Alimentos para producir testosterona y estrógenos en la mujer

Alimentos para producir testosterona y estrógenos en la mujer

Última actualización: 12-01-2019 por Editor Luis F.

La testosterona y los estrógenos son hormonas que se encuentran presente en el hombre y en la mujer. Sin embargo, se desarrollan en medida diferente dependiendo del sexo. Los alimentos producen producen éstas y otras sustancias tan necesarias.

La testosterona se considera la hormona sexual masculina, mientras el estrógeno es la hormona sexual femenina.

Tanto la testosterona como el estrógeno son hormonas que se forman a partir del colesterol, mediante los órganos sexuales con menor cantidad en la glándula suprarrenal.

Como ya se ha dicho, la testosterona es una hormona sexual masculina que se encuentra presente en la mujer también. Esta hormona es la encargada de proporcionar energía física, tono muscular, impulso agresivo y sexual.

La testosterona es segregada por las glándulas suprarrenales y los ovarios en las mujeres, aunque en menor proporción que en los hombres. Esta hormona es la responsable de la forma de seducción, la capacidad de atracción y la forma en cómo se cautiva a la pareja en lo sexual.

Los estrógenos se encargan del desarrollo en la mujer y de las características sexuales femeninas, como:

  • El crecimiento de las mamas.

  • La aparición de la menstruación.

  • El ensanchamiento de las caderas.

Durante el periodo de pubertad y madurez en la mujer es que se comienza la producción de estrógeno y progesterona. Esto conlleva a la maduración del útero, la vagina, el endometrio y las trompas de Falopio.

El estrógeno está presente en la vida de la mujer hasta que llega la edad de la menopausia, donde sufre una caída de esta hormona en forma drástica.

Para evitar el descenso de las hormonas es necesario llevar una vida sana, realizar ejercicios, y mantener una alimentación saludable.

Cuando se consumen alimentos para producir testosterona y estrógenos, se mejora la sexualidad en la mujer. Además, se disminuyen los síntomas que producen el déficit de estas hormonas.

Hormona y sexualidad

En la mujer, el estrógeno es el encargado del revestimiento de la vagina y de su elasticidad, además de  la lubricación vaginal. Así mismo, se encarga de conservar la textura y el funcionamiento de los senos de una mujer.

Desde la pubertad hasta la vejez, la testosterona es la encargada de regular los impulsos sexuales de hombres y mujeres.

Es por ello que, cuando se tiene una deficiencia de testosterona, se produce una caída del deseo sexual. Lo contrario ocurre cuando aumenta esta hormona, es decir, el deseo sexual en ambos sexos aumenta.

Para mantener los niveles adecuados de estas hormonas es necesario cuidar la alimentación. Consumir alimentos para producir testosterona y estrógenos garantiza tener una vida sexual activa.

Sin embargo, en ocasiones hay una mala correlación entre el deseo sexual y la testosterona. Ya que en ocasiones el impulso sexual se va afectado por otros factores externos como: visión, sonido, tacto.

Es por ello que se debe estar pendiente cuando se carezca de deseo sexual, de ser necesario se tiene que acudir a un especialista. Dicho especialista determinará si la inapetencia sexual es por una baja en las hormonas, tomando las medidas pertinentes.

En otro orden de ideas, existen tres tipos de hormonas de estrógenos en el organismo humano, que cumplen con una función endocrina.

Los estrógenos actúan sobre el núcleo de las células regulando las síntesis de proteínas, de allí la importancia en el impulso sexual y la reproducción. Además, intervienen en otros procesos físicos y mentales del cuerpo. Los tres tipos de estrógenos son:

  • Estradiol: se produce a partir de la hormona de la testosterona y es el tipo de estrógeno que se encuentra en mayor cantidad en el organismo femenino.

  • Estriol: se multiplica su producción durante el embarazo, aumentando sus niveles en la orina durante la gestación. Es muy utilizado para determinar cómo va evolucionando el embarazo, el estado del feto y el de la placenta. Se produce a partir de la androsterona.

  • Estrona: Se produce a partir de la progesterona y su función tiene lugar en el ovario y el tejido adiposo. Es el que se encuentra en menor cantidad entre los estrógenos.

Cuando baja la testosterona en las mujeres

La testosterona es la hormona que se encarga de regular la agresión y la libido, tanto en hombres como en mujeres. La deficiencia de esta hormona ocasiona:

  • Pérdida del deseo sexual.

  • Dificultad para excitarse o alcanzar el orgasmo.

  • Ganancia de grasa.

  • Depresión.

  • Ansiedad

  • Fatiga

  • Disminución de las facultades cognitivas.

  • Malestar.

  • Pérdida de masa muscular.

  • Osteoporosis.

La testosterona es la que se encarga de regular la función sexual y evitar la ganancia de grasa. En las mujeres, esta hormona se produce en los ovarios y en las glándulas suprarrenales.

Es por ello que cuando se extirpan estos órganos  se producen deficiencias importantes de testosterona.

Pero en el caso de las mujeres sanas, determinar si se tiene deficiencia es más complicado. Esto es debido a que en la mayoría de los casos los problemas se atribuyen al estrés o a los vaivenes de la vida cotidiana.

Aparte de eso, las mujeres por lo general no hablan de los problemas sexuales con el médico, por lo que resulta más complicado llegar a esa conclusión.

Para que baje la testosteronas en la mujer existen muchos factores, de los cuales los más resaltantes son:

  • Anticonceptivos orales: éstos se encargan de reducir los niveles de andrógenos en el organismo, especialmente los niveles de testosterona. Esto pasa porque aumenta en los ovarios una hormona llamada globulina fijadora de hormonas sexuales, disminuyendo así los niveles de testosterona libre (activa).

  • Ejercicio: los estudios han demostrado que cuando las mujeres realizan ejercicios de resistencia con pesas, aumentan de forma exponencial sus niveles de testosterona.

Sin embargo muchas mujeres prefieren los ejercicios moderados por temor a volverse musculosas, por lo que mantienen los niveles de testosteronas a raya.

  • Dieta: a diferencia de otras hormonas, la testosterona está compuesta de grasa, particularmente de colesterol. He aquí otro motivo por el cual el nivel de testosterona baja en las mujeres, ya que muchas mujeres por no engordar, deciden ingerir alimentos bajos en grasas y en carbohidratos.

La mujer y sus estrógenos

Los estrógenos, como hormona sexual femenina, se produce en los ovarios y son los que estimulan los deseos sexuales. La sangre se encarga de transportar el estrógeno y distribuirlo a todos los órganos del aparato genital femenino, trompas de falopio, ovarios y útero para conseguir una correcta función. Entre las funciones se tienen:

  • La fecundación: El estrógeno es la hormona que se encarga de preparar todo en la matriz para que se origine la ovulación y  para que se produzca la fecundación. Por otro lado, la progesterona es la encargada de transformar el tejido en las paredes internas del útero y  el endometrio para que éste proteja al óvulo si es fecundado.

Por su parte, la menstruación es la que elimina  ese tejido formado en el endometrio junto con la sangre, cuando no se origina el embarazo. Es por ello que se debe cuidar el nivel de la testosterona y del estrógeno, de modo que la función de la fecundación se realice de forma adecuada.

  • El colesterol: los estrógenos influyen directamente en el metabolismo de la grasa y en el colesterol en la sangre. La acción del estrógeno hace que  disminuya éste haciendo que fluya el llamado colesterol bueno.

Además, ayuda a que las paredes de los vasos sanguíneos se relajen, por lo que aumenta el flujo de la sangre haciendo que disminuya la presión arterial.

Facilita la distribución de la grasa corporal, formando la silueta femenina, es decir, acumula más grasa en las caderas y bustos. Para ello, hay que consumir alimentos que faciliten el incremento de los estrógenos en el organismo, para así evitar el exceso de colesterol en el cuerpo.

  • Los estrógenos protegen los huesos durante la producción de los ovarios en el periodo fértil. Esto se debe a que evita que se pierda el calcio asegurando  su correcta mineralización. Además, impide que los huesos se tornen frágiles, por lo que se mantiene la firmeza del esqueleto, evitando la osteoporosis.

  • El colágeno los estrógenos mejora el aspecto de la piel ya que participan en la elaboración de colágeno al igual que en los procesos de regeneración de la dermis. Es por ello que el aspecto de la piel varía en función de la producción de estas hormonas.

De igual forma, se encarga de la pigmentación de las aureolas de las mamas, los pezones y de la piel de la vulva. Por lo que hay que consumir alimentos que favorezcan la producción de estrógeno, ya que esto ayuda a tener una piel más linda y saludable.

  • El cerebro: el estrógeno favorece la llegada del flujo sanguíneo y de glucosa al cerebro, necesaria para el desarrollo de neuronas y de neurotransmisores. Cuando se tiene la menstruación, el estrógeno presenta variaciones, lo que produce algunos trastornos como: cambios de humor, insomnio e irritabilidad.

  • La libido está íntimamente relacionado con el deseo sexual femenino. Cuando se aproxima el proceso de menstruación se aumenta el nivel de estrógeno, por lo que el deseo sexual también aumenta.

  • El sistema urinario: Los estrógenos influyen en el trabajo normal del sistema urinario esto se debe a que mantiene  la periodicidad de la función urinaria.

Las edades ‘hormonales’

La vida de la mujer está marcada por su condición reproductiva, siguiendo los siguientes patrones:

En la etapa de la pubertad se inicia el ciclo, donde los ovarios se ponen en marcha y comienzan a producir estrógeno. Con el pasar del tiempo, la producción de estrógeno se va reduciendo cada vez que se ovula, debido al incremento de esta hormona en la sangre.

Durante la etapa fértil, los estrógenos protegen al cuerpo, a la masa ósea y al sistema cardiovascular. Es por esa razón que cuando llega el ciclo menstrual, muchas mujeres presentan alteraciones como: molestias abdominales, mamarias.

Así, también presentan alteraciones psíquicas como cambios de carácter, al punto de deteriorar las relaciones interpersonales.

Cuando se llega  a la edad de los 35 años en adelante, se presentan los llamados síndromes de tensión premenstrual. Existen síntomas físicos como:

  • Hinchazón abdominal.

  • Palpitaciones.

  • Dolor pélvico.

  • Hipersensibilidad mamaria.

  • Pesadez o hinchazón de piernas.

  • Calambres musculares.

  • Cefalea.

Además, se presentan síntomas emocionales como:

  • Intolerancia.

  • Indecisión.

  • Hostilidad.

  • Cansancio.

  • Depresión.

En la edad de los 45 a los 55 años de edad, aproximadamente, llega la menopausia. En ese momento cesan de producir los estrógenos, dejando indefenso al cuerpo.

Esto acarrea otra serie de problemas como los llamados ‘sofocones’, esto se debe a que las neuronas regulan a los ovarios se encuentran cerca del centro de termorregulación.

A esto se suman los síntomas emocionales, entonces se vuelve a padecer irritabilidad, depresión, melancolía, pérdida de la concentración e insomnio…

Cuando se produce el descenso de la producción de estrógeno, trae como consecuencia:

  • Flacidez en la piel.

  • Distensión de los músculos pélvico.

  • Problemas en las relaciones sexuales.

  • Incontinencia urinaria.

La buena noticia es que, todos los síntomas se pueden mejorar a través de:

  • Consumo de alimentos saludables.

  • La práctica de ejercicio.

  • Beber mucha agua.

Además se puede ingerir LibiActiv Mujer ya que ayuda a mejorar la vida sexual de la mujer, brindándole deseo sexual energía y vitalidad.

En el caso de que los síntomas que se presente sean demasiado fuertes se debe acudir al médico para que recete medicamentos de ser necesario.

Los estrógenos pueden aumentarse

Para  incrementar los niveles de estrógenos en el organismo, evitando los malestares es necesario:

  • Eliminar el cigarrillo: fumar afecta de forma negativa el sistema inmunológico dejando propenso al cuerpo a enfermedades. Además, podría afectar al sistema endocrino, por lo cual se reduciría la capacidad de producir estrógeno en el organismo.

Por otro lado, se relacionan con esterilidad y la menopausia precoz.

  • Ejercitarse con moderación: se deben realizar actividades físicas para mantener una buena salud y reforzar el sistema inmune. Sin embargo, cuando las mujeres realizan ejercicios de forma excesiva se reducen los niveles de estrógenos.

Cuando las mujeres tienen poca cantidad de grasa en su organismo, presentan una baja en los niveles de estrógeno. Para ello, es recomendable que acudan al médico para que éste indique cómo nivelar el estrógeno en el cuerpo.

  • Mantener una dieta saludable:A través de la alimentación, las mujeres pueden obtener los nutrientes necesarios para conservar el estrógeno apropiado.

Además, mediante la alimentación, se puede lograr mantener el sistema endocrino sano. De esta forma, el cuerpo trabaja de modo adecuado produciendo niveles normales de estrógeno.

  • Disminuir el azúcar: Cuando se ingieren grandes cantidades de azúcar, se produce un desequilibrio hormonal en el cuerpo. Para evitar dicho desequilibrio se debe minimizar la ingesta de azúcar y de alimentos que se transforman en azúcar en el organismo.

Para ello se tienen que sustituir los carbohidratos, como la harina blanca, por la harina integral, comer pasta integral o arroz marrón.

Ingerir suplementos como LibiActiv Mujer favorece la disminución de los síntomas producto de la disminución de estrógenos en el cuerpo.

Alimentos que proveen hormonas

Por medio de la alimentación se pueden aumentar los niveles de estrógenos, para ello se pueden ingerir:

  • Frutos secos: ayudan a nivelar los niveles de estrógeno en el organismo ya que cuenta con fitoestrógenos. Estos fitoestrógenos son sustancia que imitan al estrógeno dentro del organismo, por lo que harán sentir bien de inmediato.

Además, posee un alto contenido en fibra por lo que ayuda a tener una sensación de saciedad. Se pueden ingerir albaricoques, dátiles y ciruelas.

Estos son aperitivos saludables que se pueden llevar a todos lados y comer cuando se tenga antojo de algo dulce.

  • Linaza: es una semilla con un alto contenido de fibra, ideal para quienes tienen deficiencia de estrógeno. Posee propiedades depurativas, además son fáciles de incluir en las comidas ya que se puede agregar una cucharada en el yogur.

También se puede usar en las sopas o los batidos, literalmente desaparecerán, pero el organismo absorberá mejor sus nutrientes. Como posee un alto contenido de fibra se debe beber abundante agua para que sea expulsada con facilidad.

  • Semillas de sésamo: poseen un alto contenido de fitoestrógenos, fibra y minerales, favoreciendo el aumento de estrógeno en el organismo. Para obtener los beneficios de esta semilla se debe consumir fresca y si procesar.

  • Garbanzos: poseen alto contenido de fibra, proteínas y fitoestrógeno, y se puede adicionar a las comidas de diversas maneras. Se pueden usar como salsa o con vegetales aumentándole su valor nutricional.

  • El tofu es un alimento rico en hierro calcio y ocho aminoácidos esenciales para el organismo. Además contiene isoflavonas que es ideal para absorber el estrógeno.

  • Frijoles son rico en fibra ayuda a reducir el colesterol y ayuda a mantener la sensación de saciedad por más tiempo. Colabora a mantener adecuado los niveles de estrógeno debida a que cuenta con un gran porcentaje de fitoestrógenos.

  • Brotes de alfalfa:es un complemento ideal para tu comidas por los altos contenidos en fitonutrientes, es bajo en calorías y carbohidratos. Además, ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, es fácil de incluir en las comidas, como ensalada, en sándwich o con limón y aderezo.

Además puedes ingerir LibiActiv Mujer, que ayuda a mejorar las hormonas en la mujer mejorando el deseo sexual e incrementando su energías.

Cabe señalar que consumir LibiActiv Mujer ayuda a prevenir y tratar los problemas ocasionados por la osteoporosis, producto de la menopausia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *