Mujer con dolor en la espalda baja. Columna vertebral (ilustración)

Aprende a prevenir el dolor de huesos de manera eficaz

Aprende a prevenir el dolor de huesos de manera eficaz

Última actualización: 02-11-2018. Equipo Nutricioni

Los huesos son la parte más fuerte y resistente de nuestro cuerpo, pero no por eso puede librarse de daños o enfermedades. El dolor de huesos es una sensación muy incómoda y en ocasiones muy dolorosa.

Aunque se relaciona con el dolor articular y muscular, el dolor en los huesos es menos común, pero igual afecta a una gran cantidad de personas y condiciona  su estilo de vida.

Mujer con dolor en la espalda baja. Columna vertebral (ilustración)

Es importante saber qué es el dolor en los huesos, cuál es su causa y cómo prevenirlo de una manera que en verdad resulte, una manera eficaz.

También tomemos en cuenta que hay una gran variedad y gravedad de los orígenes que llevan a un dolor en los huesos. Es necesario que no le restemos importancia a la sensación o al malestar en ellos.

¿Que es el dolor en los huesos?

Los huesos se pueden definir como órganos de color blanco, rígidos y duros. Todos los huesos en conjunto conforman el esqueleto humano. El esqueleto nos levanta y nos otorga la forma de la anatomía humana. Además protege nuestros órganos y partes blandas.

Aunque es la parte más fuerte y resistente de nuestro cuerpo, también puede sufrir un sin fin de daños y enfermedades.

El dolor se puede definir como la percepción sensorial mínima, intensa, molesta, desagradable o hasta insoportable localizada y que se siente en alguna zona de nuestro cuerpo, ya sea en la piel, órganos o huesos.

Con todo esto podemos definir el dolor en los huesos (o dolor óseo) como: la sensación incómoda, molesta, desagradable o insoportable localizada en algún o varios huesos de nuestro esqueleto.

El dolor en los huesos (o dolor óseo) puede clasificarse o dividirse en:

Agudo:  este tipo de dolor puede llegar a ser mínimo o hasta insoportable. El dolor agudo surge de manera repentina y su duración no es larga. Puede deberse a un golpe dirigido del exterior lo suficientemente fuerte como para generar la sensación de dolor pero sin causar una lesión o fractura. También puede deberse por algún mal movimiento o tirón realizado por nuestros músculos o articulaciones.

Joven sosteniendo su cuello en dolor. Concepto médico, columna vertebral

Crónico: este tipo de dolor también puede llegar a ser mínimo  o hasta insoportable. Este tipo,indiferentemente del grado de dolor que sintamos, puede afectar nuestra vida de manera negativa.

A diferencia del dolor agudo, el dolor crónico surge progresivamente y tiende a ser constante y recurrente.

Este dolor puede verse en enfermedades como la artritis o la osteoporosis, enfermedades que llegan a ser permanentes y el dolor que ejercen no puede más que llegar a controlarse o calmarse.

¿Cuales son las causas del dolor en los huesos?

Son muchos los factores cuyos resultados finales nos llevan a un dolor en los huesos. Debido a la gravedad de algunos de estos factores, es importante que no estemos minimizando la sensación de algún dolor que sintamos.

Ante cada dolor, contactemos a un médico lo antes posible. Un médico nos podrá dar un diagnóstico de que pudiera estar pasando y así atendernos. El dolor en los huesos o dolor óseo puede deberse a:

  • Crecimiento en la etapa infantil y adolescente: aún no se sabe cómo se produce este dolor, pero ha llegado a tal grado que puede despertar a un niño por las noches.

Niña mide su estatura a través de puertas dibujas en una pizarra

  • Fractura infantil: es una fractura o lesión causada por algún accidente o mala ejecución de movimientos en algún momento de la etapa del crecimiento y desarrollo de un niño.
  • Mala postura.
  • Estrés.
  • Tensión nerviosa.
  • Sobrepeso: cualquier peso que exceda nuestra capacidad, ya sea peso corporal o algún peso muerto que levantemos.
  • Gripes o resfriados: uno de los síntomas más comunes de estas enfermedades son dolores en los huesos.
  • Menopausia: esto lo viven las mujeres. Una de las consecuencias de la menopausia es padecer de osteoporosis.

La importancia de no minimizar el dolor en los huesos se debe a que puede ser causado por enfermedades graves como:

Cáncer en los huesos: este se origina en la células que conforman los huesos y puede propagarse de manera rápida causando metástasis.

Sus síntomas pueden ser: dolor en los huesos, sensibilidad cerca de la zona afectada, fractura de huesos, fatiga,pérdida de peso, entre otros.

Leucemia: es un cáncer ubicado en la sangre producido por diversas enfermedades malignas en la médula ósea. Impide que la sangre combata infecciones que entran en nuestro organismo.

Sus síntomas pueden ser: dolor en los huesos y articulaciones, debilidad, fatiga, fiebre, mareos, pérdida de apetito, dificultad para respirar, hematomas, ganglios inflamados, infecciones con frecuencia, manchas rojas en la piel, palidez, entre otros.

Desnutrición: es la pérdida de las reservas de nuestro organismo causada por la mala alimentación.

Sus síntomas varían mucho, pero entre ellos siempre se encuentran el mareo, la fatiga, la pérdida de peso y el debilitamiento de los huesos.

Artritis: es una enfermedad progresiva, y en ocasiones degenerativa.

Entre sus síntomas se encuentra el dolor en los huesos, dolor e inflamación de las articulaciones, deformación física y enrojecimiento.

Osteomielitis: es una infección en los huesos producida por algún hongo o bacteria.

Sus síntomas son dolores e inflamación en el hueso o los huesos afectados, escalofríos, fatiga, fibres, enrojecimiento o úlceras entre otros.

Osteoporosis: es una enfermedad donde progresivamente los huesos se van debilitando y se vuelven frágiles debido a la pérdida de minerales en el cuerpo. Lo grave de esta enfermedad es que la gran mayoría de las personas que la padecen no presentan síntomas hasta el momento de una fractura.

Los síntomas son fracturas y en ocasiones pérdida de estatura. El Osteo Vigor es un suplemento capaz de prevenir y combatir la osteoporosis. ¿Huesos frágiles? Para la osteoporosis hay tratamiento

Como hemos visto, los factores que llevan a sentir dolor en los huesos en ocasiones pueden ser debido a enfermedades muy graves. Es importante que ante cualquier dolor del cual no sepamos su procedencia y sea constante, contactemos a un doctor.

Es importante mencionar que en muchos sitios web podemos encontrar información de los síntomas que se pueden presentar, además de los tratamientos para cada uno de ellos y de las enfermedades, pero no pasemos por alto esa llamada o consulta con el médico.

No todos los tratamientos son permitidos para todas las enfermedades o todas las personas. Solo una persona estudiada que nos haya analizado puede saber qué tratamiento deberíamos seguir.

¿Cómo prevenir el dolor en los huesos de manera eficaz?

Como vimos, en ocasiones el dolor en los huesos puede presentarse por lesiones o fracturas. Debemos siempre estar atento ante cualquier peligro de golpe o caída, evitando así un accidente que perjudique nuestra salud.

Mantener una buena postura a la hora de estar sentado, caminando o realizando cualquier actividad diaria como ejercicios nos ayuda a prevenir cualquier daño.

A la hora de realizar ejercicios, no excedernos con las pesas, realizar un estiramiento y calentamiento del cuerpo antes de cada sesión y mantener una alimentación balanceada para no exceder nuestro peso corporal nos a evitar cualquier enfermedad.

Mujer y niña realizando estiramiento

Si ya existe un sobrepeso corporal, una dieta de adelgazamiento recetada por un médico o nutricionista puede ser de mucha ayuda.

Una rutina de ejercicios siempre es buena, pero se debe estar bajo la supervisión de un profesional para asegurarse de estar realizando bien las series y repeticiones y así evitar alguna lesión por una mala ejecución.

Mantener una buena postura le puede evitar muchos dolores

Hay veces en que ya un dolor nos ha estado acompañando por un tiempo prolongado, ¿que podemos hacer en este caso?

Hay prácticas o técnicas que nos ayudan a aliviar cualquier sensación de dolor. En ocasiones estas prácticas nos ayudan prevenir un daño mayor.

Prácticas como la masoterapia, acupuntura, electroacupuntura, fitoterapia (uso de plantas medicinales) o quiropraxia son recomendadas.

También cosas tan sencillas como aplicar compresas calientes para ayudar a reducir los espasmos musculares o compresas frías para reducir la inflamación en la zona afectada.

Practicar deportes como la natación nos ayuda a mantener unos huesos fuertes y ayuda a que las articulaciones permanezcan flexibles.

¿Qué papel desempeñan las vitaminas en la salud de los huesos?

En los huesos se encuentra una gran cantidad de vitaminas esenciales para la salud y dureza que los caracteriza.

Es importante suministrar estas vitaminas al momento del crecimiento para un buen desarrollo de los huesos y del esqueleto humano. Si así lo hacemos, estaremos previniendo de manera eficaz algún daño o enfermedad que nos pueda acompañar el resto de nuestras vidas.

Mujer señalando las diferentes vitaminas que existen

Es importante también suministrar las vitaminas a lo largo de nuestra vida ya que estas se gastan o son consumidas por el cuerpo con el paso del tiempo.

De no ser atendido este caso se pone en peligro de padecer osteoporosis debido a la pérdida de los minerales.

Osteo Vigor contiene una gran variedad de vitaminas necesarias para prevenir el dolor en los huesos.

Uno de los minerales o vitamina que nuestros huesos necesitan para estar fuertes es el calcio. Es un elemento esencial para la salud de los huesos.

Sin el calcio, los huesos podrían volverse frágiles y quebradizos, lo que los llevaría a romperse fácilmente.

En la edad donde generalmente se lleva a cabo el desarrollo se aconseja consumir una cantidad de 1300 mg de calcio diariamente. L

os adultos de menos de 50 años deben consumir una cantidad de 1000 mg de calcio diariamente. Los adultos de 51 años en adelante deben consumir una cantidad de 1200 mg de calcio diariamente.

En el caso de los adultos de menos de 50 años, recomendamos el consumo de Osteo Vigor. Este suplemento contiene la cantidad exacta de calcio para ellos.
Es importante mencionar que el exceso de calcio puede ser dañino para nuestra salud. El exceso de calcio puede causar la calcificación en las arterias produciendo problemas cardiovasculares. El exceso de calcio también puede producir problemas con los riñones.

Alimentos ricos en calcio: uno de los alimentos más famosos por su contenido de calcio son los lácteos como la leche, quesos, yogures, crema de leche, suero de leche, entre otros.

Además este tipo de alimentos contienen poca grasa, además de contar con una forma de calcio que facilita la absorción del mismo en los huesos. Si eres intolerante a la lactosa, la leche de soya es una gran opción.

Otros alimentos como la sardina y salmón no solo contienen el muy necesitado omega 3, también cuentan con una fuente de calcio. Los vegetales de hojas verdes también son ricos en calcio.

Vitamina D:  Ayuda a nuestro cuerpo a absorber el calcio y distribuirlo hacia las zonas donde más se necesita. El exceso de ella también puede afectar zonas de nuestro cuerpo como los riñones.

Se recomienda que en la edad donde generalmente se lleva a cabo el desarrollo de una persona, se consuma una cantidad de 600 unidades internacionales (UI) de vitamina D diarias.

En el caso de los adultos menores de 50 años se recomienda una cantidad de 400 a 800 unidades internacionales (UI) de vitamina D diarias. Las personas de más de 50 años se recomienda una cantidad de 800 a 1000 unidades internacionales (UI) diarias.

En el caso de los adultos de menos de 50 años recomendamos Osteo Vigor, que contiene la cantidad exacta para ellos.

Alimentos ricos en vitamina D:  La podemos obtener de la leche, los pescados, pastas, cereales, legumbres, entre otros. La vitamina D también la podemos obtener en la moderada exposición al sol.

La Vitamina A: es una vitamina liposoluble esencial para la formación y regeneración de los huesos, tejidos y membranas de nuestro cuerpo. Conoce los beneficios de la Vitamina A para la salud

Alimentos ricos en Vitamina A: La encontramos tanto en productos lácteos como en carnes, frutas y verduras.

Super comida para culturistas con carne, pescado, fruta, productos lácteos, polvos de suplementos dietéticos y píldoras de vitaminas sobre fondo de madera verde.

En la actualidad, el dolor en los huesos o las enfermedades que atacan a estos, se han vuelto muy común hoy día. Afecta a todo tipo de personas, desde una simple escoliosis en un niñ, o una osteoporosis en estado avanzado en una persona mayor.

El dolor en los puede afectar cada una de nuestras actividades diarias, regalando un estilo de vida negativo para el bienestar físico y mental de las personas.

Recordemos que el primer paso para llevar a cabo una prevención eficaz de todos estos males lo hacemos nosotros cuidando nuestra alimentación, añadiendo alimentos ricos en calcio, vitamina D, etc.

Debemos recurrir al doctor después de sentir que un dolor se ha vuelto crónico o constante.

La salud y bienestar de nuestros huesos es necesario para tener una vida cotidiana normal, tranquila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *