Aumentar la libido es tener mejor salud

Aumentar la libido es tener mejor salud

Última actualización: 29-12-2018. Equipo Nutricioni

Hermosa pareja se abraza mientras pasan tiempo juntos en la cama en casa

Las personas, damas o caballeros, en algún momento de sus vidas pueden pasar por periodos en donde la libido está decaída, si esa es la situación no hay que asustarse, puesto que es perfectamente superable, en tanto no se presente de manera recurrente.

De hecho, puede sorprender lo rápido que puede cambiar la actitud con respecto al deseo sexual.

Conocer cómo aumentar el deseo sexual o libido en las personas es muy interesante, ya que al tener una sexualidad plena se fortalece la unión y la atracción en pareja; aumenta la autoestima, hay mayor rendimiento laboral, el estado de ánimo cambia positivamente y mejora la salud en general.

Si se cae en cuenta de haber perdido las ganas de tener sexo, entonces éste es el momento indicado para verificar si el estrés y las tensiones del día a día están afectando la vida sexual o hay algo más; el momento llegó, entonces, de tomar medidas al respecto.

Suelen ser normales los altibajos en la libido, por eso más adelante se presentarán varias formas efectivas y naturales de aumentar la libido y sorprender a la pareja.

Es muy bien sabido que la rutina, la llegada de los niños, el trabajo, las labores de casa, los compromisos familiares y sociales, en fin, las obligaciones diarias, son los enemigos número uno para el sexo.

El tren de vida conlleva al cansancio y, por ende, al llegar a casa provoca zumbarse en la cama a dormir, sin el menor interés de  tener sexo con la pareja. Por esta razón, y para sacarle el máximo partido a las relaciones íntimas, es bueno tomar algunos consejos para aumentar la libido o apetito sexual.

Cuando la libido comienza a variar

Los motivos por los cuales la libido puede variar en cada personas son diversos, entre ellos tenemos aspectos físicos, hábitos de estilo de vida, psicológicos y de salud en general.

Por supuesto, cada género, hombre y mujer, tiene agentes causales propios para que se dé la variación de la libido por su anatomía propia; sin embargo, existen factores comunes que se presentan en ambos sexos.

En las damas puede afectarse la libido cuando se presentan enfermedades como la vaginitis, las infecciones bacterianas o micóticas en la zona íntima, dolores a nivel pélvico, enfermedades circulatorias, la llegada de un bebé, estrés post parto, problemas hormonales y otras enfermedades propias.

En el hombre la libido se ve modificada ante la presencia de enfermedades urinarias, circulatorias, prostatitis, impotencia, eyaculación precoz y dolores producto de enfermedades inherentes a la masculinidad.

La presencia de enfermedades hormonales en ambos, también  interfiere al momento de llevar a cabo el acto sexual en la pareja. En la mujer, la deficiencia de estrógenos hace que disminuya la libido y en el hombre, la producción baja de testosterona disminuye el deseo de tener relaciones íntimas.

Durante el embarazo ocurren varios procesos en los que las hormonas tienen un gran poder de acción, incluso en el periodo de lactancia, que puede originar una disminución de la libido en las mujeres, mientras que en el hombre, en ese proceso puede presentarse la disminución de andrógenos que baja la libido.

La libido, tanto en el hombre como en la mujer, puede verse disminuida por problemas psicológicos tales como la depresión, baja autoestima, excesiva ansiedad, estrés crónico, dogmas religiosos, abuso sexual y disputas entre la parejas, estos factores deben ser consultados por los especialistas.

La disminución de la libido también puede ser afectada por la alimentación,el sedentarismo, trastornos del sueño, falta de actividad física, el consumo de comidas chatarras, consumo excesivo de alcohol, abuso de drogas, tabaco, consumo de antidepresivos, anticoagulantes y la monotonía.

Las enfermedades que padecen las personas tienden a disminuir el deseo sexual, es por ello que el LibiActiv Mujer fue elaborado para mejorar la salud femenina y aliviar las dolencias de enfermedades como la osteoporosis, migrañas, bronquitis y asma crónica.

¿Cómo se puede aumentar la libido en las damas?

Parte de la disminución de la libido en las damas radica en el área psicológica; el deseo sexual depende mucho del estado de ánimo de las damas. Para mantener o aumentar el apetito sexual se debe tener una actitud muy positiva.

Dejar de lado el estrés, la comunicación con la pareja es fundamental, desinhibirse de tabúes, abrirse a la pareja, superar los miedos, temores y ansiedades; fomentar la comunicación, ampliar e investigar acerca de temas relacionados con el sexo y cómo hacerlo más placentero.

Aprender y conocer del propio cuerpo, invitar a la pareja a que conozca su cuerpo, explorar y dejar que explore, descubrir las zonas erógenas mutuamente y hacerle saber a la pareja lo que agrada; si es la espalda la que se considera más sensible con respecto a otra zona del cuerpo, hay que hacerlo saber.

Dejar la monotonía, arriesgarse a cosas nuevas, buscar un tiempo para sí y, por supuesto, para estar en compañía de la pareja, vestir prendas de ropa provocativas que llamen la atención de la pareja, darle rienda suelta a las fantasías, jugar y recrearse.

Por otro lado, decirle no a la ansiedad. El acto sexual es un asunto de dos, espontáneo, para disfrutar en pleno. Dar el primer paso al romance, al erotismo y disfrutar plenamente de la sexualidad.

El LibiActiv Mujer fue diseñado pensando en la salud de la mujer, elaborado con un conglomerado de hierbas medicinales como el ginseng, que proporcionan alivio a enfermedades femeninas y favorece el aumento de la libido en la mujer.

Mantener una buena alimentación, prepararse una rutina de ejercicios entre unos 30 minutos a 45 minutos diarios,  un par de veces por semana, procura alejar las tensiones y el estrés; escuchar música, darse un baño refrescante y relajante antes de ir a la cama.

Tratar de usar lencería bonita, ropa interior que estimule la visión de la pareja, encontrar los modelos que hagan sentirse agradable, que se adapten al cuerpo para resaltar la belleza natural que se posee  y que al mismo tiempo produzca sensación de seguridad y comodidad.

La vagina necesita cuidados.  La mayoría de las veces, la lubricación de esa zona se altera y tiende a producir sequedad, ocasionando desagradables molestias en el momento de tener contacto íntimo; para ello se puede utilizar lubricantes a base de agua o de aceite.

El uso de lubricantes ácidos ligeros con pH parecido al pH vaginal que no supere el valor de 5, es el más recomendado, pues permite la defensa frente al ataque de infecciones o desequilibrios de la flora bacteriana normal; deben usarse de preferencia sin olor, color y sabor.

Y, ¿qué hay de los caballeros?

hombre sorprendido medio desnudo joven en la cama mirando hacia abajo a su ropa interior en su pene debajo de la sábana blanca en el cuarto malo. Foto de concepto de sexualidad masculina y problemas sexuales masculinos, ambiente doméstico.

Para aumentar el deseo sexual en los caballeros, cuando éste se ve disminuido, principalmente se deben disminuir los niveles de estrés, ejercitarse en forma periódica, mantener una mente siempre positiva, evitar el sedentarismo, mantener la comunicación con la pareja y fortalecer la confianza mutua.

Se pueden realizar ejercicios diarios, pero tampoco excederse más de 60 minutos por día, ya que un tiempo mayor hace que los niveles de testosterona desciendan.

Si se siente bien físicamente, aumentará la autoestima; por ende, se incrementará la confianza lo que promueve el aumento de la libido.

Tratar de mantener óptimos los niveles hormonales, pues ellos determinarán el deseo sexual; mantener siempre la comunicación con la pareja, ser paciente, receptivo, tolerante; procurar mantener la confianza y hablar de temas relacionados con el sexo abiertamente, sin tabúes.

En este sentido, mantener una dieta saludable; evitar ingerir en forma excesiva alcohol, no consumir medicamentos anabolizantes, hormonas de crecimiento y tabaco, pues estos productos disminuyen la producción de testosterona.

Se puede incrementar la autoestima y el deseo sexual tomando en cuenta los atributos, en lugar de los defectos. De esta manera se puede aumentar el placer y favorecer el deseo sexual.

Es importante disminuir el consumo excesivo de carbohidratos, en especial los que poseen alto contenido de azúcares, puesto que provocan el  incremento de los niveles de insulina en sangre, lo que trae como consecuencia directa la precaria producción de testosterona.

Para mejorar la libido en el hombre es necesario reducir el estrés, pueden practicarse deportes como el yoga, ejercicios de respiración, meditación y ejercicios en forma regular que disminuyan el estado de estrés constante.

Para poder tener una libido de mejor calidad es necesario incrementar los niveles de testosterona producidos por el cuerpo humano.

Para esto se deben añadir en la dieta diaria, proteínas que se encuentran en el pescado, granos y las carnes rojas. También mejorar las horas de sueño, no dormir produce estrés y debilita la producción de andrógenos.

Un estudio publicado indicó que el hombre al exponerse a la luz intensa por varios días, produce una satisfacción sexual mayor, que hace que aumente o recupere la libido masculina.

Otra responsable de aumentar la libido es la hormona kisspeptina, producida en el hipotálamo, genera una cascada de señales que impulsan la producción de las hormonas sexuales testosterona y estradiol.

¡Buen apetito!

El consumo de alimentos ricos en zinc, magnesio, vitaminas del grupo B, vitaminas A, C y D; grasas monoinsaturadas, omega, productos extraídos del mar como almejas, ostiones, calamares, pescado, aguacate, nueces, aceite de oliva; frutas como las fresas, lima, limón, naranjas y frambuesas, estimulan el apetito sexual.

Se recomienda consumir los vegetales en su forma natural, esto ayuda a mantener el equilibrio hormonal y al mismo tiempo aumenta el deseo sexual. El LibiActiv Mujer, con un contenido de hierbas naturales que potencian el deseo sexual en las damas, ayudan a favorecer el apetito sexual perdido.

En el mismo orden, es provechoso incluir el delicioso cacao en la dieta. Éste contiene feniletilamina, un compuesto químico que provoca euforia mediante la secreción de dopamina (sustancia química que brota del cerebro cuando se tiene un orgasmo); sumado a ello, el calcio de la leche favorece la transmisión nerviosa, lo que t hará sentirse más sensible al tacto.

Comer cambures, plátanos o bananas. Estas frutas son llamadas popularmente comida ‘sexual por su forma fálica. Contienen potasio, magnesio, vitaminas del grupo B y producen altos niveles  de energía para los encuentros sexuales.

Las ostras son muy recomendadas, ya que son alimentos que poseen alto contenido de zinc, esto ayuda a producir esperma y aumentar la libido.

Las semillas de calabaza son fuentes ricas en zinc, que como ya se ha explicado, eleva los niveles de testosterona.

Comer maní también es positivo por su alto contenido en zinc. Estudios han demostrado que ayuda al organismo a producir espermatozoides sanos,  aumenta el conteo de espermatozoides y su motilidad.

El uso de la nuez moscada como aderezo es muy importante, debido a que estimula las células nerviosas y la circulación sanguínea , lo que hace que se incremente el deseo sexual; por ende es considerado afrodisíaco.

Los pescados ricos en omega 3 como el atún, la trucha, el arenque y las sardinas, hacen que aumente la libido al ser consumidos.

La miel posee carbohidratos lentos, energéticos y vitamina B, que son necesarios en la producción de testosterona. Antiguamente las personas tomaban aguamiel (una bebida a base de miel) todos los días por un mes después de casarse.

El consumo de las proteínas que provienen del pollo es vital para aumentar la libido, debido a la producción de testosterona. También está estrechamente ligada a los niveles de zinc y de vitamina del grupo B, especialmente la B6,  ambos nutrientes están presentes en su carne.

Un grupo de científicos demostró que la sandía produce en el cuerpo del hombre efectos similares a la Viagra. Esto se debe a las sustancias citrulina y arginina, elementos que aumentan la libido, que ayudan a la erección y a la excitación.

Hacer del sexo un placer mayor

Hombre y mujer joven acostado en una cama, mientras se mira

En primer lugar, conversar con la pareja sobre los deseos sexuales más íntimos, también verificar médicamente si existe alguna enfermedad que esté asociada con la disminución de la libido para que se realicen los correctivos respectivos.

Se puede acudir a un terapista y realizar actividades que ayudarán a aminorar el problema. Es vital la confianza con la pareja y con el especialista, hablar abiertamente y plantear las dudas y temores.

Aumentar la confianza en sí mismo. La forma en que se siente acerca del cuerpo afecta la forma en que se siente acerca del sexo. El consumo de LibiActiv Mujer elaborado con un grupo de hierbas con propiedades beneficiosas para el aumento de la libido femenina, ayudará a aumentar la confianza al momento de mantener sexo con su pareja.

Puede beberse un vaso de vino que posiblemente ponga a gusto y así aumentar el interés para tener intimidad; pero no exceder las copas, el alcohol puede arruinar la capacidad de realizar el acto sexual afectando la función eréctil. El alcohol también puede inhibir la capacidad de aparición del orgasmo.

Aumentar la energía y el deseo sexual haciendo siestas cuando se pueda y comiendo una dieta saludable, alta en proteína y baja en carbohidratos.

En el caso de las damas, se debe evitar el consumo de alimentos cárnicos muy salados y los horneados industriales, ya que desvitalizan el organismo y afectan directamente la calidad sexual, los ciclos menstruales y la líbido.

Para obtener buena energía es útil tomar té de hierbas que pueden contener ginseng y también baños de inmersión que contengan rosas, geranio y ginseng, esto favorece la relajación y calma el estrés haciendo propicio el aumento del deseo sexual.

La mejor manera de hacer la vida sexual picante es tomarlos de forma literal. Los alimentos que pican en exceso, como el chile o algunas especias como la pimienta, aumentan el calor del cuerpo lo que lo hacen favorables para el sexo incrementando el ritmo cardíaco y el flujo sanguíneo, produciendo, finalmente, la anhelada excitación sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *