Hermosa pareja se abraza mientras pasan tiempo juntos en la cama en casa

Aumentar la testosterona libre para garantizar el buen sexo

Aumentar la testosterona libre para garantizar el buen sexo

Última actualización: 13-02-2019. Equipo Nutricioni

La prueba de Testosterona libre o Índice de T libre, se realiza para efectuar la medición en la cantidad de testosterona libre o no unida a la sangre.

Hermosa pareja se abraza mientras pasan tiempo juntos en la cama en casa

La testosterona es la hormona masculina responsable de la respuesta sexual en el hombre.

Se produce en los testículos del varón y en las glándulas suprarrenales tanto del hombre como de la mujer, aunque ella tiene una vigésima parte de la cantidad del varón.

Como anuncio de la pubertad, los hombres experimentan un incremento de la actividad de la glándula hipófisis.

Esta glándula endocrina, estimula en los testículos, el aumento de la secreción de la testosterona.

Con la acción de la hormona sexual masculina se ensanchan los hombros, brazos y piernas, que se vuelven más musculosos. Aumenta el tamaño del pene, aparece vello en la cara, pubis, brazos, piernas, axilas, pecho y espalda.

Igualmente se produce el desarrollo y crecimiento de la laringe, la voz del hombre se vuelve más grave y los testículos empiezan a producir espermatozoides.      

La glándula pituitaria ubicada en la base del cerebro, regula la cantidad de testosterona producida en los testículos.

La testosterona contenida en sangre, en su mayor proporción, se acopla a dos proteínas fijadoras de las hormonas sexuales: la albúmina y la globulina. Otra porción de la testosterona es libre y no está unida a estas proteínas.

Las dos variedades de testosterona, la libre y la unida a proteínas, son conocidas también con el nombre de testosterona biodisponible. El cuerpo del hombre utiliza con facilidad ambas variedades de testosterona.

Los hombres y las mujeres pueden presentar problemas en su salud, ocasionados por niveles disminuidos o aumentados de la testosterona.

Si el médico detecta un nivel bajo o alto de testosterona, primero mide su nivel en la sangre. La testosterona libre le indica cuando la testosterona está muy baja.

Trastornos asociados a los niveles de testosterona

Los hombres que presentan disminución en sus niveles de testosterona, condición conocida  como hipogonadismo,  pueden  presentar  problemas nada  deseables: pérdida del deseo y del atractivo sexual, disfunción eréctil, infertilidad, debilidad, anemia, depresión, desconcentración, disminución de densidad muscular y ósea.

Una de las consecuencias más impactantes de la reducción de testosterona en el hombre,  es la aparición o crecimiento de senos similares a los de las mujeres.

Al principio va acumulándose grasa en el pecho; posteriormente, el tejido cambia y se convierte en ginecomastia, una condición que debe ser operada en quirófano.

Junto a esta desagradable transformación, la grasa excesiva que generan estos hombres, se deposita también en caderas y muslos.

Los hombres de edad avanzada con andropausia y hombres afectados con el Síndrome  de Inmunodeficiencia Adquirida SIDA, pueden tener baja testosterona. Esta disminución puede dar paso, por otra parte, a enfermedades como Alzheimer y otras afecciones neurodegenerativas.

En el caso de las mujeres, decíamos que sus niveles de testosterona en suero son mucho menores que en los hombres.

Si sumado a ello, tienen disminución en la concentración de esta hormona, suele deberse  a la presencia del Síndrome de ovarios poliquísticos y ciertos tumores. Entre los tumores que causan esta afección están los de ováricos y adrenales.

Por el contrario, las concentraciones altas de testosterona en la mujer, pueden ser consecuencia de la infertilidad causada por el Síndrome de ovarios poliquísticos. La menopausia es otra causa común.

Entre las consecuencias de los altos niveles de testosterona en la mujer, tenemos las infecciones de piel con acné, sobrepeso y presencia alta de azúcar en sangre.

Algunas mujeres tienden a contraer caracteres de masculinización asociados a la sobreproducción de testosterona.

Uno de los efectos más molestos y antiestéticos es el crecimiento excesivo de vello, sobre todo en la cara, pecho y extremidades.

¿De qué se trata la prueba de testosterona libre?

Para realizarse la prueba de testosterona libre, es necesario hacerse una prueba de sangre en el laboratorio, la cual es extraída del brazo mediante una jeringa.

Generalmente el examen se hace temprano en la mañana, ya que a esa hora la tendencia en los niveles de testosterona es más alta.

Explicamos que es recomendable hacer la prueba en forma repetida a lo largo del día, con  el fin de confirmar niveles bajos de testosterona.

Los niveles de testosterona en la sangre van cambiando durante todo el día y a su vez, de día a día.

La interpretación de los resultados de las pruebas debe ser efectuada por el endocrinólogo. Los mismos pueden verse afectados de acuerdo al método que use el laboratorio donde se realicen estos exámenes.

En caso de que los resultados de las pruebas difieran de los valores normales, ello no implica necesariamente la existencia de problemas.

La medida en la que se expresan los resultados de la prueba es en picogramos por  mililitro (pg/ml). Los niveles normales de testosterona libre oscilan entre 0,3% a 2% pg/ml o del 0,1% al 0,3% en los niveles de testosterona total.

Los resultados de la prueba de testosterona libre en los hombres, pueden modificarse por la ingesta en exceso de alcohol. La obesidad y la diabetes son condiciones que también afectan a esta hormona.

Para las mujeres, el Síndrome de ovarios poliquísticos, al igual que la abundancia de problemas de salud, pueden elevar los niveles de testosterona libre.

La preparación para este examen no tiene exigencias especiales. No obstante, el médico debe estar al tanto de los medicamentos que esté tomando el paciente.   

El uso de suplementos, vitaminas, productos naturales, medicinas sin prescripción, y  drogas ilícitas, están incluidos en la información que debe tener el especialista.

Diagnóstico y tratamiento para la baja testosterona

Aparte de las pruebas de testosterona libre, el médico podrá escudriñar durante el examen físico, la presencia y cantidad de vello del cuerpo, en ambos sexos.

En el hombre, examinará el tamaño de las mamas, además del tamaño y consistencia del pene, los testículos y el escroto.

Probablemente realice exámenes para comprobar si hay pérdida de la visión periférica, lo que podría demostrar la presencia de un tumor en la pituitaria.

Respecto al tratamiento clínico, la práctica más extendida para recuperar el interés sexual, consiste en la terapia de restitución hormonal de la testosterona. Con ello aumentarán las erecciones y el crecimiento del vello en el cuerpo.

Por otra parte, se sentirán sus efectos en el mejoramiento del estado de ánimo en el paciente, aumento de la energía vital, de la densidad ósea y de masa muscular.

Entre los métodos de restitución hormonal de testosterona, están las inyecciones, los parches o gelatinas para la piel y las tabletas que se fijan en la encía. Además píldoras y dispositivos intradérmicos.

La conveniencia del método a utilizar dependerá de su costo, disponibilidad, preferencia y tolerancia por parte del organismo.

La terapia de restitución hormonal de la testosterona implica igualmente riesgos que vale la pena mencionar, sobre todo cuando se prolonga su uso.

El riesgo más grave es el cáncer de próstata. Se ha detectado mucho más en hombres afroamericanos mayores de 40 años, con antecedentes familiares.

En general todos los hombres mayores de 50 años deben visitar regularmente al médico para hacer seguimiento en la detección de este tipo de cáncer.

Aquellos hombres que tengan o sospechen la presencia de cáncer de próstata o cáncer de mamas, no deben recibir la terapia de restitución de testosterona.

Otros riesgos son aumento de los glóbulos rojos, apnea, acné y edemas en pies, tobillos y piernas.

Mujer y hombre acostados, mientras la mujer levanta la sabana con cara de insatisfacción

Métodos naturales que aumentan la testosterona

Como hemos dicho, después de cumplir 30 años, el descenso en los niveles de testosterona favorece la aparición de inconvenientes para complacer a la pareja.

A continuación veremos algunas soluciones alternativas:

Reducción del estrés: Las presiones que causan preocupación, hacen que el organismo libere cortisol. Ésta hormona tiene un efecto que bloquea la testosterona.

En vez de estar preparado para el apareamiento y la competencia, el hombre despierta reacciones de lucha y huida, contrarias a una buena salud sexual.

Existen herramientas de control psicológico de las cuales se puede echar mano, como son  las Técnicas de Liberación Emocional para descargar el estrés emotivo.

Otros métodos se relacionan, por ejemplo, con las prácticas de oración, meditación, yoga, respiración profunda, risoterapia y visualización creativa.

El subconsciente es como una plastilina que puede ser moldeada según nuestro deseo. El envío de estímulos psicológicos positivos a nuestro cerebro, a través del pensamiento y el manejo adecuado de los sentimientos, obra cambios milagrosos.

Control de peso: Diversos estudios han comprobado que el sobrepeso baja los niveles de testosterona. Bajar de peso contribuirá al aumento de la hormona masculina del amor, además de favorecer la autoimagen y el atractivo físico.

Para bajar de peso es preciso limitar rigurosamente el consumo de azúcar en la alimentación, pues su exceso se convierte en fructosa, que ocasiona la obesidad.

El consumo de granos y leche debe eliminarse, mientras que los carbohidratos refinados que  aumentan la insulina, tendrán que ser sustituidos por los integrales.

La insulina es el principal agente para la aparición de la mayoría de las enfermedades, incluido el sobrepeso.

La ingesta abundante de vegetales y verduras, así como el consumo adecuado de proteínas y grasas no saturadas, serán la base de una sana disciplina alimenticia.

El resultado será la pérdida progresiva de peso, sin descompensación del cuerpo.

Ejercicio y entrenamiento para subir la testosterona

Entrenamiento de fuerza: Esta práctica es reconocida para aumentar los niveles de testosterona, siendo muy importante hacerlos con la energía necesaria.          

La idea es centrarse en hacer un entrenamiento que ejercite un mayor número de músculos, como  por ejemplo las sentadillas, lagartijas y levantamiento de pesas.

Ello implica el uso de mancuernas y máquinas, a las cuales se les irá aumentando el peso, mientras se reduce el número de repeticiones.

Una forma de profundizar el entrenamiento con pesas, consiste en disminuir la velocidad en la práctica de cada ejercicio, acción que aumenta su densidad.         

La realización de ejercicios con pesas de manera súper lenta, tiene un efecto en las proteínas que producen el movimiento del músculo y favorecen su crecimiento.

Poco tiempo después de comenzar la práctica de entrenamiento con fuerza, los resultados se irán viendo en el momento de la intimidad.

Ejercicios de alta densidad y ayuno: La experiencia ha demostrado la eficacia de la combinación entre el ayuno intermitente con el ejercicio de alta densidad.

El ayuno realizado de forma intermitente, aumenta la testosterona, pues optimiza a su vez la hormona de la saciedad, así como la insulina y otras hormonas.       

Todas ellas están vinculadas con el aumento del libido, la acción saludable de la testosterona y la prevención de su declive a medida que pasan los años.

Cuando el cuerpo siente saciedad, mejora el efecto de la testosterona. Al sentir hambre, causa el efecto contrario.

Respecto al ejercicio de alta densidad, puede realizarse con trote, natación o máquinas, de la siguiente manera:

Calentar previamente durante tres minutos; hacer el ejercicio lo más rápido y fuerte que se   pueda por 30 segundos; recuperarse lentamente por minuto y medio.

Hacer 7 repeticiones más, en forma progresiva, del ejercicio y la recuperación; este entrenamiento tendrá una duración total de 20 minutos.

Vitaminas y minerales en los actos amatorios

El consumo en cantidades adecuadas de vitaminas liposolubles, garantiza la asimilación de los minerales necesarios para fabricar testosterona. Si faltan los micronutrientes liposolubles, los minerales no podrán utilizarse correctamente.

Consumo de Zinc: El zinc es un mineral fundamental para la producción de testosterona, aparte de que es un gran complemento para nuestra alimentación.

Los alimentos ricos en zinc son aquellos que nos proveen proteínas animales como las carnes de res, aves y pescado, y las proteínas vegetales como el frijol. Otra fuente de zinc es la leche y sus derivados, entre ellos el queso y el yogur.

Vale decir que la cocción excesiva de estos alimentos, reduce los niveles de zinc.

Es aconsejable el uso de suplementos que lo contengan, tomando una dosis máxima de 40 mg diarios.

Tomarlo en cantidades superiores a la indicada, puede causar náuseas e inhibir la absorción de otros minerales por parte del organismo.

Que no falte la vitamina D: Esta hormona esteroidea, es vital para el crecimiento de los espermatozoides, mantiene la calidad del semen y el conteo de esperma.

Por otra parte, la vitamina D incrementa los niveles de testosterona, aumentando el libido.

Es bien sabido que la principal fuente de adquisición de vitamina D se encuentra en la exposición solar.

Para lograr una óptima dosis del micronutriente, lo ideal es recibir sol en la mayor parte del cuerpo durante las horas cercanas al medio día.

Los niveles óptimos de esta vitamina en el cuerpo son de 50-70 ng/ml.

En caso de que no haya mucho acceso al sol natural, puede optarse por las cámaras seguras de bronceado, protegiendo los ojos con lentes para tal fin.

Otra opción, es su ingesta a través de un suplemento vitamínico. Un adulto debe ingerir una cantidad mínima de 8,000 Ul de vitamina D diariamente.

Recursos científicos para obtener testosterona

La sexualidad es parte de nuestra salud integral. Los hombres no deben claudicar en su empeño de lograr una vida sexual satisfactoria, a pesar del paso del tiempo.

Por esta razón, la investigación científica pone a su servicio productos dirigidos al aumento de la testosterona y con ello, lograr la vuelta a una vida sexual plena.

Especialistas en farmacéutica y nutrición han creado la novedosa Extralib Hombre; la vitamina estrella de esta mezcla es la niacina. Junto al óxido de zinc, garantizan el aumento en los niveles de testosterona.

La fórmula toma de la naturaleza extractos de hierbas conocidas por sus poderes afrodisíacos. Entre ellas Saw Palmetto y la Raíz de Eleutherococcus senticosus; además de moléculas hormonales como Dehidroepiandrosterona y L-Arginina.

Por otra parte la Extralib Hombre ofrece las bondades de las plantas Macuna Pruriens, Muira Puama y Maca Root, para aumentar el libido.

Incluye Xanthoparmelia Scabrosa, L-Arginina, Epimedium, Cnidium Monnieri y Rhodiola Rosea, para mejorar la circulación y el flujo de sangre en el pene.

El uso de estas hierbas en la Extralib Hombre, conduce a erecciones más grandes y más duras.

La composición de la Extralib Hombre tiene además extracto de ñame silvestre, Tongkat Ali y Tribulus Terrestris. Estas sustancias botánicas son igualmente útiles para aumentar la testosterona.

No podían faltar en el suplemento nutricional de mejora de hierbas masculinas, las famosas y bien difundidas Panax Ginseng, Guaraná y Avena Sativa.

Estas milagrosas plantas, son una potente ayuda para incrementar la energía sexual y la resistencia, durante la faena amorosa.

Si queremos mejorar nuestra vida sexual y con ello, la comunicación íntima en pareja, no debemos olvidar que el cuerpo va cobrando deudas a través de los años.

Complementar las faltas nutricionales con un suplemento de alta calidad nunca estará de más; por el contrario, será de gran beneficio para nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *