Closeup de hombre que sufre de dolor en la mano, en la muñeca, fondo en casa.

Artrosis en las manos: un obstáculo muy incómodo

Artrosis en las manos: un obstáculo muy incómodo

Última actualización: 06-12-2018 por Editor Ernesto.

La artrosis es una enfermedad que causa desgastes en la zona de las articulaciones en especial en el cartílago, y las manos es una de las área en donde llega a aparecer.

Entre los síntomas más comunes que manifiesta esta enfermedad está la dificultad de poder mover las articulaciones de los dedos, dolor articular, deformidad.

Aunque es una enfermedad que puede llegar a presentarse en cualquier persona, esta es más común en las mujeres y la edad en que suele aparecer es después de los 40 años.

Osteocar Total es un producto que ofrece diferentes beneficios para nuestro organismo y entre sus componentes están las vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C, D3, K.

Hoy en día se piensa que la manifestación de esta enfermedad, es por consecuencia de problemas relacionados al medio ambiente y a factores genéticos.

Por lo general un paciente que presenta esta enfermedad, recuerda haber tenido una abuela, una madre, un padre que tuvo las manos o diferentes áreas del cuerpo deformes.

También padecer de artrosis puede ser una causa de haber desempeñado por mucho tiempo, trabajos en el campo de las manualidades llegando a ser una causa del componente ambiental.

Otra causa que puede haber motivado la aparición de la artrosis en una edad temprana, es haber presentado ciertas fracturas en el hueso o padecer de una inflamación por mucho tiempo.

La manera más fácil de lograr identificar esta enfermedad en quien lo padece son los síntomas antes nombrados, también una radiografía y el chequeo de un especialista lo puede constatar.

Una afección de estas en la mano puede llegar a causar mucha incomodidad hasta el punto de imposibilitar muchas acciones que hacemos durante el día.

Existen 29 huesos entre la muñeca, los dedos y la mano y en esta zona del cuerpo puede llegar aparecer la artritis reumatoide, la artrosis y la artritis postraumática.

La artrosis en las manos. ¿Hasta dónde nos afecta?

Manos de mujer con lesión en los huesos de la muñeca, fondo blanco.

Entre las diferentes zonas que puede llegar afectar la artrosis a nuestra mano, tenemos las siguientes:

Una zona común en donde suele aparecer este tipo de males es en la articulación llamada distal interfalángica, ella se encuentra cercana a la punta del dedo.

Otra zona es la articulación proximal interfalángica y esta se refiere a la articulación media del dedo.

La articulación basal o trapeciometacarpiana, es la articulación que se encuentra en la base del dedo pulgar y gracias a ella el dodo está unido a la muñeca.

En cada una de estas zonas, esta afección llega a manifestar deformidad en el área afectada, rigidez, dolor incómodo e inflamación.

En ciertas ocasiones esta enfermedad llega a manifestar nódulos de Bouchard en la articulación proximal interfalángica o nódulos de Heberden en la articulación distal interfalángica.

Cuando la artrosis aparece en la base del dedo pulgar esta llega a manifestar un dolor intenso y muy penetrante y la aparición de bultos e inflamación en la zona afectada.

Cuando la mano es víctima de la artrosis esta se vuelve muy vulnerable, llegando a dificultar el simple movimiento de abrir una puerta o sostener un vaso de agua.

Para poder comprender mejor la naturaleza de su enfermedad, debe ser capaz de describir con la mejor claridad a su médico las dificultades y síntomas que está presentando.

De acuerdo con las respuestas dadas al médico y después que éste haya realizado una revisión minuciosa (radiografía y examen físico) se sabrá qué tan grave es esta afección.

Osteocar Total es un compuesto en donde están integrados distintos tipos de nutrientes minerales como el calcio, cobre, potasio, magnesio, cromo, zinc y manganeso.

La artrosis en las manos. Cuando el problema se hace serio

Cuando esta enfermedad manifiesta un avance más grave, las áreas de las articulaciones comienzan a presentar daño sobre todo en las articulaciones media y cercana a la punta de los dedos.

Esta clase de afección manifiesta deformidad y engrosamiento en la zona distal y proximal de los dedos, llegando a complicar hasta la postura de un simple anillo.

Dependiendo la complicación de las funciones en las articulaciones y los demás síntomas presentados, será la manera como el especialista decidirá indicar el tratamiento.

Entre las limitaciones que llega a manifestar un paciente que padece esta enfermedad, está la dificultad de utilizar accesorios en los dedos y sentir vergüenza de la forma que adquiere las manos.

Aunque es realmente incómodo la apariencia que llega adoptar las manos, el paciente se debe centrar en la funcionalidad de los diferentes dedos.

Sin embargo, el daño estético que llega a padecer el paciente es un impacto psicológico para su apariencia,  por lo que a veces es recomendable pedir asistencia de un profesional.

A pesar de este problema, lo más importante es tener una mejor movilidad en las articulaciones de los dedos aunque la apariencia de estos sea poco atractiva.

El secreto de que se manifiesten esta deformación, es gracias a un mecanismo natural que emplea el cuerpo para tratar de mantener la mayor movilidad posible de las articulaciones.

El daño causado por la artrosis hace que el cartílago presente en la zona articular se vaya desapareciendo, dando como resultado que ambos huesos tengan fricción y esto sea muy doloroso.

Ante este panorama el hueso necesita tener mayor espacio de movimiento y una mejor distribución de la fuerza ejercida, lo que hace que las articulaciones se engruesen.

Esta es la forma en cómo nuestro cuerpo trata de preservar una mejor movilidad ante el daño causado por la artrosis, aunque se esté sacrificando la apariencia externa.

La forma más indicada de tratar esta enfermedad

Ilustración de mano de persona mayor que sufre de artritis

Hay pacientes que poseen una deformidad en los dedos pero sin embargo tienen un rango de movilidad de casi el 80%, y desean someterse a una cirugía para mejorar su apariencia.

El detalle es que si se le aplica una operación en donde se le implantará una prótesis, el resultado hará que los dedos tengan menor deformidad pero se limitará mucho la movilidad del mismo.

Por eso es mejor tener una mejor funcionalidad de las articulaciones, aunque eso implique sacrificar la apariencia de los mismos.

Hay que pedir un buen asesoramiento médico para saber cuándo es conveniente una cirugía y cuando no, ya que de eso depende nuestro bienestar.

Hay situaciones en que para mejorar la apariencia de los dedos, hay que fijarlos completamente y de esta manera se perderá la funcionalidad totalmente.

Cuando la artrosis es causa de una edad avanzada o está aparece durante la juventud no es recomendable utilizar la cirugía, ya que existen otros métodos que dan resultados favorables.

Si un paciente presenta mucho dolor al momento de realizar la movilidad o este se encuentra muy limitado en el movimiento, es aquí donde se puede plantear una cirugía que mejore sus funciones.

La cirugía también puede surgir como respuesta cuando la artrosis aparece por consecuencia de utilizar nuestra articulación de manera indebida o por una lesión mal sanada del hueso.

Existen opiniones de ciertos profesionales que recomiendan el método conservador que consiste en tener su reposo, consumir antiinflamatorios e inmovilizar la zona afectada con la ayuda de una férula.

Hay tratamiento que solo llegan a manifestar un leve alivio, como la administración directa del ácido hialurónico en la articulación pero que al final no trata de raíz el problema.

Al momento de tratar esta enfermedad hay que tener presente que no existen tratamientos o remedios milagrosos, y este proceso suele ser lento.

La artrosis como enfermedad que ataca al cuerpo humano

Aparte de la zona de las manos en donde la artrosis suele aparecer, existen 3 zonas más en donde este mal resta movilidad y estas son la rodilla, la cadera y la columna.

Mujer de edad avanzada con dolores en los huesos, causa de la artritis

La zona de la rodilla: este tipo de artrosis es la más común en el mundo, según las encuestas casi el 10% de los españoles padecen este mal.

La artrosis de la rodilla se puede llegar a dividir en 2 partes conocidas como la primaria y la secundaria.

La primaria tiene que ver más que todo con la artrosis que se manifiesta por consecuencia de la avanzada edad o por problemas genéticos.

El daño que tiende a manifestar en la rodilla se extiende desde el cartílago, el hueso y la membrana sinovial.

La secundaria aparece en la mayoría de los casos en personas que son deportistas y sujetos que presentan cuadros de obesidad.

Ya sea porque la extremidad es sometida a un sobreesfuerzo y en esta se manifiesta una lesión en los ligamentos o una fractura del hueso.

Cuando la artrosis aparece en esta zona del cuerpo, el afectado suele presentar dificultad al caminar llegando incluso a cojear y en casos más graves la articulación suele producir chasquidos.

La zona de la cadera: esta zona se encuentra ubicada específicamente en la parte superior de la pierna, y también tiende a ser una zona frecuente en donde aparece la artrosis.

La mayoría de las veces esta clase de artrosis está relacionada con la edad avanzada, y el síntoma más característico es el dolor.

Esta clase de molestia se presenta en la parte interna del muslo, en la zona de la ingle o también puede llegar a irradiar hacia la rodilla.

Este dolor llega a ser molesto ya que suele manifestarse mientras se camina, se está en reposo o se realiza alguna actividad física.

En casos más serios la persona llega a manifestar dificultad para caminar, cojera, dificultad para levantar y cruzar las piernas.

Tratamientos y medicinas utilizadas para la artrosis

Esta enfermedad se caracteriza por manifestar mucho dolor y rigidez a quien lo padece, por lo que el tratamiento se enfocará principalmente para aliviar estos síntomas.

Por eso es importante seguir un estilo de vida con cuidados que reduzcan considerablemente el riesgo de padecer una lesión.

El padecer de obesidad o realizar ciertas acciones como los movimientos exagerados y repetitivos, malas posturas, esforzar el cuerpo con un sobrepeso, etc.

Los diferentes compuestos presentes en Osteocar Total permiten a nuestras articulaciones poder mantener una mejor calidad de salud y un funcionamiento óptimo.

El paciente debe tener actividad física pero siempre bajo el cuidado de un fisioterapeuta, esto dependerá de acuerdo al grado de complejidad que manifieste el afectado.

Entre los fármacos más utilizados para aliviar y tratar los diferentes síntomas, tenemos los siguientes:

Fármacos condroprotectores: este tipo de medicinas están desarrolladas con el único propósito de combatir la artrosis.

Por lo general son utilizados para tratar esta enfermedad a largo plazo, ya que pueden tratar el problema de raíz reduciendo la velocidad de avance en el degeneramiento articular.

Ellos también brindan gran alivio en el dolor articular, reducen la inflamación y mejora la movilidad de las articulaciones afectadas.

Entre este grupo tenemos el ácido hialurónico, el condroitín sulfato y el sulfato de glucosamina. La administración de estos tipos de medicamentos favorece a una mejor funcionalidad.

Analgésicos o antiinflamatorios: este tipo de fármacos pueden ser utilizados en los primeros síntomas de la artrosis llegando a brindar mucho alivio.

Métodos quirúrgicos: por lo general este método es utilizado cuando la artrosis está en una etapa muy avanzada y ha causado mucho daño en el cartílago de la articulación.

Existen varios métodos quirúrgicos y cada uno de ellos está condicionado, dependiendo la zona del cuerpo o el daño que se presente.

Osteocar Total posee un amplio catálogo de hierbas como el extracto de cúrcuma, la raíz de jengibre y el extracto de boswellia serrata que garantizan la salud y buena función de las articulaciones.

Artrosis en las manos: mal humano que afecta a muchos

ilustración vectorial de gota, artritis de dedos

Este tipo de enfermedad se encarga de manifestar limitaciones y gran malestar de quien lo padece, en su mayoría a personas que sobrepasan los 60 años de edad.

Lo que podría llegar a desencadenar otras complicaciones en la salud debido a la poca actividad física como la obesidad, la hipertensión arterial, diabetes, aumento del colesterol, complicaciones cardiovasculares, etc.

Para enfrentar efectivamente la artrosis en esta zona del cuerpo a parte de cumplir con el tratamiento establecido por el médico, se necesita realizar cierta movilidad en la articulación para mantener su funcionalidad.

Manteniendo una movilidad regular en la mano, se puede llegar a reducir los síntomas más significativos como las dolencias y también se puede llegar a fortalecer los músculos encargados del movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *