Imagen en primer plano de mujer mostrando su rostro

Aprende a hacer una limpieza facial profesional y a nutrir tu piel

Aprende a hacer una limpieza facial profesional y a nutrir tu piel

Última actualización: 29-10-2018. Equipo Nutricioni

Diariamente lavamos nuestro cutis, pero te has preguntado si ¿realmente queda limpio? La limpieza facial es un procedimiento indispensable para que la piel luzca radiante y sana.

La exposición al ambiente y el maquillaje son una de las causas de que la piel luzca envejecida, de que pierda su tonicidad y se torne opaca.

La exposición diaria al sol, la contaminación y el estrés son agentes desencadenantes de reacciones bioquímicas que provocan daños celulares.

La piel también se ensucia por la grasa producida por nuestras glándulas sebáceas y el sudor.

Cada uno de los folículos de la piel, que son unos pequeños poros que secretan la grasa que protege y mantiene hidratada la piel.

Si la grasa se acumula por una higiene deficiente, estos poros se obstruyen y pueden proliferar bacterias, creando focos infecciosos causantes de afecciones de la piel como el acné, granos y espinillas.

Una buena limpieza facial reduce previene la aparición de los granos negros que no son más que acumulación de impurezas y grasa en los folículos.

Es por ello que es tan importante procurar limpiar diariamente y con los mejores productos la piel del rostro.

Esta práctica no sólo previene daños acumulativos en la piel sino que estimula la regeneración de las células de la epidermis.

La limpieza del cutis no sólo ayuda a mantener el rostro libre de impurezas sino que reduce las manchas oscuras de la piel producto del envejecimiento, o aquellas pequeñas cicatrices dejadas por el acné.

La limpieza profunda de tu rostro puedes lograrla en tu casa, valiéndote de los recursos que tengas a tu alcance.

Pero también puedes recurrir a una limpieza profesional, que de seguro de dejará una piel totalmente rejuvenecida y preparada para recibir la mejor nutrición.

El cuidado de la piel también debe incluir la nutrición de las células con cremas cosméticas, mascarillas e hidratación.

En este artículo te vamos a explicar en qué consiste una limpieza facial paso a paso y te daremos unas estupendas sugerencias para que tu piel luzca sana, libre de manchas y reduzcas esas molestas arrugas que muchas veces mortifica.

Mujer se aplica crema para la cara mientras se mira en el espejo

El paso a paso de la limpieza facial profesional

En cualquier estética a la que recurras, el personal especializado conoce cuales son los pasos para dejar un cutis limpio y preparado para lucir radiante. Aquí te vamos a explicar cómo debe ser este procedimiento.

Esto te puede resultar útil si no cuentas con el tiempo y la disposición para ir a un centro de belleza.

Te damos el paso a paso de una buena limpieza facial.

Desmaquillar: Hay que eliminar todos los contaminantes externos de la piel. Para ello se recurre a una loción desmaquillante o jabón suave para el cutis que quite rastros de maquillaje, grasa, polvo e impurezas.

Se aplica con masajes suaves con la ayuda de un algodón, para estimular la circulación de los vasos sanguíneos. De termina enjuagando y secando con una toalla suave.

Exfoliar: Con esto se busca remover las células muertas de la epidermis, responsables de la opacidad y del aspecto reseco de la piel.

Los scrubs o exfoliantes suelen ser cremas grumosas con agentes suavemente abrasivos que remueven el estrato córneo de la epidermis.

Al remover células muertas se estimula la regeneración celular y la síntesis de colágeno.

Extracción: Este es el paso donde se extraen los puntos negros, comedones y acumulaciones de grasa. Se hace con la ayuda de instrumentos cosméticos especiales  para su extracción.

En casa puedes ayudarte con tus manos, siempre y cuando estén limpias y desinfectadas para evitar infecciones bacterianas indeseables.

Mascarilla: Generalmente se usan geles o cremas calientes que se colocan sobre la piel para suavizar la grasa incrustada en los poros.

Se retira con suaves masajes para arrastrar las impurezas fundidas con la grasa.

Tonificar: En este paso se busca equilibrar el pH de la piel tras todos los pasos anteriores. Se utilizan soluciones tónicas astringentes que reducen la secreción sebácea y purifican la piel gracias a sus propiedades antisépticas.

Hidratación: Se termina la limpieza son cremas hidratantes que proveen a la piel los elementos necesarios para recuperar su elasticidad y tersura.

Para pieles envejecidas es ideal aquellas que contengan vitaminas y aceites esenciales.

Imagen en primer plano de mujer mostrando su rostro

La limpieza de tu piel es esencial para que no se manche ni se arrugue

La limpieza es el paso fundamental de una buena rutina para cuidar la piel de tu rostro. Este la fase en la que se eliminan los agentes que han estado acumulándose y dañando las células más externas.

En el mercado de la cosmética encontrarás infinidad de productos para lograr una limpieza profunda del cutis.

Te vamos a dar una guía de éstos productos que te puede ayudar a seleccionar el que mejor se adapte a ti.

Emulsiones: Son preparaciones con un componente oleosos que actúan como detergentes y emolientes de la grasa de la piel. Su acción limpiadora se basa en desprender el exceso de grasa y las impurezas e incorporarlas a su fase lipídica.

Cuando se enjugan las emulsiones se termina de depender el sucio del rostro.

Geles: Los geles limpiadores son sustancias viscosas preparadas a partir de polímeros acrílicos, moléculas con actividad detergente y alcohol.

Suelen ser muy refrescantes para la limpieza del cutis; sin embargo no se recomiendan para pieles muy delgadas o aquellas con fragilidad en los pequeños vasos capilares debido a que pueden producir irritación por su contenido alcohólico.

Leches: Se denominan así por su aspecto y consistencia. Generalmente tienen un mayor contenido oleoso que otros productos para incorporar propiedades emoliente y humectante mientras se realiza la limpieza del cutis.

Lociones: Por ser ligeras son ideales para la limpieza del contorno de ojos y labios. Generalmente están compuestas por dos fases: una oleosa y una acuosa.

Si son indicadas para zonas muy sensibles del rostro debe poseer un pH equilibrado que evite irritaciones. Son ampliamente recomendadas para retirar maquillaje.

Si te has decidido adquirir estos productos para realizar tu propia limpieza fácil, estos son las características que debes buscar en ellos según tu tipo de cutis:

  • Piel grasa: Que contengan siliconas, astringentes, taninos, ácido acetilsalícilico.
  • Pieles secas: Vitamina C, ácido ascórbico, que tengan pH alcalino.
  • Pieles sensibles: De deben contener sustancias descongestionantes y desinflamatorias como extracto de manzanilla, aloe vera, azuleno, bisabolol, aceites esenciales.
  • Pieles maduras: Deben contener mayor cantidad de agentes nutritivos como colágeno, miel, aceites esenciales, extractos de almendra, aceite de trigo, etc.

La exfoliación: paso que prepara tu piel para ser nutrida

Después de la limpieza este uno de los pasos esenciales para rejuvenecer la piel. Con el paso del tiempo las células cumplen su ciclo vital y mueren, acumulándose en la capa más externa de la epidermis.

La acumulación de las células torna la piel con un aspecto opaco y falto de vida. Entonces la exfoliación se hace necesaria para recuperar la luminosidad y vitalidad que nos hace ver radiantes.

Puedes escoger entre agentes exfoliantes físicos o los químicos de acuerdo a la zona a tratar y al tipo de piel.

Los exfoliantes físicos suelen contener partículas abrasivas por lo que no son tan recomendables para la limpieza fácil.

Podrás encontrar exfoliantes que contengan partículas de:

  • Sílice.
  • Arcilla gruesa.
  • Semillas pulverizadas de albaricoque u olivas.

Otros exfoliantes físicos actúan como un gel que se deja secar sobre la piel formando una goma elástica. Una vez secas se quitan y arrastran consigo puntos negros  y células muertas.

Son muy indicados para pieles con acné y exceso de granos incrustados.

Si te decides por los exfoliantes químicos podrás encontrar productos con agentes abrasivos, pero de uso seguro,  entre los que se destacan el ácido glicólico, ácido cítrico y ácido láctico.

Si lees la etiqueta de una crema exfoliante podrán leer las siglas AHA, que caracteriza a los productos que contienen estos tres ácidos.

Las proporciones en los que se encuentren dependen de la intensidad de exfoliación.

Otros productos pueden contener resorcina y ácido salicílico, especialmente recomendados para tratar piel con problemas de acné y seborrea.

Nutre tu piel de forma profesional con las mascarillas hidratantes

Después de la exfoliación tu piel puede quedar con un aspecto irregular si la observas bajo una lupa.

Es por esto que se debe aplicar una mascarilla con efecto alisador, y que también puede terminar de retirar las impurezas que no hayan sido extraídas tras la limpieza facial.

Las mascarillas suelen ser pastosas y fáciles de retirar de la piel sin dejar residuos. Podrás encontrar infinidad de  mascarillas según el uso que se le quiera dar.

Las mascarillas calientes o las que son autotérmicas no son indicadas para pieles con problemas vasculares o muy irritadas.

En las pieles muy envejecidas, donde la epidermis se ha hecho muy delgada y se han perdido las fibras de colágeno, estas mascarillas podrían resultar muy irritantes.

Es mejor optar por las mascarillas frías especialmente indicadas para piel madura.

Si lo que se busca es un efecto tensor tras la limpieza fácil, entonces lo indicado es escoger una mascarilla con colágeno añadido.

Una vez que la piel ha sido preparada para la nutrición celular, aplicar una mascarilla rica en colágeno le proporcionará las fibras que ya ha dejar de producir con el pasar del tiempo.

El tratamiento de colágeno para pieles que han perdido tonicidad y lucen flácidas no solo debe basarse en productos cosméticos.

Si no se complementa con suplementos nutricionales ricos en colágeno y vitamina C que estimulan su producción, el efecto probablemente no sea tan duradero.

Con Piel Perfecta, las células del rostro contarán con toda la nutrición para recuperar su capacidad tensora y lucir tan radiante como deseamos.

Las mascarillas con mayor uso en la cosmética son:

Arcilla: Con propiedades astringentes, son las más indicadas para pieles grasas. Están preparadas a base de arcilla o caolín, y pueden ser aplicadas frías o calientes.

Deben evitarse en los labios y en el contorno de los ojos.

Yeso: Tienen propiedades tensoras de acuerdo con los ingredientes activos que contengan.

Son recomendables para pieles que han perdido su tonicidad, sin embargo no se recomiendan para pieles con problemas circulatorios.

Parafina: Muy recomendadas como hidratantes y descongestionantes ya que suelen estar constituidas por cera de abejas.

El ácido hialurónico no puede faltar en tu rutina de hidratación

Este ácido lo puedes encontrar en frutos cítricos como limones, naranja, arándanos y otros frutos rojos. El abundante consumo de éstos aporta nutrientes para la regeneración de la piel, repercutiendo positivamente sobre el aspecto más visible.

En las limpiezas faciales también puedes disfrutar del valioso ácido hialurónico. Existe infinidad de productos que lo contienen y que proporcionan gran poder hidratante.

Este ácido por su característica hidrofílica sólo puede ser bien aprovechado si la piel está bien hidratada.

Y no solo se trata de la hidratación con productos cosméticos. Las células necesitan tener suficiente cantidad de agua citoplasmática y líquido circundante para que el ácido hialurónico pueda penetrar a través de las membranas celulares.

Así que si te has decidido por el ácido hialurónico debes comenzar por hidratarte mejor. Los médicos y nutricionistas recomiendan ingerir al menos 2 litros de agua diariamente.

Estas son algunas de las propiedades del ácido hialurónico:

  • Actúa como regenerador celular, particularmente de piel y otros tejidos conectivos.
  • Favorece la retención de agua en las células de la piel.
  • Tiene poder antioxidante, inactiva y elimina los radicales libres de las células.
  • Protege de la radiación solar UV.
  • Previene la aparición de manchas oscuras en la piel.
  • Previene la formación de arrugas prematuras.

Todos estos beneficios del ácido hialurónico te los aporta Piel Perfecta. Complementa la limpieza facial profesional con el consumo de este suplemento nutricional y tu piel lucirá rejuvenecida en muy poco tiempo.

La nutrición adecuada de la piel combate los principales signos de la edad. El ácido hialurónico es de seguro consumo pues no genera alergias ni reacciones adversas

El colágeno reduce el envejecimiento desde el primer momento

Este es otro componente que no puede faltar en la rutina de belleza luego de la limpieza facial. Ya hemos venido mencionando en este artículo que el colágeno es muy utilizado como componente importante de productos de limpieza e hidratación facial.

El colágeno es produjo en nuestro organismo, pero el pasar de los años y el envejecimiento celular reduce drásticamente la capacidad de síntesis de esta proteína.

El déficit de colágeno se evidencia en la flacidez de la piel, músculos y tendones y fragilidad en las uñas.

Las principales fuentes de colágeno son las carnes y derivados de éstas como los tendones y articulaciones animales. La ingesta de caldos preparados a base de huesos y cartílagos de aves es una excelente fuente de colágeno.

Sin embargo, no siempre podemos recurrir a estas preparaciones para consumir colágeno, por lo que te recomendamos Piel Perfecta para que proteger tu piel de los efectos agresores del ambiente, el sol y el envejecimiento natural.

El colágeno además tiene estas propiedades:

  • Alivia el dolor y la inflamación en procesos artríticos.
  • Le proporciona fortaleza a las uñas y el cabello.
  • Actúa como cicatrizante porque ayuda a regenerar los tejidos, además minimiza la aparición de marcas en la piel.
  • Fortalece los huesos, cartílagos y tejidos conectivos, ayudando en el sostenimiento de todos los órganos.
  • El colágeno además es indispensable para aportar tonicidad y fortaleza a los músculos. Tras una fuerte actividad física el colágeno nos ayuda a la recuperación del tejido muscular y a disminuir la fatiga.

Prueba Piel Perfecta y notarás que la elasticidad de tu cuerpo aumenta, y que tu piel luce más suave, tersa y con menos arrugas. Le ganaras al envejecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *