lavarse la cara, el retrato de una bella mujer lavando su cara limpia con agua

¡Auxilio no sé cómo limpiar mi cara correctamente!

¡Auxilio no sé cómo limpiar mi cara correctamente!

Última actualización: 19-01-2019 por Editora Sara.

¡No sé cómo limpiar mi cara correctamente! Esta es una de las afirmaciones más comunes entre las mujeres.

La piel de la cara es en extremo delicada. Primero porque las capas de piel son muy finas y segundo porque es una de las áreas que más está expuesta a la intemperie.

Las partes del cuerpo que más se muestran son el cutis, los brazos, cuello, manos y piernas; pero  la cara es sumamente suave y es la que más cuidado debe tener.

Debido a la sobreexposición al medio ambiente, la cara  se llena de manchas e impurezas; como lo son el acné, puntos negros y grasa.

Estas impurezas le restan vitalidad y belleza al cutis, que es por mucho la mejor tarjeta de presentación que tiene una persona. Además mantener una piel fresca y bien cuidada mantiene la autoestima alta de cualquier persona.

Mujer se aplica crema para la cara mientras se mira en el espejo

La suciedad de la cara es fácil de eliminar gracias a limpiezas que se deben realizar periódicamente.

Una limpieza facial es una técnica que consiste en frotar el área que se desea higienizar con diversos ingredientes o materiales. Una limpieza bien realizada, aparte de quitarle el sucio a la cara le da brillo.

Es recomendable que la limpieza se realice periódicamente para garantizar que en la epidermis de la cara no se alojen bacterias  que podrían ocasionar fuertes episodios de acné.

A pesar de lo que se cree, una limpieza por sí sola no mantendrá la piel cuidada del todo, es necesario complementar el tratamiento con cremas, tónicos humectantes y con Piel Perfecta que con su combinación de nutrientes es el mejor aliado para cuidar la piel.

¿La misma limpieza sirve para todas las pieles?

La respuesta es: ” no, no todos tienen el mismo tipo de piel”.

Existen pieles más grasosas que otras, más delicadas que otras, con diferentes problemas y exigencias.

En el mundo de las pieles, existen tres tipos: normal, grasosa, y seca y estas a su vez pueden ser delicadas o firmes. Lo que indica que pueden requerir limpiezas, exfoliaciones  e hidrataciones profundas o equilibradas.

La piel normal no requiere mucho cuidado ya que mantiene casi perfecto el equilibrio grasa/humedad.

Para el caso de las pieles grasas, éstas están en constante suciedad bien sea porque los poros se tapan o la producción de grasa del cuerpo es excesiva.

A pesar de que se pueda decir lo contrario, las pieles secas y/o sensibles de igual manera deben limpiarse. Para este tipo de epidermis, los tratamientos que se apliquen deben ser humectantes, bajos en químicos y realizarse suavemente.

Limpiar la tez de la cara es fundamental en todo tipo de piel y por lo general puede hacerse todos los días al momento del baño.

La única consideración que se debe tener es que si haces una limpieza profunda como una exfoliación o si utilizarás productos algo abrasivos sean prácticas semanales.

Es necesario que conozcas bien qué tipo de piel tienes antes de aplicar cualquier tratamiento tanto cosmético como de belleza sobre ella.

La intuición nunca falla, y si alguna crema o tónico no te convence es mejor que lo descartes. Nadie conoce tu piel más que tú misma.

Los porqués de las limpiezas profundas

La limpieza de la cara no solo se realiza por higiene, también es un tratamiento de belleza. Sus resultados son altamente beneficiosos, no solo para lucir bien.

La limpieza facial ayuda a remover las células muertas que poco a poco la piel va soltando debido a la regeneración capilar. Además, al limpiar el cutis se desecha la suciedad que se adhiere a ésta durante el día.   

Es importante mencionar que la limpieza facial no moldea los músculos de la cara ni blanquea la piel. Se hace con el único objetivo de eliminar suciedad de la tez.

Una limpieza bien hecha, le brinda a la epidermis luminosidad, suavidad y refrescamiento. Pero no todo es color de rosas.

Es indispensable conocer qué tipo de piel tienes para garantizar que la limpieza será 100% efectiva.

Hay tratamientos de lavado que están compuestos de químicos muy abrasivos, los cuales pueden llegar incluso a causar quemaduras en la piel.

En caso de que la limpieza sea casera, frotar la cara muy duro con algún ingrediente hace que el área quede extra sensible.

Una limpieza exagerada también puede traer picazón en el área aquejada. Si algo sale mal y comienzas a rascar el área afectada, el daño será peor. Aquí hidratar y esperar es la mejor opción.

La frecuencia y el tipo la limpieza también es clave a la hora de obtener buenos resultados o no. Una limpieza profunda, como una exfoliación, debe hacerse máximo una vez a la semana.

Si no llevas una vida muy ajetreada y tus hábitos de limpieza/alimentación son correctos, puedes alargar más los días.

Por mucho que se quiera cuidar la piel, es necesario que ésta se esfuerce un poco a nivel regenerativo. Parte de la grasa, ayuda a que la piel esté humectada y no se cuartee.

Aloe vera: un suave limpiador para cualquier tipo de piel

El aloe vera o sábila es una planta medicinal que tiene un sinfín de usos desde medicinales hasta embellecedores. Generalmente lo que se usa de ella es la gelatina interna de sus pencas.

A nivel medicinal, la sábila es recomendada para cortar los síntomas de las gripes muy fuertes que traen flema a los pulmones. Ya que esta planta es caliente, ayuda a remover las secreciones que se encuentran alojados en las vías respiratorias.

También es altamente cicatrizante de heridas hechas por raspones, cortes o quemaduras. Parece mentira pero los ectoplasmas de aloe vera curan casi cualquier cosa.

Y gracias a su efecto aclarante y de renovación capilar el aloe vera es utilizado por la industria cosmetológica y naturista en el tratamiento de belleza.

Gracias a que es un ingrediente cien por ciento natural y sin algún efecto secundario a la salud, la sábila puede aplicarse directamente sobre la piel y tomarse sin problema alguno.

Es por esto que Piel Perfecta es confiable de tomar a la hora de rejuvenecer y mantener  la piel bien cuidada.

Lo mejor de todo es que como es un producto natural, no es exigente y puede ser usado en todo tipo de piel a la hora de usarlo como limpiador.

Pero no todo es mágico. El aloe no funciona por sí solo, al usarlo y esperar resultados acertados, es necesario que su aplicación sea constante y de manera correcta.

Cuando se va a aplicar esta planta en la cara, es importante que la piel se  encuentre limpia previamente, tanto de suciedad como de maquillaje.

Dentro de las enfermedades cutáneas, el aloe vera sirve para tratar la dermatitis, eczemas y paños de cara.

Tratamientos de limpieza con aloe vera

A pesar de que el aloe es una especie de gelatina babosa, sirve como limpiador reconstituyente ya que combate y elimina los radicales libres que se alojan en los poros del cutis.

En la mayoría de mascarillas donde el componente activo principal es esta planta, es recomendable que se procese en una licuadora para que su manipulación sea más fácil.

Los ingredientes más usados para preparar mascarillas limpiadoras con aloe vera son:

  •         Agua o aceite de rosas.
  •         Miel.
  •         Limón o fresas.
  •         Especias como la cúrcuma.
  •         Pepino.
  •         Avena en hojuelas.
  •         Lácteos como el yogurt.

aloe vera para relajar la piel, concepto de spa. Cortar el aloe vera en crema blanca en cáscara de coco con piedra, plumeria, toalla, loción fondo de botella de cerámica

Estas mascarillas se pueden dejar aplicadas por el tiempo que se quiera, pero al momento de retirarlas debe hacerse de manera completa.

Una desventaja del aloe vera es que es sol no debe tocar la piel donde se haya colocado ya que la combinación de sol más aloe vera produce manchas fuertes difíciles de quitar.

Ya que es aloe vera es una planta bastante adaptable, se puede incluso agregar a las cremas humectantes para combatir cualquier enfermedad cutánea que puedas presentar.

En los medicamentos de ingesta oral, el aloe puede ser el único ingrediente o combinarse con algún compendio de vitaminas para crear un tratamiento completo.

Tal es el caso de Piel Perfecta que cuenta con combinaciones de vitaminas A, C, E y aloe vera para maximizar los efectos de longevidad de la piel.

El ácido hialurónico: una revolución cosmética

Este componente es una macromolécula de azúcar que, al igual que el colágeno, es producido en el cuerpo. Y al igual que el colágeno, el cuerpo cada vez lo produce menos.

Este elemento ayuda a retener el agua y por lo tanto la humedad en el tejido dérmico, articulaciones, músculos, tendones y ligamentos del organismo.

A pesar de no ser un limpiador, el ácido hialurónico trae muchos beneficios al cuerpo que deben tomarse en cuenta para un cuidado completo:

  •         Humecta e hidrata la piel.

  •         Ayuda a combatir las adversidades climáticas que afectan la piel.

  •         Suaviza las líneas de expresión.

  •         Alisa y reafirma la piel, su uso es ideal para el cutis.

  •         Previene y elimina manchas en la piel ocasionadas por el sol o la edad.

  •         Ayuda a limpiar los poros de la cara, haciendo que el acné desaparezca.

Por lo general, los tratamientos con ácido hialurónico se aplican alrededor de los ojos, boca, nariz, mejillas y en los labios.

Este ácido es altamente recomendado en los tratamientos para la piel, ya que sus grandes propiedades regenerativas le brindan vitalidad y lozanía a la piel.

Es por esto que Piel Perfecta es el mejor aliado para la regeneración capilar. Su composición con ácido hialurónico lo hace un tratamiento altamente efectivo.

¿Dónde encontrar el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico puede encontrarse en cremas, tratamientos orales, tratamientos inyectables y también en la naturaleza.

Las cremas con esta macromolécula son rutinarias y están acopladas a otras moléculas vitamínicas que acentúan los efectos rejuvenecedores. De igual manera sucede con los tratamientos orales.

Pero sucede lo contrario con los procedimientos inyectables. Al ser un ácido natural del cuerpo, no hay ningún inconveniente en que se introduzca directamente en las zonas del cutis que lo requieran.

Este procedimiento debe ser realizado por profesionales cosméticos que sepan la cantidad necesaria y donde la persona lo requiera.

Este ítem es importante, ya que debe ser un profesional altamente calificado y en un centro de salud profesional. Con la salud no se juega.

Cualquier tratamiento de ácido hialurónico es recomendable comenzarlo entre los 35 y 40 años de edad, que es la edad en la que, por lo general, en el cuerpo comienza a menguar la producción de este.

En los medicamentos orales, el consumo de ácido hialurónico es un tratamiento completo ya que no trae beneficios puntualizados sino generalizados. En este tipo de tratamientos, ayuda tanto a la piel como a las articulaciones, músculos, tendones y ligamentos.

Es por esto que Piel Perfecta es ideal para proteger el cuerpo, como un único y sólido conjunto.

Una fuente natural de ácido hialurónico es la costra blanca que se encuentra en las conchas del huevo.

Este producto, puede aplicarse directamente en la cara en aquellas zonas problemáticas que se requieran tonificar.

Tratamientos limpiadores hechos en casa

Obtener un limpiador es más fácil de lo que crees y te ahorraras una buena cantidad de dinero en productos que posiblemente no se ajustan ni a tu tipo ni a las necesidades de tu piel.

Además los productos caseros son 100% amigables con el medio ambiente; lo que hace que te consientas mientras eres consciente.

Por lo general, algún jabón funciona para limpiar la cara. El problema es que los jabones que hacen mucha espuma, resecan más la piel.

Es recomendable que para los tratamientos limpiadores caseros se usen productos frescos y principalmente que tengan texturas fuertes. Lo que hará la tarea de arrancar la suciedad de tu cara más eficiente.

Estos ingredientes bien podrían ser sal, café, azúcar, bicarbonato o avena. Los dos últimos son los más usados a la hora de limpiar el rostro.

Foto de dos chicas que sonríen y se relajan con máscaras faciales sobre fondo blancoCuando se planea limpiar con azúcar, ésta debe ir acompañada bien sea de aceites o elementos líquidos que le den soltura y un poco de suavidad.

Los aceites deben ser hidratantes y con olores agradables para relajarse durante el proceso; como por ejemplo el aceite de coco, jojoba, lavanda o almendras. En caso de no tener aceites hay otros productos que pueden serte útiles.

La miel también es otra alternativa a los aceites. Esta puede mezclarse con cualquier ingrediente, preferiblemente seco, para lograr pastas que puedan adherirse a la cara. Como por ejemplo linaza o el azúcar morena.

Tal es el caso de los plátanos, aguacates, huevos, concentrados de frutos cítricos al igual que la ralladura de su cáscara.

Tocando el tema de que los productos que se usen para limpiar y humectar la cara deben tener buen olor, el chocolate es una maravillosa opción que, unido con azúcar granulada,  cumple con todos los requisitos.

Qué hacer y no  hacer para limpiar tu cutis correctamente

Dentro de las cosas que puedes hacer para lograr resultados favorecedores al limpiar a profundidad la piel de tu rostro es evitar los tratamientos limpiadores fuertes o abrasivos.

Seguidamente debes estar atento a si tu piel se encuentra sensible, quemada por el sol, con alguna herida o depilación reciente.

Si presentas alguna de estas características, una limpieza cosmética es lo opuesto a lo que necesitas.

Otro aspecto que debes tener muy presente es que los jabones para el cuerpo no sirven para la cara ya que los primeros suelen ser más fuertes. Esto debido a que la piel del resto del cuerpo no es tan sensible como la de la cara.

Al limpiar la cara debes usar movimientos suaves, circulares y lentos. Esto para evitar lastimar la piel, también para abarcar mejor los espacios y además asegurarte de que elimines la suciedad correctamente.

Estos mismos movimientos debes hacerlos al retirar el producto, al secar tu cara y al agregar el humectante.

Asegúrate que el paño que uses luego de la limpieza facial sea únicamente para la cara. Esto para cada vez que realices cualquier tipo de limpieza.

En caso de haber lavado la cara a plena luz del día, mucha precaución de que la luz del sol no toque los tratamientos; no se sabe que reacción pueda tener.

Así mismo, luego de limpiar la piel y de haber quitado bien el tratamiento facial, usar protector solar hace que la piel sensible por el frotamiento no sufra por el sol.

Usa las mejores marcas en los productos para la cara; no escatimes en usar lo mejor para tu piel.

Piel Perfecta es el complemento ideal no solo para cuidar la piel de tu rostro, sino para cuidar tu piel entera. Tu cuerpo agradecerá que lo cuides con sus componentes ciento por ciento de origen natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *