Manos de personal de laboratorio con guantes manioulando bacteria Lactobacillus en platos

¿Por qué las bacterias son importantes para el organismo?

¿Por qué las bacterias son importantes para el organismo?

Última actualización: 21-11-2018. Equipo Nutricioni

Una bacteria es un microorganismo celular que no tiene núcleo y que se multiplica por división celular simple o por cultivo. Siempre se ha tenido en la mente que las bacterias son dañinas para la salud; sin embargo, existe un grupo de bacterias de mucha importancia para el organismo.

Una bacteria es tan pequeña en cuanto a tamaño que muchos millones de ellas caben en una gota de agua. Tiene movilidad propia y una diversidad de formas o tipos incalculables. Actualmente, se desconoce alrededor del 90% de las bacterias existentes.Manos de personal de laboratorio con guantes manioulando bacteria Lactobacillus en platos

Debido a su sencillez desde el punto de vista orgánico, la bacteria puede vivir en cualquier medio ya sea en la tierra, el agua, las plantas, los animales y en la materia orgánica.

Así mismo, es una de las formas de vida más primitiva, fuerte y prolífica en el planeta. Las bacterias crecen en todas partes por lo que las podemos encontrar en superficies grandes o pequeñas.

La mayoría de las bacterias son inofensivas tanto es así que son indispensable para el buen funcionamiento del organismo como, por ejemplo, las bacterias que anidan en la piel y en el sistema digestivo.

Sin embargo, el abuso en el uso de los antibióticos para combatirlas  ha aumentado su nivel de resistencia siendo un riesgo para atacar las enfermedades bacterianas.

Las bacterias tienen capacidad de transformar sustancias orgánicas en otras, proceso que se conoce como fermentación.

Ésta consiste en la degradación de la materia orgánica sin oxígeno por medio de bacterias que produce el biogás, una mezcla de múltiples componentes donde predomina el metano y el dióxido de carbono, entre otros gases.

Bacterias para todos los gustos

Como ya se ha mencionado, existe una gran cantidad de bacterias en el planeta que aún no han sido identificadas, pero las que sí se conocen son clasificadas de acuerdo con su forma, pared celular, movilidad, metabolismo y su respiración.

Según su forma es complicada su catalogación porque inclusive una determinada especie de bacteria puede tener diversas formas. Cuando se lee un cultivo, muchos de estos nombres aparecen sin que se pueda discernir qué significan.

Sin pretender abarcar todo, y tratando de darlos a conocer un poco, se pueden clasificar por la forma como:

  • Coco: Como su nombre lo indica tiene forma de cocos o esferas; son células individuales. Causa la meningitis e infecciones en la sangre.

  • Diplococo: Diplo significa ‘dos’; así que son dos esferas como si estuvieran pegadas, por lo que siempre se encuentran en pares.

  • Tetracoco: Tetra tiene el significado de cuatro. Puede intuirse que se pueden aprecian en grupos de cuatro esferas.

  • Estreptococo: El prefijo estrepto podría traducirse como ‘trenza’. Entonces, las esferas forman filas semejando una trenza. Causa muchas infecciones en los humanos.

  • Estafilococo:  La primera parte de esta palabra, estafilo, hace referencia a un ‘racimo’. Este tipo de coco se agrupa irregularmente y tiene forma de, precisamente, racimos. Causa, también, múltiples infecciones en los humanos.

  • Bacilo: Tiene forma de bastón. Los bacilos son patógenos, es decir causan enfermedades; pero aquellos que no son dañinos son utilizados para la producción de productos lácteos.

  • Vibrio: Tienen forma de curva suave. Puede provocar enfermedades por el consumo de mariscos.

  • Espirilo: Tiene forma helicoidal o de espiral. Provoca enfermedades sexuales y alimenticias.

  • Espiroqueta: Son bacterias de forma helicoidal, cilíndricas, finas y móviles.

Bacterias que se mueven, se tiñen y respiran

Un término que siempre aparecerá en un reporte de laboratorio es si la bacteria es Gram-positiva  o Gram-negativa.

El término Gram se debe al bacteriólogo danés Christian Gram que desarrolló la técnica de tinción (colorear, teñir) para visualizar las bacterias en 1884. Cuando la bacteria se tiñe de azul oscuro o violeta es Gram-positiva, mientras que, cuando se tiñe de rosado tenue es Gram-negativa.

Esta clasificación permite determinar la patogenicidad del microorganismo y el tratamiento con antibióticos indicado para la enfermedad.

Por otro lado, las bacterias pueden moverse y lo hacen con algunas estructuras que se lo permiten.Colonias de bacterias lactobacillus. Mujer con guante azul que sostiene una placa de Petri que contiene bacterias lactobacilos grampositivas cultivadas.

Los flagelos, por ejemplo, son la estructura extracelular de las bacterias que le dan la movilidad. Son prolongaciones con forma de látigo, semejantes a finos pelos que rotan como una hélice.

Dependiendo de la ubicación del flagelo y de la cantidad, las bacterias se clasifican en:

  • Monotrico: Posee un solo flagelo que empuja la bacteria hacia delante cuando éste está atrás. Como ejemplo se tiene a la  Vibrio cholerae que provoca la cólera en los humanos.

  • Lofotrico: Los flagelos se ubican a los lados de la bacteria en  grupo y dirigen a la bacteria en una sola dirección. En este grupo se encuentra la Spirillums volutans que vive en el agua dulce y es una de las bacterias más grandes que hay.

  • Anfitrico: En ésta el flagelo se ubica en los extremos opuestos de la bacteria.

  • Peritrico: Se localizan los flagelos en toda la superficie de la bacteria que le permiten dirigirse en cualquier dirección. En este grupo se halla la Escherichia Coli, causante de un sinfín de problemas en el organismo, aunque ella pervive naturalmente en el intestino humano.

Los flagelos están compuesto por proteínas que le permiten coordinar y regular el movimiento de las bacterias.

En otro orden de ideas, se puede inferir que como todo organismo vivo, las bacterias tienen también que respirar. Pues sí, y tienen diferentes formas de respiración: unas son aeróbicas y otras anaeróbicas.

La bacteria aeróbica utiliza el oxígeno para respirar que lo absorbe en su propia membrana y obtiene de esta manera energía en forma de glucosa.

La bacteria anaeróbica no necesita del oxígeno. Su respiración la realizan por proceso de fermentación, son receptoras de elementos como el nitrógeno, sulfatos o dióxido de carbono.

Un cultivo de nombres poco digeribles

Las bacterias patógenas que causan infecciones gastrointestinales son muy escasas; las enfermedades que tienen mayor riesgo de mortalidad son las infecciosas respiratorias, como por ejemplo la tuberculosis.

Las enfermedades bacterianas del sistema digestivo son causadas por alimentos y agua contaminada. Las más comunes de estas infecciones gastrointestinales son producidas por Escherichia Coli; Salmonella y Shigella. Los síntomas de estas infecciones son vómito, diarrea, dolor abdominal, fiebre y dolor de cabeza.Mujer joven sentada en la orilla de la cama tomandose la barriga con gesto de dolor

También se pueden mencionar otras enfermedades, como la gastroenteritis causada por la bacteria campylobacter que afecta a los niños menores de dos años por la ingestión de carne cruda o leche contaminada.

La intoxicación alimentaria es causada por Staphylococcus aureus que suele encontrarse en la piel, heridas infectadas o en la carne roja, lácteos, ensaladas y pollo.

La diarrea que tiene como origen el consumo de antibióticos es causada por la bacteria clostridium difficile; se contrae en centros hospitalarios, ataca mayormente a los ancianos y pacientes con inmunodeficiencia.

Para determinar los tipos de bacterias que pueden estar atacando al organismo en algún momento, poniéndolo en emergencia, es imprescindible realizar un cultivo bacteriano.

Este cultivo es la extracción a través de una técnica, mayormente muy sencilla, que permite obtener cepas de bacterias que un microbiólogo determinará y con las que elaborará un mapa de antibióticos específicos para el tratamiento.

A este último espectro de antibióticos se le conoce con el nombre de antibiograma.

Bacterias y virus: un mundo microscópico muy diverso

El ser humano tiene propensión a contraer muchas enfermedades por microorganismos, es decir por pequeños seres vivos sólo vistos al microscopio.

Bacterias y virus son, generalmente, confundidos y producen más problema de los propios cuando son medicados sin consejo médico.

La principal diferencia entre la bacteria y el virus es que éste último es dañino, en tanto que la bacteria, aunque puede ser ambos, es menos dañina y más beneficiosa para el organismo.

La bacteria se la encuentra tanto en el cuerpo como en el medio ambiente que rodea. El virus está en el medio ambiente pero requiere de un huésped para vivir.Closeup en la mano de un hombre enfermo, a través de un virus de transmisión con lupa mediante la representación 3D por contacto con la piel, camisa azul.

La bacteria es un organismo vivo que se reproduce independientemente, posee metabolismo y transforma elementos básicos para su manutención. Transmite material genético y puede adaptarse con facilidad a cualquier ambiente.

Existen muchos antibióticos y tratamientos para la inmensa mayoría de las infecciones bacterianas.

El virus vive y se reproduce en un huésped, no come y muta fácilmente. Las infecciones virales son sistémicas, es decir, atacan a todo en general. No existen antibióticos o tratamiento para la mayoría de las infecciones virales.

Ambos son microorganismos que causan enfermedades y pueden transmitirse por agua, aire y por contacto sin dificultad. Igualmente, los dos viven fuera del cuerpo y se encuentran en los alimentos y en las superficies que pueden tocarse; por eso es primordial lavarse las manos cuando se usan baños públicos.

Bacterias benefactoras

Las enfermedades bacterianas se transmiten de una persona a otra siendo responsables de las infecciones, procesos autoinmunes y trastornos funcionales. Las bacterias patógenas representan el 1% de todas las especies que viven en el planeta.

En el cuerpo  se tiene un 90% de vida microbiana versus un 10% de células humanas. La flora intestinal de una persona posee más de 400 especies distintas de microorganismos, donde predominan las bacterias que hacen bien al sistema digestivo como la bifidobacterias y lactobacilos.Microbioma intestinal, bacterias que colonizan diferentes partes del sistema digestivo, Enterococcus, Helicobacter pylori, Bifidobacterium, Lactobacillus

Las bifidobacterias combaten las infecciones en el intestino como la diarrea, colitis ulcerosa, etc. Son Gram-negativa y estimulan el sistema inmunológico y son capaces de reducir el colesterol.

Las bifidobacterias son eliminadas por tratamientos como la radiación, quimioterapia y antibióticos entre otros, no obstante, éstas se reponen a través de los alimentos o por suplementos como  SúperBio.

Los lactobacilos también combaten enfermedades infecciosas en el sistema digestivo, se encuentran en la pared del intestino. Son Gram positivas y tiene como principal función la fermentación láctica, es decir, toman la glucosa de algunos alimentos y la transforman en ácido láctico que sirve para evitar la reproducción de bacterias patógenas.

En 1908 el científico ruso Ilya Metchnikoff descubrió los beneficios de la leche fermentada en la población de los Balcanes, de fama longeva y de buena salud debido al consumo de yogurt.

El término probiótico se utiliza por primera vez en el año 1965, cuando fueron nombrados de esta manera los productos de la fermentación gástrica.

Posteriormente, el término probiótico fue modificado y redefinido en el año 1989, y son aquellos microorganismos vivos, principalmente bacterias y levaduras, que son agregados en los suplementos de la dieta y que afectan de forma beneficio al desarrollo de la flora microbiana en el intestino”.

SúperBio es un ejemplo de productos que poseen todas las características antes mencionadas.

A sumergirse en los probióticos

  • Los Lactobacillus acidophilus, son bacterias intestinales localizadas en las heces del hombre, específicamente de los niños donde son abundantes, y pueden aislarse mediante el método de enriquecimiento. También se encuentran en los lácteos.

  • Lactobacillus reuteri fue descubierta por el científico alemán Gerhard Reuteri en las heces y el intestino. Se utiliza para enriquecer los productos lácteos; es un antiinflamatorio, reduce el estrés y el dolor. Combate la candidiasis, disminuye el colesterol y se usa en tratamientos para la tiroides.

  • Acidophilus bifidus produce ácido láctico y peróxido de hidrógeno. Reduce el colesterol, descompone la bilis para eliminar toxinas y estimula el sistema inmunológico.

  • La Escherichia coli es un antígeno (induce la formación de anticuerpos) para varios trastornos gastrointestinales. Provee alivio a la diarrea infecciosa, limpia el intestino, ayuda a la descomposición de los alimentos y a la absorción de las proteínas.

  • Streptococcus thermophilus se encuentra en el yogurt y lácteos, genera beneficios para la intolerancia a la lactosa y reduce el riesgo de cáncer de colon.
  • Tobacillus acidophilus  es una bacteria ácida que se encuentra en el suero, el yogurt, la crema agria, etc. Transforma los azúcares y carbohidratos en ácido láctico. Baja el pH se utiliza tanto en la fermentación del vinagre como en la elaboración de los quesos.

Vaso de vidrio con yogurt de fresa, sobre mesa con fresas y hojas de fresa.

  • Streptococcus faecium alivia infecciones como el síndrome de intestino irritable y los cólicos infantiles inclusive controla síntomas del SIDA.

  • Bifidobacterium Animalis es esencial para la buena digestión convierte los carbohidratos en ácido láctico y peróxido de hidrógeno; produce ambientes alcalinos con bajo pH y mejora la salud bucal.

Además de los alimentos que proveen de probióticos, existen productos como SúperBio que contienen la justa medida y diversidad de probióticos que el intestino precisa para mantener su flora.

Pero, ¿qué tan importantes son los probióticos?

Las bacterias están en el medio ambiente que circunda y en el organismo. Aunque se perciben como microorganismo perjudiciales la mayoría de las bacterias no lo son.

En el caso de la naturaleza, las bacterias son necesarias para la fijación del nitrógeno en el suelo; también están presentes en los ciclos del carbono, del fósforo, etc. Se encargan de la destrucción de las plantas y los animales muertos. Transforman sustancias orgánicas en inorgánicas.

En cuanto al sector industrial, se utilizan los probióticos para la producción de medicamentos u otros productos químicos, como por ejemplo los antibióticos.Leche, requesón y crema agria en el fondo de los prados con cabras y cabras

En la fermentación se utilizan para la producción de alimentos como la mantequilla, quesos, yogurt, etc., e igualmente las bacterias sirven en el ámbito industrial para producir ácido acético y vinagre.

En los tratamientos de aguas residuales y en la ingeniería genética con la finalidad de mejorarlas para su comercialización, también están presentes las bacterias.

De la misma forma, en la cosmetología los activos como proteínas y péptidos de bajo peso molecular son ingredientes antiarrugas y antioxidantes, creados a partir de mejorados de bacterias específicas.

En el cuerpo, las bacterias tienen efectos protectores en el sistema digestivo, en la intolerancia a la lactosa y reducción del colesterol relacionados con la nutrición.

Tiene efectos anticancerígenos y en patologías gastrointestinales como la diarrea aguda, diarrea asociada con antibióticos, inflamación  e infecciones intestinal, participan activamente. SúperBio promueve estos beneficiosos influjos, a partir de su comprobada fórmula probiótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *