Alimentos con lactobacilos: la mejor opción para proteger

Alimentos con lactobacilos: la mejor opción para proteger

Última actualización: 27-12-2018. Equipo Nutricioni

Lactobacilos

Quizás hayas oído que el cuerpo humano posee una serie de bacterias buenas y malas. Los lactobacilos forman parte de las buenas y estas son de gran ayuda en el sistema digestivo. ¿Alimentos con bacterias o alimentos con lactobacilos?

El cuerpo humano posee una infinidad de microorganismos, que protegen a los órganos de distintas afecciones o alteraciones en su funcionamiento.

Los lactobacilos viven en su mayoría el sistema digestivo, son un género de bacterias positivas que se encargan de convertir los azúcares en ácido láctico.

Los productos lácteos también contienen esta bacteria dentro sus componentes. Los lactobacilos funcionan como organismos vivos que colaboran con la flora intestinal en su funcionamiento.

El hecho de que sean bacterias, no significa que sean dañinas, este grupo de microorganismos habitan en el cuerpo y son necesarias para cumplir las funciones de varios órganos.

La producción del ácido láctico que generan los lactobacilos en el organismo prohíbe el crecimiento de verdaderas bacterias patógenas, dañinas para el tracto intestinal.

Dentro del tracto intestinal estas bacterias crean una pequeña capa protectora que permite la regeneración constante de la flora bacteriana y su protección. Los lactobacilos se han caracterizado por ser los únicos seres vivos que no requieren de hierro para sobrevivir.

También se debe a las condiciones de las áreas en la que se encuentran que los hacer formarse extremadamente tolerantes al peróxido de hidrógeno.

Igualmente siguen siendo bacterias y pueden haber algunos tratamientos que busque eliminarlas, pero estas seguirán resistiendo.

Esta bacteria es utilizada comercialmente y en cantidades industriales para promover la fermentación de los productos lácteos como el yogurt.

Debido a que la fermentación reduce el pH especialmente en la conversión de azúcares en ácidos lácticos que es la función de la bacteria.

El poder de los lactobacilos

Todos queremos estar bien y sentirnos en completa salud, la ingesta de alimentos no adecuados es la principal causante de muchas patologías y aún más en el sistema digestivo del ser humano.

Por su parte los lactobacilos, tienen el gran poder de ser aquellas bacterias buenas que defienden al cuerpo.

Estos microorganismos sirven para mejorar la digestión de todos los alimentos. Además de mantener un equilibrio dentro de la flora intestinal y en el proceso de separación de los líquidos y los desechos en el intestino.

Estas bacterias, funcionan hasta como una propiedad desinflamatoria en casos de estreñimiento, dolor estomacal, y hemorroides internas que pueda tener una persona, bien sea hombre o mujer.

Los lactobacilos se vuelven tan fuertes dentro del organismo que pueden crear una barrera contra la creación o introducción de nuevas bacterias dañinas en el intestino.

La producción de flora intestinal en el intestino se da gracias al sistema inmunológico que trabaja en conjunto con el digestivo.

Los lactobacilos crean una mayor cantidad de bacterias y reproducen un porcentaje mayor de flora, esto evitará cualquier clase de enfermedad gastrointestinal.

La patología de la diarrea, bien sea por virus o por alguna comida ingerida que se contraiga aparece por la producción de bacterias dañinas en el tracto intestinal.

Los lactobacilos protegen el intestino y lo refuerzan de toda esta clase de bacterias patógenas que lo afecten. Es decir, es necesario el consumo de alimentos con lactobacilos e incluirlos en la dieta diaria de alimentación.

Los lactobacilos se consideran los grandes guerreros del tracto intestinal. Estas bacterias deben lidiar con la protección del sistema digestivo, y además de ir evolucionando a la circunstancia que el cuerpo requiera.

Alimentos con lactobacilos

Probióticos Yogurt con Duraznos

Como habíamos comentado antes los lactobacilos son aquellas bacterias buenas que viven en nuestro organismo digestivo.

Los alimentos que contienen probióticos y prebióticos promueven la producción de los lactobacilos y que estos cumplan con su función de ser las bacterias beneficiosas.

El yogurt es por excelencia uno de los alimentos que contiene mayor cantidad de microorganismos vivos indispensables para el cuidado de la flora intestinal.

La diferencia entre el yogurt y la leche es que en este alimento la lactosa se encuentra previamente digerida.

Esta cualidad hace mucho más fácil su digestión en el sistema digestivo, por lo que él se encargará de consumir rápidamente las bacterias buenas que contiene el yogurt.

El yogurt es un alimento que se encarga de reconstruir la flora intestinal, pero en la mujer también ayuda a la flora bacteriana que se encuentra presente en la vagina. La mujer esta propensa a múltiples enfermedades en el tracto vaginal por hongos o levaduras comunes.

Si la chica implementa en su dieta una o dos porciones de yogurt estará dándole fuerza a su sistema inmunológico para crear una barrera protectora y reconstructiva de la flora vaginal.

Ajo, espárragos, alcachofas y cebolla, estos alimentos son ricos en inulina que es uno de sus componentes principales. La inulina es un tipo de fibra soluble que se encarga de alimentar a las bacterias beneficiosas, por eso se debe tomar en cuenta dentro de la dieta.

Suero de leche, mantequilla y crema agria. Dentro de la fermentación de los productos lácteos se encuentran los lactobacilos y el estreptococo que se utilizan para promover la fermentación y durabilidad del producto.

Estos mismos productos bacterianos que se añaden con fines de producción son altamente beneficiosos para el organismo digestivo.

Más allá de los productos lácteos o fermentados, se encuentran una serie de alimentos que también son ricos en lactobacilos aunque no lo parezca.

Los encurtidos, poseen una fermentación y en ese proceso se producen una gran cantidad de bacterias beneficiosas que ayudan a la digestión de los alimentos.

El proceso de fermentación de los encurtidos debe ser de forma artesanal para aprovechar aún más los probióticos que contienen.

Lactobacilos en mujeres

Las infecciones comunes en la vagina de las mujeres se producen mayormente por las alteraciones en el pH.

Dentro del tracto vaginal conviven una serie de microorganismos que forman su propio ecosistema de protección, pero cuando este se ve alterado causa grandes problemas y molestias.

Los productos de higiene personal, o la poca producción de estrógenos, la práctica de coito pueden destruir gran parte de la función protectora que tiene la flora vaginal.

Esta destrucción de la flora vaginal puede generar secreciones desagradables, prurito o picor y mal olor. Sin embargo todo tiene solución y es allí donde los lactobacilos juegan un papel muy importante para combatir estas alteraciones.

Es normal que en algún momento de la vida la mujer sufra de alguna infección vaginal por hongos, no sólo los agentes externos intervienen en estas complicaciones, sino también las hormonas.

Una buena alimentación es requerida para prevenir esta clase de afecciones. El consumo de lactobacilos o alimentos con probióticos reforzarán la zona vaginal protegiéndola de las bacterias.

Si bien es cierto los probióticos son literalmente la gasolina para producir los lactobacilos como bacterias buenas.

Dentro de la flora vaginal hay desequilibrios como vaginosis bacteriana y vulvovaginitis candidiásicas, pero estos pueden ser controlados con lactobacilos.

Estos agentes micro orgánicos metabolizan la glucosa y producen el ácido láctico el cual mantiene bajo el ph de la vagina.

Los lactobacilos para la mujer pueden ser encontrados en comprimidos de forma oral y en óvulos vaginales, que contienen esas pequeñas bacterias que habitan en la vagina y en el sistema digestivo actuando como protectoras.

Los tratamientos que generalmente son utilizados para las infecciones vaginales están compuestos por antibióticos.

Estos agentes destruyen la flora vaginal pues en su proceso de acabar con las bacterias eliminan también a los lactobacilos que son aquellas favorables para el organismo.

Beneficios de los lactobacilos en los niños

El efecto de los lactobacilos en los niños se asimila mucho más rápido que en los adultos. Estudios han confirmado que darle probióticos a los niños antes de los 6 meses de vida ayuda considerablemente a la disminución de cólicos intestinales.

Basándonos en estos resultados, es importante destacar que los lactobacilos no sólo se encuentran en los alimentos, hay ciertos suplementos que los contienen.

La alimentación de los bebés es un tema que siempre preocupa a las madres, y de ingerir los niños menores de 10 meses alguna clase de lactobacilos debe ser bajo estricta vigilancia médica.

El último estudio de la Universidad de Turín, Italia se utilizaron 50 bebés con el mismo diagnóstico de llanto incontrolado por el famoso cólico del lactante.

Los pequeños tenían menos de 3 meses y se les asignó un tratamiento de 10 gotas de Lactobacillus reuteri por 21 días consecutivos. Lo que trajo como resultado que el 73 por ciento de los niños redujeron los episodios de llanto considerablemente.

El yogurt es muy buen aliado en la alimentación de los niños, pero este debe ser consumido luego de los 10 meses de vida del infante.

Porque este alimento es proveniente de la leche de vaca la cual contiene un exceso de proteínas, más las de su leche materna son muchas las que tiene que digerir. El organismo del bebé no estaría preparado para esa cantidad de consumo.

Sin embargo, el yogurt es un rico alimento que pueden consumir los niños en el momento que hayan desarrollado más su organismo. En ese momento no habrá una excusa para su consumo y poder aprovechar de sus beneficios.

Luego a lo largo que el niño vaya creciendo su consumo, puede reducir los episodios de fiebre y diarrea así como la duración de los resfriados comunes, pero no reduce su frecuencia.

Todos estos beneficios ocurren debido a que los lactobacilos tienen grandes propiedades protectoras, y desinflamatorias que son precisas en varias patologías sin importar la edad.

Los lactobacilos y las caries dentales

Últimamente el auge de la ciencia se ha visto enfocado a la utilización de todas las bacterias buenas posibles.

En el caso de los lactobacilos se realizaron una serie de pruebas en Copengane, Dinamarca por el departamento de Odontología y Cariología de la Universidad de Umea.

En este estudio los científicos analizaron por medio de un tubo de ensayo la capacidad de diversas cepas de lactobacillus para inhibir el crecimiento de la bacteria causante de la caries y la placa dental.

El streptococcus mutans, es la causante de la caries. Todas las cepas de lactobacilos redujeron el crecimiento de la caries, aunque el efecto fue débil, significó mucho para los avances.

Es decir, que si se utiliza en abundantes cantidades la bacteria de lactobacilo se puede reducir el efecto en exceso del streptococcus, causante de la caries dental.

En la boca también vives las bacterias buenas que comienzan a proteger el sistema digestivo, una de ellas son los lactobacilos que viven en el tracto intestinal. Con cierta clase de alimentos que los contengan o con el uso de suplementos que sea administrado adecuadamente su producción será mayor.

La implementación del uso de los lactobacilos en niños a temprana edad podría reducir el riesgo de sufrir la caries dental.

Debido a que la bacteria que produce la caries, también actúa como un agente ácido y este es controlado por los lactobacilos en su proceso de conversión de los azúcares.

Los estudios que se han realizado no han sido totalmente concretos, pero lo que sí es cierto es que el uso de lactobacilos previene muchas enfermedades en varias partes del cuerpo.

¿Los alimentos con lactobacilos son suficientes?

capsulas de lactobacilus, Cápsulas del yogur aisladas en un fondo blanco. Las cápsulas de yogur ayudan a mantener un sistema gastrointestinal sano normal y la función digestiva.

A pesar que el cuerpo humano posee una gran presencia de lactobacilos en varias de sus partes, como en el sistema digestivo, el tracto vaginal y la cavidad bucal nunca está demás consumirlos.

Si bien es cierto dentro de algunos alimentos se encuentra una presencia grande de lactobacilos vivos que protegerán al organismo. Pero en el caso de no poderlos consumir se pueden utilizar suplementos, pues los lactobacilos siguen vivos en cada una de sus presentaciones.

SúperBio es un gran aliado de tu cuerpo, pues contiene las bacterias probióticas necesarias para fomentar una digestión saludable.

Además de conservar en su estado vivo al Lactobacillus acidophilus que es la misma bacteria que se encuentra en el tracto intestinal.

Con una composición de 7 bacterias probióticas, necesarias para el buen funcionamiento del sistema digestivo, SúperBio reforzará la protección a los agentes externos que alteren el sistema.

Los probióticos presentes en este suplemento SúperBio ayudaran a reducir los patógenos que causan la diarrea y restauran con facilidad la microflora en los intestinos.

La flora intestinal es una de las más afectadas luego de uso de antibióticos orales por cualquier infección en el cuerpo.

Son 30 millones de microorganismos vivos que contiene SúperBio que son de gran ayuda para la salud. Tener salud no es sólo no poseer enfermedades es saber que todos los sistemas del cuerpo incluyendo la mente se encuentra en perfecto funcionamiento.

Los patógenos responsables de la diarrea son eliminados con el uso de este suplemento y también puede ser utilizado en el tratamiento de las enfermedades intestinales.

La Bidifobacterim Longun es una de las bacterias más importantes en el cuerpo humano, está también pasa a ser del grupo de las bacterias buenas. La función principal de la bifidobacterium longum es mantener el sistema digestivo normal y en constante funcionamiento.

Está es sólo una de las siete bacterias presentes en el probiótico avanzando.

Es importante destacar que el consumo de alimentos con lactobacilos también aporta esta clase de bacteria. Pero aquí el consumo en exceso no importa, porque mientras mayor sea su consumo, hay un porcentaje alto de protección segura en el organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *