Aprende cómo funciona el cerebro

Aprende cómo funciona el cerebro

Última actualización: 29-12-2018 por Editor Pedro.

Ambos Hemisferios del Cerebro

El cuerpo humano es una máquina perfecta dirigida hábilmente por el cerebro. Los misterios que no han sido develados sobre la exactitud de los procesos llevados a cabo dentro del cerebro aún se estudian.

Comprender cómo funciona el cerebro, la estructura de la psique humana y los mecanismos de respuesta que hacen posible la supervivencia del ser humano.

Los sistemas orgánicos que funcionan dentro del cuerpo humano los hacen de manera involuntaria.

El corazón late, los pulmones toman y expulsan el aire, la sangre recorre todo el cuerpo, el hígado produce bilis y así cada uno responsablemente actúa. Todo esto interconectado produce el milagro de la existencia.

El cerebro está compuesto por una serie de elementos que cumplen funciones, en ocasiones, muy sencillas pero valiosas. Cuando se conoce la multiplicidad de funciones que cumple este órgano se valora aún más.

Además, nos permite monitorear la correcta ejecución de cada acción para poder atender a cualquier falla de manera inmediata.

Los estudiosos de la psicología han establecido algunos puntos precisos en los que se desarrollan habilidades como la memoria, la ira o el lenguaje.

Sin embargo, aún quedan muchas dudas sobre de qué manera se procesa la información de manera racional y se alcanza un desarrollo cognitivo de gran complejidad.

Nutrir y ejercitar al cerebro son nociones cada vez más claras. Aportar el oxígeno y los compuestos químicos que faciliten el funcionamiento cerebral se lograr a través de una sana alimentación.

La gimnasia cerebral ofrece a través del desarrollo de sencillos ejercicios el entrenamiento cognitivo necesario para que se agilicen sus funciones.

Las reacciones voluntarias que nos permiten saciar necesidades físicas, emocionales y sociales también dependen del cerebro. Aprender del mundo exterior y ser capaces de incluirnos en él aprovechando los recursos que ofrece, transformando la realidad a su conveniencia.

¿Qué es el cerebro?

Liderando al sistema nervioso central, protegido por los huesos del cráneo y flotando en líquido cefalorraquídeo se encuentra el cerebro.

A pesar de tantas protecciones su fragilidad es obvia. Está a la orden de golpes, enfermedades degenerativas, fallas metabólicas, infecciones bacterianas y virales. También es susceptible a problemas electroquímicos que pueden dañar alguna de las muchas funciones que cumple.

En cuanto a su peso, el cerebro cuenta con un kilo con cuatrocientos gramos. En cuanto a su consistencia es similar a la de una gelatina blanda de color amarillento y pardo en algunas zonas.

Muestra cientos de profundos pliegues en líneas curvas. Uno surco central y forma similar a la de una semilla.

En el resto de los animales el aspecto externo del cerebro es muy similar, diferenciándose en tamaño y cantidad de pliegues.

En cuanto a la denominación de cerebro para este órgano, etimológicamente proviene de las raíces indoeuropeas “ker” y “brum” cabeza llevar. Lo que completa el significado de “llevar en la cabeza”.

Esto que llevamos en la cabeza son más de ochenta mil millones de neuronas que se comunican para que el cerebro cumpla todas sus funciones.

En tiempos antiguos se pensaba que la mente y el cerebro eran dos estructuras separadas. Los estudios de psicología determinaron que la mente es sólo una parte de las funciones cerebrales.

Las células que forman este importante órgano cooperan entre sí. Es un mecanismo similar al de las avanzadas computadoras.

La diferencia radica en que los datos almacenados y  procesados son extraídos del medio ambiente del razonamiento y emociones internas del sujeto.

Varios neurocientíficos han determinado que la capacidad del cerebro usada no alcanza ni 20% de su totalidad. Debido a que nos limitamos por desconocimiento del alcance de sus facultades.

Los sentidos, por ejemplo, utilizan una parte de su habilidad perceptiva sin atender a los detalles específicos de los estímulos que reciben.

En los colores, la percepción cromática se estima en un 60% ya que no se aprecia la diferencia entre tonos, las similitudes en cuanto a brillo y saturación entre otras.

¿Cómo es el cerebro?

En lo anatómico el cerebro está compuesto por estructuras independientes que funcionan de manera armónica. El cerebro pertenece al encéfalo que está conformado por este además del cerebelo y tronco cerebral.

En su apariencia externa se ven dos zonas de diferente color. Una oscura denominada sustancia gris compuesta por los cuerpos de las neuronas. Otra zona más clara llamada sustancia blanca y está formada por los axones.

La sustancia blanca tiene la función de transmitir la información emanada del cerebro a largas distancias, por todo el cuerpo. La estructura formada por la sustancia gris se denomina corteza cerebral o córtex.

Está cubierta muestra pliegues o circunvoluciones. Bajo ella el tálamo y los ganglios basales. Una depresión transversal divide al cerebro en dos hemisferios comunicados que a su vez se dividen en lóbulos.

El puente de fibras que conecta los hemisferios derecho e izquierdo del derecho se llama cuerpo calloso. Su función principal es relacionar las actividades de cada lado.

Los estudios neurológicos y psicológicos han demostrado que cada uno de los hemisferios se encarga de funciones diferentes.  

El hemisferio derecho reúne todas las actividades emocionales, creativas, artísticas y afectivas. El hemisferio izquierdo se ocupa de las actividades racionales, la abstracción numérica y el aprendizaje intelectual.

Los lóbulos se nombran según su ubicación, frontal, parietal en la zona superior de la cabeza, occipital, situado en la zona posterior y temporal que se encuentra a los lados.

Cada una de estas masas se encuentran debajo de las láminas óseas del cráneo que comparten su nombre.

En la parte inferior de los hemisferios cerebrales se encuentra el tálamo. Formado por sustancia gris, en él se reciben los impulsos recogidos por los sentidos.

Entre el cerebro y el sistema nervioso que dirige y el sistema endocrinológico existe una conexión que se funciona anatómicamente en el hipotálamo, ubicado debajo del tálamo.

La relación entre estos dos sistemas se hace a través de la hipófisis.

Por debajo de la corteza se encuentran los ganglios basales, formados por sustancia gris que cumple la importante función de controlar los movimientos voluntarios, la memoria sensorial y las emociones.

El hipocampo es otra de las estructuras que conforman el cerebro, ubicado en el lóbulo temporal y es el espacio en el que se producen las neuronas nuevas.

Su nombre se debe a la similitud que tiene con la forma de los caballitos de mar. Con este elemento se completan las estructuras que forman el cerebro.

¿Cuáles son las funciones del cerebro?

Descubrir cómo funciona el cerebro revelará su importancia y te ayudará a estar atento a los diferentes síntomas de mal funcionamiento.

Estos pueden ser evidencia de fallas, enfermedades o alteraciones bioquímicas que no permitan que cada una de las partes del cerebro funcionen correctamente.

Las funciones cerebrales pueden clasificarse en cuatro grandes grupos. El primer grupo de funciones se relaciona con la motricidad del cuerpo humano.

El segundo conjunto de funciones cerebrales se refiere a las experiencias sensoriales y emocionales. El tercer grupo engloba las habilidades cognitivas y en el último se incluyen las acciones orgánicas que mantienen vivo al individuo.

El sistema locomotor está formado por huesos, músculos y articulaciones que se encargan de darle la posibilidad de movimiento a algunas partes del cuerpo humano.

En la corteza motora, ubicada detrás del lóbulo frontal, una gran cantidad de neuronas se enlazan con la red neuronal. Esta llega hasta los músculos esqueléticos pasando por la médula espinal.

El centro puntual de activación del sistema estímulo-respuesta es la vía piramidal situada en la base del cerebro. Si ocurren lesiones allí habrá parálisis parcial.

El cerebro se encarga también de las emociones y sentimientos en lo que se conoce como el cerebro límbico.

Físicamente se ubican en la parte superior del tronco cerebral, bajo la corteza. Allí se desarrollan las emociones relacionadas con la supervivencia, la ira, el miedo y el comportamiento sexual.  

El temor, la rabia, la agresividad y el placer se concentran en las amígdalas cerebrales.

Las capacidades cognitivas se desarrollan en el hemisferio izquierdo. El pensamiento, la inteligencia y el lenguaje que son los procesos del aprendizaje más complejos. La zona específica se ubica en el lóbulo frontal y en el córtex prefrontal.

Las funciones viscerales, es decir aquellas que ocurren de manera involuntaria y garantizan la supervivencia de las personas. Entre ellas están la sudoración, la frecuencia cardíaca y la salivación. Todas son responsabilidad del sistema nervioso autónomo.

El cerebro a través del hipotálamo también se responsabiliza por el análisis de la situación general orgánica, es como un decodificado de las señales enviadas. Cuando por ejemplo se produce la taquicardia el cerebro responde con alteración emocional o viceversa.

El cerebro, en conclusión, es el encargado de darle vida al cuerpo y a la mente del ser humano, reaccionando de forma voluntaria e involuntaria a los estímulos externos e internos que se presentan en la cotidianidad.

El cuidado y fortalecimiento nutricional, anatómico, emocional e intelectual es el resultado de conocer cómo funciona el cerebro.

Las enfermedades del cerebro

Las afecciones del cerebro repercuten en todo el organismo. La atención inmediata de cualquier falla es precisa, y se debe acudir a los especialistas (neurólogos, psicólogos, psiquiatras y neurocientíficos) que puedan descubrir la causa de la patología.

En ocasiones el cerebro se inflama ocasionando pérdida de los sentidos. En cuanto al derrame cerebral este se define como la pérdida de células cerebrales y afecta las habilidades cognitivas de manera inmediata.

Los tumores del cerebro también pueden afectar el cómo funciona el cerebro ya que presionan alguna red nerviosa y altera su desempeño.

Las enfermedades que son de origen genético están determinadas por mutaciones. Por lo general los síntomas se presentan a edades tempranas y van degenerando.

El síndrome de Down es un ejemplo de estas patologías. Las enfermedades metabólicas se caracterizan porque el cerebro deja de percibir alguna de las sustancias que necesita. El incremento de niveles de tiroxina provoca daño cerebral.

Los llamados accidentes cardiovasculares se refieren al daño que sufren los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro aportando oxígeno. Cuando falla el aporte de este gas vital el área cerebral muere y deja de funcionar.

Revisar la capacidad de vasodilatación es una de las maneras de prevenir estos males que son causantes de una gran cantidad de decesos.

Las infecciones en el cerebro causan inflamación y consecuente parálisis del órgano.

El virus de la rabia y algunos parásitos son las posibles causas. Los síntomas que acompañan estos procesos infecciosos son el cansancio, las convulsiones, fiebre e irritabilidad.

Las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, el Alzheimer y la arteriosclerosis< producen daño muy lentamente. Estas e presentan como efecto del envejecimiento celular.

Los síntomas de estas patologías son diversos y en ocasiones pasan desapercibidos. Debido a que se confunden con alteraciones emocionales, estrés y depresión. Ante cualquier duda es importante revisar el funcionamiento cerebral.

Las malformaciones congénitas y los traumatismos craneoencefálicos afectan significativamente al cerebro, así como las enfermedades que se producen por el consumo de drogas o alcohol, o algunos medicamentos antidepresivos. También aquellos usados para la estabilidad emocional.

Uno de los síndromes más desconocidos por la población común es el de desconexión. Se refiere a la pérdida de unión neurológica entre los hemisferios debido a daño estructural en el cuerpo calloso.

El diagnóstico de las enfermedades que afectan al cerebro se hace a través del análisis del líquido cefalorraquídeo, el electroencefalograma, la tomografía de cráneo, así como el ultrasonido de la cabeza.

Todos estos procedimientos clínicos permiten analizar cómo funciona el cerebro tratando de ubicar el lugar físico de las fallas.

La gimnasia cerebral

La kinesiología es la ciencia que estudia el movimiento de los músculos del cuerpo humano. Esta especialidad en combinación con los estudiosos de la neurociencia descubrió que el cerebro puede ser ejercitado si se le obliga a realiza funciones dirigidas.

A mediados de la década de los setenta inició el desarrollo de la gimnasia cerebral.

La gimnasia cerebral es un conjunto de ejercicios que buscan desarrollar habilidades cerebrales que potencien sus funciones.

Los ejercicios inician en el entrenamiento de los órganos de los sentidos y el aprovechamiento de la mayor cantidad de información.

La conexión entre los hemisferios se fortalece y resulta un mayor nivel de aprendizaje con uso del potencial creativo, más concentración y mejor desempeño emocional.

A la mayoría de las personas les asombra imaginar que ejercicios físicos puedan producir beneficios mentales. Sin embargo, hoy en día la gimnasia cerebral es conocida, valorada y usada en más de ochenta países.

Por lo general se recomienda como instrumento para mejorar la calidad de vida individual. Además de mejorar el funcionamiento de las organización a través de un trabaja en equipo eficaz, eficientes y efectivo.

Las recomendaciones en cuanto a la práctica de la gimnasia cerebral se refieren a la hidratación antes y después de la rutina.

El agua incrementa la comunicación entre las neuronas ya que conduce la energía aumentando la cantidad de información que se procesa.

En cuanto a la frecuencia deben realizarse los ejercicios durante 30 minutos al día con diez repeticiones.

Alimentando al cerebro

Los alimentos son la fuente de la salud orgánica. A través de la comida obtenemos todas las sustancias y compuestos químicos que necesitan el cuerpo y la mente para funcionar correctamente.

La vida cotidiana moderna es agitada y difícil de planificar, esta rutina acelerada y cambiante trae como consecuencia el aumento de los alimentos chatarra.

Estos malos hábitos alimenticios se combinan con la ausencia de vegetales, legumbres y frutas porque requieren mayor dedicación para su preparación.

Antes de mencionar los alimentos que favorecen la actividad cerebral, veamos aquellos que deben restringirse debido a que son perjudiciales para el funcionamiento del cerebro.

En principio, las grasas en exceso son muy dañinas para el cuerpo y también para el cerebro debido a los resultados que producen en las arterias, bloqueando el flujo sanguíneo y disminuyendo la oxigenación cerebral.

Los azúcares consumidos en exceso también producen daño cerebral. Eso se debe a que cuando hay exceso de azúcar en la sangre el cerebro produce insulina para participar en la transformación del azúcar en glucosa junto con la insulina secretada por el páncreas.

Si esto sucede continuamente debido al exceso de la producción permanente de insulina en el cerebro anula ciertas sustancias neurotransmisoras, bloqueando o ralentizando algunas funciones cerebrales.

La sal consumida en exceso produce daño cerebral de manera similar que el azúcar. Lo que sucede es que el incremento de los niveles de sodio en el cuerpo hace más densa la sangre. Esto ocasiona menor aporte de oxígeno lo cual va generando la muerte progresiva de zonas cerebrales.

En contraposición a todos estos alimentos mencionados existen cinco opciones de ingredientes que potencian la actividad cerebral.

Las verduras y hortalizas son la fuente de vitaminas y minerales que activan al cerebro. Consumir en cada comida al menos una porción de estos alimentos es fundamental. Es preferible comerlas crudas ya que de esa forma conservan la totalidad de sus propiedades.

Muchos especialistas de la nutrición explican la importancia de consumir las cáscaras de las verduras. Estas son ricas en antioxidantes que evitan los efectos del envejecimiento cerebral al igual que las legumbres que representan las proteínas vegetales.

Los frutos secos, el aceite de oliva y los pescados azules son la fuente de ácidos grasos omega 3 que fortalece la conexión neuronal. Así como activar la neurogénesis, es decir, la formación de nuevas neuronas.

Este proceso incrementa las habilidades mentales y disminuye el tiempo de respuesta de cada red neurológica haciendo que el individuo mejore su calidad de vida.

Suplementos naturales para fortalecer las funciones cerebrales

Cuando la ciencia descubrió cómo funciona el cerebro se iniciaron los estudios para encontrar las sustancias que podrían favorecer sus actividades. Así como prevenir las patologías propias de este órgano.

El ácido pantoténico o vitamina B5 ha sido incluido en suplementos naturales similares a ProEnergía que buscan mejorar la actividad mental. Sus efectos se resumen al alivio de los síntomas que ocasiona el estrés y la ansiedad.

El ácido fólico por su parte se une a las vitaminas y minerales que se combinan en los productos parecidos a ProEnergía.

Este compuesto contiene vitamina B9 que tiene efectos antidepresivos, es esencial para la producción de neurotransmisores y para optimizar las funciones orgánicas.

La oxigenación es el proceso de nutrición cerebral. Existe un alcaloide que se ha incluido en los últimos complementos naturales parecidos a ProEnergía es la cafeína anhidra.

Esta es una sustancia que se encuentra en el café de manera natural pero que pierde efecto cuando se mezcla con agua caliente.

El método para obtener las propiedades antioxidantes de esta sustancia es extraer de las hojas cristales. Estos se convierten en polvo y se mezclan con los demás ingredientes.

Además de diversas plantas medicinales como el ginseng, el abrojo, la rhodiola rosea y el alga espirulina, ProEnergía y los suplementos de composición parecida agregan el magnesio.

Éste es el mineral que se recomienda por excelencia para los tratamientos de las enfermedades cerebrales, debido a que propicia la paz mental y elimina los efectos del estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *