Analizar y responder ¿Para qué sirve el sistema nervioso?

Analizar y responder ¿Para qué sirve el sistema nervioso?

Última actualización: 11-05-2019. Equipo Nutricioni

Ilustración demostrando como funciona el sistema nervioso

Una gran sucesión de procesos, uno después del otro, sin detenerse. Esto es, básicamente, la forma en que opera nuestro cuerpo. Todo dirigido desde una computadora central. ¿Sabes para qué sirve el sistema nervioso?

El sistema nervioso, dividido en dos partes: sistema periférico y sistema central, es la computadora que recoge todos los datos que nos envía en mundo exterior, los analiza y procesa, para poder enviar una respuesta.

Estas respuestas pueden tener como objetivo generar un cambio en el ambiente que nos rodea, como cuando nos movemos. O, producir un efecto dentro de nuestro organismo, por ejemplo, cuando procesamos los alimentos que ingerimos.

En términos sencillos, estas serían las funciones del sistema nervioso.

  • Recibir la información del medio ambiente, en forma de estímulos. Lo cual da paso a las sensaciones.
  • Controlar las habilidades motoras del cuerpo, aquellas que son consecuencia de una decisión consciente.
  • Manejar los procesos realizados por los órganos y sistemas internos. Estos suceden de forma automática, sin tener control consciente sobre ellos.

De ese modo, el sistema nervioso periférico, que comprende todas las fibras nerviosas recubriendo prácticamente cada rincón del cuerpo, es el encargado de ejecutar las órdenes del cerebro para los órganos internos.

Por ejemplo, mantener al corazón bombeando la sangre a través del organismo, una y otra vez.

También existe trabajo en equipo, entre el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) y el sistema periférico. Un ejemplo de ello, es cuando el cerebro da la orden para que la mano se mueva y toma un vaso con agua. Son los nervios los que consiguen mover a los músculos.

Ahora bien, no podemos pasar por alto lo que ocurre dentro del cerebro, eso a los que llamamos mente, y que está conformada por las funciones cognitivas.

Nuestra especie es diferente a la de los animales, porque poseemos un grado único de inteligencia y capacidad de aprendizaje, manifestado en facultades como la memoria, agilidad de pensamiento, capacidad de raciocinio, concentración, entre otras.

Cuidar del sistema nervioso, implica enfocarse en la parte física y mental al mismo tiempo. Así se consigue el mejor tratamiento.

¿Qué comer para un sistema nervioso sano?

Los nutrientes, en la mayoría de los casos, entran por la boca. Mantener un dieta saludable es imprescindible para la salud. Esto nos indica que, existen alimentos más favorables para el sistema nervioso que otros.

¿Estás seguro de nutrirte cómo deberías? Realizar los cambios adecuados para conservar la salud de tu sistema nervioso, no es tan difícil como parece.

Alimentos ricos en vitamina B

Las vitaminas del complejo B, son conocidas por implicar un gran número de beneficios para todo el organismo. Pero, son especialmente bondadosas con el sistema nervioso.

Por ejemplo, las mujeres embarazadas deben comenzar a tomar ácido fólico (B9), desde que se enteran del embarazo, para que el sistema nervioso del bebé tenga un desarrollo adecuado.

También destacan las propiedades de la vitamina B6. Esta influyen sobre la formación de sustancias conocidas como neurotransmisores en el cerebro. Su deficiencia, puede relacionarse con problemas de depresión.

Carbohidratos complejos

El cerebro, al igual que el resto del cuerpo, requiere de energía para poder cumplir con sus funciones. Para él, lo mejor son los carbohidratos complejos, esos que se encuentran en alimentos como los cereales integrales.

Algunos vegetales, como los tomates, patatas, cebollas, pepinillos, incluso frutas (fresas, manzanas, ciruelas, peras), son fuentes saludables de carbohidratos complejos, lo cuales tardan más tiempo en digerirse, y no suben el índice de azúcar en la sangre.

Muchos ácidos grasos omega-3 y omega-6

Todos los lípidos no son malos. Esta afirmación se comprueba cuando se trata de los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Ambos tienen muchos beneficios para la salud, por ejemplo, al cuidar del corazón.

Sin embargo, los agregamos a esta lista porque tienen un papel importante en el mantenimiento de las células del sistema nervioso, y de sus estructuras funcionales.

Encuentralos en: pescados azules, aceites vegetales, aguacates, frutos secos, semillas.

Magnesio, el mineral indicado

Consumir las cantidades adecuadas de magnesio, es un punto clave si quieres proteger tu sistema nervioso de los estragos que causa el estrés. En especial, porque este mineral ayuda a producir nuevos neurotransmisores que influyen en el estado de ánimo. Busca alimentos como legumbre, cacao, plátanos, almendras, acelgas.

MetaMente para alcanzar tu máximo potencial

Aumentar el desempeño de la memoria, mejorar la concentración, aliviar momentos de ansiedad y episodios de depresión leve, son algunos de los beneficios que encuentras en MetaMente .

Igualmente, es un suplemento nutricional que puede incrementar la circulación de sangre en el cerebro, trayendo más beneficios. Además, tiene propiedades para potenciar la comunicación que ocurre entre las neuronas.

A simple vista, esta fórmula busca beneficiar notablemente la salud de tu sistema nervioso, desde la parte física hasta la intelectual, pues, potencia varias de las funciones cognitivas.

Para alcanzar sus objetivos, se vale de una combinación muy interesante de hierbas y plantas medicinales, que han sido utilizadas y estudiadas durante años, como grandes aliadas del sistema nervioso.

Lo primero que debemos conocer en la lista de ingredientes de MetaMente es el Ginkgo biloba. Su uso proviene desde hace miles de años, en muchos lugares de la China, como parte de la medicina tradicional.

Las hojas de este árbol, tienen conocidas propiedades neuroprotectoras y vasodilatadoras, ya que, sus principales beneficios tienen que ver con la salud del cerebro y la circulación sanguínea.

Cuando ambas se unen, el Ginkgo biloba mejora las habilidades de la memoria, la concentración y la agilidad de pensamiento. También contrarresta la depresión leve, y protege al cerebro de posibles derrames.

Luego tenemos la Huperzina A, un extracto de la hierba china del mismo nombre. Sus propiedades incluyen aumentar la producción de ciertos neurotransmisores, con el fin de mejorar la actuación de la memoria. También sirve de escudo protector para las células del cerebro, por lo cual está siendo estudiada como un elemento para prevenir el Alzheimer.

MetaMente no sería lo que es, sin contar con la Bacopa Monnieri y la glutamina. Ambos componentes, de formas diferentes, ayudan al sistema nervioso.

Mientras la glutamina hace posible un mejor aprovechamiento de la energía de los alimentos, dentro del cerebro. La Bacopa trabaja disminuyendo el estrés, para lograr potenciar las funciones cognitivas, como el aprendizaje y la memoria.

Es en este suplemento que encontrarás los mejores beneficios para tu sistema nervioso. Con ayuda de lo natural, conseguirás rendir mejor en tu vida.

Funciones específicas de los Hemisferios del Cerebro

Inicia con la gimnasia cerebral

Y, ¿si pudieras ejercitar tu cerebro e intelecto, como ejercitas los músculos de todo tu cuerpo? Tendrías ante ti, la oportunidad de mejorar el desempeño de un órgano que es clave en el buen funcionamiento del resto del organismo.

Precisamente, pensando de esta manera, ha sido creado lo que hoy se conoce como Gimnasia cerebral. Consiste en una serie de actividades, o “ejercicios”, que involucran tu mente en conjunto con tu cuerpo.

Todos ellos, se apegan a las conclusiones de diferentes estudios científicos, donde se plantea que mientras más conexiones entre neuronas se creen, a medida que envejecemos, más probabilidades tenemos de poder mantener las funciones cognitivas trabajando al máximo.

Si estás listo para comenzar, presta atención a estos ejercicios de gimnasia cerebral que te encantarán.

Distintos hemisferios: Marcha cruzada

Nuestro cerebro se divide en dos hemisferios, el derecho y el izquierdo. Los movimientos del lado derecho del cuerpo, son controlados por el hemisferio izquierdo. Mientras que del lado izquierdo, se encarga el hemisferio derecho.

Para mejorar la comunicación entre ambos hemisferios, intenta estar de pie, subir tu rodilla derecha hasta hacerla chocar con tu codo izquierdo. Luego, repite el movimiento, pero con la rodilla y codo contrarios.

Mantente alerta: Abecedario

En una pared, coloca una hoja de papel que hayas llenado con las letras del abecedario en orden y mayúsculas. Debajo de cada letra, deben estar ubicadas las letras “d, i, j”, ubicadas de forma desordenada.

El ejercicio consiste en leer el abecedario en voz alta. Si ves una “d”, subes tu brazo derecho; cuando sea una “i”, sube el izquierdo; si se trata de una “j”, son los dos brazos que debes subir.

Su finalidad en beneficiar es estado de alerta y concentración en nuestro cerebro.

Comprensión lectora: La lechuza

Sentado comodamente, lleva tu mano derecha hasta tu hombro izquierdo, respirando gira tu cabeza hacia el hombro izquierdo. Luego, en un movimiento lento, gira la cabeza hacia la derecha.

Entonces, puedes cambiar de hombro, y repetir el proceso. Aunque no lo parezca, esta actividad tienen efectos positivos en tu comprensión lectora.

Necesitas entrenar tu memoria

La memoria es una de las funciones cognitivas que nos permite ser lo que somos como sere humanos, además de llevar a cabo la vida que conocemos. Gracias a la memoria, podemos crear un identidad, y mantener las relaciones con quienes nos rodean. Ahora, imagina que tu memoria comienza a fallar.

Perder agilidad para recordar cosas (direcciones, números de teléfono, nombres, recetas, historias del pasado), puede dificultar mucho nuestra vida. Las fallas de la memoria pueden ser el inicio de un problema neurológico serio, o la consecuencia del deterioro cognitivo que sigue al envejecimiento.

Utiliza las pruebas de memoria

En el segundo caso, una de las manera más efectivas para cuidar de tu memoria, es a través de las pruebas de memoria, ejercicios diseñados para trabajar esta función del cerebro y volverla más competente.

Al mantener la parte intelectual del cerebro en uso constante, evitas los problemas que vienen con la vejez, y te vuelve mentalmente más fuerte.

Algunos test de memoria que puedes probar son:

Memorial verbal. Pide ayuda de otra persona, ella tendrá que preparar una lista con 20 palabras al azar. Luego, tu debes leer la lista por dos minutos, y memorizar tantas palabras como puedas.

Después, tienes un minuto para escribir todas las palabras que recuerdes. La idea es practicar hasta ser capaz de recordar casi todas.

Memorial visual. Con ayuda de alguien más, organiza tarjetas llenas de imágenes, pueden ser objetos en un sala, o figuras geométricas simples. La composición debe tener muchos detalles, como colores  y ubicaciones específicas

Durante 2 minutos debes grabar las imágenes en tu memoria, para poder reconstruir tu mismo la composición inicial, ubicando cada imagen en su lugar, con los detalles específicos.

Memoria numérica. Mientras otra persona te va leyendo series de números, con más de 4 cifras, tú debes repetir cada serie con el mismo orden. De esta manera, también estás practicando cómo retener información que recibes a través del oído, y no de los ojos.

Otras actividades como los crucigramas, el ahorcado, juegos de memoria, sudoku, son solo algunos pasatiempos que también ejercitan tu memoria.

Té negro en vaso con menta. Hojas de té en cuchara de madera

Infusiones estimulantes del sistema nervioso

El ritmo que, muchas veces, adquiere nuestra vida, a menudo exige que demos más fuerza de la que tenemos a nuestro alcance.

En momentos así, podemos sentir que nuestro cuerpo y nuestra mente están agotados, sin fuerza para continuar.

Una solución sencilla, además de tomar buenos hábitos como una dieta balanceada y actividad física, son las infusiones con propiedades estimulantes sobre el sistema nervioso. Preparadas con hierbas y plantas medicinales, ofrecen un golpe de energía cuando creíamos no tener más.

Infusión de semillas de guaraná

Las semillas de guaraná contienen una sustancia llamada guaranina que cumple las mismas funciones que la cafeína en el café: estimular el sistema nervioso, proporcionando energía.

Sin embargo, la infusión de guaraná no solo te proporcionará energía, también ayuda a que puedas sacarle más provecho a tu capacidad de concentración y agilidad de pensamiento.

Té negro

Además de ser una fuente innegable de antioxidantes, el té negro también contribuye a mejorar, notablemente, tu concentración y a mantener un estado de alerta más prolongado.

Puedes comprarlo rápidamente en cualquier tienda naturista. Por otra parte, el té negro es querido por beneficiar la circulación de la sangre en todo el cuerpo. Esta característica, lo convierte en una herramienta para protegerte de accidentes cerebrovasculares.

Té rojo

Comparte algunas similitudes con el té negro, pero suele ser empleado para perder peso de forma más rápida, dadas sus propiedades para conseguir mover la grasa acumulada, y así poder eliminarla más rápido.

No obstante, lo que de verdad nos llama la atención del té rojo, es que al tomarlo frecuentemente, es posible mejorar el estado de ánimo. Sus propiedades pueden proporcionar una sensación de bienestar al sistema nervioso de quien lo toma.

Infusión de hojas de romero

Si luego del almuerzo te sientes agotado y no puedes rendir en las horas de trabajo que todavía te quedan, una infusión de romero es lo que necesitas.

Aparte de beneficiar el proceso de la digestión, también despeja la fatiga, dándote el segundo aire que necesitas.

Remedios caseros para calmar tus nervios

Uno de los más grandes enemigos que tiene nuestro sistema nervioso, es el estrés. Este trastorno lo único que hace es crecer y crecer, hasta pasar de un problema psicológico a uno físico.

Antes de que las dimensiones de tu estrés lleguen a tanto, intenta probar alguno de estos remedios caseros para calmar los nervios, y darle la batalla al estrés.

Té de Melisa

Su nombre de mujer le proporciona cierto atractivo. Quizá lo conozcas bajo su otro nombre de toronjil. De cualquier manera, sus beneficios son los mismos: ofrecer una alternativa natural para mitigar el estrés, y soltar los nervios.

Se puede tomar en la tarde, luego de la comida, porque también tiene propiedades digestivas. No lo dejes pasar.

Infusión de Hierba Luisa

Las propiedades de esta hierba se enfocan en relajar el sistema nervioso, en especial, si se encuentra en medio de una situación de mucho estrés.

Asimismo, puede generar una sensación de bienestar emocional muy importante luego de superados los nervios, y no llega a producir confusión en la persona.

Té de Valeriana

Cuando se escucha el nombre Valeriana, inmediatamente lo asociamos con un sedante natural. Esta planta es la aliada ideal para solucionar los estados de ansiedad.

Además, es una respuesta útil si esta ansiedad llega a dificultar la conciliación del sueño. Toma una taza de valeriana antes de ir a la cama, y podrás descansar muchísimo mejor.

Infusión de Manzanilla

La infusión de manzanilla no solo relaja el cuerpo y el sistema nervioso, sin abrumarlo, también es un remedio analgesico, para liberar todos los dolores musculares que aparecen luego de una jornada importante de trabajo.

Analizar y responder ¿Para qué sirve el sistema nervioso?

Última actualización: 11-05-2019. Equipo Nutricioni

Insertar texto aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *