.

Sin embargo, que nada de esto desanime a las personas de incluir el plátano en su dieta, pues tiene muchas cualidades nutricionales, como hemos dicho. Y en cuanto a las aplicaciones medicinales, no están descartadas de ninguna manera. 

¿Posee el plátano sustancias con propiedades medicinales?

El experimento japonés sugiere que cuando el plátano está maduro, puede ser capaz de incentivar las células del sistema inmune, sobre todo en los macrófagos y neutrófilos que son los responsables de combatir infecciones y bacterias, es decir, de levantar el muro protector contra las enfermedades.

Este muro protector no es otra cosa que la inflamación. Cuando un patógeno intenta entrar al cuerpo, el sistema inmune libera células que se precipitan hacia el lugar de la invasión y levantan un cerco inflamatorio.

Una de las proteínas que participan de ese cerco es una citoquina conocida como Factor de Necrosis Tumoral o TNF-α por sus siglas en inglés. Esta proteína tiene muchos efectos en el organismo, por ejemplo se sabe que suprime el apetito.

TNF-α es producida naturalmente en el cuerpo, no proviene de las bananas, ya que los vegetales no producen este tipo de proteína. También existe el TNF-ß o linfotoxina, otra citoquina con funciones similares a la TNF-α. Tampoco la posee el plátano maduro.

Aún si el plátano maduro poseyera TNF, es difícil que esta proteína sobreviva intacta al proceso digestivo para realizar sus funciones. No obstante TNF es sintetizable en el laboratorio y sus propiedades para combatir el cáncer están en estudio actualmente.

Ahora bien, los plátanos contienen muchas sustancias en su composición que pueden ser responsables de las propiedades que tradicionalmente tiene el plátano como inmunoprotector.

La atención se ha enfocado últimamente en las lectinas de la banana o BanLec, proteínas capaces de reconocer carbohidratos (azúcares). BanLec es capaz de evitar que el virus del VIH se integre a las células.

Desde que esta propiedad antiviral fuera descubierta, los científicos trabajan en crear un fármaco a partir de las lectinas de banana con miras a formular un antiviral de amplio espectro, que pueda ser usado para tratar distintas afecciones.

Finalmente, científicos de la Universidad Complutense de Madrid han señalado que la pectina contenida en el plátano modificaría el tamaño de las células cancerígenas colorrectales, disminuyéndolas.

Todos estos estudios son alentadores en cuanto a los futuros usos terapéuticos del plátano y sustancias derivadas de él, para combatir diversas enfermedades.

El plátano y sus valores nutricionales

Al plátano, del que existen más de 500 variedades,  se le viene cultivando desde hace 10000 años y desde tiempos ancestrales se plantaba sembrando su raíz.

Aunque muchos creen que el plátano es oriundo de América, su origen está en el sudeste asiático. Con el tiempo la planta fue domesticada y llegó a África, Europa y hacia 1516 a América, donde encontró suelos muy favorables a su crecimiento.

El fruto de la platanera es una baya muy buscada por niños y adultos ya que su textura blanda y su sabor dulce, lo hacen muy apetecible, además de fácilmente transportable.

En cuanto a su valor nutricional, se estima que cada porción de 100 gramos aporta 105 calorías que en su mayoría son hidratos de carbono. Este valor fluctúa dependiendo del tipo de suelo y otras características del cultivo.

Sin embargo aunque contiene bastante azúcar, su nivel de grasas es muy reducido. Además  proporciona fibra para limpiar el tracto intestinal, entre las que se encuentra la pectina ya mencionada.

En su composición se encuentran vitamina B9 o ácido fólico, ácido málico, vitaminas A, C, K y E las cuales son elementos primordiales en el metabolismo de proteínas, conservación y regeneración celular y obtención de glóbulos rojos.  

Y en su contenido mineral están el sodio, potasio, zinc, magnesio, selenio, hierro y calcio. Sobre todo es notable el contenido de potasio. Se sabe que un solo plátano contiene hasta un 23% de potasio necesario por día.

El potasio ayuda a evitar los calambres y beneficia muchísimo la circulación sanguínea, disminuyendo la presión arterial y reduciendo así el riesgo de tener accidentes cardiovasculares.

maduracion de platano, grandes beneficios de este fruto, tabla de madurez de plátano. Conjunto de bananas de diferentes colores, verde, poco maduro

El plátano contiene un almidón o fécula que es muy utilizado para curar los problemas digestivos como las úlceras estomacales, episodios diarreicos y afecciones en el tracto gastrointestinal.

Un remedio tradicionalmente usado cuando las personas tienen problemas para digerir los alimentos, es consumir el plátano asado.

Cuando el plátano va madurando, su digestión se facilita,  pues su almidón se convierte en azúcar, lo cual lo hace más dulce y con fibra para la digestión, además de ayudar a combatir el colesterol.  

Otro aspecto a tener en cuenta es su alto contenido de taninos, muy  recomendables para las personas con problemas de úlceras sangrantes, hemorroides, problemas bucales, entre otros.

Los plátanos contienen fructooligosacáridos e inulina, fibras que favorecen a la microbiota intestinal, las bacterias beneficiosas que habitan en el colon.

Los muchos beneficios de consumir plátano

Como hemos visto, la ingesta de plátanos garantiza nutrientes que el organismo no puede producir por sí mismo y que son necesarios para mantener la salud.

Con el consumo del plátano podemos obtener energía, protegernos de la anemia, obtener equilibrio electrolítico y tener la sensación de saciedad gracias a sus fibras.

Y es que el plátano reduce la necesidad de comer, fortalece la musculatura y la transmisión de los impulsos nerviosos, reduciendo la fatiga muscular. Sus azúcares de rápida absorción son excelentes después de la actividad física.

Impide la contractura muscular: el plátano es un alimento rico en potasio, que junto al sodio regula la hidratación intra y extracelular.

Con el equilibrio de potasio y sodio en las células, se mantiene el balance hídrico en los músculos evitando los espasmos musculares.

Brinda energía prolongada: con una porción de 100 gramos se obtienen 23 gramos de carbohidratos que permanecen más en el organismo, para energía y fortaleza muscular por más tiempo.

Ayuda a equilibrar el estado anímico: esta fruta contiene pequeñas cantidades de  triptófano, dopamina y serotonina.

El triptófano es un aminoácido precursor de la serotonina que aporta bienestar y ayuda con los estados de ansiedad y depresión.

Por ser de alto contenido de vitaminas del complejo B favorece en gran manera al buen funcionamiento del sistema nervioso, provocando que su actividad se desarrolle sin alteraciones y pueda estar en estado de relajación.

El plátano es excelente para quienes tienden a sufrir de ansiedad o de estrés, y si es maduro mucho mejor.

Favorece el tránsito intestinal: gracias a su contenido en fibra dietética, que además de combatir el estreñimiento, brinda sensación de saciedad.

Contra la anemia: el banano es una fuente de hierro y ácido fólico, para activar la hemoglobina.

Como antiácido: el plátano ayuda a evitar el reflujo y provee alivio en la digestión, además de tener acción relajante..  

Controla la presión arterial: por tener sodio y potasio, contribuye de forma natural a controlar la presión arterial sea baja o alta, muy recomendable para reducir el riesgo de ACV.

¿Cómo consumir el plátano?

Esta fruta es extraordinariamente versátil y las siguientes son apenas algunas sugerencias para degustarla:

  • La manera más sencilla es simplemente comerlos crudos. De esta forma muchos la utilizan en el desayuno o la merienda, sobre todo los deportistas y los niños, acompañando su cereal favorito o como postres.
  • El plátano frecuentemente lo incluimos en la comida fritos, asados o simplemente sancochados.
  • Como acompañante de las sopas, o si se quiere asados y después hechos harinas para potajes o ricas arepas.
  • Otra forma de comer el plátano es como patacón o tostón: para ello se fríen hasta que quedan muy crujientes (no deben estar maduros), se pueden colocar entre las comida o como acompañantes.

Buñuelos de plátano

Son rápidos de preparar, se necesitan:

  • 3 Plátanos maduros
  • 2 Huevos
  • Azúcar
  • Vainilla
  • Harina de trigo
  • Leche
  • Un poquito de sal y aceite.

Para prepararlos, mezclamos la leche con los huevos e incorporamos la harina con la sal y un poquito de azúcar. Previamente hemos triturado el plátano que vamos a introducir en esta mezcla.

Luego con una cuchara vamos colocando porciones en el sartén precalentado con aceite hasta que estén bien dorados, cuando estén reposados se espolvorean con azúcar alrededor.

Dulce de plátano

El dulce de plátano es otra receta sencilla.  Se colocan tajadas de plátano muy maduro en un sartén con mantequilla, canela y azúcar con cuatro cucharadas en agua y se tapa todo muy bien.

Se deja cocinar todo muy bien hasta que se doren por un lado, y se voltean teniendo cuidado que no se quemen. Cuando estén reposados pueden comerse.

Rebanadas fritas del plátano maduro en un tazón azul, sobre mesa de madera, al fondo plátanos enteros y cubiertos

Licuado de plátano

Una merengada con esta deliciosa fruta le encanta a los niños y personas ancianas sobre todo. En una licuadora se colocan dos plátanos maduros, un poco de hielo y se va agregando leche mientras se licúa a toda velocidad. Se endulza con miel o azúcar al gusto

Empanadas de plátano

Se prepara una masa a base de plátanos maduros cocidos, triturándolos con sal y un poco de maicena, hasta lograr una consistencia adecuada para hacer empanadas. Se divide en porciones que se extienden y se rellena con queso o carne.

Se dobla la masa y se cierra en forma de media luna para dar forma a la empanada, la cual se fríe en abundante aceite bien caliente.

¿Hay que tener precauciones el consumo del plátano?

Es una de las frutas con más contenido de azúcar, por lo tanto es importante que las personas diabéticas tengan cuidado al comerlo. Aún así puede ser consumido por los diabéticos.

Una pieza diaria no es suficiente para elevar el azúcar en sangre significativamente, sobre todo cuando se comen después de hacer actividad física.

.

Es paradójico, pero a pesar de tener un alto índice de azúcar sus efectos preventivos para las personas diabéticas, con tensión alta y con problemas cardiovasculares son indiscutibles.

El azúcar de las frutas es sana y muchas de ellas también tienen su efecto diurético lo que ayuda a las personas a eliminar las toxinas y limpiar el tracto urinario.

En sí, no hay ningún problema en consumir plátano todos los días. Lo que hay que tomar en cuenta es la equilibrar la ingesta con otros demás carbohidratos.

El plátano bien maduro es muy digerible y ello ayuda a  evitar las indigestiones y sobre todo los episodios de flatulencias y dispepsias. Quienes son propensos a estos trastornos hacen bien en evitar comer plátanos por la noche.

Si se tiene un buen control de la síntesis de los azúcares con un buen régimen alimenticio y una rutina de ejercicios a diario, el consumo de este alimento no será ningún problema.

He aquí algunos de los trastornos que pudiera ocasionar el plátano en personas muy sensibles, aunque es raro que se presenten y habría que comer una buena cantidad de plátanos:

  • Pesadez estomacal
  • Pesadez y letargo
  • Cuidado con los dolores de cabeza
  • Alergias  

Si bien con la evidencia de que se dispone hasta los  momentos no es posible afirmar categóricamente que el plátano cura el cáncer, lo que sí es seguro es que es una extraordinaria fuente de nutrientes, y es posible que con el tiempo, se revelen muchas propiedades medicinales de las sustancias que lo componen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *