Fresas en envase de vidrio sobre fondo de madera

Afrodisíacos para la mujer que a la vez mejoran tu salud

Afrodisíacos para la mujer que a la vez mejoran tu salud

Última actualización: 03-06-2019. Equipo Nutricioni

¿Pueden algunos productos tener efectos afrodisiacos, y al mismo tiempo brindar otros beneficios para mejorar la salud de la mujer moderna? La respuesta a esta pregunta pudiera ser sorprendente para muchas personas.

como sabemos, la motivación sexual en los organismos vivos está regida por las hormonas sexuales. una hormona es un compuesto orgánico responsable de inducir determinados procesos y reacciones en el organismo, y existe una para cada determinada función.

Las hormonas sexuales son las producidas en los órganos sexuales, y regulan, además de las motivaciones sexuales, la diferenciación morfológica y conductual desde el punto de vista sexual de los individuos de una especie.

En el ser humano, como en otros organismos superiores, las hormonas sexuales masculinas son producidas por los testículos, mientras que las femeninas se producen en los ovarios.

La hormona sexual masculina, conocida como andrógeno, es la testosterona, mientras que la mujer produce dos tipos de hormonas sexuales: estrógenos, siendo el más importante el estradiol, y gestágenos, de las cuales la más importante es la progesterona.

Mientras la testosterona dirige el desarrollo de los órganos sexuales masculinos y la producción de esperma, los estrógenos y la progesterona se combinan para controlar el desarrollo y maduración de los órganos sexuales femeninos y regular el ciclo menstrual durante la edad fértil de la mujer.

Las hormonas sexuales son también determinantes en la aparición de la excitación y el deseo sexual, y tienen relevancia en otros aspectos somáticos y conductuales en ambos géneros.

Todas las hormonas sexuales son producidas a partir de una misma molécula: el colesterol, y existen tanto en hombres como en mujeres. La diferencia está en la proporción. Mientras los hombres tienen 30 veces o más testosterona que las mujeres, sus niveles de estrógenos son sumamente bajos.

Los niveles de las hormonas sexuales son controlados por el sistema endocrino mediante la hipófisis y el hipotálamo, que son quienes manejan los estímulos para elevar o frenar la producción hormonal de las glándulas sexuales.

Veamos ahora cómo algunas sustancias pueden modificar el equilibrio hormonal sexual.

Fresas en envase de vidrio sobre fondo de madera

Principales alimentos y productos recomendados por sus propiedades afrodisíacas para la mujer

Son muchos los alimentos que se han utilizado tradicionalmente para aumentar el apetito sexual femenino, y sin lugar a dudas el chocolate ha sido el más popular de todos ellos.

Su acción sobre la liberación de la hormona serotonina, efectos de alivio a los trastornos menstruales, junto a la variedad de presentaciones y sabores lo colocan a la vanguardia en este aspecto.

Tiene en contraposición los problemas que puede ocasionar en la salud y la estética femenina su consumo excesivo, además de que en algunos casos su consumo llega a convertirse en compulsivo y hasta en sustituto de la actividad sexual.

Entre los otros alimentos recomendados como afrodisíacos femeninos, destacan las fresas y otros frutos rojos, el aguacate, el mango, el higo, los frutos secos, los espárragos y los mariscos. Aunque muchos de ellos son usados también por el hombre.

Las infusiones, extractos y suplementos de ciertas plantas medicinales son también muy usadas para este fin, resaltando entre ellos el ginseng, el ginkgo biloba, la maca, la palma enana americana, la hierba de cabra, el abrojo, la canela, el jengibre, el bastón de Alí y los suplementos a base de arginina, entre muchos otros.

Algunos suplementos como LibiActiv Mujer combinan en sus fórmulas varios de estos productos, buscando una mayor eficiencia en apoyar la motivación del deseo  sexual en la mujer, además de aportar otros importantes beneficios para su salud integral.

El principal reto de este tipo de suplementos es lograr una combinación de sustancias que pueda apoyar a la mujer en los múltiples factores que afectan su equilibrio hormonal, logrando al mismo tiempo proporcionarle una vida sexual activa y satisfactoria para ella y su pareja.

Una acertada combinación de las más reconocidas plantas con propiedades afrodisíacas

El suplemento LibiActiv Mujer reúne entre sus ingredientes 8 de las más reconocidas plantas consideradas afrodisíacas para la mujer. Conozcamos un poco de algunas de ellas:

La hierba de cabra en celo (Epimedium sagittatum) es una berberidaceae perenne originaria de la China muy reconocida como afrodisíaca (de allí su nombre común), y que además se le atribuyen propiedades antirreumáticas, carminativas, expectorante, protectora de los riñones, tonificante y vasodilatadora.

La raíz de maca (lepidium meyenii) natural de la sierra central peruana, con reconocidas propiedades energizantes y reguladora del sistema endocrino femenino, regula el ciclo menstrual y favorece la fertilidad.

Es usada además como antioxidante, desestresante, fortalece el cabello, los huesos, los músculos y las funciones cerebrales.

La palma enana americana (serenoa repens) proviene de América del norte, y se le considera un potente afrodisíaco, que además se usa como estimulante de las defensas, antiséptico, diurético, expectorante, sedante y tonificante cardíaco.

También se recomienda en los tumores de próstatas benignas, y para proteger las funciones uterinas y vaginales.

Otro de los valiosos ingredientes de LibiActiv Mujer es el ginseng (Panax ginseng), cuya raíz tiene propiedades afrodisíacas, energizantes, desestresantes y reguladoras del sistema inmunitario entre muchas otras.

Se suman a esta selecto grupo otras cuatro plantas de múltiples beneficios adicionales a su acción libidinal, tales como el bastón de Ali (Eurycoma longifolia), el abrojo (tribulus terrestris), el helecho dulce (Polypodium vulgare) y la muira puama (Liriosma ovata), que hacen de LibiActiv Mujer una de las fórmulas más completas para potenciar la libido femenina.

A esto se agrega su aporte de Arginina, aminoácido muy valioso para apoyar la acción libidinal, pero que adicionalmente presenta un completo abanico de beneficios complementarios para la salud.

En lugar de tomar un producto afrodisíaco, estarás ingiriendo un cóctel de importantes sustancias que ayudan en este objetivo, reforzando al mismo tiempo la salud ósea, muscular, cerebral y cardiovascular entre muchos otros beneficios.

¿Qué es la libido, y cuáles sustancias pueden modificarla?

La palabra libido proviene del latín, cuyo significado es deseo, pulsión o lascivia. Es un término utilizado por médicos y psicoanalistas para describir el apetito y deseo que nos impele a procurar el acto sexual.

Aunque gran parte de la activación libidinal obedece a factores psíquicos, la respuesta orgánica está regulada por la acción de las hormonas sexuales.

Curiosamente la pequeña cantidad de estrógenos presente en el hombre condiciona su libido, mientras que en la mujer influye significativamente el nivel de testosterona.

El término ha sido ampliamente difundido a raíz de los trabajos sobre psicoanálisis y comportamiento humano de Sigmund Freud y Carl Jung. quienes lo utilizaron como un eje primordial en las motivaciones que regulan la conducta humana.

La libido baja es una condición que afecta tanto a hombres como mujeres, y está condicionada principalmente por factores psíquicos, aunque algunos aspectos somáticos pueden influir en su aparición.

Algunas sustancias demuestran capacidad para subir la libido e incrementar el deseo sexual. Se les conoce como afrodisíacos.

El término afrodisíaco proviene de la diosa griega del amor y la fecundidad: Afrodita (el equivalente a la Venus de los romanos), y engloba un conjunto de sustancias y alimentos a los que se le atribuye la cualidad de incrementar el deseo sexual.

Existe una gran variedad de productos y alimentos con supuestas propiedades afrodisíacas, y aunque pocos estudios científicos serios avalan tales propiedades, su uso, comercialización y explotación siempre ha sido un interés humano persistente.

Un caso clásico se ocasionó con la creencia china de supuestas propiedades afrodisíacas en el cuerno del rinoceronte, que originaron la persecución y casi extinción de estos animales aún hasta nuestros días.

La yohimbina es quizá la más popular de las sustancias afrodisíacas, se extrae de la corteza de un árbol africano, la Pausinystalia johimbe, utilizada tanto por criadores de ganado como por seres humanos para incrementar la potencia sexual.

Actualmente su comercialización ha sido restringida en algunos países, ante el reporte de algunos efectos secundarios perjudiciales.

Aunque muchas de estas sustancias han resultado no ser efectivas, otras tienen el prestigio de incrementar el vigor y deseo sexual.

La preservación de la libido en la mujer

Mientras mantener la libido alta tiene connotación principalmente de autoestima en el hombre, por el afán de mantener el empuje y la potencia sexual y una función eréctil rápida y prolongada, en la mujer existen otras razones.

La mujer está sometida a mayores causas que afectan su balance hormonal sexual, afectando no solo su motivación al acto sexual, sino otros aspectos de su salud y estabilidad emocional.

Los importantes cambios anatómicos y funcionales que implica la maduración sexual, las variaciones a las que se ve sujeta cada 28 días por el ciclo menstrual, los cambios hormonales durante el embarazo, el parto y posteriores, y los desajustes pre y post menopáusicos afectan significativamente su estabilidad física y emocional.

Factores emocionales como los originados por el estrés, las presiones sociales sobre la apariencia externa, los cambios conductuales durante y después del embarazo, los problemas de pareja y muchos otros se suman para aumentar las razones de caída de la libido femenina.

Otros factores, como el uso de anticonceptivos orales, pueden afectar su equilibrio hormonal y por ende su libido, además de ocasionar otros efectos en su salud y apariencia.

Por estas razones, mantener la libido alta no es solo cuestión de salud psicológica y autoestima para la mujer, pues también se ven afectados otros aspectos de la salud con mayor relevancia que la que puede tener para el hombre.

El mayor número de hormonas sexuales en la mujer, así como las interacciones de estas con otras hormonas y funciones orgánicas, hacen que los productos y alimentos considerados afrodisíacos para la mujer tengan ciertas diferencias con los del hombre.

Veamos ahora algunos de los alimentos que tradicionalmente se recomiendan como agentes afrodisíacos para las mujeres.

Las hormonas sexuales no solo cumplen funciones en lo que se refiere al sexo

Todas las hormonas presentes en el organismo tienen funciones específicas, motivo por el cual se les clasifica como hormonas de crecimiento, digestivas, sexuales, conductuales y otras.

Pero las funciones hormonales también se ven afectadas por las interacciones que ocurren entre ellas, así como por la acción conjugada de muchas de ellas sobre determinadas funciones orgánicas.

El equilibrio adecuado de las hormonas sexuales determina el desarrollo y diferenciación de los órganos sexuales y su funcionamiento, y son importantes para tener una vida sexual equilibrada, lo cual influye en la salud física y mental de hombres y mujeres.

En el caso de la mujer, se añade la importancia de dichas hormonas para la gestación y cuidados alimentarios primarios de la descendencia.

Pero la importancia de las hormonas sexuales y su equilibrio no finaliza allí, ya que  participan cooperando con otras hormonas en ciertas funciones corporales, y las variaciones en sus niveles óptimos afectan la producción o inhibición de otras hormonas, lo cual también ocurre en el sentido inverso.

A manera de ejemplo, los estrógenos participan en el crecimiento y mantenimiento de la densidad ósea, al actuar en la asimilación y formación de iones solubles de calcio y sodio.

Esto explica que la mujer tenga una mayor propensión a la de retención de líquidos y  descalcificación de los huesos al alcanzar la menopausia.

De igual modo es conocido el incremento del riesgo a padecer trastornos cardiovasculares y diabetes después de alcanzar la menopausia, y el alto riesgo para la mujer de desarrollar diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional).

Los médicos pueden recomendar tratamientos a base de hormonas naturales o sintéticas, lo cual también puede causar desequilibrios en otras funciones metabólicas.

Entre ellos podemos mencionar. disminución de la tolerancia a la glucosa, aumento del riesgo trombótico al estimular la síntesis de coagulantes y plasminógeno, y disminuir la de protrombina III.

También se presentan riesgos de padecer de tensión arterial, al alterarse los niveles de producción y liberación de renina, angiotensina y aldosterona.

De allí la ventaja de estimular la producción natural de estas hormonas por el organismo, en niveles seguros para su salud.

Vista superior de las cabezas de una pareja encantadora feliz acostada en la cama y sonriendo ampliamente después del buen sexo. Amantes que disfrutan de la intimidad y la convivencia. Recién casados pasando la primera noche en la habitación del hotel, sintiéndose emocionados.

Una vida sexual plena y activa no depende únicamente de niveles hormonales o usar afrodisíacos

Aunque hemos resaltado su importancia, el balance de las hormonas sexuales no son el único factor a considerar para el disfrute de una vida sexual satisfactoria.

Tampoco es aconsejable el uso indiscriminado de afrodisíacos si consideramos que nuestra libido está muy baja. De hecho la mayoría de estas sustancias pueden generar efectos secundarios perjudiciales, y hasta pueden resultar tóxicas.

Si te sientes inconforme con tu vida sexual, puede resultar conveniente revisar algunos aspectos de tu rutina diaria, y realizar ajustes en pro de tu salud sexual.

Siempre debes tener presente la gran influencia del componente psicológico en el ímpetu y vigor sexual, por lo que no se debe descuidar lo emotivo para alcanzar una actividad sexual plena y satisfactoria.

Las relaciones sentimentales estables y equilibradas ayudan a mantener despierto el interés por la actividad sexual, pues el deseo de complacer a una pareja puede superar a la motivación de satisfacción propia.

Sin embargo, es importante ser creativo e innovador en la relación íntima, para evitar que la rutina haga decaer el interés por la actividad sexual.

Procura encontrar el mejor ambiente para los encuentros sexuales. Los espacios y oportunidades inadecuadas pueden disminuir la reacción libidina esperada, y esto puede originar frustraciones y bloqueos que afecten encuentros sexuales futuros.

Cualquier anomalía en la actividad sexual debe ser consultada con un especialista. Muchas personas por vergüenza o por orgullo se niegan a hacerlo, y solo consiguen prolongar y agudizar el problema.

Buena alimentación, ejercicio regular, buen descanso, sexo seguro y evitar drogas, alcohol y tabaco es siempre recomendable.

La actividad sexual no tiene por qué decaer con la edad. De hecho el sexo regular fomenta la funcionalidad sexual hasta una edad avanzada.

Evita en lo posible el uso de fármacos esteroideos, y si es necesario usarlos, debes contar con vigilancia médica.

Si optas por suplementar tu potencia e impulso sexual, prefiere suplementos naturales y de amplios y variados beneficios, tales como LibiActiv Mujer y otros similares, para evitar efectos adversos por su administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *