Taza de infusión de hierbas sana con la ortiga en fondo de madera.

Antiinflamatorios naturales que benefician tu organismo

Antiinflamatorios naturales que benefician tu organismo

Última actualización: 24-01-2019. Equipo Nutricioni

Los antiinflamatorios son fármacos que tratan de controlar el proceso inflamatorio que se ha desencadenado en nuestro cuerpo.

En diferentes ocasiones, las personas recurren a los antiinflamatorios para aliviar el cuerpo. La inflamación se da como respuesta a un factor agresivo, bien sea conocido o desconocido.

Hay que recordar que el cuerpo libera unas sustancias llamadas prostaglandinas que tenemos en todas las células del cuerpo. Esta liberación se puede deber a cualquier agresión al cuerpo.

Cuando este tipo de cosas ocurren se liberan las prostaglandinas como forma defensiva y ocurre lo que llamamos inflamación o hinchazón de la zona afectada.

Se pueden consumir tanto antiinflamatorios naturales como medicinales, así como también se puede consumir el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, ya que es un antiinflamatorio por excelencia.

Los antinflamatorios evitan la liberación lo que hace es inhibir o evitar la liberación de esas sustancias naturales las prostaglandinas. El primer antiinflamatorio que lograba evitar tal liberación fue el ácido acetilsalicílico.

El médico es el indicado en prescribir que tipo de antiinflamatorio es el adecuado según el tipo de trastorno.

No se debe automedicar sin supervisión médica. Hay una gran variedad de antiinflamatorios que pretenden evitar los efectos colaterales de la inflamación.

Si se bloquean las prostaglandinas esto tiene otros efectos. Estas sustancias no solo provocan la inflamación, también son sustancias protectoras.

Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, además de funcionar como un antiinflamatorio, también cubre la superficie del estómago protegiéndolo de los ácidos gástricos, e impiden que la grasa se deposite en las paredes arteriales entre otros efectos beneficiosos.

Manos tocando las plantas sembrada de soya

Algunas plantas que tienen propiedades antiinflamatorias

Árnica: esta se usa para trata la hinchazón e inflamación producida por golpes y torceduras entre otros. Sus propiedades antiinflamatorias se deben especialmente a la presencia de helenalina y dihidrohelenalina en dicha hierba.

Cúrcuma: Esta especia india contiene cúrcuma la cual posee propiedades antiinflamatorias según han mostrado varios estudios clínicos. Está contraindicada en casos de obstrucción biliar, ya que aumenta la secreción de la bilis.

Manzanilla: Las flores secas se emplean por sus propiedades sedantes y espasmolíticos, así como su acción antiinflamatoria. Se toma en infusión, extracto o tintura.

Regaliz: Contiene glicirricina y ácido glicirricínico los cuales presentan una actividad antiinflamatoria y protectora contra los tumores. Se toma la raíz cortada o en polvo.

Alga espirulina: Es un alga azul de agua dulce que proviene de las zonas tropicales y que, por su alto contenido de antioxidantes, protege de los radicales libres y también tiene acción antiinflamatoria.

Jengibre: Esta raíz ha sido empleada durante siglos en la medicina ayurvédica de la India como un eficaz tratamiento contra la artritis. Es muy beneficiosa para el organismo, sobre todo por su eficaz acción antiinflamatoria.

Noni: Esta planta es originaria de las islas del Pacífico Sur y ha sido usada con fines curativos desde hace miles de años.

Su poder regenerador se asocia a la presencia de xeronina, un alcaloide que trabaja a nivel celular, fortalece el sistema inmunológico y alivia los síntomas de artritis, osteoartritis, artritis reumatoide y gota.

Estas plantas medicinales son muy conocidas a nivel mundial lo que traen consigo grandes ventajas en el proceso de un bienestar en cuanto se hable de la salud, por otro lado estas plantas tienen una perfecta combinación con el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas.

Antiinflamatorios para la garganta, músculo y tendinitis

Los antinflamatorios pueden usarse de diversas formas, como Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, que ayuda con sus componentes naturales al alivio rápido del cuerpo, así como también esos los que se necesitan para los músculos

Ahora bien, comenzando con el antiinflamatorio para la garganta, se recomienda el té de clavo con jengibre, ya que debido a su acción antiinflamatoria, analgésica y antiséptica, ayuda a tratar la inflamación y el dolor de garganta.

Coloca el agua hirviendo en una taza y añadir el clavo y el jengibre. Deja reposar durante 10 minutos, cuela y bébelo después varias veces al día.

En cuanto a los dolores musculares se recomienda la compresa de árnica, debido a que esta planta medicinal tiene acción antiinflamatoria, antimicrobiana y cicatrizante.

Coloca el agua en una olla. Cuando el agua hierva se deben añadir las flores de árnica. Se debe dejar reposar durante 10 minutos, colar, sumergir la compresa y aplicar aún tibia sobre la región afectada.

Y por último, para atacar la inflamación de la tendinitis, puede consumir el té de jengibre y limón. Debido a su acción antiinflamatoria ayudará a reducir la inflamación de los tendones y a tratar la tendinitis.

En este caso de debe colocar en una olla el agua y el jengibre, dejar hervir por aproximadamente 10 minutos. Apaga el fuego, añade el jugo de limón y deja que enfríe un poco.

Luego puedes colarlo, endulzar con miel y beber varias veces al día. Nunca debes olvidar que estas son sugerencias que se te indican, pero también hay muchas opciones según el malestar que se tenga.

Alimentos altos en primer plano de proteína

Alimentos que funcionan como antiinflamatorio

Aceite de oliva extra virgen: Uno de los aceites más saludables que existen es el aceite de oliva virgen extra, como también lo es el aceite de coco.

Destacado por su alto contenido en vitamina E y vitamina K, como también de grasas mono insaturadas saludables, siendo la más abundante el ácido oleico.

Según los estudios realizados, de 3 a 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra corresponden en efecto antiinflamatorio al 10% de cualquier fármaco.

Pescado azul: El pescado graso es una variedad del pescado muy rico en ácidos omega 3, grasa saludable y esencial que no puede ser sintetizada por el cuerpo humano. Algunos ejemplos de pescado graso incluyen caballa, sardinas, trucha y salmón.

Cacao: Está más que comprobado los efectos antiinflamatorios del cacao. Con respecto a las enfermedades cardiovasculares, se ha comprobado que los polifenoles encontrados en el cacao, mejoran los marcadores de inflamación en pacientes que tienen un alto riesgo de enfermedades cardíacas.

Aguacate: Tiene una combinación única de grasas saludables. Entre las que es destacada el ácido oleico, del cual se ha comprobado que colabora en la reducción de los niveles del marcador de inflamación.

Frutos rojos: Los frutos rojos son un grupo de frutas que tradicionalmente crecían de forma silvestre, entre ellas pueden encontrarse las zarzamoras, las frambuesas, los arándanos y las fresas.

Este tipo de frutas se destaca por su alto contenido de vitamina C, fibra y agua, además de otros compuestos vegetales.

Setas y champiñones: Los champiñones y las setas con hongos comestibles muy apreciados en algunas gastronomías.

Este grupo de alimentos se ha caracterizado por su bajo contenido de calorías, y también por tener una gran cantidad de sustancias que combaten la inflamación.

Otros alimentos que ayudan a la desinflamación

Tomates: Los tomates son hortalizas muy comunes en vitamina A, vitamina C, vitamina K y varios tipos de minerales como el potasio o el magnesio.

También, los efectos aumentarán si preparas los tomates con aceite de oliva, ya que el licopeno es disuelto en grasa, y su absorción por parte del organismo aumentará.

Uvas: De igual forma que los frutos rojos, las uvas tienen antocianinas, que ya hemos explicado que son un compuesto antioxidante capaz de disminuir a inflamación. Estas van ayudar en las enfermedades asociadas a la edad, enfermedades oculares, enfermedades cardiovasculares.

Cerezas: Los antioxidantes encontrados en las cerezas, como las catequizas y las antocianinas, tienen importantes propiedades antiinflamatorias.

Los efectos de las cerezas ácidas han sido estudiados profundamente, pero el consumo de cerezas dulces también ayuda a la disminución de algunos biomarcadores de inflamación.

Pimientos: Los pimientos tienen una gran cantidad de sustancias con efectos antiinflamatorios. Sus antioxidantes flavonoides se han vinculado a la prevención de inflamaciones e infecciones.

Brócoli: es una verdura crucífera rica en vitamina K y vitamina C.

Debido a su contenido de isotiocianatos, principalmente sulforafano, consumir brócoli puede reducir de forma importante la inflamación y prevenir enfermedades como el cáncer.

En la naturaleza siempre se encuentran diferentes medicamentos que pueden ayudar a la recuperación del cuerpo, y los alimentos tienen diversas ventajas en estos casos.

Cabe destacar, que los antiinflamatorios naturales, quizás su efecto sea un poco más lento, pero son totalmente más saludables, ya que entre sus propiedades evitan las enfermedades del estómago.

Vista aerea de mesa comedor pequeña, con taza de té con infusión de jengibre y limon

Infusiones que sirven como antiinflamatorio

Hay diversas formas de aplicar antiinflamatorios al cuerpo, solo se trata de investigar y conocer sobre las propiedades que cada uno puede tener.

Romero: el romero tiene propiedades antiinflamatorias. Reduce los niveles de cortisol y ayuda a bajar la ansiedad. Se consume como infusión.

Cola de Caballo: destaca la propiedad antiinflamatoria ya que es muy eficaz como analgésico.

Se consume como infusión. Se hierve agua y se le echa una cucharadita llena de cola de caballo seco.

Lino: La semilla de linaza contiene una sustancia que se asemeja a la prostaglandina, la cual regula la presión y función arterial, cuyos beneficios juegan un papel importante en el metabolismo de las grasas, del calcio y de la energía.

Laurel: está considerado como un calmante muy eficiente del dolor, como así también antiinflamatorio y antirreumático. El laurel es utilizado para tratar los dolores de ciáticas, torceduras de tobillos, esguinces, en cuyo caso más aconsejado es frotar la zona afectada con el aceite esencial de laurel.

Tila: también conocida como tilo. Posee numerosas propiedades medicinales que se obtienen tanto de sus hojas como de sus flores y corteza.

Esta infusión calma desde dolores de cabeza, trastornos digestivos. Para tratar de calmar el sistema nervioso, se puede consumir al día 2 gramos de la planta cada 150 ml de agua.

Canela: Es un aromatizante que se extrae de la corteza del árbol de canela. Contiene Vitamina C, Vitamina B1, hierro, potasio, calcio, fósforo.

Ajo: Es rico en un compuesto de azufre llamado alicina, del que se cree disminuye la cantidad de líquido que se acumula en las articulaciones lo que alivian la sensación de dolor.

Los 36 antiinflamatorios más comunes

En términos generales, podemos decir que los antiinflamatorios naturales, son muy conocidos y muy consumidos, así que hagamos un resumen de esos 36 antiinflamatorios más usados y comprobados a escala mundial.

Hay que recordar que cada vez hay más personas buscan una alternativa a los efectos secundarios de los medicamentos convencionales.

Los antiinflamatorios, naturales o no, recuperan el flujo sanguíneo normal y reduce la inflamación, además del dolor. La inflamación es parte de una respuesta inmune del cuerpo.

Las personas buscan más lo natural ya que el uso prolongado de antiinflamatorios farmacéuticos tiene a los largos efectos secundarios, como pueden ser irritabilidad para la pared del estómago, úlceras y hemorragias gástricas, descalcificación, osteoporosis, irritabilidad, obesidad, diabetes mellitus.

Además, a las personas alérgicas a este tipo de medicamentos les pueden provocar erupciones, fiebre, migrañas, mareos, vómitos, entre otros.

Dentro de estas medicinas naturales, encontramos muchas con propiedades antiinflamatorias. Depende del tejido afectado se usará una u otra. A continuación haremos una lista para resumir todos los antinflamatorios mejores para el cuerpo.

  • Aceite de oliva.
  • Aceite de onagra.
  • Aguacate.
  • Ajo.
  • Aloe vera o sábila.
  • Apio.
  • Arándanos.
  • Árnica.
  • Boniato.
  • Brócoli.
  • Tomate.
  • Caléndula.
  • Canela.
  • Coliflor.
  • Cola de caballo.
  • Cardamomo.
  • Cúrcuma.
  • Espirulina.
  • Grosella.
  • Harpagón.
  • Jengibre.
  • Laurel.
  • Lima.
  • Linaza o lino.
  • Manzanilla.
  • Noni.
  • Papaya.
  • Piña.
  • Té verde.
  • Regaliz.
  • Romero.
  • Reina de prado.
  • Salvia.
  • Uña de gato.
  • Cerezas.

 En términos generales, podemos usar algunos de ellos para desinflamar las vías respiratorias, los dolores reumáticos, dolores articulares, infecciones urinarias, problemas hepáticos, molestias  digestivas, y diferentes traumatismos.

Las plantas medicinales también tienen contraindicaciones y efectos secundarios, aunque en la mayoría de los casos leves. Así que debes estar atento y consultar a tu medico si ves cualquier anomalía en tu cuerpo luego que consumas estas plantas medicinales.

Siempre hay que tener en cuenta, que la medicina es muy amplia y muchas personas prefieren recurrir a lo natural, sin embargo, no se descarta que las medicina fármaco sea mala.

Es recomendable siempre hacer una evaluación exacta del problema y así equilibrar para tener un estado de salud óptimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *