Presentación de la carne en diferentes manera de cocinar en una tabla redonda de madera

Ácido úrico: ¿En qué alimentos se encuentran las proteínas?

Ácido úrico: ¿En qué alimentos se encuentran las proteínas?

Última actualización: 14-05-2019. Equipo Nutricioni

ácido urico, ilustración de pie humano, mostrando el hueso en una malformación

Saber en qué alimentos se encuentran las proteínas es una de las medidas indispensables que debemos adoptar para prevenir y controlar el ácido úrico elevado o hiperuricemia.

No basta solamente con acudir al médico y cumplir con el tratamiento farmacológico recetado.

El éxito del tratamiento médico depende en gran medida de los hábitos alimenticios que tengamos en nuestra vida diaria. Otra máxima de la salud nos indica que “somos lo que comemos”, nada está tan cerca de la verdad como esto.

Sin embargo, casi nadie se preocupa de observar qué alimentos llevan a su boca, y menos de analizar sus componentes y los efectos que tienen en el organismo. Si esto se cumpliera realmente, lograríamos evitar un gran número de enfermedades que hoy nos aquejan.

Entre ellas el ácido úrico elevado, llamado científicamente hiperuricemia, una de las condiciones de salud más frecuentes y menos atendidas.

La falta de síntomas en los primeros estados de la enfermedad, es lo que hace que la persona no se entere de que la padece.

Sólo cuando los síntomas han logrado enraizarse y desarrollarse en diversos órganos del cuerpo, es cuando éstos comienzan a manifestarse, pero ya es demasiado tarde. En esta etapa no hay mucho que hacer, salvo seguir las indicaciones médicas para intentar revertirlos.

Las proteínas de los alimentos son una de las principales causas del ácido úrico elevado. Es por ello que te invitamos a conocer cuáles son estos alimentos y cómo consumirlos. Además, en el presente artículo te enseñaremos a prevenir y tratar esta enfermedad de forma natural.

Lo mejor de todo, es que no sólo estarás tratando eficazmente el ácido úrico elevado y las infecciones del tracto urinario. Al mismo tiempo, lograrás prevenir la aparición y recurrencia de estas enfermedades.

El ácido úrico y cómo se produce en el cuerpo humano

Identificar correctamente en qué alimentos se encuentran las proteínas y cuál es la mejor forma de aprovecharlos es fundamental para conservar la buena salud. Las proteínas son importantes para garantizar las funciones vitales del cuerpo humano.

Sin embargo, su consumo excesivo o descontrolado puede ocasionar el efecto contrario y ocasionar diversas enfermedades, muchas de ellas con consecuencias fatales. Aquí se aplica otra máxima de la salud que no debemos pasar por alto: “Todo en exceso es malo”.

Ciertamente, si consumimos demasiadas proteínas es casi seguro que desarrollaremos una enfermedad conocida como hiperuricemia o ácido úrico elevado. Esto es debido a que las proteínas se descomponen en nuestro organismo en forma de purinas.

Una alta concentración de purinas en la sangre trae como consecuencia la producción de ácido úrico, el cual se va acumulando y solidificando como cristales en ciertos órganos. Los riñones, la vesícula biliar y las articulaciones son las zonas más afectadas.

A través de un examen de sangre se pueden detectar niveles altos de ácido úrico. En las mujeres, los niveles normales se ubican entre 2,4 y 6,0 mg/dL. Los hombres registran un leve incremento que se considera normal, entre 3,4 y 7,0 mg/dL.

Cuando el ácido úrico elevado adquiere características de enfermedad, provoca una serie de síntomas muy molestos y difíciles de erradicar.

Cuando los síntomas se manifiestan es porque ya este compuesto orgánico se ha cristalizado y es preciso tratarlo con medicamentos.

El producto Prevurín es una de las mejores alternativas naturales que puedes encontrar en el mercado, ya que está hecho a base de frutas y hierbas específicas para tratar la hiperuricemia.

Por supuesto, se debe complementar con una dieta baja en proteínas y ejercicio físico.

Síntomas del ácido úrico elevado: El cuerpo nos alerta

Nuestro cuerpo es una máquina perfectamente engranada, y cuando una de sus piezas comienza a fallar nos envía diversas señales que es preciso atender. De ello depende que las enfermedades avancen o deriven en otras de mayor complicación.

Tal es el caso del ácido úrico elevado, una condición de salud que, si bien no se considera una enfermedad en sí misma, es síntoma de que algo no está funcionando bien en nuestro cuerpo. Como ya detallamos anteriormente, al inicio la hiperuricemia no presenta síntomas.

La acumulación de las purinas, como resultado de la descomposición de las proteínas excesivas, es lo que da lugar a la aparición de los síntomas relacionados con la hiperuricemia.

Los mismos van en aumento dependiendo de la gravedad de dicha condición.

La gota (cristalización del ácido úrico en las articulaciones) y los cálculos renales son las dos enfermedades que resultan directamente del ácido úrico elevado.

Por orden de aparición, los síntomas más frecuentes son:

* Enrojecimiento e inflamación de las manos, rodillas, tobillos y pies. Cuando la concentración de enzimas es muy alta, suele producir dolor y hundimiento de la piel al tacto.

* Sensación de tirantez y pinchazos en la zona enrojecida.

* Dolor e inflamación de las articulaciones, principalmente en las manos, rodillas y dedos de los pies.

* Los talones también llegan a presentar dolor, pues los tejidos de los tendones son invadidos por cristales de ácido úrico, sobre todo cuando hay sobrepreso.

* En casos extremos, se presenta fiebre, escalofríos, taquicardia y mareos, pues en el cuerpo se desata una batalla interna por tratar de liberarse de las toxinas.

* Dolor e inflamación de las piernas, al punto de impedir caminar o estar de pie.

imagen en primer plano de vista superior de carne roja.

Purinas y proteínas: Compuestos alimenticios de cuidado

Las purinas son un conjunto de enzimas orgánicas contenidas en ciertos alimentos de forma natural, debido a la descomposición que sufren los mismos. Igualmente, las purinas son el resultado de la desintegración de las proteínas en nuestro organismo.

A su vez, el ácido úrico en la sangre se origina por la descomposición de las purinas y su almacenamiento es prácticamente inmediato, aunque los síntomas tarden en aparecer.

Las proteínas, por su parte, son compuestos de origen orgánico (animal o vegetal) presentes en la mayoría de los alimentos que consumimos. Ambas son necesarias para que las distintas células del cuerpo cumplan con sus funciones de manera correcta.

Por lo tanto, no podemos decir que las purinas y las proteínas son nocivas para la salud; al contrario, su consumo moderado es indispensable para estar saludables. El problema radica en la ingesta y transformación descontroladas y excesivas de ambos compuestos.

Y el único responsable de que esto ocurra es el propio individuo, quien por desconocimiento de los efectos o despreocupación sobre su salud, incurre en excesos alimenticios. Cuando hablamos de alimentos nos referimos también a las bebidas que solemos ingerir.

Las bebidas alcohólicas, en especial la cerveza, es literalmente un veneno para las personas que tienden a sufrir de hiperuricemia. Se recomienda prescindir por completo del alcohol.

Como hemos visto, tanto las purinas como las proteínas son compuestos alimenticios de cuidado que debemos siempre vigilar. Conocer cuáles son los alimentos que las contienen es indispensable para evitar su incremento y posteriores efectos negativos para la salud.

Complementar una alimentación saludable con el producto Prevurín, que es específico para optimizar la función renal y controlar el ácido úrico elevado, es la mejor opción natural. Sus ingredientes a base de frutas y hierbas medicinales harán maravillas por tu salud.

¿En qué alimentos se encuentran las proteínas? ¡Conócelos!

Las proteínas son uno de los nutrientes más importantes para la buena salud de nuestro organismo. Sin ellas no sería posible tener huesos y músculos sanos, así como tampoco se llevarían a cabo determinadas funciones vitales a nivel celular.

La mejor forma de procurarnos una correcta ingesta de proteínas es a través del consumo de alimentos que las contengan. Sin embargo, el consumo excesivo de proteínas puede acarrear desequilibrios en el organismo.

El resultado será la aparición de ciertas enfermedades, para las cuales el elevado nivel de ácido úrico juega un papel determinante. En este caso, lo sensato es moderar su consumo y atender a los síntomas anteriormente descritos.

Sea que desees adicionar proteínas a tu dieta de forma saludable o limitar su consumo para reducir los niveles de ácido úrico en la sangre. Conocer cuáles son estos alimentos te ayudará a cumplir cualquiera de estos propósitos.

* Carnes rojas: Las carnes rojas son el alimento con mayor cantidad de proteínas, entre ellas las de res, cerdo y cordero.

* Carnes blancas: Pollo, pavo, pescado.

* Embutidos de res, cerdo, pollo, pavo y pescado.

* Derivados lácteos: Leche, queso crudo, mantequilla, yogurt.

*  Huevos.

* Legumbres: Garbanzos, frijoles, lentejas, judías.

* Cereales: Avena, soja, trigo, maíz, cebada.

La reducción o eliminación del consumo de bebidas alcohólicas es una norma obligada para quienes sufren de hiperuricemia, sobre todo de la cerveza. La acumulación de toxinas en la sangre aumenta la descomposición de las proteínas.

Observando cuidadosamente los alimentos proteicos que incluyes en tu dieta y complementando con Prevurín, lograrás un cuerpo libre de toxinas y más saludable.

El ejercicio físico es también muy importante para reducir los niveles de ácido úrico, ya que la actividad promueve la movilización y expulsión de las toxinas.

riñon y sistema urinario, Sistema renal del riñón urinario con anatomía de la vejiga urinaria.

Exceso de proteínas y el sistema excretor urinario

¿Qué ocurre en el organismo cuando hemos consumido demasiadas proteínas? ¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? ¿Sabes cuáles son los primeros órganos corporales que comienzan a resentirse?

Lo normal es que las proteínas, al ser ingeridas con los alimentos, pasen al torrente sanguíneo a través de la digestión y del filtrado del sistema urinario. El aparato digestivo y los riñones son los órganos encargados de este proceso.

Pero por diversas razones fisiológicas, este proceso puede verse seriamente alterado y provocar que las proteínas no se asimilen de la forma correcta. Sobre todo cuando hay un excesivo consumo y saturación de las mismas.

Esto trae como consecuencia, además de la acumulación de ácido úrico en el organismo, la presencia elevada de proteína en la orina o proteinuria. Generalmente, esta condición denota que los riñones no están funcionando como debieran.

Ciertas enfermedades renales, la hipertensión arterial y la diabetes no controladas pueden ocasionar proteinuria. Para ello se realiza un exámen de orina en el laboratorio, el cual indicará las concentraciones de proteínas y albúmina en la orina.

Consumir alimentos con proteínas y albúminas (como las legumbres y los huevos) en altas cantidades elevará también estos niveles. Así, los riñones trabajarán forzadamente y no filtrarán de forma adecuada.

Además de llevar una dieta saludable de proteínas reducidas, baja de sal y beber abundante agua fresca, el producto Prevurín ayudará grandemente en la función renal.

Sus exclusivos ingredientes naturales limpian, desinflaman y desinfectan el sistema excretor urinario, generando un bienestar instantáneo desde la primera toma.

Ácido cítrico: Remedio contra las infecciones urinarias

El ácido cítrico es uno de los remedios naturales más eficaces para tratar y combatir las infecciones que se producen en el tracto urinario. Esta poderosa enzima está presente en todas las frutas, en especial en las cítricas; de ahí su nombre.

El ácido cítrico es una sustancia orgánica de origen natural de múltiples usos, debido a las diversas propiedades que posee. Se utiliza en las industrias alimenticia, farmacéutica, cosmética y de limpieza, entre otras.

Las frutas más ácidas son las que contienen mayor cantidad de ácido cítrico, entre ellas el limón, la naranja, el arándano rojo y la cereza. Hay muchas otras frutas ácidas que también lo contienen, aunque en menor proporción.

Dentro de ese grupo podemos mencionar a la fresa, la frambuesa, la mora, la toronja, la mandarina y la piña. La mejor forma de obtener las propiedades beneficiosas del ácido cítrico es consumiendo la fruta directamente, si es posible con su cáscara.

Sin embargo, existen muy buenos productos que le aportan al organismo la dosis diaria de ácido cítrico que requiere para mantenerse saludable. Prevurín es uno de estos excelentes productos totalmente naturales.

Está formulado con componentes idóneos que conservan intactas todas las propiedades del ácido cítrico. Se constituye en la mejor alternativa para combatir y prevenir las infecciones del tracto urinario, gracias a su alto poder bactericida.

Así mismo, ayudará a mantener los riñones, la vejiga y demás órganos del aparato excretor urinario totalmente limpio y libre de agentes patógenos. La sangre también se verá favorecida, ya que los riñones filtrarán mejor todas las toxinas.

El arándano rojo: Antibacteriano del tracto urinario

De entre todas las frutas cítricas, el arándano rojo es la fruta por excelencia para combatir las bacterias del tracto urinario. Esto es gracias a sus altas concentraciones de ácido cítrico, lo que lo convierte en la fruta más ácida, después del limón.

El arándano rojo es rico en vitamina C, la mejor defensa contra las infecciones que podemos suministrarle a nuestro organismo. Es especial para eliminar las bacterias nocivas del tracto digestivo y del tracto urinario.

Además, contiene más del 90% de todas las vitaminas y minerales que necesitamos a diario para estar saludables, así como polifenoles antioxidantes. Estos últimos retrasan el envejecimiento celular, previniendo las enfermedades degenerativas.

El ácido cítrico presente en el arándano rojo ayuda a depurar el organismo de purinas y eliminar las bacterias que proliferan con la acumulación de toxinas. Por ende, su consumo favorece la reducción del ácido úrico en la sangre.

Esta pequeña baya es una fruta poco común de encontrar, sobre todo en los países tropicales, siendo en las altas latitudes donde más se comercializa. Por fortuna existe Prevurín, un producto que contiene arándano rojo como base de su formulación.

El tratamiento con arándano rojo no genera efectos secundarios ni tiene contraindicaciones, por lo que se puede tomar por tiempo prolongado. Posee propiedades antiinflamatorias que alivian de inmediato los cuadros de cistitis.

Es especialmente efectivo para combatir la bacteria E.coli, que suele pasar del recto al tracto urinario y colonizar en sus paredes. Esto ocurre principalmente en las mujeres, debido a la constitución de su anatomía genital.

Antiinflamatorios naturales para las articulaciones

El principal problema de salud que presentan las personas que sufren de ácido úrico elevado es la inflamación de las articulaciones. Los cristales de ácido úrico que se han formado a lo largo del tiempo en ellas provocan inflamación y mucho dolor.

La enfermedad llamada gota es la patología más severa resultante de la hiperuricemia. Se identifica a simple vista por el endurecimiento y deformación de las articulaciones, acompañado de un abultamiento alrededor de las mismas.

Este abultamiento puede llegar a ser tan grande como una pelota de ping pong y causar inamovilidad del miembro. La gota suele confundirse con la artritis, pero son dos enfermedades diferentes y que se originan por distintas causas.

Lo primero que debes hacer si sufres de gota o inflamación de las articulaciones por ácido úrico elevado, es llevar una dieta libre de proteínas. Seguidamente, cumplir el tratamiento médico indicado y complementar con antiinflamatorios naturales.

Existen muchos en el mercado, sin embargo Prevurín te ofrece la ventaja de que reúne varios ingredientes naturales en un solo producto. Así, no tendrás que gastar grandes sumas de dinero ni consumir varios medicamentos para obtener un mismo resultado.

Prevurín es una novedosa combinación de hierbas y frutas que desinflaman y desintoxican el organismo por su alto poder diurético. Además, mantiene el tracto urinario limpio y libre de bacterias por su acción antibiótica.

El cardo mariano, la bromelina y la cúrcuma son algunos de estos maravillosos ingredientes. Éstos han sido procesados con altos valores de calidad para conservar intactas todas sus propiedades sanadoras.

La ventaja de consumir este complemento natural es que no tiene contraindicaciones ni genera efectos secundarios. En tal sentido, se puede administrar con  toda seguridad en personas jóvenes y de avanzada edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *