gelatina, Comer gelatina roja o gelatina, una cucharada de gelatina en la parte superior

Alimentos ricos en colágeno y elastina para cuidar tu piel

Alimentos ricos en colágeno y elastina para cuidar tu piel

Última actualización: 30-04-2019. Equipo Nutricioni

Prácticamente no existe producto de belleza o suplemento que no contenga colágeno y elastina, y los presente como las grandes soluciones antiarrugas. Como sabemos que quieres aprovecharlos correctamente te presentamos estos alimentos ricos en colágeno y elastina.

Iniciemos averiguando por qué son tan buenos para tu piel y todos los demás tejidos blandos de tu cuerpo.

No solamente forman parte de los ingredientes de las cremas milagrosas por sus beneficios al ser absorbidos por la piel. Pueden tomarse en forma de suplementos, o directamente en los alimentos acompañados de vitaminas y minerales que permitirán aprovechar al máximo las propiedades de los que consumes y activar su producción en el organismo.

Nuestro organismo renueva cada día sus células y mediante este proceso se produce el crecimiento y el desarrollo. En los años venideros esta renovación contribuye al mantenimiento de nuestro cuerpo hasta que alcanzada la madurez comienza el envejecimiento.

La contaminación, enfermedades y mala alimentación pueden causar que tu cuerpo cree células menos fuertes o enfermas, y tejidos menos sanos y elásticos mucho antes de que el envejecimiento comience. Esto se conoce como envejecimiento prematuro y puede prevenirse.

Probablemente habrás notado un alza en la tendencia hacia el uso de estas sustancias, y la mejoría evidente que presentan para la piel madura.

¿Sabías que si los consumes durante toda nuestra vida puedes mejorar tu salud en general y tu calidad de vida en la madurez?

El colágeno y la elastina son proteínas que cumplen muchas funciones en tu organismo, desde la construcción de células y tejidos hasta la cicatrización.

Acompáñanos a conocer estas maravillosas proteínas, sus funciones, beneficios y todas la maneras de aprovecharlas para tu salud.

gelatina, Comer gelatina roja o gelatina, una cucharada de gelatina en la parte superior

Conoce estos alimentos ricos en colágeno y cómo aprovechar correctamente sus beneficios

El colágeno se produce de forma natural en el cuerpo a partir de la digestión y metabolismo del mismo a través de los alimentos.

Como con todas las proteínas, es importante diferenciar su fuente u origen, las proteínas de origen animal, siempre serán las más fáciles de aprovechar para nuestro organismo y las más valiosas.

Las proteínas de origen vegetal igualmente son procesadas y metabolizadas por nuestro organismo pero no tienen la misma calidad a la hora de construir tejidos.

Los alimentos más ricos en colágeno son:

  • La gelatina. La principal fuente de colágeno se obtiene a partir de la cocción larga de las partes animales que contienen colágeno como huesos, cascos y patas.

  • Carnes. Los alimentos de origen animal son la mejor fuente de colágeno, destacándose las carnes de res, pollo, pavo, buey y res.

Se encuentra principalmente en las patas de estos animales o en los caldos elaborados a partir de sus huesos.

  • Pescados. Aunque no contienen la misma cantidad que los mamíferos, el salmón y el atún así como los llamados pescados de piel azul o los llamados de carne roja aportan colágeno y adicionalmente ácidos grasos omega 3.

  • Leche y sus derivados. El yogurt, quesos y leches de distintos animales como la vaca, la cabra y la oveja aportan también buenas cantidades de colágeno.

  • Los huevos. Sobre todo en la yema.

  • Los frutos secos. Maní, nueces, higos secos, merey, castañas, almendras y avellanas aportan grandes proporciones de colágeno.

  • Frutas, vegetales y hortalizas. Principalmente las cerezas agrias y las fresas o cualquier otra rica en vitamina C como los limones, toronjas, pomelos y naranjas. También las distintas variedades de pimentón, ajíes y pimientos, así como de tomates y la mayoría de los vegetales de hojas verdes.

  • El aguacate. Un cuarto de aguacate aporta una buena cantidad de colágeno.

La mejor manera de aprovechar estos alimentos es consumirlos al vapor o crudos en el caso de los vegetales y los caldos largos de huesos y patas de animales, como la de res y la de pollo y los cortes magros de carnes selladas a la plancha o al vapor.

Alimentos ricos en elastina y cómo aprovechar sus propiedades

La elastina también se produce naturalmente en el cuerpo a partir de el metabolismo de la que absorbemos mediante la digestión de los alimentos.

Después de alcanzar una cierta edad la producción de ella decae y necesitamos consumir mayores cantidades o apoyarnos en el uso de algún suplemento nutricional.

Como en el caso del colágeno, también es importante destacar que siempre aprovecharemos mejor la elastina que obtengamos de fuentes animales, ya que la que provenga de alimentos vegetales no será tan bien aprovechada por nuestro cuerpo.

Entre los alimentos ricos en elastina podemos destacar:

  • La soja. Merece mención especial y aparte. La soya en cualquiera de sus formas, como la leche o el tofu y sobre todo el bagazo que resta al prepararla nosotros mismos. La leche de soja contienen altas proporciones de elastina de origen vegetal.

  • Carnes. Al ser la elastina una proteína siempre sus mejores fuentes serán las carnes como el ovejo, la cabra, la res, el cerdo y las aves.

  • Huevos. Contienen una buena proporción de elastina.

  • Leche y derivados. Todos los derivados lácteos aportan elastina.

  • Frutas, hortalizas y vegetales. Principalmente el melón, kiwi, la naranja, las espinacas, la lechuga, la zanahoria, las acelgas, el arroz integral.

Su presencia es especialmente fuerte en los vegetales de hojas de color verde, sobre todo las oscuras.

  • Alimentos con alto contenido de zinc. Generalmente tienen un alto nivel de elastina. Entre estos cabe destacar el chocolate negro o el cacao puro, la carne de cerdo, los huevos, los alimentos integrales (arroz, trigo, pasta).

  • Alimentos con alto contenido en vitamina A. Como las papas o el melón.

  • Frutos secos. Como el merey o anacardo, las nueces, la almendra, el pistacho o la avellana.

  • Cartílagos. Los cartílagos de animales aportan elastina y colágeno, sea en decocción o que optemos por comerlos directamente.

Igualmente que en el caso del colágeno, lo mejor será degustar los alimentos de origen vegetal crudos o al vapor para conservar toda su elastina y aprovecharla lo mejor posible.

En el caso de las carnes lo mejor será comerlas al vapor o a la plancha.

Otros alimentos que ayudan a la producción natural de colágeno y elastina en el organismo

No todo se limita a escoger los alimentos más ricos en colágeno y elastina para preparar nuestras comidas.

También debemos tener en cuenta el proceso de la digestión y qué vitaminas, minerales o enzimas puedan ser necesarias para su correcta absorción y procesamiento y para que nuestro cuerpo lo aprovecha al máximo.

  • La vitamina A. La vitamina A participa en todos los procesos constructivos en nuestro organismo y es fundamental en la creación de nuevas células sanas.

  • La vitamina C. La vitamina c ayuda a provechar el colágeno y la elastina que consumes y estimula la producción de las células colágenas en el cuerpo.

Adicionalmente, las frutas cítricas aportan minerales y aminoácidos esenciales para la reproducción de las células, la creación de células sanas y la función del metabolismo.

La vitamina C o ácido ascórbico es uno de los más poderosos antioxidantes que podemos ingerir, estimulando el sistema inmune, la reproducción celular y atacando los radicales libres que producen el envejecimiento y el mal funcionamiento de nuestras células.

  • La vitamina K. La cual podemos encontrar en alimentos de color verde fuerte como las acelgas, espinacas o espárragos. Es fundamental para la función celular y para la circulación y ayudará a aprovechar mejor el colágeno y la elastina.

  • La vitamina E. Es fundamental para la salud de la piel y los tejidos, ya que participa en la generación del colágeno y la elastina naturalmente en nuestro organismo.

Suele encontrarse en forma de suplementos y en las hojas verdes como brócoli o acelgas y espinacas, el aceite de girasol y soja, las semillas de girasol, los frutos secos, mayormente en nueces y almendras y en los cereales.

  • Azufre y zinc. Los alimentos que aportan buenas cantidades de estos minerales ayudan en la producción de colágeno y elastina. El pepino y las aceitunas son excelentes fuentes.

  • Ácidos grasos omega 3. Participa en la construcción de las membranas que recubren las células y además ayuda a producir células nerviosas sanas.

Su alto poder antioxidante fomenta la salud celular y la producción de colágeno y elastina, adicionalmente nos protege de la acción de los radicales libres.

piel radiante y natural de la cara de una adolescente, Chica joven atractiva que toca sus labios. Foto de niña rubia con una piel perfecta sobre fondo gris. Concepto de belleza y cuidado de la piel.

¿Sabes qué es el colágeno y qué funciones cumple en tu organismo?

El colágeno forma parte de la familia de las proteínas, y es la de mayor presencia en el organismo de todos los animales vertebrados y el ser humano.

En medicina se reconocen 21 variedades de colágeno en función del tipo de tejido, en el que es transformado por el cuerpo al combinarlo con distintos minerales y según qué célula lo está procesando.

El organismo lo convierte en las fibras a partir de las se van a crear los diferentes tejidos, desde el tejido conjuntivo que une a todas las células entre sí  hasta cartílagos, músculos y tendones.

Su función principal es la de mantener unidos los tejidos que conforman las distintas estructuras del cuerpo y los tejidos conectivos.

También tiene efectos beneficiosos sobre el hígado ayudando a purificarlo y mantenerlo sano.

El colágeno lo podemos encontrar aproximadamente en el 25% de nuestro organismo participando en casi todos los tejidos, por ejemplo:

  • Las fibras que recubren las células.
  • Los músculos.
  • Los tejidos que conforman las distintas capas de la piel.
  • Los huesos.
  • Las córneas.
  • Los tendones.
  • Los ligamentos.
  • La dentina.
  • Los cartílagos.
  • El tejido intersticial, las fibrillas que mantienen unidas las células de todo nuestro cuerpo.
  • Las paredes de las venas y arterias.
  • La médula ósea.
  • La placenta.
  • El hígado y otros órganos.
  • Los tejidos internos del cuerpo, como aquel que separa y recubre los órganos.
  • Los tejidos grasos del cuerpo.
  • El cabello y el vello corporal.
  • Las uñas.

El colágeno es el que garantiza que estos tejidos sean firmes, elásticos, rígidos y porosos. También es el que garantiza que los tejidos reciba la hidratación necesaria para su correcto funcionamiento y lubricación.

Durante toda nuestra vida el colágeno es producido naturalmente en nuestro cuerpo, pero después de alcanzar cierta edad su producción es mucho menor.

Por eso es importante llevar una dieta sana y aumentar su consumo al alcanzar la madurez y antes de empezar el envejecimiento.

El colágeno no trabaja solo. ¿Sabes qué es la elastina y cómo funciona?

La elastina también es una de las proteínas compuestas. Como el colágeno, participa en la construcción de la estructura y conectividad de casi todos los tejidos de nuestro cuerpo.

Solo que donde el colágeno es el responsable de la estructura y firmeza, la elastina es la responsable de la flexibilidad y elasticidad de los tejidos.

Tiene una gran elasticidad y su principal función es la de brindar resistencia a nuestro cuerpo. ¿Cómo? Garantizando la elasticidad y flexibilidad necesarias para resistir una agresión y que los tejidos retomen su forma natural luego de un estiramiento, contracción o traumatismo.

Por ejemplo, si un órgano o la piel reciben un golpe, no se quedarán achatados y maltrechos, si no que regresarán a su forma natural con ninguno o muy poco daño.

También aporta la firmeza y la cohesión necesarias para que cada tejido conserve su forma y participa en las funciones de estiramiento y relajación de las fibras de la piel y musculares, así como de los tendones y ligamentos.

La encontramos en casi todos nuestros tejidos al igual que el colágeno, por ejemplo:

  • Las distintas capas que conforman la piel, brindándoles elasticidad y previniendo flacidez.
  • Los huesos.
  • El cabello.
  • Las uñas.
  • Los tejidos conectivos de las células y órganos.
  • Los pulmones.
  • Los tendones.
  • Los músculos y el corazón, siendo responsable de que tengan la flexibilidad necesaria para los movimientos, contracciones y estiramientos.
  • Los cartílagos.
  • Venas y arterias, especialmente en las arterias.
  • El esófago.
  • En general en cualquier órgano o tejido del cuerpo que tenga una composición de varias capas superpuestas.

Según algunos estudios, la elastina brindaría además los siguientes beneficios al organismo:

  • Regula la presión arterial al mantener flexibles los vasos sanguíneos.
  • Ayuda en la nutrición del cabello y la piel.
  • Aporta suavidad a la piel, cabello y otros tejidos.
  • Aporta elasticidad previniendo roturas en uñas y cabello y estrías y celulitis en la piel.
  • Ayuda a mantener firmes y elásticos los tejidos del cuerpo manteniendo los órganos en su lugar y evitando la flacidez.
  • Aporta cierto nivel de elasticidad a los huesos. De no poseer elastina nuestros huesos serían quebradizos.

Incrementa los niveles y la producción de colágeno y elastina en tu organismo

Existen diversas maneras de consumir colágeno y elastina, así como de producir una mayor cantidad de ellas naturalmente en el organismo.

Al alcanzar la edad de 35 a 40 años, nuestra producción natural de colágeno y elastina decae y es cuando empezamos a notar las señales del envejecimiento.

Al principio son señales tenues, pero ya el proceso de envejecimiento a empezado y no podemos revertirlo.

Si observamos buenos hábitos alimenticios durante nuestra vida e incluimos un suplemento como Piel Perfecta en nuestra dieta podemos frenar este proceso.

Piel Perfecta contiene colágeno, así como vitaminas A, C, E y niacinamida o vitamina B3.

El resveratrol previene el endurecimiento de las arterias, baja los niveles de colesterol malo, eleva el bueno y mejora la piel y es potenciador de los antihistamínicos.

El ácido alfa lipoico contenido en la fórmula de Piel Perfecta es un poderoso antioxidante, así como la L-Glycine y el L-Glutation.

El ácido hialurónico se encuentra en casi todos nuestros tejidos y junto con el colágeno y la elastina es responsable de la elasticidad y firmeza de todos los tejidos blandos y la piel.

El licopeno es un poderoso antioxidante y previene las enfermedades cardiacas y el endurecimiento de las arterias y venas.

Piel Perfecta adicionalmente contiene hojas de aloe vera, que ayudan a mejorar la elasticidad de la piel, semillas de uvas que contiene antioxidantes y granos de café verde que combate la hipertensión y retrasa la aparición de enfermedades crónicas, algunos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson.

La cúrcuma controla la presión sanguínea, previene la contracción involuntaria de las venas y arterias, y aporta folatos y antioxidantes, además de aportar pequeñas cantidades de vitaminas B1, B2, B3, B6, hierro, sodio, potasio, magnesio, calcio y fósforo.

Como puedes notar, Piel Perfecta sirve para la mantener la lozanía de tu piel, retrasar los signos de envejecimiento y borrar las arrugas.

Sus beneficios se extienden a todo tu cuerpo: mantiene a tono tu sistema circulatorio y la buena salud de todos tus tejidos e incrementa la producción de colágeno y elastina naturalmente en tu cuerpo, además nos previene de muchísimas enfermedades.

Imagen de jugos cítricos que contienen vitamina C

Otras recomendaciones para aprovechar el colágeno y la elastina de tu dieta natural

Cuando consumes colágeno y elastina es tu intestino delgado el encargado de hacerlo llegar a tu sangre junto con las demás proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y otros nutrientes.

Ya que han ingresado a tu sistema circulatorio activan y estimulan las células encargadas de la producción natural de colágeno y elastina, así como de la transformación de los absorbidos de los alimentos en aquellos que tu cuerpo utilizará para la formación de nuevos tejidos.

Lo mejor para aprovecharlo al máximo es consumir la mayor cantidad de alimentos ricos en colágeno y los alimentos en la mañana, sea en el desayuno o la primera merienda del día (media taza de gelatina de frutas o un huevo sancochado por ejemplo).

Los suplementos es menos probable que los olvides si los incluyes en tu desayuno.

En ambos casos tu cuerpo tendrá el transcurso del día para metabolizarlos durante las horas de luz, que es cuando mejor procesamos todos los nutrientes.

Una manera de garantizar su correcta digestión y el paso al torrente sanguíneo, es acompañarlos de jugos de frutas ricos en vitamina C como la naranja o vitamina A como las zanahorias. También puedes acompañarlos con  leche o yogurt.

Elige siempre un suplemento que incluya buenas cantidades de vitamina C e incluye muchos cítricos en tu dieta, así como otros alimentos ricos en antioxidantes que retrasarán en envejecimiento y lucharán contra los efectos de los agentes externos que atacan tu salud.

Además potenciarán tu sistema inmune con una correcta ingesta de vitaminas, minerales, enzimas y nutrientes esenciales, lo cual se verá reflejado en toda tu calidad de vida.

Recuerda que el resultado de una buena dieta o un buen suplemento no es algo que notarás como un efecto mágico de un momento a otro, si no con la constancia en su uso.

Los efectos comienzan a nivel celular, poco a poco tu cuerpo irá recuperándose y luego de un tiempo apreciarás los efectos  externos en tu piel.

La clave para llevar un estilo de vida saludable es la prevención

Mantener un correcto peso y una dieta equilibrada y saludable te ayudará además a prevenir enfermedades y que tu cuerpo se sobrecargue con el sobrepeso y otros excesos.

Así, en lugar de redirigir energía vital a contrarrestar los efectos producidos por el sobrepeso, el tabaquismo y los excesos alimenticios como colesterol elevado por exceso de frituras, tu organismo dedicará toda su energía a sus funciones de mantenimiento y renovación de células.

Te sentirás más sano, fuerte, lleno de vitalidad y energía y a largo plazo ésto influirá también mucho en el envejecimiento.

Todos envejecemos, pero el cómo lo hacemos y qué enfermedades o complicaciones enfrentemos, así como la cantidad de señales de envejecimiento que mostremos dependen mucho de nuestra alimentación y nuestros hábitos de vida.

Incluye una rutina de ejercicios adecuada y moderada en tus hábitos diarios y la vitalidad te inundará, mantendrás sanos tus músculos, articulaciones y los sistemas digestivo, circulatorio y respiratorio para toda tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *