Adelgazar: ¿Cómo conseguirlo?

Adelgazar: ¿Cómo conseguirlo?

Última actualización: 24-01-2019. Equipo Nutricioni

dieta recomendada por nutricionista, Concepto de nutrición de dieta de estilo de vida saludable

Es común que las personas desde muy jóvenes inicien prácticas para reducir su masa corporal, ya sea por sentirse  mejor consigo mismo o por razones médicas. Casi todas las personas han iniciado al menos un régimen de pérdida de grasa en su vida, es decir buscan cómo adelgazar.

Cuando alguien observa a otra persona, delgada y atlética, automáticamente la asocian con buena salud, y las personas que son percibidas de esa manera suelen tener mayores posibilidades de encontrar pareja y reproducirse.

Esto se debe a que reflejar salud, representa mejores genes que se trasladarán a la siguiente generación. Por supuesto, eso ocurre desde un punto de vista basado en los instintos subconscientes del ser.

En vista de la importancia que los seres humanos le atribuyen a su masa corporal,  debería ser una prioridad en instituciones educativas primarias y secundarias informar a los niños y jóvenes sobre las formas adecuadas  de alimentarse y, por ende, de cuidar la salud y tener un cuerpo que lo represente.

Esto implicaría proveer a jóvenes de herramientas adecuadas que les permitan ser más conscientes de su cuerpo y así, al crecer, reducir la probabilidad de quedar atrapadas en desórdenes alimenticios.

Lamentablemente, no siempre se consigue una orientación adecuada para integrar costumbres más saludables que permitan obtener resultados favorables de forma prolongada y, mucho más importante, de forma segura.

Por suerte, gracias a los movimientos que promueven la vida sana y la tendencia fitness, que se ha vuelto tan popular desde hace algunos años, se ha combatido de forma contundente la desinformación con respecto a las prácticas inapropiadas para disminuir la masa corporal.

En primera instancia es necesario que las personas entiendan cómo su cuerpo trabaja y así usar ese conocimiento para hacerlo funcionar a su favor, ya sea activando la quema de calorías o favoreciendo el aumento muscular,  entre otras.

Metabolismo: Reacciones que activan la quema de calorías

No todos los seres humanos tienen la misma capacidad de metabolizar los alimentos, ésta va a depender de cómo esté funcionando el sistema biológico, la actividad física y los alimentos, entre otros, en cómo se mantiene un orden en un mundo que tiende al desorden.

En estos procesos, cuando se habla de adelgazar, se hace necesario referirse a cómo es almacenada y  aprovechada la energía en el interior del organismo. Esa energía que se necesita para vivir.

El concepto dice que ‘la energía es la capacidad para realizar un trabajo’. Para el organismo, todos los procesos biológicos necesitan de energía para que se produzcan.

Esta energía proviene las reacciones químicas como consecuencia de la síntesis o degradación de todos los alimentos que se ingieren, a este proceso de síntesis y degradación se denomina metabolismo.

  • Balance energético. Ocurre cuando las calorías  ingeridas se aproximan a las calorías gastadas durante el curso del día; existe un equilibrio,  manteniéndose de esta manera el peso estable.
  • Balance energético positivo. En este caso se ingieren más calorías que las gastadas y como consecuencia se aumenta de peso, ya que el exceso de calorías se almacena en forma de grasa en los depósitos del tejido adiposo corporal.
  • Balance energético negativo. Es lo contrario a lo anterior, el consumo total de calorías es menor en relación al gasto, el individuo pierde peso. Esta pérdida de peso puede ser causada por el aumento del ejercicio físico o una disminución en el consumo de calorías.

Comprender estos balances y el metabolismo es una herramienta  primordial para desentrañarla forma en que el cuerpo almacena energía.

Es así como permite diseñar un régimen de pérdida de grasa que relacione la cantidad de calorías que ingresan al organismo, y las que aproximadamente se pierden al dia.

Lo ideal es que se mantenga un balance energético negativo, si lo que se busca es bajar de peso. Pero al alcanzar el peso deseado, debería regularse el balance energético a uno más estable y así poder mantener el peso.

Se puede conseguir un peso saludable de forma segura,  sin que eso signifique abandonar el placer de comer.

¿Delgadez es sinónimo de salud?

Mujer excesivamente flaca con cinta metrica midiéndose

Si se navega por las redes sociales y  se podrán observar imágenes de modelos masculinos o femeninos que son considerados atractivos, quienes, por supuesto, poseen figuras esbeltas y delgadas.

Estas ‘figuras’  pueden ser el sello de la belleza, y al observarlas puede que se encuentre la motivación para iniciar un régimen que le permita obtener una imagen similar.

Sin embargo, antes de iniciar un régimen para reducir la masa corporal es importante considerar que no necesariamente delgadez es sinónimo de salud, y que en algunos  casos, los modelos que se admiran suelen carecer de salud.

Es necesario aclarar que si se posee alguna condición de salud particular (como obesidad mórbida o problemas de tiroides), lo ideal sería consultar con un especialista en el área de la salud, para que propicie una dieta adecuada al caso particular.

Algunas personas creen que para adelgazar basta con ‘cerrar el pico’, lo cual no es más que un mito infundado por el desconocimiento; por el contrario, es perjudicial reducir dramáticamente la ingesta alimenticia de la persona.

Existe una serie de factores que debe considerarse antes de iniciar una dieta, pero es importante encontrarse mental y psicológicamente preparados para el cambio que esto representa en  la vida, si es que hay un deseo de hacer cambios físicos que perduren en el tiempo, claro está.

Más que una dieta, un estilo de vida

El truco para reducir la masa corporal de forma definitiva es comprender que no se trata de una dieta, sino de un cambio en el estilo de vida. Estos cambios deben hacerse de forma gradual y constante, hasta que se vuelvan parte de la existencia.

Es decir, no basta con hacer ‘la dieta de 30 días’, se trata de encontrar una dinámica en la alimentación, acompañada de ejercicio, que se adapte a las necesidades individuales, de modo que pueda disfrutarse.

Esto no quiere decir que no se podrá gustar de comidas chatarras (no es el deber ser) pero, en definitiva, se trata de aprender a comer de forma inteligente, para que así se pueda mantener un peso adecuado sin sentir que se sacrifica parte de la felicidad en el proceso.

Estos cambios no deben ser muy bruscos ni extremistas, lo que significa que no deben ser modificaciones que a largo plazo no puedan mantenerse (como dietas sólo a base de licuados).

En este sentido, si se suspende una dieta extremista y se pretende retomar viejos hábitos alimenticios, el cuerpo puede responder acumulando grandes cantidades de grasa, fenómeno que se conoce como el efecto ‘yoyo’.

Esto significa que, al final, se traducirá en un problema de peso mayor que al momento de comenzar y una considerable pérdida de valioso tiempo.

Otro punto importante es que se conozca el tipo de cuerpo.  Esto ayudará a trazar metas realistas que realmente se puedan alcanzar, y se tendrá la ventaja da sacar provecho de las mejores cualidades y disimular las menos agraciadas.

Es menester recordar siempre que todos los cuerpos son diferentes, que el metabolismo  es diferente entre un organismo y otro, que depende de varios factores y que muchas veces no se trata de cómo se ve, sino de cómo se siente  cada quien consigo mismo y de la manera en que aprenda a cuidarse.

Lo ideal es que pueda mantenerse siempre feliz y saludable.

El peso ideal

Ahora bien, luego de entender que no se trata de una simple dieta, sino de un cambio en la dinámica de la vida, es necesario avanzar al siguiente punto, ¿cómo bajar de peso?

En primer lugar, existe algo llamado IMC (índice de masa corporal), el cual es un valor que indica la cantidad de masa corporal que se posee, según el género, edad y estatura.

Su resultado se compara con otro valor de referencia estándar que posea las mismas características que la persona evaluada. En base a estos  resultados se determina el peso en el que debería mantenerse siempre, este valor es lo que se conoce como el ‘peso ideal’.

Es importante que se conozca el IMC, debido a que así se sabrá el peso en que debe mantenerse, así como también se preparará si  se acerca al sobrepeso, o tomará medidas antes de encontrarse en los inicios de la anorexia.

En segundo lugar, si se inicia una rutina de ejercicios que acompañe a una dieta saludable, debe saberse que en algún punto se sentirá “que no se baja de peso”.  Es probable que se aumenten los ejercicios y al pesarse, puede incluso que se esté pesando más que antes.

Pero no es de preocupación, lo que sucede es que el cuerpo puede comenzar a perder kilos de grasa pero, a su vez, aumentará kilos en masa muscular, lo que resulta muy positivo, ya que un kilo de músculo es mucho más denso y pequeño que un kilo de grasa, y le proporciona un mejor aspecto.

Es decir, que si antes de iniciar un nuevo estilo de vida, se pesaba 56 kg, y se sentía una persona fuera de forma, puede que en algunos meses pese 60 kg y se vea mucho mejor, con una figura más esbelta y definida.

Esto se debe al aumento de músculo, es decir ¡no debe atormentarse por la balanza!

Los quema grasa como Cetolep ayudan a definir la musculatura mientras sutilmente van eliminando la grasa, sin traumas ni efectos adversos.

Tipos somáticos de cuerpo

Como se mencionó anteriormente, existen muchos tipos de cuerpo así como varias formas de clasificarlos; estas clasificaciones se basan en la estatura, contextura, metabolismo y estructura ósea, entre otros factores.

En esta oportunidad se van explicar brevemente los tipos somáticos del cuerpo y cómo reconocerlos:

  • Ectomorfos: Son personas que poseen un metabolismo muy acelerado, por lo que pueden ingerir grandes cantidades de comida y mantenerse muy delgados, suelen ser personas altas y de extremidades largas.

Uno de los principales inconvenientes es  la dificultad para aumentar la masa muscular, por lo que no se recomienda que realicen ejercicios de cardio.

  • Endomorfo: Son personas con un metabolismo muy lento, por lo que tienden a acumular grasas muy fácilmente, suelen ser de estructura gruesa.

Se les hace fácil aumentar su masa muscular. A diferencia del ectomorfo, es necesario que el endomorfo realice una serie de ejercicios aeróbicos y mucho cardio. Se podría decir que es el antagonista del ectomorfo.

  • Mesomorfo: Las personas mesomorfas suelen encontrarse en el punto intermedio de los otros tipos somáticos de cuerpo. En líneas generales son las personas con más facilidad para alcanzar sus objetivos, ya sea de aumento o disminución de masa corporal.

No existen personas que tengan un tipo somático de cuerpo completamente ‘puro’, normalmente tienen una  combinación de ellos, por ejemplo: Mesomorfo-ectomorfo, endomorfo-mesomorfo, etc.

Misión ¡posible!

Para diseñar un régimen de pérdida de grasa, se debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Aumentar el metabolismo.  Es importante que el metabolismo esté medianamente acelerado para que el cuerpo comience a quemar calorías. Cetolep es un producto quema grasa que por sus componentes acelera el metabolismo de forma natural.

  • Alimentarse varias veces días.  Debe comerse al menos 5 veces al día, con tres comidas fuertes, (desayuno, almuerzo, cena) y acompañarlo con dos meriendas entre comidas.

Eso sí, el aporte calórico de esas 5 comidas al día, debe ser menor a la energía utilizada por su cuerpo. Sólo así, comenzará a perder peso.

  • Hacer ejercicio.  Nunca es bueno sobreexigir al cuerpo, pero es altamente recomendable hacer por lo menos una actividad en la semana que ayude disminuir la grasa.

Así como también ayude a acelerar el metabolismo, mejorar la circulación, conseguir un cuerpo más tonificado, oxigenar el cerebro, entre  las otras series de beneficios que el ejercicio puede aportar.

  • Cuidar la alimentación. Tener una  alimentación sana y balanceada es, quizás, el factor más relevante para bajar de peso, debe obtenerse información sobre la ingesta adecuada de alimentos, de tal forma que posea altos niveles nutricionales y bajos niveles calóricos.

  • Evitar las tentaciones. Es muy útil que se establezca un menú de modo que organice sus comidas y porciones, hay que evitar comprar para la casa alimentos que puedan sabotearlo.

Puede afirmarse que una caja de galletas durará en casa un mes, pero sin darse cuenta puede terminarse en dos días. Para evitar ese tipo de situaciones, es mejor no poner a prueba la fuerza de voluntad.

  • Darle importancia a las meriendas.  Existen muchos alimentos saludables y deliciosos que se pueden consumir entre comidas, así se controlarán y saciarán mejor los antojos.

Una opción que se ha vuelto muy popular es la de consumir licuados energéticos, debido a su gran variedad y al delicioso sabor que se puede conseguir en ellos, así como también por sus propiedades nutricionales. Los suplementos como Cetolep también ayudan en este propósito.

El sacrificio de las ‘comidas favoritas’

Como se mencionó anteriormente, para bajar de peso de forma eficiente se necesita cambiar algunos hábitos de vida, ya que no se trata de realizar dietas extremas que no se puedan mantener a largo plazo, puesto a que se volverá de nuevo al inicio.

Se trata de conseguir resultados de manera gradual, con pequeños cambios que permitan acostumbrarse y por ende se puedan mantener a largo plazo o incluso para siempre. Dependerá plenamente de cada quien.

Muchas personas tienen la falsa idea que para bajar de peso deben abandonar por completo sus comidas favoritas, lo cual no es del todo cierto.

Por supuesto, si suelen comerse tres pizzas por semana e ingerir a diario dulces y gaseosas, deberán modificarse esos hábitos por unos más acordes a los deseos de bajar de peso.

Eso no significa que no podrán consumirse, pero aprendiendo a hacerlo de forma inteligente, es decir, si se establece un menú más saludable y balanceado, acompañado de ejercicio, puede permitirse una comida poco saludable a la semana (preferiblemente en el almuerzo).

Esas comidas poco saludables o ‘chatarra’ (la pizza no lo es) se pueden variar y así no eliminarlas de la vida, pero sin que entorpezcan el objetivo principal, el cual es bajar de peso.

Aun así, no debe preocuparse, conforme experimente el nuevo menú, notará la extensa variedad de comidas y preparaciones exquisitas que sí encajan perfectamente en el nuevo estilo de vida más sano.

Vida sana, vida feliz

Cuidar el cuerpo y la salud, tiene que ver con acudir a un especialista si siente que se  necesita más información, hay que recordar que lo más importante es la salud y que pueda sentirse a gusto consigo mismo.

Aunque parezca difícil, el ser humano es un animal de costumbres, y aunque al inicio parezca complicado, sólo bastará acostumbrarse al nuevo régimen de vida y comenzar a ver resultados para que no se quiera abandonarlo.

Por esto, es importante no desesperarse, aunque no se noté el cuerpo estará en constante evolución, pero se necesita ser paciente y cumplir con las recomendaciones dadas o indicaciones del especialista.

Se trata de ser constantes, tener disciplina y aprender a disfrutarlo, encontrar las comidas saludables que más gusten y una actividad deportiva que haga sentirse vivos.

Esto no sólo traerá beneficios al cuerpo; emocionalmente se sentirá  renovado, con más energía y con la posibilidad de afrontar retos que antes tal vez no consideró posibles.

La ayuda que Cetolep puede proveer tiene que ver con el cambio de mentalidad y cuerpo que se desea, en ese intento de lucir mejor y más saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *