Aportes y beneficios de las vitaminas para el cerebro

Aportes y beneficios de las vitaminas para el cerebro

Última actualización: 07-01-2019. Equipo Nutricioni

Mujer señalando las diferentes vitaminas que existen

El cuerpo humano posee múltiples órganos que realizan funciones vitales, a través de una serie de reacciones de intercambio de sustancias, formación de nuevas células, destrucción de agentes extraños, etc.

Cada una de estas se deben dar bajo condiciones adecuadas y con la utilización de los nutrientes necesarios.

Los órganos tienen necesidades nutricionales diferentes. Requieren vitaminas específicas para que se lleven  a cabo sus diferentes funciones. Esto debido a que cada vitamina es diferente y poseen mecanismos de acción distintos.

El cerebro no es la excepción, este requiere de un aporte vitamínico característico. Es de suma importancia  ingerir las vitaminas necesarias para el cerebro, para que este pueda llevar a cabo sus funciones.

Las vitaminas para el cerebro no son producidas por el cuerpo, de allí la necesidad de adquirirlas a través de la dieta y  ayudados con la ingestión de suplementos vitamínicos que las posean como ProEnergía.

Múltiples son las actividades que el cerebro humano realiza, gracias a él se mantiene la regulación de gran cantidad de procesos metabólicos, funciones cognitivas, sensitivas, de regeneración, motoras, etc.

La deficiencia de vitaminas para el cerebro, tanto en su etapa de desarrollo como a lo largo de la vida puede ocasionar problemas muy graves. Entre estos problemas se encuentran el aumento de las probabilidades de adquirir enfermedades de tipo neurodegenerativas.

Las enfermedades neurodegenerativas tales como el Parkinson y el Alzheimer producen un efecto muy grave en la conducta y calidad de vida de una persona. Aparte de estas enfermedades, existen múltiples procesos poco beneficiosos desencadenados por la falta de vitaminas para el cerebro.

¿Cuales son estas vitaminas?

Es cierto que existen gran cantidad de vitaminas y que estas se pueden adquirir a través de la dieta, de allí la importancia de mantener una dieta balanceada.

Las vitaminas que actúan sobre el cerebro para mantener su regulación y funciones de manera satisfactoria también se encuentran en alimentos muy variados.

Por eso es bueno conocer estas vitaminas para el cerebro, sus características y donde poder hallarlas. Entre ellas tenemos las denominadas del complejo B y  la biotina.

Vitamina B1

La vitamina B1 se encuentra en los cereales, ciertos frutos secos, en frutas y verduras. Además en el pollo y carnes rojas. Esta se denomina también “tiamina” y se necesita una cantidad determinada dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentre el individuo.

La vitamina B1 se encuentra abundantemente en el cerebro y el tejido nervioso. Cumple funciones vitales ya que actúa como cofactor de ciertas enzimas que permiten el correcto funcionamiento de este. De las cuales se destaca la producción de energía a través de la degradación de la glucosa.

Recordando que la glucosa es una de las principales fuentes de energía del cerebro. Si esta función se ve comprometida, podría traer efectos nocivos para la salud. Se puede destacar el hecho de que el déficit de esta vitamina genera la destrucción de las fibras nerviosas.

Las fibras nerviosas permiten la transmisión de los impulsos nerviosos, lo que permite la reacción ante los estímulos, así como el mantenimiento de la capacidad cognitiva.

La deficiencia de esta vitamina compromete por ende la salud mental del individuo, de allí que muchos estudios señalan la relación de la enfermedad del Alzheimer con la deficiencia de tiamina.

B2

Se encuentra principalmente en la leche y productos lácteos, además de las carnes y pescado. Otras fuentes son los vegetales verdes, cereales integrales y suplementos vitamínicos.

La vitamina B2 es una de las vitaminas para el cerebro que al igual que la antes mencionada B1 juega un papel importante en el aporte energético para el cerebro. Actúa como ayudante en el transporte de electrones en las células, ya que posee capacidad oxidativa.  

Este transporte oxidativo permite el mantenimiento de las células del sistema nervioso y que estas a su vez cumplan con sus funciones vitales.

La vitamina B2 o riboflavina neutraliza aquellos productos del metabolismo oxidativo de las células que pueden causar daños irreversibles en el sistema nervioso.  

B6

Denominada también piridoxina, se encuentra ampliamente distribuida en los alimentos, por lo que su deficiencia no es común. Tanto en los huevos, cereales integrales, carnes, mariscos, vegetales, leche, etc.

En el cerebro fomenta la producción de neurotransmisores. Los neurotransmisores son moléculas que como su nombre lo indica, transmiten la información generada a través de impulsos nerviosos, desde una neurona a otra.

Dentro de estos neurotransmisores se encuentra la dopamina, el cual se relaciona con el control de las emociones y placer, además de funciones motoras y capacidad memorística.

El déficit de vitamina B6 ocaciona perdida de la memoria, depresión y confusión.  

B12

Esta forma parte de una de las vitaminas para el cerebro más importantes, ya que realiza funciones vitales. A diferencia de la mayoría de las vitaminas, se puede sintetizar a partir de los productos cárnicos.

Se produce dentro del organismo gracias a la acción de enzimas que se encuentran en el estómago.

Los vegetales no son fuente de producción de vitamina B12, es por eso que las personas veganas o vegetarianas deben consumir suplementos vitamínicos que se la proporcionen tal como la  ProEnergía; esta posee en su composición vitamina B12 o cianocobalamina.

El organismo requiere en gran manera la presencia de esta vitamina, ya que realiza funciones importantes para el desarrollo y mantenimiento tanto del cerebro como en la oxigenación, llevada a cabo por los glóbulos rojos.

Permite el mantenimiento de la mielina, evitando que esta se degrade.

La vaina de mielina es aquella capa o lámina de membrana plasmática que recubre los axones de las neuronas. Esta mielina tiene como función acelerar el transporte del impulso nervioso y por ende que se produzca una respuesta más rápida ante un estímulo.  

Además interviene en la formación de células, síntesis de neurotransmisores y la producción de energía a partir de los ácidos grasos. De aquí radica su importancia de tener un buen almacenamiento de esta, el cual se encuentra en su mayoría en el hígado.

El déficit de vitamina B12 puede ocasionar pérdida de memoria, por eso se encuentra asociada con la enfermedad del Alzheimer, enlentecimiento neuronal y cambios negativos de humor.  

Biotina

Biotina o vitamina B7 se encuentra en alimentos variados, como las carnes, pescado, huevos y ciertas verduras. Al igual que que el resto de vitaminas del complejo B, posee características funcionales sin igual.   

Entre esas funciones se encuentran la capacidad de intervenir en varios procesos metabólicos, como lo son la degradación de las grasas y más importante aún en la regulación de la glucosa como fuente de energía. La glucosa es muy importante para el correcto funcionamiento de la actividad cerebral.

De ahí que la biotina mantenga al cerebro en buen estado. Su deficiencia se encuentra asociada a enfermedades neuronales como el mal de Parkinson.

Niacina

Esta vitamina se encuentra fundamentalmente en las carnes rojas, además del pescado como el atún. También se obtiene a través de la leche y productos lácteos.

La niacina se puede sintetizar en nuestro organismo a partir del triptófano. El triptófano es un aminoácido que actúa como cofactor para la síntesis de niacina.   

Interviene en la obtención de energía a través de los carbohidratos,  en el balance de glucosa, metabolismo proteico y el mantenimiento de la función cerebral. Gracias a esto juega un papel importante en la respiración celular, así como también en el desarrollo del sistema nervioso general.

Es necesario que se consuman las cantidades necesarias de niacina ya que forma parte de una de las vitaminas para el cerebro y que este utiliza para su correcto funcionamiento. De faltar esta vitamina en nuestra dieta se producen trastornos graves en la función neuronal.

La niacina además de lo ya mencionado actúa en la formación de neurotransmisores. Entre estos neurotransmisores destaca la serotonina, que al ser producida en bajas cantidades se ha asociado al establecimiento de la depresión.

Recientes estudios han determinado que la niacina interviene en la regeneración neuronal y cerebral, por ende es vital en el desarrollo de todo ser humano.   

Durante el desarrollo

ilustración de mujer embarazada rodeada de las vitaminas que necesita con sus respectivos alimentos

En la formación: La formación del sistema nervioso central inicia en las primeras semanas de gestación a partir de la placa neural. Desde sus inicios los requerimientos nutricionales son esenciales para la formación neuronal, otras células y tejido cerebral propiamente dicho.

Por ende se debe contar con el aporte nutricional necesarios para su correcta formación.

Durante la gestación la madre debe proporcionarle al embrión las vitaminas para el cerebro requeridas para la síntesis y desarrollo de todos los procesos neuronales. La nutrición materna definirá en gran manera el estado de salud del bebé.

Si la madre pasa por un periodo de desnutrición, ocasionará problemas neurológicos muy graves en el feto y una disminución de la calidad de vida como individuo. E incluso llevar a la muerte.

En el crecimiento: Recordando que las vitaminas actúan como cofactores para numerosos procesos de formación o síntesis, tal es el caso de los neurotransmisores y células neuronales, ayudan en la rapidez de los impulsos nerviosos y el mantenimiento de una buena salud mental.  

De allí que se necesite de un aporte importante de vitaminas para el cerebro en las primeras etapas del desarrollo de un individuo.

Los primeros tres años son cruciales para generar avances en el desarrollo cognitivo y sensorial, además se relaciona con la capacidad intelectual que se va a tener a futuro.

En una sociedad donde el aporte nutricional es bajo, también lo será su capacidad intelectual y se contará con menos individuos preparados para la capacitación y toma de decisiones.

En la adultez: Es importante recalcar que a lo largo de la vida el aporte vitamínico varía, ya que muchas de las funciones neuronales van fallando a lo largo de los años.

Esto debido al desgaste, poca formación y destrucción de tejidos. Por lo cual es indispensable estas vitaminas que cada vez el  cuerpo tarda más en metabolizar.

Una manera de consumir estas vitaminas como un aporte para la dieta, es a través de suplementos vitamínicos naturales como los proporcionados por  ProEnergía, el cual posee vitaminas para el cerebro fundamentales. Generando el mantenimiento de la actividad cerebral.

Para mejorar la memoria

La memoria es un proceso importante para todos. Ayuda a desenvolvernos en cada faceta de nuestras vidas y permite recordar lo que se se debe hacer y qué cosas evitar. Forma parte del desarrollo cognitivo de un individuo y se va modificando con las experiencias vividas.

Lamentablemente existen factores internos y externos del organismo que puede desencadenar la pérdida parcial o total de este proceso o capacidad memorística.

Se entiende que la memoria se logra gracias a diferentes reacciones y el intercambio de sustancias que se producen en el cerebro.

Gracias a estas reacciones el cerebro censa los estímulos y se comunica a través de las neuronas para producir recuerdos.

Cada uno de los componentes que participan en la actividad nerviosa están propensos a cambios, desgastes o variaciones, ocasionando así los problemas y enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

La dieta a sido un factor crucial en el mantenimiento de la capacidad memorística. La disminución de las vitaminas del complejo B, causan daños muy severos en el proceso cognitivo y en las capacidades motoras. Generando además problemas de salud mental.

Otros suplementos naturales para el cerebro

Ilustración de cerebro al lado de vitaminas y suplementos

Desde el momento del nacimiento inicia la etapa de alimentación por fuentes externas. Ya no  depende de la alimentación materna, sino de aquellos aportes nutricionales que necesariamente se deben suministrar. Primero cuando son lactantes (leche materna) y posterior a eso durante el crecimiento.

Dependiendo de la edad que tenga el ser humano necesita aportes vitamínicos característicos, donde la mayoría se adquieren a través de los alimentos que consumimos. Por esta razón los especialistas recomiendan tener una dieta sana a base de alimentos naturales y poca comida chatarra.

A medida que envejecemos la metabolización de los nutrientes no es la misma, se va deteriorando cada día más. Es por eso que es indispensable el consumo de vitaminas que no se producen en el organismo y que se hace cada vez más difícil obtenerla a partir de los alimentos.

Un suministro adecuado de nutrientes y vitaminas para el cerebro mejorará su capacidad de funcionamiento, aumentará su estado de alerta y la coordinación motora. Es importante buscar el mejor aporte energético y vitamínico para el organismo.  

En la naturaleza se pueden encontrar muchísimos nutrientes, los cuales son utilizados en la elaboración de suplementos que ayudan al mejoramiento y mantenimiento del estado de salud.

Como los componentes de  ProEnergía, que a parte de las vitaminas para el cerebro ya mencionadas, posee otras sustancias naturales que estimulan el correcto funcionamiento cerebro-neuronal.

Entre los componentes naturales presentes en ProEnergía, destacan el ácido fólico, raíz de ginseng y la espirulina.

Ácido fólico: También denominado vitamina B9, interviene en la formación de nuevas células, así como prevenir el desgaste del sistema nervioso.

Ginseng: La raíz de Panax ginseng es una planta, muy utilizada en la medicina oriental gracias a sus propiedades curativas. Se ha utilizado para tratar el déficit de atención y otras enfermedades como la diabetes.  

Espirulina: Constituye un suplemento que posee propiedades extraordinarias. La espirulina es un alga verde azulada que se utiliza como fuente de nutrientes, tanto vitamínico como  proteico.

Además posee propiedades antioxidantes  y es utilizada en el control del peso corporal por su acción lipídica.

La fórmula rica en vitaminas de ProEnergía, además incluye otros nutrientes importantes que ayudarán al balance nutricional del organismo, mejoramiento del estado físico y mantenimiento de habilidades cognitivas.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *