ataque respiratorio, Retrato de una mujer que usa un inhalador para el asma en un invierno frío. Mujer con inhalador que sufre ataque de asma en invierno Condición de manejo asmático del paciente con medicación en la estación fría

Asma bronquial: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Asma bronquial: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Última actualización: 12-03-2019. Equipo Nutricioni

El asma bronquial es una enfermedad más frecuente en niños que en adultos. Debido a la inflamación avanzada de los bronquios, provoca tos, sibilancias en el pecho y dificultad para respirar.

Esta afección se produce  por una serie de desencadenantes o factores, como las infecciones por virus o alergias.

El asma bronquial es una afección relativamente frecuente. Un alto porcentaje de consultas de emergencia se deben a personas asmáticas que necesitan una solución a su malestar.

Mujer asiática que utiliza un inhalador de cartucho presurizado faringe extendida, broncodilatador.

En la actualidad, no se conoce a ciencia cierta cuales son los motivos que desencadenan los episodios de asma. Muchos médicos lo relacionan con antecedentes familiares, otros lo atribuyen a la contaminación o a diversos agentes presentes en el ambiente.

Lo cierto es que cuando  una persona es diagnosticada con asma, esta debe no solo deberá estar en tratamiento constantes, sino también cambiar su estilo de vida, observando y detallando lo que desencadena un episodio asmático.

¿Que es asma bronquial y cuáles son los síntomas?

Se trata de una enfermedad respiratoria, que se puede presentar tanto en niños como en adultos, en cualquier etapa de la vida.

Se caracteriza por la inflamación de los canales que pasan el aire a los pulmones, llamados bronquiolos.

Esta enfermedad es común en niños, según estadísticas demuestran que por lo menos el 75% de casos son de niños menores de 7 años de edad.

En términos generales, se cree que esta enfermedad afecta un 10% de la población infantil y un 5% la población adulta.

Durante este proceso inflamatorio, se forman edemas, aumenta la producción de moco y espasmos, lo cual es un obstáculo para el paso del aire a través de los pulmones. A esto se le denomina broncoespasmo.

El asma provoca dificultad para respirar, tos, sensación de presión en el pecho y sibilancia. El origen de esta enfermedad puede estar causado, por el contacto con humo, frío, polvo, polen, entre otros.

Las personas que presentan dificultad para inspirar y exhalar, hace que parte de este aire quede atrapado en los alvéolos, causando la hiperinflación de los pulmones.

El asma bronquial puede desaparecer o mejorar en la etapa de la adolescencia, en algunos casos desaparece y regresa en edad adulta, otras durante la tercera edad.

Los síntomas comunes del asma bronquial son:

  • Disnea
  • Tos
  • Broncoespasmo
  • Pesadez
  • Compresión en el pecho
  • Estos síntomas empeoran por la noche, al acostarse.

El asma se hace presente, debido a una serie de factores como virosis respiratorias, frio, humo, polvo, pelo de animales, entre otros.

Aún cuando la persona afectada no presenta una crisis de asma bronquial, siempre existirá algún grado de broncoespasmo, en quienes padecen formas más graves de asma.

Estas personas se adaptan a la reducción de las vías respiratorias y no presentan malestares durante el día, a menos que tengan que realizar algún esfuerzo.

Datos importantes acerca del asma bronquial

El asma se ha clasificado en 4 categorías, las cuales son:

Asma intermitente: Se trata de episodios de asma que ocurren por lo menos 2 días a la semana.  El afectado puede presentar una o dos veces al mes una crisis asmática.

Asma persistente leve: Este tipo de asma puede causar limitaciones en las actividades del día, ya que las crisis ocurren por lo menos dos veces a la semana, y cada 3 o 4 noches al mes.

Asma persistente moderada: Se presenta todos los días. El paciente se despierta más de una vez a la semana con la crisis, limitando sobremanera las actividades diarias.

Asma persistente severa: Estas crisis de asma se presentan a diario y más de una vez al día. La persona afectada se despierta todas las noches con una crisis, de tal forma que limita muchísimo la vida cotidiana.

Existen pruebas respiratorias, que son utilizadas para calibrar la severidad del asma.

Ahora bien, las personas que presentan asma severa pueden sufrir de crisis agudas de asma que requieren atención médica. Entre los signos tenemos:

  • Dificultad para respirar
  • Cambio de color de tono de los labios violáceos o azulados
  • Dificultad para hablar
  • Crisis de ansiedad
  • Sudoración intensa
  • Uso de la musculatura torácica, abdominal o del cuello durante la respiración.
  • Pérdida de la conciencia.

¿Por qué algunas personas padecen asma bronquial? No se sabe a ciencia cierta, lo que sí se conoce es que debido a factores genéticos, esta enfermedad puede afectar a varios miembros de una misma familia.

Si uno de los padres de un niño es asmático, este tiene una probabilidad de un 25% de tener esta enfermedad.

El asma bronquial, también está relacionada con procesos alérgicos, como la dermatitis atópica, urticaria, rinitis alérgica, entre otros.

Quienes tienen sobrepeso, son fumadores o cuya madre fumó durante el embarazo, así como bebés que al nacer están bajos de peso, personas expuestas al humo de incendio, plaguicidas y productos químicos, pacientes con reflujo gastroesofágico, son propensos a padecer asma.

¿Cuales son los factores que desencadenan una crisis asmática y cómo prevenirla?

La mayoría de las veces son sustancias que se aspiran a través del aire:

  • Humo
  • Cigarrillos
  • Polen
  • Polvo
  • Pelos de mascotas
  • Contaminación atmosférica
  • Moho
  • Ácaros
  • Alergia a algunos alimentos
  • Infecciones virales o bacterianas en las vías respiratorias
  • Alergia a medicamentos
  • Fuerte olor de productos químicos

No existe forma de prevenir los ataques de asma, pero sí se puede controlar:

Sigue un plan de acción para el asma: Con la ayuda del médico quien señalará los medicamentos adecuados para controlar un ataque de asma.

Es necesario recordar que el asma bronquial es una enfermedad que requiere tratamiento permanente.

Vacunarse contra la neumonía y la influenza: Estar al día con las vacunas ayudará a que no se desencadene un cuadro de asma.

Identifica y evita lo que te provoca el asma: Existen muchos alérgenos e irritantes: polen, moho, aire frío y la contaminación entre otros, que pueden desencadenar el asma. Descubre lo que te causa asma y evítalo.

Controla la respiración: Existen signos de advertencia de un ataque como por ejemplo: tos leve, silbido al respirar y falta de aire. Por eso es bueno contar con un medidor de flujo, el cual registra el flujo de aire máximo.

Identifica y trata los ataques a tiempo: Si actúas rápido existe la gravedad del ataque de asma disminuye y no será necesario utilizar muchos medicamentos para controlar los síntomas. Pero si ves que los síntomas no mejoran, debes buscar ayuda médica.

Toma tus medicamentos según las indicaciones médicas: Nunca cambies o modifiques el tratamiento aún experimentando mejoría, sin haberlo consultado antes con el médico.

Lleva contigo los medicamentos a la hora de asistir a la consulta, para que este note si tomas la dosis adecuada o si se debe cambiar algún medicamento por otro.

Presta atención al incremento del uso del inhalador de alivio rápido: Si sueles prevenir un ataque de asma con un inhalador de alivio rápido, averigua con el médico cada cuanto lo puedes utilizar durante el día o si en tu caso es recomendable su uso.

¿Cómo se realiza un estudio al paciente con asma bronquial?

Después de realizar el diagnóstico de la enfermedad y habiendo descartado otras enfermedades, es necesario conocer qué causa la aparición de las crisis de asma.

El médico realiza los siguientes pasos:

Edad de inicio: Mientras mayor es el terreno alérgico, más temprano inician las enfermedades alérgicas que tan continuas e intensas son las crisis, permite al médico conocer que tan severa es el asma del paciente.

Periodicidad anual y diaria: Este nos ayuda a detectar las causas de la crisis, las alergias al polen, producen alergia en algunos meses del año.

Factores desencadenantes: Muchas veces la persona asmática reconoce cuales son las sustancias que le causan la crisis. La existencia de antecedentes alérgicos tanto personales como familiares, son frecuentes en estos pacientes.

Examen clínico: Si este se realiza sin que la persona tenga la crisis de asma, no se hacen visibles las deformaciones torácicas ni las alteraciones posturales. Pero cuando el paciente tiene la crisis de asma, este se encuentra sentado y experimenta dificultad para respirar, silbidos en el pecho, con un fuerte catarro y tos seca.

Análisis de laboratorio: Estos son indicados por el médico: análisis de sangre, radiografías o tomografías, entre otros.

Alérgico: Para saber cuáles son los alergenos que causan el asma está la espirometría, una técnica que se realiza con un espirómetro, donde con solo soplar con fuerza, se conoce si existe déficit de obstrucción.

Nos confirma si podemos tener una crisis asmática, apreciar si un medicamento es bueno o hay que suspenderlo. También ayuda a identificar los factores desencadenantes y saber si es el momento de cambiar el tratamiento.

Tratamiento del asma bronquial y sus posibles complicaciones

El tratamiento debe cubrir varios aspectos importantes, entre ellos:

Inflamación de la mucosa bronquial: Esta es la parte más importante a tratar, ya que los broncodilatadores no disminuyen la inflamación de la mucosa bronquial.

Entre los antiinflamatorios más potentes están los corticoides inhalados, muy efectivos y sin efectos secundarios en la mayoría de las personas, aún con crisis de asma durante varios días de la semana o con crisis nocturnas.

Para los que tienen crisis de asma de forma esporádica, no es necesario los corticoides, con los broncodilatadores es suficiente.

Broncoespasmo: Los corticoides inhalados no surten efecto inmediatamente, sino a los días, por lo cual el broncoespasmo puede regresar. Para eso se utilizan los broncodilatadores.

Existen broncodilatadores de acción prolongada, que se toman por dos veces al dia y todos los días, con o sin la presencia de síntomas.

Y están los de acción corta, que se utilizan en contadas ocasiones cuando existe tos recurrente o sensación de ahogo, por ejemplo.

En casos de asma severa es necesario el tratamiento antiinflamatorio máximo y el uso de broncodilatadores.

Alergias: En casos de alergia a algún componente, los antihistamínicos son beneficiosos. Incluso existen tratamientos inmunológicos como vacunas para controlar alergias.

Aunque lo mejor es reducir o evitar la exposición a los alérgenos. Un ejemplo común son las alergias a los ácaros de polvo. Con tomar medidas de higiene en casa es suficiente.

En los niños son frecuentes las atelectasias u obstrucciones totales de los bronquios por acumulación de mucosidad.

Esta mucosidad puede quedar atrapada en los bronquios, bloqueando el mismo y el aire no puede entrar en algunas áreas del pulmón. Durante el asma estas mucosidades salen de los pulmones gracias a la tos.

En las radiografías esto se nota como una mancha presente en el pulmón, la cual desaparece cuando las mucosidades son expulsadas por fin del bronquio.

En el cuadro de asma los medicamentos calmantes de la tos no son buenos, ya que impiden la expulsión de la mucosidad. Cuando esta queda atascada, sirve de caldo de cultivo para los microbios, favoreciendo la aparición de infecciones como la neumonía.

Suplemento eficaz para el asma bronquial

¿Pueden las personas con asma bronquial hacer deporte y llevar una vida normal? Sí pueden, siempre y cuando no estén pasando por una crisis. El ejercicio es muy conveniente, ya que esto mejora el sistema respiratorio y cardiocirculatorio.

El asma en los deportistas recibe el nombre de asma de esfuerzo, ya que presentan síntomas de asma agudos al realizar esfuerzo físico o al finalizarlo, por ejemplo:

  • Tos
  • Sibilancias
  • Dificultad respiratoria
  • Dolor o presión en el pecho

Por supuesto no siempre se hacen presente estos síntomas durante el ejercicio. Conviene que los entrenadores conozcan qué deportistas tienen asma de esfuerzo.

Frambuesa Anticrón es el suplemento que cuenta con lo mejor de la naturaleza en una sola cápsula: polvo de frambuesa roja, polvo de hongos Shiitake, Maitake y Reishi. Los mejores ingredientes naturales para fortalecer el sistema inmune.

El suplemento Frambuesa Anticrón no solo es utilizado para disminuir los síntomas del asma, sino los cuadros de alergia, tan frecuentes en niños y adultos.

Frambuesa Anticrón además ofrece más aportes a tu salud y bienestar. Por ejemplo:

  • Disminuye la grasa corporal
  • Reduce la presión arterial y el colesterol.

Frambuesa Anticrón es efectivo protector del corazón y se sabe que los hongos Shiitake, Maitake y Reishi tienen potencial para prevenir el cáncer.

hongo resihi, Seta Reishi grande en el bosque que crece en un árbol, vista lateral

Con este suplemento y sus ingredientes naturales, las personas con asma bronquial pueden mejorar su calidad de vida, ya que resulta un apoyo efectivo en el tratamiento.

Y puesto que en la prevención está tu salud y bienestar, conviene que identifiques el detonante específico de tus episodios de asma y tratar de evitarlos en lo posible, para que las crisis no sean tan fuertes.

Además recuerda que si la tos y los síntomas del asma bronquial son muy fuertes, lo mejor es acudir a un centro de salud, para que un médico te examine y te indique lo que necesitas en ese momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *