¡Alimentos para la memoria que no debes olvidar!

¡Alimentos para la memoria que no debes olvidar!

Última actualización: 07-02-2019. Equipo Nutricioni

La memoria es una función del cerebro que permite al organismo obtener, almacenar y recuperar información de distintas categorías: experiencias, habilidades, conocimientos, etc, para ser utilizadas en determinado momento.

La memoria es una función básica para la vida diaria pues sin ella no podrías realizar casi nada. Gracias a la memoria recuperamos la información almacenada para poder realizar una actividad.

Todas las actividades que realizamos diariamente están sujetas a la memoria, ya que han requerido un aprendizaje previo, por ejemplo: manejar, caminar, cocinar, leer, hablar, etc.

Toda esta información es ordenada y almacenada en distintas áreas del cerebro, un órgano cuyo funcionamiento nunca deja de sorprendernos y que los científicos investigan constantemente.

De esta manera, podemos encontrar distintos tipos de memoria, situados en la corteza prefrontal, en el hipocampo, en el cerebelo, etc.

En el cerebro ocurren muchas cosas, ya que éste órgano regula todas las acciones del cuerpo humano y también nuestras emociones, pensamientos, razonamientos, recuerdos, etc,  y es allí donde interviene la memoria constantemente.

Algunas veces, nos olvidamos de cosas, fechas  o actividades que debemos realizar de manera temporal y no sabemos si es normal.

Es normal olvidar algún dato o información que necesitamos ocasionalmente, el problema es cuando esta situación se repite de manera frecuente.

Existen causas diversas como el estrés, insomnio, agotamiento y mala alimentación, entre otras  que pueden favorecer a la pérdida de memoria temporal.

Es necesario tratar de mantener nuestra capacidad cerebral y la memoria en la mejor condición posible para que no interfiera con nuestras actividades diarias.

Aquí conocerás más sobre la memoria, cómo funciona y qué tipo de alimentación debes llevar para mantener tu mente más ágil y activa.

¿Sabes cuántos tipos de memorias existen?

La memoria está conformada por un conjunto de sistemas que se encargan de  realizar funciones distintas una de otra.

Básicamente la memoria se divide en tres sistemas de memoria: La memoria sensorial, la memoria de corta duración y la memoria a largo plazo.

Memoria sensorial: Es aquella que se encarga de registrar todas aquellas sensaciones y estímulos que se perciben a través de los sentidos.

Este sistema de memoria tiene una gran capacidad para procesar características específicas de un estímulo recibido como los colores, las líneas, el brillo, olores, etc.

Este tipo de memoria a su vez se divide en dos tipos:

Memoria icónica: Se encarga de registrar los estímulos visuales y tiene una gran capacidad de retención.

Memoria ecoica: En este sistema se almacenan de manera temporal los estímulos auditivos.

La memoria sensorial es un sistema transitorio que dura muy poco tiempo, pero gracias a ella puedes recordar las imágenes y sonidos que acabas de ver o escuchar.

Memoria de corta duración: Este tipo de memoria también se divide en dos sistemas que operan de manera diferente: la memoria a corto plazo y la memoria operativa.

Memoria a corto plazo: Se caracteriza por almacenar y retener información de manera temporal.

Su capacidad de almacenamiento es muy limitada si no se repasa constantemente la información retenida.

Sin embargo, cuando la información se repasa muchas veces, estos datos se transfieren a la memoria a largo plazo.

Memoria operativa: Es un sistema activo que mantiene la información durante la organización y ejecución de una tarea.

Aunque su capacidad de almacenamiento es limitada, gracias a esta  memoria puedes realizar varias tareas al mismo tiempo, por ejemplo retener información, resolver problemas, etc.

Memoria a largo plazo: También se conoce como memoria inactiva, es donde se almacenan recuerdos por un tiempo prolongado y que pueden ser utilizados en algún momento determinado.

¿Por qué perdemos la memoria?

La pérdida de memoria es un problema frecuente. Existen muchas causas que pueden provocar este problema, y aunque no sea grave esto puede afectar nuestra vida diaria.

Entre las causas más comunes se encuentran las siguientes:

Fatiga crónica: El agotamiento y cansancio crónico suelen causar pérdidas de memoria a corto plazo, entre otros síntomas como debilidad, dolores de cabeza, anemia.

Mala alimentación: Las deficiencias de vitaminas afectan la capacidad y funcionamiento del cerebro, incluyendo la memoria.

Recuerda mantener una dieta  que incluya alimentos de todos los grupos para que puedas obtener los nutrientes y vitaminas que permitan a tu cerebro funcione correctamente.

la menopausia, informacion, Vista superior del estetoscopio, las lentes rosadas, la planta, la pluma y el cuaderno escritos con menopausia en fondo de madera

Menopausia: Debido a los cambios hormonales que se producen durante esta etapa, puede producirse pérdida de memoria de manera temporal.

Embarazo: Al igual que en la menopausia, durante en el embarazo ocurren también muchos cambios hormonales que generan algunas veces debilidad en la capacidad de recordar.

Uso de medicamentos: Algunos medicamentos como tranquilizantes, píldoras para dormir y combatir la ansiedad pueden contribuir a la pérdida de memoria si son utilizados por tiempo prolongado.

Exceso de alcohol: El alcohol produce daños en las células y conexiones cerebrales. A corto plazo pueden ocurrir lagunas mentales, por ejemplo después de ingerir mucho alcohol.

A largo plazo ingerir mucho alcohol puede producir daños permanentes en la memoria y en el cerebro.

Fumar: El tabaco reduce la cantidad de oxígeno que llega el cerebro, afectando todos los mecanismos que se producen el él, como la concentración, la memoria y la capacidad intelectual.

Drogas: consumir drogas de manera continua provoca cambios en los procesos químicos que ocurren el cerebro y puede general falta de memoria a corto y largo plazo.

Edad: A medida que envejecemos es normal que algunas funciones del cerebro vayan disminuyendo.

La memoria a corto plazo  que causa el envejecimiento se va generando de manera gradual.

Recuerda estos alimentos: ¡Estimulan tu cerebro!

La alimentación es el pilar fundamental que permite optimizar las funciones cerebrales, como la concentración y memoria.

Incluso algunos alimentos son recomendados para prevenir enfermedades mentales como la demencia y al Alzheimer.

Aquí te indicamos algunos tipos de alimentos que, incluidos en tu dieta pueden potenciar tu capacidad mental y tu salud cerebral:

betabel crudo, Una remolacha roja fresca con hojas y media sobre fondo blanco

Remolacha: Esta verdura proporciona hierro y nutrientes al organismo que mejoran la circulación de la sangre, lo que hace que el cerebro y la capacidad de la memoria también mejoren.

Pescado: Pescados como el salmón, las sardinas, el atún, etc contienen vitaminas, minerales y omega 3, un tipo  grasa que ayuda a mantener las células del cerebro.

Frutas: Las frutas actúan como antioxidantes, ayudando a regenerar las neuronas y mejorando las funciones que realiza el cerebro.

Nueces: Las nueces, avellanas, pistachos, etc, ayudan a mejorar la memoria y las funciones cognitivas.

Proteínas: Son excelente fuente de vitamina B12, muy importante para el desarrollo cerebral, ya que evita el deterioro mental. Algunas fuentes de proteína son el pollo, los huevos y leche descremada.

Café: El café consumido con moderación, puede mejorar la memoria y capacidad de concentración, ya que actúa como estimulante.

Granos enteros: Los cereales integrales (trigo, arroz, avena, etc) proporcionan vitaminas, hierro y zinc, entre otros minerales esenciales para el cerebro.

Té verde: Contiene sustancias antioxidantes, que si se consume con moderación favorecen a la memoria y la concentración.

Chocolate: A todos nos gusta el chocolate y al cerebro también. El chocolate contiene sustancias que activan y estimulan la función cerebral. Sin embargo, debemos consumirlo con moderación.

Alimentos de que debes evitar: Las grasas saturadas de origen animal, bebidas azucaradas, gaseosas, sal en exceso, comida chatarra, etc, deben ser consumidos con moderación.

Mejora tu memoria con estas hierbas

Las hierbas son utilizadas desde hace siglos por las culturas indígenas que se aprovechaban de las múltiples virtudes de estas plantas para curarse y mejorar su salud.

Existen algunas hierbas que promueven el desarrollo cerebral, mejoran la concentración y la memoria, aquí te nombramos algunas de ellas:

Guaraná: Es una hierba que se utiliza desde tiempos muy remotos por sus propiedades antiestrés, y actúa como estimulante del sistema nervioso.

Este componente lo puedes encontrar en suplementos como Extralib Hombre, que estimula la capacidad cerebral  y el desarrollo de la memoria.

Romero: Contiene flavonoides, sustancias que estimulan la circulación y favorecen a la memoria y atención.

Lavanda: Mejora el estado de ánimo, relaja y combate la depresión, calma los nervios y el estrés que afectan enormemente la capacidad cerebral.

Jengibre: Es una raíz que tiene muchas propiedades, entre las cuales están que ayuda al desarrollo de la capacidad de concentración y rapidez mental.

Cúrcuma: Es una planta que se utiliza para condimentar muchos tipos de comidas, pero lo que no sabes es que tiene propiedades que detienen la oxidación de las células del organismo, incluidas las del cerebro.

Ginseng: Esta planta aumenta la potencia cerebral, mejora la concentración y la memoria.

El ginseng lo puedes encontrar en suplementos como Extralib Hombre que aumentan la circulación de la sangre hacia el cerebro y mejoran las funciones mentales.

Ginkgo Biloba: Esta hierba oxigena el cerebro, lo que hace que nuestra memoria y atención mejoren.

Salvia: Contiene ingredientes que aumentan la función de los neurotransmisores del cerebro y favorece a la concentración.

Ortiga: Es una hierba que nos protege contra enfermedades relacionadas con la pérdida de memoria como el Alzheimer.

Vitaminas para el cerebro ¿Cuáles son las mejores?

A muchas personas les preocupa perder la memoria, por eso se han realizado muchas investigaciones relacionadas con la capacidad de recordar y se ha logrado determinar qué vitaminas estimulan el desarrollo cerebral:

Estas son algunas de las vitaminas que más favorecen a nuestra capacidad y agilidad mental:

Vitamina E: Actúa como antioxidante y es beneficiosa para las personas mayores, ya que previene la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Independientemente de la edad es importante consumir suficiente vitamina E, ya que previene el envejecimiento de las células del cerebro.

Vitamina B12: Actúa en la formación de la células (neuronas), que transmiten los impulsos nerviosos, mejorando la función cerebral y rapidez mental.

Vitamina B6: Contribuye a elevar los niveles de serotonina, una sustancia que reduce la depresión y la ansiedad. También ayuda a evitar el insomnio la fatiga y el agotamiento mental.

Vitamina B9: Ayuda a estimular los neurotransmisores del cerebro, mejora la agudeza mental y la capacidad de la memoria.

Vitamina C: Es la supervitamina, ya de su importancia en la salud es enorme. Actúa como antioxidante y previene todas las enfermedades cardiovasculares e inmunológicas.

Aunque sus beneficios para el cerebro son menos conocidos, está demostrado que esta vitamina aumenta los niveles de serotonina, mejora la memoria y desarrolla las funciones cognitivas del cerebro.

Vitamina D: Esta vitamina se obtiene a través de los rayos solares y de algunos alimentos como el salmón y las sardinas y es importante para el desarrollo normal del cerebro y evitar la depresión.

Vitamina A: Es muy útil para mejorar la memoria y proteger el desgaste de las células del cerebro a largo plazo. Esta vitamina la puedes encontrar en la zanahoria, lechosa y mango.

¿Cómo ejercitar el cerebro y la memoria?

Al cerebro hay que alimentarlo bien pero también hay que ejercitarlo. Al igual que el cuerpo el cerebro es una “máquina” que debe ser entrenada constantemente para no perder fortaleza y capacidades.

La agilidad mental y capacidad de racionamiento se logran si trabajamos nuestras facultades a diario, de lo contrario, estas se van perdiendo.

Estas recomendaciones te ayudarán a que tu cerebro “esté en forma” para lograr mayor capacidad y rapidez mental:

El ejercicio físico también es una forma de lograr salud mental, ya que disminuye los niveles de ansiedad y estrés, factores muy perjudiciales para el buen funcionamiento cerebral.

Leer es otra actividad que desarrolla la mente: estimula imaginación, las habilidades verbales, favorece a la relajación y nos permite aprender cosas nuevas.

Si tiene mala memoria, no se angustie. Planifique los quehaceres del día, haga listas o lleve una agenda. Muchas veces saturamos la mente con muchas cosas.

Limite el uso de sustancias que dañen las células y funciones del cerebro: alcohol, cigarrillo y otras drogas. Incluso algunos medicamentos que pueden afectar su salud cerebral.

Desarrolle pasatiempos que le permitan aprender cosas nuevas, conozca lugares y personas diferentes.

Desarrolle su creatividad realizando actividades como el dibujo, pintura, artes manuales, música, etc. Esto le dará perspectivas diferentes y estimulará su mente.

Realice juegos que estimulen su mente y lo pongan a pensar: juegos de memoria, crucigramas, sudoku, etc, para desarrollar y activar su mente constantemente.

Busque fórmulas y técnicas de relajación que le permitan controlar el estrés, la ansiedad y la depresión, factores que desencadenan muchos tipos de enfermedades mentales.

Utilice suplementos y vitaminas para la memoria y concentración como p52a, que contiene plantas y hierbas que mejoran la circulación y favorecen la oxigenación cerebral.

Si está muy preocupado por su falta de memoria, consulte a un médico. Este le podrá decir si usted sufre de algún trastorno neurológico y le puede dar un tratamiento indicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *