natacion, deporte, piscina, agua, nadador joven, Nadador dinámico y en forma con gorra que respira realizando la mariposa.

Aclarando qué tipos de energía existen para mantener la vida

Aclarando qué tipos de energía existen para mantener la vida

Última actualización: 07-05-2019. Equipo Nutricioni

natacion, deporte, piscina, agua, nadador joven, Nadador dinámico y en forma con gorra que respira realizando la mariposa.

Cuando pensamos en qué tipos de energía existen no solo debemos imaginarnos los aviones volando, los autos corriendo, las luces de las ciudades; es también necesario integrar a los órganos funcionando, el cerebro pensando, el corazón latiendo.

La energía es un elemento que en la naturaleza es  básico, que se considera una fuerza de acción, una fuerza de trabajo capaz de transformar algo que existe en el planeta; a la materia, a los organismos, a los objetos.

La definición de energía más básica podría ser: “la capacidad que tienen los cuerpos de producir trabajo.” Es decir, que ella se mide por el trabajo que un cuerpo es capaz de realizar y se presenta en formas diferentes y capaces de transformarse entre sí.

Y si es cuestión de realizar trabajos de parte de las cosas materiales entonces es una cuestión fundamental para la vida, pues gracias al trabajo de respirar, de movilizarse, de multiplicarse, de crecer, es como se mantiene la existencia en el planeta.

Son miles de años que el hombre ha buscado las fuentes de energía como una manera de poder realizar sus funciones vitales y de mejorar sus condiciones de vida.

Desde las fuentes de alimento para el trabajo interno, hasta los materiales que usa para la combustión que le ayuden a resguardarse del clima y para la preparación de sus comidas.

Las ha buscado en cada propuesta de la naturaleza, para extraerla y para almacenarla, como si de un reflejo de lo que hace su propio organismo se tratara.

La ausencia de energía en el mundo es incompatible con la vida, y lo sabemos porque la más evidente e importante de todas las fuentes es el sol, el cual activa hasta las más recónditas moléculas sobre la Tierra.

Un tema tan extenso que para tocarlo completamente se necesita mucho espacio y tiempo, así que tratemos de realizar un breve recorrido por estos tipos de energía que conocemos, sus fuentes y su importancia.

Esto es con la finalidad de que tomemos conciencia de ella, valoremos y cuidemos sus fuentes y sus orígenes.

Las fuentes increíbles de energía planetaria

Las fuentes de energía en la Tierra son los recursos que en ella hay y de los que disponemos para obtener la energía que usamos en nuestras actividades y trabajos.

El sol, el agua, el viento, los alimentos de las plantas, son solo algunos de los recursos de los que disponemos para generar la energía o los diferentes tipos de energía.

El agua por ejemplo es uno de los recursos mediante el cual obtenemos la energía eléctrica, uno de los tipos de energía más importantes que tenemos para nuestra existencia humana.

Ahora bien, estos recursos mediante los cuales el hombre obtiene la energía en el planeta pueden ser agotables, pues representan fuentes que en un momento determinado pueden acabarse, y las cuales hay que cuidar y administrar sabiamente.

Otros en cambio son constantes, se producen constantemente y pueden ser utilizados sin problema de que lleguen a terminarse.

Esto es lo que da origen a la división de los recursos energéticos en renovables y no renovables.

El agotamiento o no de un recurso natural no renovable depende del uso responsable y consciente que el hombre tenga de este.

Pero esto también es viable o aplicable para los recursos renovables, ya que los recursos en sí, en el planeta,  igualmente son parte de lo material, por lo que tenemos la obligación como comunidad o sociedad de ser responsables ante cualquiera de las fuentes.

Dentro de los principales recursos de la naturaleza no renovables está el combustible fósil, que es el carbón y el petróleo, los cuales en la actualidad su utilización está superando ampliamente su producción y su misma existencia en el planeta.

En los renovables están en los primeros lugares la energía solar, la del agua y la del viento, pero el más importante y sobre el cual es muy poco probable que el hombre incida es en el recurso solar.

En relación a los recursos no renovables debemos decir que se utilizan gracias a la combustión de los mismos, pero que esta combustión produce en sí, muchos y fuertes daños en el medio ambiente.

Mujer saludable. Brazos abiertos que animan de la mujer en concepto de la salud de la cima de la montaña de la salida del sol.

Conociendo los recursos renovables…

Este impacto ambiental que ofrece el uso de fósiles como el petróleo y el carbón ha hecho que el hombre busque en los recursos renovables la salida a tanto requerimiento energético actual que, al mismo tiempo no dañe al entorno en que vivimos.

Un recurso renovable es aquel que se renueva constantemente por procesos naturales y en forma más rápida que el consumo que el humano tiene de ellos, por eso no se agotan y podemos usarlos siempre.

Es verdad que un recurso natural es muy valorado pues es un don que la naturaleza nos ofrece sin nuestra intervención y contribuye a darnos bienestar en nuestra vida.

Estos recursos donde destacan el sol, las mareas, la fuerza del agua y el viento, entre otros, parecen ser inagotables.

Pero existen otros como la madera, el cuero, los recursos vegetales, que dependen de la producción que el hombre tenga de ellos para que no se agoten.

De estos recursos, el sol interviene en una serie de energías que el hombre usa, hasta la hidroeléctrica depende de las corrientes del agua de los ríos que las genera el sol con la evaporación, llevando agua de una zona baja a una elevada.

Efecto que incluso llega a tener a nivel de la energía producida por el viento, que es una combinación de factores.

La energía para que se de, necesita de un proceso de transformación que el hombre impone a los recursos, sean renovables o no, por lo que nuestras acciones deben ser responsable, pensadas y comedidas.

Es que los recursos renovables son sostenibles, es decir, que pueden ser producidos; así que la labor del ser humano demanda en medio de una sociedad superpoblada conciencia de uso y un plan efectivo de anti agotamiento.

Esto es una circunstancia actual generadora de alarma en los gobiernos y organizaciones ambientalistas que promueven cambios en la conducta del ser humano hacia esos recursos en cuanto  su producción y cuidado.

Y es que el uso masivo de los recursos renovables amerita de gastos de inversión para infraestructuras que permitan un uso sostenido.

La energía en nosotros

Otra cosa es pensar en la energía que nosotros como humanos tenemos o necesitamos para que nuestro organismo funcione.

Nos referimos al hecho de que muchas veces escuchamos sobre si tenemos bajos o no los niveles de energía, como si fuese un simple concepto emitido sin que tenga nada que ver con los conceptos reales de energía.

Esto no así; pues para que funcione nuestro cuerpo y se den todas las tareas metabólicas, para que exista producción de células y de moléculas para uso en reacciones vitales, se necesita de la energía.

Esta es la energía química, aquella que es almacenada en los enlaces de los compuestos químicos; átomos y moléculas que al romperse estos enlaces para ser utilizados en reacciones alternas, son capaces de liberarla en forma calórica.

Los recursos de los que dispone el cuerpo para tener esta energía son los alimentos, esos que al ser ingeridos son utilizados sus componentes mediante el proceso de digestión o ruptura de esos enlaces y la liberación energética.

Por eso, al decir que existen unos alimentos más energéticos que otros, estamos siendo realistas y exactos; al igual que cuando hablamos de niveles altos o bajos de energía en nuestro organismo.

Para nuestra labor en Nutruicioni.com, el estudio de la energía es importante para entender que debemos estar pendientes de nuestras fuentes y de la manera como la utilizamos.

Por eso, estudiar la energía en muchas de sus formas es parte importante de nuestra labor de divulgación de la salud para la población.

Muchas veces la alimentación y la suplementación de ella es la base para mantener nuestros niveles saludables de energía.

Productos que generan una optimización de la nutrición como el preparado CelProtek, por tomar un ejemplo; son fuentes necesarias de energía en este moderno mundo para el individuo.

La manera como nosotros combinemos el CelProtek, muy completo en vitaminas y minerales, con otros alimentos, nos dará la oportunidad de mantenernos sanos, vitales y fuertes.

Veamos en forma sucinta los diferentes tipos de energía que conocemos además de la química y que son parte de nuestras necesidades de vida.

Muchos tipos de energía…

Recordemos antes que la energía no se destruye, se transforma; que puede sacarse de algún objeto y transferirse, almacenarse y transportarse.

Esto es lo que hace que tengamos diferentes orígenes de energía y diferentes usos o acciones.

En esta parte abordaremos los tipos de energía que podemos considerar alternativos al uso de la que es proveniente de los recursos no renovables, es decir, a la quema de fósiles.

Si bien la quema de fósiles como el petróleo y el carbón son fuentes que se agotan ya que les llevó años producirse, existen unos tipos de energía que provienen de fuentes que podemos producir en forma continua e inagotable.

La quema de fósiles es altamente dañina para el medio ambiente, y hasta es capaz de producir cambios climáticos, como de hecho ya lo hemos estado observado en el mundo de hoy.

Vemos cuáles son esas energías que pudieran ser utilizadas para sustituir a la tan dañina energía de los desechos fósiles que el mundo actualmente tanto utiliza.

Energía Solar:

Utilizada para generar luz y calor, ha sido la primera fuente energética que el hombre ha utilizado, incluso antes de que aprendiera a encender el fuego.

De ella solo el 30% llega a la Tierra, pero es muy importante para funciones tan necesarias como diversas.

El ser vivo la utiliza en reacciones químicas como la respiración y la producción de moléculas en el hombre o la fotosíntesis en las plantas.

Puede ser convertida en energía eléctrica mediante aparatos fotovoltaicos; y al estar concentrada en espejos y lentes puede ser usada para aumentar su poder de combustión.

No crea contaminación al planeta y su renovación no depende de la misma Tierra ni de los seres humanos.

Los aparatos con los cuales se almacena y traslada son duraderos y no ameritan inversiones cuantiosas.

Su aspecto negativo radica en que solo se puede utilizar en países donde hay luz solar y únicamente  en la fase de día del ciclo terrestre.

Energías limpias que no dañan al planeta

Otros tipos de energía ya han sido usados antes como medio de transporte, pero que en la actualidad deben ser recuperadas pues representar una energía limpia, económica, de fuentes renovables y de bajo impacto ambiental.

Energía Eólica:

Con decir que un solo molino de viento es suficiente para suplir todas las necesidades energéticas de una casa, como electricidad, bombeo de agua e iluminación; ya entendemos lo potente de su fuente.

Utilizada desde hace milenios para trasladarse, el hombre siempre la ha tenido presente como fuente energética y le permitió llegar a lugares extremadamente lejanos.

En la actualidad esta energía está cobrando cada vez más impulso pues aunque necesita infraestructuras costosas estas son duraderas y efectivas.

Muchos molinos generan grandes cantidades de electricidad en las llamadas granjas de viento o parques eólicos.

Y se espera que para el año 2030 esta energía represente el 20% o más de la energía usada globalmente.

Positivamente es una energía que no genera contaminación aunque las infraestructuras actuales aún lidian con el ruido que producen, lo que sí representa un grado de contaminación, la sonica.

Amerita que se levanten en zonas ventosas, lo que no es viable en todas las partes del planeta.

Energía Biodiesel o Biomasa:

Esta energía nace de los fósiles que producimos mediante procesos biológicos de actividades productivas humanas como la agricultura, la ganadería y la digestión aeróbica.

Contraria a la energía que nace de la combustión de los fósiles de hace millones y millones de años como el carbón y el petróleo, esta energía biodiesel proviene de fuentes que tardan poco tiempo en producirse y se pueden mantener.

Aquí tenemos los actuales combustibles producidos como el bioetanol de el maíz y el biodiesel que se saca de la transesterificación de los aceites vegetales que a la larga son combustibles fósiles que se han descrito como más limpios.

Biodiesel se refiere a los biocombustibles, esos líquidos que se obtienen  partir de grasas vegetales y que son fuentes de energía que han sido usado con anterioridad; por ejemplo, en 1903 Rudolf Diesel utilizó el aceite de maní como combustible de maquinarias.

Energías de nuestro maravilloso planeta

Otras energías proviene de fuentes de la Tierra como sus aguas, sus mareas, sus profundidades y sus componentes.

Al igual que el aire son energías que hay que cuidar pero que el planeta nos ofrece en cantidades prácticamente inagotables.

Energía Hidroeléctrica:

Las aguas de la Tierra que están en constante movimiento generan una gran cantidad de energía que puede ser acumulada y luego utilizada.

El hombre ha creado máquinas que captan la energía cinética de este poderoso cuerpo terrestre y la transforma en energía hidroeléctrica en turbinas que luego se utiliza en formas que todos conocemos y necesitamos para funcionar en este moderno mundo.

Las turbinas en sí convierten la energía mecánica en energía eléctrica a través de generadores, que es una situación que vemos en muchas represas alrededor del mundo, haciendo que sea el productor de energía alternativa más grande.

Lo que se ha descrito como negativo es el costo tan elevado de las instalaciones para poder obtenerla y su mantenimiento.

Para el planeta es muy limpia pero puede dañar la vida acuática y reducir el flujo de agua de la zona en que se instalan las infraestructuras.

Energía Geotermal:

El magma de la Tierra que está en las profundidades después de 10 mil metros hacia abajo es un productor de calor que puede hacer hervir el agua en segundos; el agua hervida produce vapor que activa generadores colocados en la superficie.

Es una energía limpia que los países que posee estos accesos a la profundidad y a las altas temperatura del planeta utilizan para la producción de energía eléctrica.

Esta energía tomada de las profundidades de la Tierra es producida en zonas altamente sísmicas y volcánicas, como en Hawai, Islandia, Alaska e Indonesia.

Es muy económica, no produce contaminación ambiental, pero no puede ser recolectada en cualquier lugar del planeta.

Suecia fue el primer país en utilizar ampliamente la energía geotérmica debido a la crisis energética del petróleo en el año 1979, aunque países como Estados Unidos, Finlandia, Japón, Alemania, Holanda y Francia hace décadas que la utilizan.

Energías de las que seguramente oirás pronto

El ser humano en su entorno tiene recursos renovables que no ve o no toma en cuenta a  simple vista como soluciones inteligentes y responsables dadoras de energía para su vida actual y moderna.

Y estamos hablando de el común, los que a diario nos enfrentamos a nuestro aire, nuestras aguas y nuestro entorno sin percatarnos de que muchos de estos componentes del planeta pueden ser sustitutos de recursos energéticos muy contaminantes.

Energía del Hidrógeno:

En nuestro planeta el hidrógeno es el elemento más abundante, incluso en el universo, pero lamentablemente no se encuentra en estado solo nunca, siempre está unido a otros elementos como por ejemplo al oxígeno en el agua, y es uno de los elementos más simples.

Para producirlo es necesario una serie de reacciones donde el gasto energético es mayor del que el puede aportar posteriormente.

Es por eso que la ciencia moderna ha utilizado su valor energético transformando su energía química en energía eléctrica mediante un método similar al que se utiliza para realizar las baterías comunes o pilas.

Es decir, mediante una reacción electroquímica las baterías o pilas utilizan una fuente de aire para producir electricidad, calor y agua.

El hidrógeno no es tóxico y es muy liviano, por lo que sube rapidamente a la atmósfera de la Tierra y lo conseguimos en el 90% de los compuestos del planeta, en algas, bacterias y compuestos orgánicos que son capaces de liberarlo.

Básicamente el hidrógeno al quemarse produce agua y energía como desecho, una energía muy utilizable.

Actualmente se usa para procesos de extracción y refinación del petróleo, para la fabricación de alimentos, fertilizantes y tratar metales.

Energía de las Mareas:

Es la llamada energía mareomotriz; que se obtiene de la energía mecánica del movimiento de las mareas mediante plantas instaladas en países donde ellas son fuertes y muy poderosas como Australia, Francia y algunos países bajos.

Resulta ser una gran alternativas para estos países que poseen una fuente de mareas altas.

Conjuntamente hay que aclarar que las mareas son predecibles, lo que las hace una fuente de energía muy viable para ser trabajada en estas regiones.

¿Y la energía corporal?

Ahora bien, cuando hablamos de qué tipos de energía existen también pensamos inmediatamente en la energía de nuestro cuerpo, la que necesita para trabajar, para moverse, para respirar, para existir.

Esta energía la obtiene de las grasas, carbohidratos y de las proteínas, que son los nutrientes que al ser metabolizados producen una fuente energética universal conocida como el ATP, que sirve para que realicemos todas nuestras funciones.

Los hidratos de carbono producen del 40 al 60% de la energía que necesitamos y cuando no los utilizamos los guardamos en forma de grasa; esta afirmación debe hacernos pensar en la mejor manera de utilizar los alimentos para mantenernos sanos.

La alimentación es la fuente energética del cuerpo y es por eso que siempre recomendamos que sea lo más natural posible y que la completemos con los suplementos naturales que conseguimos en el mercado.

Productos como el CelProtek que antes hemos nombrado, proveen de vitaminas y minerales conjuntamente con derivados de plantas para ayudar a que las funciones del cuerpo se den sana y fortalecidamente.

Este preparado, el CelProtek, posee componentes que aumenta la energía corporal como el Ginseng, la Uña de Gato, la Curcuma, Granada, frutos rojos y el mismo Té Verde, que aumentan la capacidad de metabolismo corporal aumentando la vitalidad.

Estamos compuestos por millones de células que son  independientes y forman nuestros órganos; que necesitan realizar miles de funciones para sobrevivir, lo cual amerita el uso de energía y la producción de la misma para continuar su crecimiento y la vida.

Conocer sobre la energía en general nos hace conscientes de que aunque esta es una constante básica del trabajo, una capacidad que no se mide materialmente, ella proviene de la materia que nos rodea.

Y esta afirmación nos hace responsables de su uso, del uso de todo lo material sobre nuestra casa o Tierra; de su cuidado, de su producción para mejorar las condiciones de existencia en el mundo.

Pero a la vez, responsables de que su creación bajo nuestras acciones no dañen el entorno y el planeta.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *