Mano enguantada sosteniendo bacterias creciendo en una placa de Petri

Asegúrate de conocer qué son las bacterias

Asegúrate de conocer qué son las bacterias

Última actualización: 21-12-2018. Equipo Nutricioni

Las bacterias, son aquellos microorganismos que conoces como los que se encargan de ensuciar las superficies de tu hogar. Y no es una idea equivocada.

Pero aun así, el significado y función de las bacterias va mucho más allá de eso. Por más que te esfuerces en eliminarlas, siempre quedará una que otra.

Pero no hay nada que temer, puede tratarse de una bacteria que no afecta a nuestra salud e integridad.

Mano enguantada sosteniendo bacterias creciendo en una placa de Petri

Las bacterias, en general, son microorganismos procariotas. Te preguntaras que significa eso. Bueno, el término procariotas hace referencia a que estos organismos no poseen núcleo ni membranas internas.

Además de ser el microorganismo de mayor abundancia en el mundo. También se encuentran en absolutamente todos los ecosistemas existentes.

Se pueden encontrar y desarrollarse en ambientes extremos, desde las aguas calientes, hasta las más frías; además pueden sobrevivir en desechos tóxicos y en lo profundo de la corteza terrestre.

Se ha estimado que existe una cantidad de nada mas y nada menos que 500.000.000.000.000.000.000.000 de bacterias en el mundo.

Parece un poco exagerado, pero esa es la cifra que se dio a conocer luego de una extenuante investigación y años de cálculo.

Las bacterias son de extrema importancia para el correcto reciclaje de los desechos. Los desperdicios orgánicos, luego de un tiempo se van descomponiendo. Y esto sucede gracias a la ayuda de las bacterias presentes en el ambiente.

Los desechos producidos por productos naturales, como las cáscaras de las frutas o verduras, al colocarse sobre la tierra, cambian. Poco a poco su color se vuelve más oscuro y sin darnos cuenta, se convierten también en tierra.

Este proceso tan maravilloso es el que ha mantenido el equilibrio en la tierra por tantos años, y al que nosotros, debemos ayudar a que funcione correctamente, evitando el desperdicio de plásticos.

Beneficios de las bacterias en el organismo

Las bacterias al ser microorganismos, son extremadamente difíciles de percibir por medio de la vista humana dificultando el proceso de saber si nos encontramos rodeados de bacterias buenas o malas.

Por ello debemos mantener una limpieza básica en nuestro hogar, procurando mantenernos seguros de la no acumulación de bacterias en todos aquellos lugares que son difíciles de alcanzar.

En esos lugares es donde se desarrollan bacterias que, con el tiempo, pueden causarnos problemas de salud, y se debe tener cuidado si en el hogar hay una persona que sufra de asma o problemas en la piel.

Aun así, existen unas bacterias que debemos integrar en nuestro cuerpo por medio de los alimentos. Estas bacterias se conocen como lactobacilos.

Los lactobacilos, son organismos que ayudan a tener una correcta digestión de los alimentos, así como mejoran el sistema inmune e inhiben el crecimiento y desarrollo de  bacterias patógenas, las cuales, al entrar, conllevan una gran cantidad de enfermedades al organismo.

Por ello debemos conocer donde se encuentran esas bacterias beneficiosas.

Los principales alimentos donde podemos encontrarlas son, el yogurt, la cerveza, vino, queso y demás alimentos que requieren ser fermentados. Para que puedan tener el sabor y texturas que conocemos.

También las encontramos en  SúperBio, lleno de probióticos y que, entre otros beneficios, genera bacterias positivas, destruyendo las que producen efectos negativos.

Entre otros beneficios que nos dan estas bacterias, están:

  • Evitan enfermedades del tracto digestivo como la gastritis, síndrome del colon irritable e interfieren en las infecciones respiratorias, mejoran la diarrea causada por antibióticos y evitan la aparición de úlceras.
  • Mejoran la apariencia de la piel, actuando contra el acné, eccemas y problemas causados por enfermedades mayores, como el cáncer de piel.
  • Reducen considerablemente el colesterol, mejorando el flujo sanguíneo.
  • Protegen al cuerpo de los patógenos productores de enfermedades graves, activando el sistema inmunológico

Tipos de bacterias en el mundo: como las dividen

Ya que conoces los beneficios de las bacterias, ahora debes comprender sus distintos tipos. No todas son buenas o producen beneficios.

Al comienzo, cuando apenas se comenzaban a estudiar los distintos microorganismos que desempeñan grandes funciones en el mundo, se creía que las bacterias eran, simples microorganismos.

En aquellos tiempos se les llamaba, arquea bacterias. Pero luego de muchos estudios y experimentos, se llegó a la conclusión de que las bacterias eran diferentes a otros organismos que llamaron arqueas.

Como principal diferencia, tenemos que las arqueas presentan tres ARN polimerasa en sus organismos. Y las bacterias solamente cuentan con uno, siendo las bacterias los organismos más simples.

Las arqueas realizan distintos ciclos que incluyen al carbón y el nitrógeno. Siendo de principal importancia en temas de agricultura y el equilibrio ecológico

Las bacterias, pueden ser utilizadas en procesos de recuperación de metales, reciclaje de desechos orgánicos y en la elaboración de productos comestibles como el yogurt y el queso.

Las bacterias pueden causar enfermedades tanto de la piel como en el interior del organismo. Algunas de estas enfermedades pueden desarrollarse rápidamente, ya que las bacterias que las causan, se propagan con mucha facilidad.

Por todo esto es que se tomó la decisión de separar el estudio de estos dos organismos, que presentaban una estructura molecular distinta y funciones diferentes

A lo largo del tiempo se fueron descubriendo una infinidad de microorganismos que pasaron a formar parte del grupo de las bacterias. Así como otros organismos que quedaron del lado de las arqueas.

Estudiando específicamente las funciones que desempeñan cada una y la forma en la que se ven, bajo un microscopio.

Los avances tecnológicos, tanto en el almacenamiento de información, como en la instrumentación utilizada a la hora de estudiar todos estos microorganismos, ha hecho más sencillo el proceso de diferenciación.

Bacterias según su forma

Las bacterias, suelen presentar distintas estructuras física, que ayuda a la hora de clasificarlas y separarlas del resto. Esta estructura puede cambiar según sea su función en el mundo.

Algunas de estas bacterias son más sencillas de diferenciar que otras. Ya que muchas veces resulta un poco más complicado detallarlas con la ayuda de un microscopio.

Aun así presentan una serie de formas que en muchos casos determinan sus nombres. Ya que la forma que poseen se suele utilizar de sufijo. Estas bacterias son:

Cocáceas o cocos: este tipo de bacterias poseen una forma esférica. Entre ellas se encuentran

  • Diplococos: este grupo está constituido de dos células. (neumococo). 
  • Tetra-cocos: grupo constituido principalmente por cuatro células.
  • Estreptococos: estos grupos se conforman de varios individuos que forman largas cadenas.
  • Estafilococos: este grupo se va desarrollando con distintos miembros que en conjunto se ramifican. Quedando similares a un racimo de uvas.

Bacilos: estos organismos se caracterizan por poseer una forma cilíndrica.

Espiroquetas: como lo da a entender su nombre, estos microorganismos son en forma espìralada

Vibriones: la forma de estos organismos se caracteriza por simular la forma de una coma (,).

Algunas de estas bacterias como los estreptococos son innecesarias para nuestro organismo ya que no mantienen equilibrada la flora intestinal. Además, al entrar en contacto con nuestro organismo, desencadenan una gran cantidad de enfermedades.

Por ello es recomendable realizar una buena limpieza a los alimentos, ya que estos son los principales portadores de todas estas bacterias.

Son muy comunes en el medio ambiente, por lo tanto también se debe mantener una buena higiene corporal. Y con ello evitar que estas bacterias se desarrollen dentro de nosotros, ataquen el sistema inmunológico y se esparzan por el organismo.

Al debilitarse el sistema inmunológico, nos hacemos más vulnerables a infecciones producidas por bacterias patógenas.

Bacterias según su pared celular

Por medio de este criterio se puede considerar luego de diversos estudios, si la bacteria es patógena o no.

Para ello se realiza una investigación que consta de utilizar una tinción o teñido, que determinara si la bacteria es dañina o no.

Las diferencias estructurales en las paredes celulares de esas bacterias son las que determinan si la bacteria puede teñirse.

Mediante este proceso se determinó una subdivisión, por decirlo de alguna manera. La cual determinaba que las bacterias que se teñían eran gram positivas y las que no se teñían se les llamó gram negativas.

Por lo tanto, después de más estudios se llegó a la conclusión de que las bacterias gram positivas estaban compuestas de peptidoglicano. Además de estar constituidas por ácido teicoico.

Por otro lado las bacterias gram negativas se constituyen de peptidoglicano y otras estructuras o moléculas como lipoproteínas. Pero también se complementan de lipopolisacáridos.

Bacterias anaerobias en forma de bastón grampositivas que forman parte de la flora normal del intestino humano. Ilustración 3D

Estos compuestos se encargan de transportar la grasa por todo el cuerpo, que es el caso o la función de las lipoproteínas. Y también activan el sistema inmune, el cual es el caso de los lipopolisacáridos.

Estos descubrimientos llevaron al posterior desarrollo de sustancias, necesarias para el tratamiento de distintas enfermedades, como antibióticos y vacunas, y facilitaron la información necesaria a la hora de crear mecanismos útiles para la defensa contra esas bacterias.

Esta clasificación ha sido muy útil en el ámbito de estudio.

Todos los días se desarrollan investigaciones con el propósito de estar más cerca de las curas o tratamientos de aquellas enfermedades, pudiéndose comparar las funciones que desempeñan, su forma (bacilos, cocos, entre otros) y características específicas de cada una.

Bacterias según su tipo de respiración

Existen una gran cantidad de bacterias que realizan sus funciones dependiendo de su respiración y  pueden ser aerobias o anaerobias, determinando así, si necesitan o no el oxígeno para sobrevivir.

Existen otras que pueden cambiar su forma de respiración según las circunstancias en las que se presentan, cambiando entre la utilización de oxígeno o sustancias como el nitrato o el dióxido de carbono.

Entonces, suelen diferenciarse según sean:

  • Aerobias: este tipo de bacterias son aquellas que requieren del oxígeno para su supervivencia. Estas utilizan el oxígeno como el principal receptor de electrones, ayudándolos a realizar sus funciones.
  • Anaerobias: los organismos que conforman este grupo no necesitan de oxígeno para la obtención de electrones. En cambio utilizan sustancias como el dióxido de carbono, nitratos y sulfatos para recibirlos, haciéndoles un poco más sencilla su supervivencia en ambientes extremos.
  • Anaerobias facultativas: este tipo de organismos tienen una ventaja mayor a las anteriores, poseen la capacidad de cambiar el método con el que respiran para sobrevivir. Dependiendo del lugar en que se encuentren pueden ejercer funciones tanto aerobias como anaerobias.

Estas bacterias poseen ventajas y desventajas según sea el medio en el que habiten.

Si una bacteria aerobia se encuentra en un lugar con poco suministro de oxígeno es poco probable que sobreviva.

Así como una sustancia anaerobia que se encuentre en un ecosistema que tenga suficiente oxígeno pero que no tenga la cantidad necesaria de sustancias como el nitrógeno o dióxido de carbono.

Al tiempo de que las sustancias anaerobias facultativas poseen la mayor ventaja ya que en ambos casos tienen todas las posibilidades de sobrevivir.

El único caso negativo sería que se encuentre en un  lugar que no posea ninguno de los elementos necesarios para su correcto desarrollo.

Bacterias según su movimiento

Este criterio clasifica a las bacterias según se encuentre su estructura extracelular.

Esto quiere decir que las bacterias son clasificadas y diferenciadas según sus flagelos, los  cuales son estructuras que le dan al organismo la capacidad de moverse según lo necesiten.

En algunas bacterias puede observarse como una cola que sobresale de las mismas. Pudiendo ser estas más largas o cortas; así como pueden presentarse entre una y varias en un mismo organismo.

Por lo tanto se les dividen en:

  • Monótricos: estas bacterias poseen solamente un flagelo que permite su movimiento, aunque al ser uno solo, este movimiento se hace lentamente.
  • Lofótricos: estas poseen en su estructura un grupo de flagelos que pueden estar en una o ambas partes de la misma, haciendo menos complicado su movimiento, pudiendo cambiar de dirección fácilmente.
  • Anfítricos: éstas al contrario de las anteriores poseen un solo flagelo en los dos lados de su estructurar, haciendo lenta pero con facilidad el movimiento de rotación o cambio de dirección.
  • Perítrico: estas se caracterizan porque poseen una gran cantidad de flagelos que cubren la mayor parte de su estructura, aunque en algunos casos, los flagelos que poseen abarcan toda la superficie.

Estas estructuras conocidas como flagelos son de suma importancia para la supervivencia de las bacterias, ya que en determinados casos pueden necesitar cambiar su ubicación para evitar futuros peligros.

Dependiendo de la cantidad y ubicación de flagelos a lo largo de la bacteria, esta puede poseer mayor o menor facilidad a la hora de realizar ciertos movimientos.

Por ejemplo, a algunas se les puede hacer más sencillo ir en línea recta pero se les puede dificultar la tarea de girar, mientras que a otras puede ocurrir lo contrario, haciéndoles más fácil realizar movimientos rotativos.

Bacterias según su metabolismo y nutrición

Otro fundamento para la clasificación de las bacterias se  basa en estudiar el modo en el que sucede su nutrición.

Se trata de estudiar y diferenciar cómo se desempeña y cómo sucede el proceso de metabolización en estos organismos.

Los principales criterios que suelen seguirse y son de gran importancia y relevancia son, el origen del carbono en su interior y su fuente de energía.

Entonces, ahora vas a conocer cuáles son estas clasificaciones y que bacterias la constituyen. Las cuales son:

Según el origen del carbono

  • Heterótrofas: este tipo de bacterias son las responsables de extraer o conseguir el carbono por medio de compuestos orgánicos, lo consiguen de alimentos que contengan carbohidratos y proteínas extrayendo los azúcares que poseen.
  • Autótrofas: estas consiguen su medio de sustento por sí solas y dependiendo de la cantidad de dióxido de carbono presente en el medio en el que habitan.

Según su fuente de energía:

  • Fotótrofas: este tipo de bacterias, realizan el proceso de fotosíntesis. Por lo tanto, necesitan para su sobrevivencia, la presencia de luz solar.
  • Quimioautótrofas: estas bacterias consiguen sus niveles de energía  a partir de procesos químicos, utilizando para ello sustancias químicas, presentes en el medio ambiente.

Estas bacterias, que entran en algunos de estos grupos pueden sobrevivir en una gran cantidad de ecosistemas, aunque su sobrevivencia muchas veces se ve afectada ya que los ambientes cambian.

Como resultado muchas veces evolucionan y se adecuan al ambiente o no llegan a sobrevivir.

Diferencia las bacterias buenas de las malas

Las bacterias están presentes en todo nuestro organismo.

Las bacterias que más daño causan son llamadas patógenas ya que producen enfermedades, además se propagan rápidamente si no son tratadas a tiempo.

Los principales bacterias patógenas que pueden afectarnos son:

  • Estafilococos: estan bacterias se encuentran y se desarrollan en la piel y en las distintas mucosas que expulsamos. Si sus condiciones cambian y su propagación aumenta pueden producir enfermedades como infecciones urinarias, foliculitis y neumonía.
  • Estreptococos: al igual que las anteriores se encuentran naturalmente en los seres humanos. Pero algunos de los miembros de este grupo como la  pyogenes pueden causar faringitis bacteriana.
  • Escherichia coli: estas bacterias se encuentran en el tracto digestivo, sin causar daños. Pero si una persona tiene una cirugía y estas bacterias entran en contacto con otros órganos pueden causar infecciones en tracto digestivo y riñones
  • Salmonella: esta puede encontrarse en alimentos contaminados, produciendo la salmonella y si llegan al intestino delgado producen inflamaciones.
  • Spirilla: la propagación de estas bacterias en el organismo puede causar úlceras. Si no es tratada a tiempo se puede llegar a convertir en cáncer de estómago.
  • Vibrios: estas bacterias se desarrollan en medios marinos, por ello pueden estar presentes en pescados, calamares y pulpos. Es la responsable de causar cólera, deshidratando a la persona afectada y pudiendo ser mortal.
  • Neisseria: estas bacterias pueden encontrarse en la boca y en el tracto vaginal. Una de las bacterias integrantes de este grupo, conduce a la gonorrea. En cuanto a otra bacteria de este grupo puede producir meningitis.
  • Haemophilus (bacteria de la gripe): esta bacteria además de ser la responsable de la gripe, también produce enfermedades como sepsis, neumonía y epiglotitis.

Productos necesarios para  niveles bacterianos óptimos

Las bacterias más importantes para que nuestro organismo se mantenga en correcto equilibrio son los lactobacilos y bifidobacterias, las que desempeñan funciones específicas en nuestro organismo, ayudándonos a prevenir enfermedades que pueden desarrollarse muy rápido.

Estas bacterias también mejoran nuestro metabolismo y funciones digestivas a lo largo del proceso.

Alimentos ricos en probióticos, envasados en tarros y fondo de madera.

SúperBio es un producto que contiene bacterias de la familia de los lactobacilos y una bacteria conocida como bifidobacterias. Las cuales en conjunto le dan a nuestro organismo una serie de ventajas que nos hacen más activos y saludables.

El uso adecuado de SúperBio, en conjunto con  una buena alimentación y hábitos saludables, se verá reflejado en el funcionamiento de tu organismo. Notarás que la comida es digerida con mayor facilidad.

Luego de un tiempo, tendrás mucha más energía para realizar las actividades diarias. Así como también notarás que tu estado de ánimo aumenta considerablemente.

 SúperBio posee la capacidad de evitar o retrasar el desarrollo y propagación de enfermedades causadas por bacterias. Entre las cuales están la gripe, meningitis, neumonía, sepsis y la salmonela.

Los lactobacilos y las bifidobacterias refuerzan nuestro sistema inmunológico para que este actúe de una manera más rápida ante esas enfermedades y así se nos haga más fácil expulsarlas, ya sea por medio de la ingesta de antibióticos o tratamientos más fuertes.

En algunos casos no es necesario tomar medicamentos, ya que luego de un corto periodo de tiempo estas bacterias atacan la enfermedad.

SúperBio  contiene la cantidad correcta de bacterias para que no se produzca una sobrecarga bacteriana, sino por el contrario que la cantidad de esta se mantenga estable todos los días.

Y así nuestro organismo pueda realizar sus procesos óptimamente. Con un estilo de vida que nos mantendrá fuertes para experimentar todas las cosas buenas y lograr nuestras metas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *