sombra de un hombre bebiendo alcohol rodeado de botellas

Alcohol y ansiedad: una mala combinación

Alcohol y ansiedad: una mala combinación

Última actualización: 16-11-2018. Equipo Nutricioni

La ansiedad es un trastorno emocional que las personas pueden llegar a desarrollar cuando atraviesan una situación estresante. En estos casos, algunas personas intentan escapar de esta situación refugiándose en el alcohol. Pero esto simplemente hace que el problema se agrave y es muy probable que empeore.

Cada día aumenta más el número de personas alcohólicas, las cuales han desarrollado este vicio a raíz de sus problemas. Afectando también a las personas que los rodean.

Podemos decir que la ansiedad es una reacción normal que se presenta frente a cualquier hecho extraño o ante el temor que podemos sentir ante un suceso desconocido.

Pero la ansiedad deja de ser una reacción normal y se convierte en patológica, cuando se presenta de una manera constante y desconocemos el motivo que nos está haciendo sentir de esta manera.

Dentro de los síntomas más comunes de la ansiedad, se encuentran reacciones como respiración agitada, taquicardia, sudoración, sensación de vacío en el estómago.

Incluso sequedad bucal, tensión muscular, visión borrosa, entre otros que podrían ir agravándose con el tiempo si no son tratados a tiempo. Logrando generar con el tiempo, la aparición de dolores corporales en diferentes partes del cuerpo.

Expertos opinan que la dependencia del alcohol aparece porque las personas intentan disminuir las manifestaciones de la ansiedad.

Esta creencia sólo logrará empeorar los síntomas, ya que el licor cuando es consumido en exceso, logra aumentar la tensión emocional.

En consecuencia podemos decir, que el alcohol es una sustancia que realmente puede agravar tu problema de ansiedad.

Veamos a continuación los daños que puede llegar a causar esta combinación y la forma en que podemos controlar esta situación.

Relación entre alcoholismo y ansiedad

Al leer las palabras alcohol y ansiedad puede ser que te llegue a la mente la pregunta ¿El alcohol genera ansiedad?, ¿O viceversa? Y la respuesta es que ambas pueden ocurrir.

Es decir, las personas alcohólicas tienen trastornos de ansiedad. Cuando quieren dejar de beber sienten ansiedad, lo que hace que empiecen a beber con el fin de calmar esa ansiedad. Volviéndose de esta manera dependientes al alcohol.

También existe el caso de personas que sufren de ansiedad y empiezan a beber con el fin de calmar sus problemas y sensaciones. Ocasionando en su lugar más ansiedad y los síntomas se hacen mucho más fuertes.

Y es que los seres humanos buscamos tener una válvulas de escape para dar salida a nuestros problemas. Y el alcohol es una de las más buscadas. Pero lo único cierto es que en este caso, el remedio resulta peor que la enfermedad.

Esta relación es definida internacionalmente como “patología dual”, que es la asociación existente entre una adicción y una enfermedad mental.

Esto no quiere decir que necesariamente una persona que padece de ansiedad tenga problemas de alcoholismo. O que una persona alcohólica termine con problemas de ansiedad.

Pero existen muchos pacientes con ansiedad que buscan el licor como una manera de olvidar sus problemas. Y existen otros cuyo problema con el consumo de bebidas alcohólicas es originada por la ansiedad.

Según estudios realizados la relación existente entre ambos trastornos puede tener su base en los siguientes mecanismos:

  •   Estudios han demostrado, que el alcoholismo y la ansiedad pueden estar relacionados, debido a la existencia de una base genética en ambos casos.
  •   También pueden presentarse de manera independiente. Pudiendo ser que la ingesta de alcohol a corto plazo logre disminuir la ansiedad, pero a largo plazo la aumente.
  •    Se puede observar también en pacientes con trastornos de ansiedad anterior, la aparición de alcoholismo. Ya que muchos pacientes lo toman como una forma de “auto medicarse”.
  •   Igualmente se puede observar que personas adictas al alcohol de forma crónica, tienen más tendencia a presentar un aumento en los síntomas de ansiedad.

Mujer con cara de frustración se aproxima agarrar una copa con alcohol

Razones para evitar el exceso de alcohol

Ya hemos mencionado que no necesariamente una persona alcohólica padece de ansiedad y que una persona con ansiedad no tiene por qué acabar con un problema de abuso o dependencia del alcohol para mitigar sus males.

Pero sí se ha demostrado que:

  • Muchos pacientes con ansiedad, buscan en el alcohol una forma de alejarse de sus problemas y tratar su enfermedad.
  • Y que el consumo de alcohol que realizan los pacientes alcohólicos es el origen de su ansiedad.

Se ha comprobado que en los pacientes con ansiedad la presencia de trastornos de alcoholismo se sitúa entre el 15-33%.

En la gran mayoría de los casos, la ansiedad aparece con anterioridad a la dependencia del alcohol. Esto es debido a que estas personas suelen utilizarla como una medida para intentar disminuir su ansiedad.

En los casos de adicción al alcohol suele aparecer de manera frecuente el síndrome de ansiedad. Según estudios esta relación se encuentra entre el 23% y el 69%. Dependiendo del sexo, la edad, así como el tiempo de adicción alcohólica.

Existen aspectos que deben ser tomados en cuenta en estos procesos:

  • Los pacientes alcohólicos sin patología psiquiátrica acompañante requieren un abordaje menos rígido.
  • En el caso de que existan ambas, deben ser tratadas las dos de forma integral.
  • Debido a una gran dificultad para conseguir una estabilidad o curación simultánea de ambos procesos, se observa una mayor tasa de recaídas.

sombra de un hombre bebiendo alcohol rodeado de botellas

¿Cómo actúa el alcohol?

Consumir alcohol cuando sientes ansiedad es lo más peligroso que puedes hacer. El alcohol puede llegar a acelerar tu ritmo cardiaco. Si además le añades la ansiedad que sientes, la combinación puede llegar a ser explosiva.

Alcohol un momento de relax. El cuerpo logra relajarse cuando ingerimos bebidas alcohólicas. Lo cual genera la liberación de endorfinas que es una hormona natural del cuerpo que nos brinda una sensación de bienestar. Además de que acelera el sistema nervioso.

Se expresan emociones. Al embriagarnos podemos dejar salir muchas emociones. Al estar relajado el cuerpo, resulta más fácil que fluyan diversas emociones como llanto, alegría o risa.

La hormona noradrenalina. Esta es una hormona natural, la cual es liberada por el cuerpo a medida de que el alcohol va perdiendo su efecto. Esta resulta ser una hormona depresiva responsable de que sientas un bajo estado anímico.

Ataques de pánico. Es probable que muchas personas empiecen a sufrir de ataques de pánico después de haber ingerido alcohol. En el caso de las personas con problemas de ansiedad, los síntomas pueden hacerse más fuertes. Logrando afectar de forma dramática, acrecentando tus miedos.

Hombre mayor desesperado ingiriendo alcohol

¿Cómo tratar la ansiedad en un paciente adicto al alcohol?

  • Se debe tener especial cuidado al momento de medicar los pacientes alcohólicos. Debido a que es posible la aparición de efectos secundarios, así como la posible interacción que puede ocurrir entre los fármacos y el alcohol.
  • Si un paciente padece ambos trastornos, siempre deberá tratarse primero el alcoholismo.
  • Se debe tener especial cuidado con pacientes con determinadas patologías como antecedentes de crisis epilépticas o alteraciones cerebrales. Debido a que cualquier psicofármaco podría producir un aumento de la sedación o intoxicación por alcohol.

Igualmente, si el paciente presenta alguna insuficiencia hepática podría ocurrir un aumento en las concentraciones plasmáticas del medicamento. Lo que generaría un aumento de sus efectos.

  • Dado que estos pacientes tienen la tendencia de abusar de los medicamentos de tipo psicoactivo. Se debe tomar siempre la opción de utilizar sustancias que contengan un bajo potencial de abuso.

Resulta prudente esperar cierto tiempo entre el tratamiento del síndrome de abstinencia y el inicio del tratamiento ansiolítico.

Por esta razón, la mayoría de los especialistas recomiendan esperar entre 3 a 4 semanas. Aunque también se podría comenzar apenas al finalizar la abstinencia.

Los fármacos más recetados son: benzodiacepinas. Otros tratamientos que resultan ser igualmente eficaces son los betabloqueantes y la buspirona.

En los últimos años se han utilizado en algunos trastornos de ansiedad, los inhibidores selectivos de la serotonina como paroxetina o fluoxetina.

Reflejando una marcada afectividad y un gran porcentaje de acierto. Además cuenta con la ventaja añadida de que se logra evitar la posibilidad de que el paciente pueda abusar de las benzodiacepinas.

Grupo de amigos compartiendo mientras cada uno bebe alcohol

Alimentos muy importantes si quieres dejar el alcohol

Si deseas iniciar el proceso de desintoxicación del alcohol este debe ir acompañado de una buena alimentación.

Son muchas las consecuencias negativas y desórdenes en la salud que beber en exceso puede provocar. Como pueden ser la pérdida de nutrientes esenciales para el cuerpo.

Impidiendo que el organismo pueda absorber las vitaminas, proteínas y minerales necesarios que este requiere para su buen funcionamiento.

A continuación te mencionaremos esos alimentos que debes incluir cuando te encuentras en el proceso para dejar de beber:

Vitamina A, B y C. Para recuperar nuestros niveles de vitamina A es recomendable consumir zanahoria, berro y espárragos. En el caso de la vitamina B podemos encontrarla en la espinaca y los frutos secos.

Y la vitamina C, desempeña un papel importante ya que logra metabolizar el alcohol. Está presente en el kiwi y los cítricos en general.

Mujer señalando las diferentes vitaminas que existen

Antioxidantes. Además, los alimentos ricos en vitamina C, A y B, son antioxidantes. Estos logran detener el daño producido por el alcohol en las neuronas y protegen el hígado.

Hidratos de carbono. El consumo de alcohol trae como consecuencia que se presente en el organismo la incapacidad en el hígado de metabolizar las grasas. Por eso, resulta conveniente reemplazar los alimentos grasosos por aquellos ricos en hidratos de carbono, como pueden ser los garbanzos y las lentejas.

productos para la nutrición deportiva, ricos en proteínas, carbohidratos y vitaminas

Dejar el alcohol. El proceso de desintoxicación del alcohol debe realizarse de la manera adecuada. Partiendo de que el paciente entienda la importancia de acudir a profesionales.

Debido a que si el proceso de abandonar la bebida se realiza de forma drástica y sin el soporte adecuado puede conducir que la persona afectada sufra el síndrome de abstinencia. El cual provoca reacciones como temblores, sudoración, taquicardia y ansiedad.

Por tanto resulta necesario que el tratamiento se lleve a cabo con la supervisión médica que le brinde el soporte necesario para dejar de beber.

Vitaminas para combatir la ansiedad

En el caso de la ansiedad, para combatirla, se deben consumir alimentos ricos en magnesio, vitaminas del complejo B y triptófano:

Magnesio. Debido a sus propiedades relajantes este mineral logra mantener estable el ritmo cardiaco. Podemos encontrarlo en los frutos secos como almendras, nueces y avellanas.

En las legumbres como frijoles o lentejas, y en los vegetales de hojas verdes como espinaca y acelga. También podemos encontrarlo en los carbohidratos integrales como fideos, pan, arroz integral y germen de trigo.

Estos frutos contienen magnesio entre su composición

Vitaminas B. Esta vitamina participa en la formación de serotonina a partir del triptófano. Resultando muy importantes tanto en la salud emocional como neurológica.

Podemos encontrarla en los cereales integrales como la avena o el trigo, así como en los frutos secos o verduras.

Triptófano. Este es un aminoácido, el cual es un componente de las proteínas, precursor de la serotonina y que permiten mantener los niveles adecuados de la misma.

La serotonina tiene una estrecha relación con nuestro estado de ánimo y además participa en el control del apetito. Niveles bajos de la misma están relacionados con los ataques de ansiedad.

Podemos encontrar el triptófano en proteínas animales como la carne, el pescado, pavo. Así como en productos lácteos, huevos y frutas como la piña y la banana.

Resulta más conveniente consumir estos productos por la tarde, para así evitar episodios de ansiedad durante la noche.

Consejos para combatir ansiedad

  • Respetar los horarios de las comidas, sin saltarse ninguna y dentro de su horario correspondiente.
  • Evitar la cafeína, es preferible sustituirlas por aguas aromáticas.
  • Mantenerse hidratado, consumiendo la mayor cantidad de agua posible.
  • Mantener algún tipo de actividad física para lograr incrementar los niveles de serotonina.
  • Comer despacio y masticar bien todos los alimentos.
  • Sentarse a comer en la mesa. Evitar realizar otras actividades durante la comida como ver televisión o trabajar en la computadora.
  • Realizar 4-5 comidas diarias para evitar bajas de azúcar en la sangre.
  • Incorporar diariamente en tus comidas porciones de frutas o vegetales
  • Consumir un par de cucharadas de linaza a diario.
  • Tomar suplementos de Omega 3.
  • Retira de la mesa las fuentes de comida después de servir su porción.
  • Planificar tu menú semanal, sobre todo el concerniente a la cena.
  • Evitar el consumo de alcohol, cigarrillo o chocolate.
  • No interrumpas tus horas de descanso o sueño.
  • Mantén una dieta equilibrada.
  • Procura siempre ejercitarte.

Manos rompiendo un cigarro por la mitad

Conclusión:

Como pudimos notar a lo largo de este artículo existe una estrecha relación entre ambos padecimientos.

Está en nosotros tomar las medidas necesarias para afrontarlos y mantenernos fuertes para sobrellevar todas esas situaciones que vivimos a diario y que a menudo nos desestabilizan.

Como en muchos otros casos, pasamos por alto factores básicos que pueden agravar la situación.

Dentro de esos se encuentra la alimentación, las vitaminas, el descanso, el ejercicio físico y el cuidado de la salud mental. Todos ellos pueden ir en nuestra contra cuando afrontamos un estado de ansiedad.

En la actualidad los seres humanos pueden experimentar una gran ansiedad. Así como estrés relacionado con las actividades que realizan a diario y por la falta de vitaminas a consecuencia de una mala alimentación.

Para funcionar correctamente nuestro organismo requiere de vitaminas y nutrientes. Es recomendable consumir muchas verduras y frutas, como también proteínas y granos.

Una dieta equilibrada, nos ayudará a controlar esos estados de ansiedad que resultan negativos para nuestra salud y podrían desencadenar otros padecimientos.

NervSoport es un producto que te ayudará a sobrellevar estos síntomas y mantener nuestro organismo fuerte, sano y equilibrado.

NervSoport ha sido elaborado usando años de investigación bioquímica. Esto ha permitido la formación de un compuesto que involucra las vitaminas, minerales y nutrientes que son necesarios para mantener saludable nuestro cuerpo y mente.

NervSoport tiene un efecto positivo sobre los nervios, gracias a que dentro de sus ingredientes podemos encontrar vitaminas, minerales (calcio, niacinamida, ácido fólico, y magnesio).

También contiene extractos de plantas tales como raíz de Ashwagandha, flor de manzanilla, semilla de Gryffonia simplicifolia, extracto de hierba de San Juan, entre otros.

Igualmente NervSoport resulta ser un excelente suplemento vitamínico para aquellas personas que deseen aprovechar los beneficios de las vitaminas, minerales y hierbas.

Estas fortalecen el sistema nervioso, y controlan la depresión, la ansiedad y el estrés, para así lograr sentirte de nuevo activo y tener una vida sana y feliz.

Lograr ser feliz, dejar atrás todos esos aspectos negativos y rodearte de cosas positivas, es una decisión que debes asumir todos los días.

Tener una vida equilibrada no se consigue por arte de magia, no es el producto de hacer una cosa, sino de un cambio de actitud y del estilo de vida. Incluyendo además esa ayuda adicional que puede proveerte el consumo de las vitaminas que te proporciona NervSoport.

Para finalizar, sólo queda resaltar que el principal guardián de tu salud eres tú. Está en ti protegerla como tu mayor tesoro.

Esperamos que estos consejos te hayan resultado de utilidad. Ponlos en práctica y no esperes más.

Sólo recuerda, que ninguna persona puede recuperar la fuerza anímica que la saque de la ansiedad de la noche a la mañana. Se necesita tiempo y mucho esfuerzo para recuperar la tranquilidad y las ganas de seguir adelante.

Sabemos que no resulta nada fácil salir de este estado. Debido a que éste es un estado muy complicado que engloba muchos sentimientos que te hacen sentir angustiado y pesimista, ya que no logras ver la salida.

Hoy en día existen muchas soluciones esperando sólo que te decidas a tomarlas. Tampoco tienes que tomar este camino solo, anímate a descubrir que existe una solución para ti y una mano amiga dispuesta a ayudarte.

Sólo atrévete a tomarla y sal adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *